Breaking

Mostrando las entradas con la etiqueta Spider-man. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Spider-man. Mostrar todas las entradas

sábado, mayo 19, 2018

sábado, mayo 19, 2018

Spider-Man y sus reinicios ¿vale la pena molestarse?

reinicio spider-man


Una de las quejas acerca del cómic mainstream (Marvel, DC) más comunes es que estos no evolucionan, no crecen en cuanto al desarrollo del personaje, o que este no se queda muerto o que constantemente sus series están en diversos reinicios. Spider-Man es uno de los personajes del cual a lo largo de toda su historia ha sufrido muchas de estas críticas y para muestra el ejemplo de "One More Day" donde la aversión más grande de los fans hacia el evento fue que la relación de Peter y Mary Jane se había terminado, que todos esos años pasados así como la boda en sí de un momento a otro gracias a Mefisto habían hecho ¡puff!.

La mayoría conocemos la verdadera razón de las decisiones argumentales de esa saga: traer de vuelta al Peter Parker joven, soltero y con problemas de un adolescente que todos amamos y recordamos con cariño porque al parecer a los fans y a la gente de Marvel la época dorada (Stan Lee/Steve Dikto) es y será siempre la piedra angular del personaje (y porque estos últimos creen que es la versión que mejores ganancias monetarias les otorgará) y a la cual habrá que regresar cada vez que se sienta que el joven Parker por fin logra ya sea un titulo universitario (por fin), un buen trabajo, un matrimonio o en palabras más simples cuando se hace un adulto y tiene vida de adulto.

Y es que estas maniobras son hechas con no mucho tiempo de separación entre cada una de ellas, pues recientemente las industrias Parker se disolvieron (como ya lo habrán sabido si están leyendo el comic actual del arácnido), y ¿a que trabajo se preguntarán es al que regreso Peter?, pues como reportero...sorpresa. La razón que siempre se ha dado por parte de los fans del personaje y no solo de ellos sino de los mismos ejecutivos de Marvel así como escritores y artistas es que cada generación de lectores merece leer y disfrutar al Spider-Man dorado (el que mencioné anteriormente), joven, soltero y con problemas juveniles, porque es con ese arquetipo con quienes todos nosostros como lectores veteranos nos enamoramos y nos iniciamos, ¿porque habríamos de quitarles esa oportunidad a los nuevos lectores?

La cuestión es que estas afirmaciones están en lo correcto y a la vez equivocadas, por un lado si, tienen razón en que un lector que va iniciando lo ideal para este sería comenzar en uno de los tantos reinicios argumentales que se sucitan cada cierto tiempo, un Peter sin ataduras amorosas tipo matrimonio o hijos, el cual sufre para conseguir la paga de la renta cada mes, quien es constantemente acosado por el periódico de su ciudad por ser una "amenaza para la sociedad" y que al mismo tiempo trata de salvarla de los numerosos villanos que la aterrorizan, porque "un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

No lo podemos negar, el personaje fue un punto y aparte cuando apareció, no era el típico superhéroe musculoso o con cientos de dólares a gastar en tecnologías y artilugios que le permitieran luchar contra el mal, era un nerd, una rata de biblioteca, bueno en sus estudios, malo en su estatus monetario, en busca de empleo y con toooodos los otros típicos problemas del adulto joven. Estas características fueron la causante de que de inmediato voltearan la mirada  miles de lectores hacia la serie quienes se maravillaron con Spider-Man y se sintieron irreversiblemente identificados con el.

Hay cosas que solo el cómic como medio puede lograrte transmitir


Entonces ¿que derecho tienen esos llamados lectores veteranos de no otorgarles a los nuevos este mismo sentimiento?, la respuesta es ninguno. Sin embargo como había mencionado anteriormente aunque la intención de ortorgar la versión dorada del personaje al público de entrada es buena la verdad es que sencillamente es una manera errónea de desarrollar un personaje, y es obvio el porqué, no se necesita explicar: (amigos e historias que quedaron fuera de la continuidad, regresiones de la muerte sin sentido, dejar descontinuada una línea argumental y un laaargo etc) y todo esto es porque el cómic mainstream lleva más de medio siglo contándose ¿porque no se termina? porque hay bocas que alimentar, ejecutivos y empresas multinacionales que tienen que llenar sus bolsillos con producciones cinematográficas que les otorgan cientos de miles de millones de dólares, producciones las cuales necesitan el caldo de cultivo que es el cómic para el cual crear sus historias basadas en este, (véase actualmente capitán américa: civil war, o infinity war), es decir, al final es imposible concluir las series, es imposible que Peter se case, tenga hijos y deje el traje definitivamente a un sucesor, porque dinero.

Por lo cual es verdaderamente irrisorio que existan críticas hacia los reboots, quejarse de que Peter vuelva a ser reportero es querer tapar el sol con un dedo, las quejas nada van a cambiar, tu opinión como lector veterano/fan asiduo no tendrán ningún efecto contra las millonadas que se están generando actualmente, en conclusión criticar al cómic por estas cuestiones es un sin sentido en el cual no deberíamos estar perdiendo nuestro tiempo. ¿Eso quiere decir que debemos de dejar de disfrutar del noveno arte?, ¿perder nuestras esperanzas en que alguna vez vamos a volver  a disfrutar de nuestros héroes favoritos?, ¿dejar el cómic USA y adentrarse en el europeo? ¿elegir lo indie y alternativo por sobre todo lo demás de ahora en adelante?: no, y si.

Puedes continuar en esto, ejemplo: el run actual de Thor con el escritor Jason Aaron, a lo largo de su trayectoria con el personaje le ha cortado el brazo a Odinson, lo ha hecho indigno e incapaz de levantar el martillo e incluso hacer del nuevo portador de este una fémina: Jane Foster para luego de nueva cuenta que ésta dejará el puesto a Odinson de nuevo (¿ya leyeron la nueva serie vengadora escrita por el mismo Aaron?). Jane estuvo en el papel de Thor por un par de años y aquí un paréntesis a todos los que falsa y ridículamente criticaron este cambio de que el dios del trueno es ahora mujer porque "los SJW arruinan todo e hicieron que Marvel hiciera al personaje políticamente correcto" para que se den una cachetada a sí mismos, porque aunque breve, la etapa de Jane fue genial, con los estándares tremendamente buenos que la calidad de Aaron otorga a cada cómic que escribe. Y es que esto ultimo es la clave de todo, una buena lectura por sobre todas las cosas, ¿es molesto que de nuevo el portador del martillo sea quien ya todos conocemos? si, ¿se debió dejar más tiempo a Foster en el puesto?, también, pero aunque aún no salen a la venta los nuevos números de la serie conociendo la manera en que Aaron ha escrito al personaje por ya varios años se nota el amor y cariño que le tiene a todo este universo nórdico y muy seguramente lo que sigue será igual de bueno a lo que ya ha creado. 

"Aunque me cueste la vida ser Thor, es un precio que estoy dispuesta a pagar"
Esta es la diferencia a "One More Day", verán, el mismo Michael Straczynski confesó años después que el tenía una historia totalmente diferente para el final de la dichosa saga del araña, pero debido a presiones editoriales tuvo que cambiarla para adecuarse a lo que sus jefes querían. Esto no pasa con el comic de Thor del cual les menciono, el cual ya tuvo un podríamos decir "una regresión clásica de la cual siempre hay queja" (la terminación de la Thor fémina) porque todo se ha hecho con una calidad tremenda tanto en arte como argumento y no hay cambios drásticos ni tampoco ilógicos como que a uno de los demonios más peligrosos y poderosos del universo Marvel le interese la simple vida de un humano y más que eso: su matrimonio....¿enserio?



Más sin embargo imaginemos que alguien más entra a escribir al poderoso Thor y este no hace más que cagarse en todo lo que Aaron previamente había creado, es más, supongamos que reinicia todo, y deja fuera de continuidad todo lo sucedido en la etapa de Jane (¿un cubo cósmico quizás?), así que a la basura, ¡puff!, lo siguiente que pasa es que dejas dejas de comprar la serie y te deprimes por lo sucedido porque no crees posible que a tu serie favorita le pase esto. ¿La solución? simplemente aceptación, aceptar que todo es un ciclo, todo es ventas, y todo es regresión cada cierto tiempo pero nunca olvidar los buenos momentos que viviste con el cómic, nunca olvidar cuanto lo disfrutaste y sobre todo el que no te importe que ahora digan que por canon tal cosa ya no entra en la continuidad, a final de cuentas lo único que puedes hacer para mostrar tu inconformidad es dejar de comprar, y además si alargas cualquier historia por más buena que esta sea siempre caerá en el bajón de calidad al que te tenía acostumbrado y verás situaciones tediosas y repetitivas, (te estoy hablando a ti Walking Dead). Pero además puedes conseguir muchos otros trabajos del mismo Thor que seguramente no has leído y que llevan años ahí esperando a ser descubiertos.

Si aún así esto no te parece puedes entonces elegir el camino de no continuar, y no hay nada de malo en ello, pero no dejar el cómic en sí, si no adentrarse en toda la gama de posibilidades que este medio te puede ofrecer, hay que voltear a Image con las series: "The Manhattan Projects, Saga, East of West,", al Millarworld con Jupiter´s Legacy, a Reborn (con el arte más sublime de Greg Capullo que se haya visto en mucho tiempo), a Dark Horse, a Valiant con Harbinger, a IDW, en fin, la lista es larguísima y de nuevo quejarse de que el cómic es malo porque siempre es lo mismo y nada evoluciona pues es igual a solo enfocarse en las cosas más populares y más vistosas ignorando todo los ejemplos anteriores que posiblemente podrían hacerte querer de nuevo y reconciliarte con este mundo de viñetas y globos de diálogo.


Y lo que es más, no es mala idea simplemente alejarse de todo lo que se hace actualmente en Marvel/DC, osease sus eventos, sus trillones de tien-ins, sus portadas 3D o metalizadas que solo aumentan el precio del material (como si este no fuera ya lo suficientemente alto) y regresar al pasado, muy seguramente aunque llevas décadas en este medio no has leído todo, siempre va a haber algo faltante, ¿que tal las sagas espaciales?: Aniquilación, War of Kings, Realm of Kings o series no tan conocidas como The East Coast Avengers, los Thunderbolst/Astro City de Busiek, la Saga de Korvac o que tal el run de Grant Morrison en Animal Man, el de Moore en Swamp Thing, The Last Arkham de Batman, de Vértigo Fables, Sandman y su universo como Lucifer y un largo, largo etc, que solo concluye que no, no has leído todo.

Por tanto deja de quejarte de que a Peter lo vuelvan joven de nuevo, deja de quejarte de que hay un reboot cada tres semanas, deja de quejarte de que ooootra vez hay un número #1 en la serie que llevas leyendo, deja de quejarte de que los SJW están arruinando Marvel o todo el cómic o todo lo que tenga un fandom en general, porque probablemente estás dejando de lado demasiados trabajos muy buenos hechos por artistas que le tienen amor a lo que hacen y del cual trabajan para hacerte emocionar a ti y a cualquiera que esté dispuesto a dejarse llevar por el noveno arte.

jueves, enero 04, 2018

jueves, enero 04, 2018

Comic: Excelsior! Stan Lee y las 10 cosas se no quiere que sepas!

Stan Lee! La leyenda viviente o el estafador supremo


Todos los que estamos en el ambiente geek sabemos o tenemos idea de quien es Stan Lee, después de todo el señor se ha encargado de hacernos saber de su existencia a lo largo de los últimos quince años. Sea en entrevistas, apariciones repentinas en películas del Universo Marvel, en convenciones o en lo que sea que desee aparecer, él se ha encargado de convertirse en una figura eterna de todos los que amamos los cómics. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Detrás de la magnífica historia de éxito que este artista del noveno arte nos ha contado a lo largo de estas cuatro décadas (si, viene hablando de ella desde los setenta); existe una historia de fracasos, frustración y errores que hoy en día afectan a Marvel Entertainment y que ha obligado a Disney a buscar los medios de reparar a costa de billones de dolares en acciones, títulos y efectivo. ¿Pero cómo puede ser posible eso? Aquí están las diez cosas que Stan Lee no quiere que sepas, la base de su leyenda, de sus éxitos y fracasos.

1) Stan Lee es judío

Superman tiene raíces en mitos abrahámicos, más de lo que nos imaginamos.

Se que suena antisemita, pero no es el caso. Stanley Martin Lieber fue uno de muchos niños judíos que le tocó vivir en la ruina de la Gran Depresión de los años treinta. Tanto él como Jacob Kurtzberg (Jack Kirby), Hymen Simon (Joe Simon), Jerome Siegel (Jerry Siegel), Joseph (Joe) Shuster y Julius Schwartz vivieron tiempos difíciles donde el mundo parecía haberse vuelto en contra de ellos, tanto en Europa como en Estados Unidos. La frustración y la impotencia que les producía ver como sus derechos les eran retirados y de que no encontraban forma de prosperar en un ámbito de gente anglosajona blanca (WASP) produjo en todos estos jóvenes el deseo de ventilarlo a través de mecanismos de fuga con fuertes raíces en la mitología abrahamica. Es imposible separar a Superman de sus raíces judías, pero es mucho más sorprendente que otros personajes de cómics se hayan basado en dichas mitologías para formar una que es la base de una industria millonaria en la actualidad.

Obligado a trabajar desde joven, Stanley, quien deseaba ser escritor, se introdujo de lleno al ámbito del cómic en la revista Timely Comics dirigida por Martin Goodman (sorpresa, era judío). Como ayudante de edición el supervisó dicha revista durante los años turbulentos de la Segunda Guerra Mundial y la Autoridad del Código de Cómics, que casi destruyen la industria. A pesar de esto, por los siguientes veinte años, Stan Lee no alcanzó ni el nivel de éxito que ambicionaba ni la satisfacción en su trabajo, hasta que a principios de los sesenta vino su gran oportunidad.

2) Stan Lee alcanzó el éxito a la mediana edad


La versión del inicio del éxito de Stan Lee es muy turbulenta. Jack Kirby afirmó hasta su muerte que cuando fue a visitar Timely Comics encontró que se llevaban los muebles y a nuestro amado editor llorando en los pasillos. Por supuesto, Stan Lee dice que un ultimátum de Martin Goodman, un casual juego de golf donde salió a relucir Justice League y las palabras de aliento de su dulce esposa lo inspiraron a hacer algo diferente. Cualquiera que sea la verdad (Stan Lee y Jack Kirby se separaron en muy malos términos más de una vez), el punto fue que The Fantastic Four inició la revolución del Sistema Marvel, y fueron ambos quienes trabajaron en que esto fuese una realidad.

La "Revolución Marvel", que creo más de un centenar de personajes y animó las ventas de cómics durante la "Edad de Plata", marcó un antes y un después en la historia del cómic, con historias vibrantes y reales que atraían a los jóvenes y sus millones. Todos felices y contentos. ¿O no?

3) Stan Lee no era un editor, era un conductor de un tanque de ideas

Mejores tiempos.
Gracias al éxito de la colaboración entre ambos, Stan Lee como editor de Marvel dio inicio al famoso "Sistema Marvel", en donde el editor esboza una serie de ideas para que el dibujante aporte su talento creativo y llene las páginas de acuerdo a sus propios tiempos. Con la introducción de un sistema de cuotas creativas (los créditos de las páginas iniciales), un grupo de fans que envía correos más inventado que él mismo y la capacidad de atraer a jóvenes dibujantes en busca de un mejor futuro (la primera generación de quienes vivieron con cómics ya era adulta para esa era).

Lo que sucedió después ha estado en disputa por más de cincuenta años. Debido a su edad y a su exposición, Stan Lee asumió el manto de TODAS sus creaciones de ese período, aunque la realidad es que mucho de su éxito se debió a sus dibujantes (Jack Kirby con Fantastic Four y Avengers, Steve Ditko con Spider Man). Tal como dice el dicho, ¡no puedes ser amado por millones sin unos cuantos enemigos! Vaya enemigos.

4) Stan Lee se ha peleado con (casi) todos los dibujantes con los que ha trabajado 

Si quieren saber como Steve Ditko se imaginaba a Stan Lee, esta es una buena aproximación.

Si todos eran tan felices en Marvel, ¿por qué se fueron eventualmente? Stan Lee siempre ha gozado de la atención de los medios, sea merecida o no, a costa de su equipo creativo. En el caso de Jack Kirby, una entrevista en donde él fue expuesto como un gruñón antisocial dedicado al dibujo fue la gota que derramó el vaso (luego de promesas vacías de Goodman y roces con Lee). Su (primera) renuncia vino poco tiempo después, para luego trasladarse a DC y crear The New Gods, un fracaso de cómic que como único punto bueno tuvo al imponente villano Darkseid. Luego de dar tumbos en la vida, luego de su muerte la esposa de Jack es quien continúa defendiendo la integridad creativa de su esposo y como Stan Lee le robó su legado y su futuro. Bueno, eso es cuestionable pero algo tiene de cierto.

El caso más triste es el de Steve Ditko. En realidad se puede decir con toda certeza que él es el co-creador (diríamos que un 70%) de Spider Man. Luego de salir de Marvel este dibujante pasó por varias revistas independientes (Charlton Comics la más destacada) para luego retirarse totalmente del ambiente en 1998. Su aislamiento es tal que no concede entrevistas ni recibe personas, para saber su punto de vista es necesario pagarle a un abogado para tener acceso al correo personal que ha mantenido con él, donde despotrica a Stan Lee por haberle robado su creación. Por cierto, si quieren saber lo que pensaba Ditko de su editor, J. Jonah Jameson es la representación de Stan Lee como editor en esa época. ¡Qué miedo! 

5) Stan Lee nunca creó, siempre reaccionó...

Doom Patrol vrs. X-Men. Caramba, que coincidencia.
En artículos que aparecen en la red entre los superhéroes entre DC y Marvel uno puede encontrar una tendencia inquietante, generalmente DC ha creado sus superhéroes primero y Marvel ha reaccionado haciendo su versión. Sólo Namor The Submariner y Human Torch (el original) son personajes que le plagiaron a Marvel en algún momento de su historia, y ni siquiera eran originalmente de la casa de las ideas. La pregunta que le queda a uno es, si ninguno de los héroes de Marvel es original, ¿qué es lo que resulta diferente en Marvel? La verdad es que nada.

Como editor, escritor y guionista, Stan Lee estuvo bajo mucha presión por todos los frentes para emular los éxitos de otros. Ya sea los Cuatro Fantásticos (reacción a Justice League), Thor y Hércules (reacción a Wonder Woman), Ultron (obvio plagio de Brainiac), Quicksilver (Flash)... y muchos otros; Stan Lee siempre ha reaccionado a lo que otros han hecho anteriormente. En este aspecto ni siquiera se salvan los queridos X-Men, los cuales aparecieron seis meses después que el Doom Patrol. Si no creen las coincidencias, ambas organizaciones poseen un profesor calvo en silla de ruedas y combaten a la Hermandad del Mal. ¡Caramba, que coincidencia!

6) Stan Lee quiso ser un Mogul de Hollywood (y casi pierde todos los derechos de Marvel)

¿Quién se acuerda del Increíble Hulk y David Banner?

Vamos a ver... ¿Por dónde comenzamos? Después de una exitosa relación comercial con la ABC que le permitió animar varias series de superhéroes, Stan Lee decidió ya como editor en jefe y responsable de Marvel de dar el paso a las series de acción a mediados de los setenta. Por esta razón el puso a la disposición de productores de televisión como Frank Price (Hulk) y Daniel Goodman (Spider Man) algo de su repertorio. Lamentablemente para él, con el pasar del tiempo ambas franquicias quedaron en manos de Universal y Sony respectivamente y con el pasar del tiempo recuperar ambas ha sido una labor de relaciones públicas realmente titánicas.

¿Aprendió alguien la lección de sus errores en los 70's? Por supuesto que no. Con el pasar del tiempo, un acuerdo con la Fox para animar X-Men le permitió a dicha productora de cine adaptar a los mutantes favoritos más o menos a espaldas de Marvel. Por si fuera poco, la venta a Neue Constantine de los Cuatro Fantásticos sólo intensifico el grado de migración de la franquicia. En este momento Disney está PAGANDO en grande por recuperar los derechos de toda la cartera de Marvel (y de paso invirtiendo en su sueño de tener su propio canal web estilo Netflix), así que si quieren saber porque no hay más películas de Hulk o porque los mejores arcos de Marvel no pueden ser adaptados, la culpa es de Stan Lee y de los ejecutivos de Marvel de los noventa por sus pésimas decisiones de negocios.

7) Stan Lee salvó Marvel de la bancarrota

El cover de X-Men de Jim Lee, el inicio de la burbuja coleccionista que casi destruye a Marvel.

Bueno, eso esa es una expresión demasiado portentosa, pero a mediados de los noventa una serie de crisis golpearon a la Marvel de forma constante. La partida de su mejor equipo creativo (los fundadores de Image), el bajón de ventas de los cómics, la ausencia de calidad en las historias y las malas decisiones corporativas (hacer seis portadas para la misma revista por motivos de colección NUNCA ES BUENA IDEA) pusieron a Marvel Comics y Marvel Studios al borde de la bancarrota. 

Aquí fue donde la imagen de Stan Lee sirvió para darle firmeza al nombre Marvel, que se ahogaba en deudas. Nombrado presidente honorario, él hizo de todo para salvar a su querida compañía, asistió a cuanta convención existía, sugirió vías de acción y permitió que la compañía sobreviviera por esos años amargos hasta que finalmente bajo la administración de Avi Arad se comenzó a vender con éxito a los personajes de la empresa para su producción en cine, con el actual éxito del MCU. A través de tres presidentes y un mar picado en la junta directiva, lo único seguro en Marvel durante esa década fue "El Hombre", y eso nadie se lo puede negar.

8) Stan Lee recibe un pago anual por aparecer en películas de Marvel

The Amazing Spider Man, el cameo más largo de Stan Lee a la fecha.

Así es! Esto no es un rumor ni ficción, es verídico. Aunque Stan Lee no es multimillonario debido a que desde los años setenta ya no está involucrado en el quehacer de Marvel, él recibe un millón de dolares al año por aparecer como figura representativa de la marca. Esto por supuesto incluye visitar convenciones, atender fans y hacer uno que otro regular cameo en las diferentes películas para las cuales él fue editor y escritor. Eso es muy bueno para llegar al final de la vida, no les parece.

9) Stan Lee se ha visto implicado en crímenes y fracasos desde su salida de Marvel

Con la voz de Pamela Anderson, Stripperella despegó a la fama y se estrelló en ella.

Una de las pocas cosas que puede uno admitir que es cierta en Stan Lee como persona y como marca es que no es buen administrador. Ya como cabeza ejecutiva de Marvel, él fue quien dejó ir franquicias lucrativas para que fuesen adaptadas y la lucha de los derechos continúa hasta hoy. Fuera de Marvel, sus otros proyectos tampoco han tenido un final feliz.

Stan Lee Media, una aventura conjunta con el inversor Peter Paul, resultó en un masivo escándalo debido a la manipulación de acciones y de estado de resultados de la empresa, que llevó a la cárcel al inversor y al mismo Stan con una mano adelante y otra atrás. Su siguiente aventura, POW Entertainment, comenzó con la adaptación de Stripperella para Spike, pero con el tiempo no ha podido colocar ni productos de calidad ni éxitos que garantizaran su permanencia en el imaginario popular, aunque la aventura sigue en manos de inversores chinos.

10) Stan Lee va a terminar contando la historia del cómic

Stan Lee, The Watcher.

Lamentablemente, este es el aspecto más triste y más feliz de la historia de Marvel contada por Stan Lee, él es el último que está quedando en la cuadra. Su mayor detractor, Jack Kirby, murió hace dos décadas y su legado aunque firme ha sido ensombrecido por las constantes declaraciones de Stan Lee. La gran mayoría de los editores, dibujantes, entintadores y equipo que hizo de Marvel un éxito durante la Edad de Plata (así como sus competidores) se los ha ido llevando la muerte, pero a sus 95 años Stan Lee parece que no le hace daño el tiempo, todavía lúcido, en capacidad de dar entrevistas y actuaciones. Toda una leyenda viviente.

El mayor problema con esto es que conforme se acerca su última hora, para bien o para mal de todos los fans de cómics, Stan Lee será el último que ría. Su historia será la que se quede, la de un mogul del cómic que hizo un gigante de la nada y construyó tres universos que se han tornado en franquicias multimillonarias por derecho propio (X-Men, Spider Man y MCU). Cuando al final se seque la tinta, él será la leyenda, él será el recordado y todos los que no pudieron ni quisieron decir nada en su contra se los llevará el viento como al polvo. Es el trágico final de como los cómics moldearon el mundo en que vivimos, con un hombre espectáculo abarcando todas las luminarias, sea que las merezca o no. ¡Qué pena!

sábado, agosto 12, 2017

sábado, agosto 12, 2017

[Sexy Cosplay] The Radioactive Spider-Gwen

The Radioactive Spider-Gwen, por Britney J. Parks

¿Otro evento más?

Desde el final polémico de One More Day, el Hombre Araña ha entrado en lo que podríamos definir como una "Crisis de la Mediana Edad". Para los que conocemos cómics, los cambios que ha sufrido este querido personaje durante la siguiente década han sido un intento demasiado obvio por tratar de recuperarse de una desastrosa decisión de narrativa que tanto fue odiada por los seguidores fieles como pasó indiferente ante el público que pretendía atrapar. Porque uno de los grandes errores que los cómics en la actualidad cometen es tratar de regresar el tiempo para evitar que sus personajes envejezcan. Con ventas que palidecen ante las de su edad de oro (ninguna de sus revistas en promedio logra vender los 100 mil ejemplares mensuales durante un año fiscal) y la incertidumbre del trato con Sony, la Marvel hizo de todo por revitalizar a su personaje. Pocos esperaron que la respuesta viniese del cine.

The Radioactive Spider-Gwen, por Britney J. Parks

Orígenes e historia

Gracias a la brillante actuación de Emma Stone como Gwen Stacey, con el advenimiento de una nueva saga del Spider-Verse el dibujante convertido en escritor Jason Latour recibió la orden de crear una serie breve con un personaje inspirado en el Hombre Araña. Entonces, ¿por qué no alteramos un poco las cosas? Originaria de la Tierra-65, Gwen Stacy fue quien sufrió el accidente que le brindó los poderes arácnidos. En una sabia decisión de guión, Peter Parker se convierte en su primer villano y a su vez el momento "Tío Ben" que lanza a la joven a una carrera como superheroína. 

Gwen Stacy Earth-65, baterista de The Mary Janes, cortesía de Teece
Aunque comparte su amor por la vida y su humor con Spider-Man, existen sutiles cambios con respecto a su historia. Muchos de los héroes del universo Marvel reconocido son los villanos de esta nueva adaptación (incluyendo el corrupto abogado Matt Murdoch entrenado por la Mano y el oficial de policía Frank Castle). A su vez ella depende de Janet Van Dyne para obtener sus artefactos mecánicos (incluyendo el lanzador de arañas) debido a que no es tan brillante como Peter. Sin embargo, ella posee una gran capacidad deductiva y está familiarizada con el procedimiento policial gracias a su padre. Por supuesto, toca en una banda, The Mary Janes (dirigida por adivinen quien como vocalista, la reconocida Mary Jane Watson).


The Radioactive Spider-Gwen disfrutando de un descanso con su inseparable teléfono, por Britney J. Parks

La fórmula para vender 250.000 copias es...

Nadie esperaba que esta adaptación vendiese 250.000 ejemplares en su primera tirada. Ya sea por la combinación de un impactante pero sencillo disfraz de araña, una historia fresca y un tono irreverente, esperamos que Spider-Gwen nos acompañé por algún tiempo más. Al igual que los maravillosos cosplay que podamos ver de ella. :')

viernes, agosto 04, 2017

viernes, agosto 04, 2017

[Comic] Superhéroes para la historia (por década)

Cada era tiene el superhéroe que merece

Sue Storm de Artgerm. Sin duda toda una musa.

Le duela a quien le duela, el cómic es una de las musas que compone el arte. Con el advenimiento del siglo XX, el cine y la televisión se apoderaron de los medios gráficos; pero durante su período de auge la combinación de la expresión artística con el medio escrito produjo historias que entretuvieron a las masas (niños y adultos por igual) durante más de un siglo y lo siguen haciendo. Sin embargo, el problema básico del cómic como medio de expresión se relaciona con su principal objetivo, llamar la atención de una forma dramática (y barata) a un público expectante para que lo consuma, y lo siga consumiendo, preferiblemente para siempre.

Una de las portadas de Jim Lee para Giant Size X-Men, con el equipo renovado después de su primera iteración.

Lamentablemente para esta forma de expresión, los gustos cambian y evolucionan con el tiempo. Cada uno de estos cambios amenazó al cómic, pero la ventaja que este medio posee sobre otros es que ha sabido reinventarse (otra de las cosas que comparte con las otras formas de arte). En medio de esta era digital, el cómic ha evolucionado a medios digitales y visuales que nunca había imaginado; pero en el proceso el medio físico que le dio forma languidece una muerte lenta antes de que alguna otra transformación lo devuelva de nuevo a la preponderancia.

May "Mayday" Parker refleja el problema actual con Spider-Man, cada nueva araña tiene un boom y luego desaparece, perdón la reciclan. 

Debido a que el cómic norteamericano es el que mayor influencia ha tenido de este lado del Atlántico, conviene analizar que fue lo que sucedió con este medio; y qué mejor forma de hacerlo por décadas. Muchos de los momentos memorables del cómic abrieron y cerraron eras, pero estos superheroes descritos a continuación son el mejor reflejo de sus décadas, sea por lo que representan en la actualidad o por el papel que jugaron en eventos que moldearon la cultura americana de cómics hasta nuestros días. Dicho esto, comenzamos.

El Superman de Jerry Siegel. Siempre es interesante tener a mano el arte de uno de los fundadores.


1930-1939. Action Comics #1 (Junio 1938)

Superman, o cuando para ser el mejor ocupas llegar primero.

"Tuve la necesidad de ayudar ... ayudar a las masas oprimidas, de alguna manera. ¿Cómo podría ayudarlos cuando apenas podía ayudarme? Superman fue la respuesta." 
Jerry Siegel, dibujante y creador.
Es increíble que hayan pasado 75 años con Superman. ¡Cómo has cambiado! Aunque no mucho.

Es innegable el impacto que Superman tuvo en el cómic moderno. Todavía existe polémica sobre si él fue la semilla gestora pero nadie discute que su aparición fue un punto de inflexión en el cómic, tanto que todavía se publica y es popular. Lo que era el sueño de dos jóvenes judíos impotentes en medio de una más intolerante y más racista Norteamérica, amenazados con la sombra de la Alemania Nazi del otro lado del Atlántico y sin nada que perder, Jerry Siegel y Joel Schuster diseñaron una vía de escape para sus problemas en la forma de un extraterrestre que se crió en el medio oeste americano. Sin querer, millones de niños se imaginaron siendo el Hombre de Acero, resolviendo problemas con su poder y transformándose a la semilla que nos ha dado casi noventa años de superhéroes. Aunque por ello tuvieron que pagar el precio supremo, perder los derechos sobre él.

Uno de los primeros ejemplos de una leyenda viviente, Wonder Woman exponiendo sus mejores atributos.

1940-1949.  All-Stars Comics #8 (Diciembre 1941)

Wonder Woman, o una concepción (artística) muy difícil.

"Todas las cualidades positivas de las mujeres se menosprecian por su debilidad. El remedio obvio es crear un personaje femenino con toda la fuerza de Superman y todo el atractivo de una mujer buena y hermosa."
William Moulton Marston, psicólogo y creador.
Cualquier parecido de la representación superior con Gal Gadot de Mujer Maravilla es mera coincidencia.

Tal vez sea una ironía del destino que el creador de la Mujer Maravilla sea el mismo científico que nos trajo el detector de mentiras. Su creador, "Charles" Moulton era un psicólogo destacado que vio en el cómic una poderosa herramienta educativa. Luego de llamar la atención del editor Max Gaines, junto con su esposa Elizabeth y su amante poliamorosa Olive Bryne se dieron a la tarea de diseñar un personaje que pudiera obtener sus victorias sin violencia. A pesar de ser sujeta a los prejuicios de su época, la Mujer Maravilla fue tan popular que sobrevivió junto con Batman y Superman la debacle del cómic de finales de la Segunda Guerra Mundial y ha encontrado su rumbo para llegar a nuestros días, superando incluso el fetiche de perder sus poderes al ser amarrado por su propio lazo. :p

Un ejemplo de las primeras representaciones de Flash, efecto de cámara lenta para poder verlo.

1950-1959. Showcase #4 (Octubre 1956)

Flash (Barry Allen)

"Si ustedes siguen trayendo a los héroes de la Edad de Oro de los años 30 y 40, ¡dentro de 20 años la gente llamará a esta década la Edad de Plata!"
Scott Taylor, de Westport, Conneticut. 
La representación moderna es bastante superior, pero el efecto sigue siendo el mismo.

Lamentablemente con el final de la Segunda Guerra Mundial, el cómic recibió una gran cantidad de atención negativa e indeseable. Preocupados por el aumento de la delincuencia juvenil, las autoridades relacionaron al medio favorito más reciente de los jóvenes con la escalada de violencia, culminando con el infame libro "La Seducción del Inocente" del psicólogo Fredric Whertham. Para combatir contra esto, los cómics decidieron autocensurarse, dejando de lado las temáticas de terror y las historias sangrientas. Para mantenerse competitiva, DC Comics comenzó a rescatar personajes del pasado y traerlos al presente bajo nuevos formatos, el primero de ellos Flash. De la mano de Robert Kanigher y Carmen Infantino, este superhéroe dio inicio a la Edad de Plata y con ello arrancó la que en mi opinión es "la mejor era del cómic de la historia".

Uno de los clásicos de Fantastic Four fue la reintroducción de Namor, rescatado del olvido para integrar Marvel.

1960-1969. Fantastic Four #1 (Noviembre 1961)

Fantastic Four

"Los personajes serían el tipo de personajes con los que podría relacionarme: serían carne y hueso, tendrían su defectos y debilidades, serían falibles y mercurios, y lo más importante de todo, dentro de sus botines coloridos, todavía tendrían pies de barro ".
Stan Lee, guionista y creador.
Si chicos, a casi un lustro de su partida nadie extraña su revista. Lo siento mucho!

Es odioso estar en la competencia cuando estás abajo, pero lamentablemente la única persona que queda para relatar esta historia es una leyenda viviente de la historia del cómic norteamericano. Según las palabras de Stan Lee, los editores de Marvel Comics y DC Comics eran amigos de golf. Cuando los segundos llegaron presumiendo sobre las ventas de su Liga de la Justicia, el primero llego ante su jefe de editores de cómics para que hiciera lo mismo. Desanimado por encontrarse en un trabajo sin esperanza, él decidió renunciar pero su esposa lo convenció de que esta vez publicara algo para si mismo y no para complacer a su editor. De esta forma, él (con "ayuda" de Jack Kirby) creo la historia de una familia disfuncional de cuatro que recibió sus poderes en un terrible accidente espacial y así nacieron los Cuatro Fantásticos. Con la saga de Galactus la familia más conocida del cómic transformó la percepción del cómic de un simple relato para niños a un medio de comunicación para todos los gustos. El resto es historia. Tristemente para los Cuatro Fantásticos también, cancelados por una disputa de derechos con la Fox que no ha terminado.

El equipo de X-Men de Chris Claremont, el equipo que inició la leyenda. 

1970-1979. X-Men #94 (Agosto 1975)

X-Men de Chris Claremont

"El los vivió y los sintió, él escribió párrafos enteros sobre lo que la gente llevaba puesto, realmente se metió en los pensamientos, las esperanzas y los sueños de estas personas".
Bob Harras, Editor de Marvel.
Dark Phoenix es una de las sagas memorables que nos trajo Chris Claremont, el verdadero padre de los X-Men.

Es muy fácil hablar de los éxitos pero es difícil hablar de los fracasos. La primera iteración de los X-Men fue un fracaso que muy pocas veces ha admitido Stan Lee, suspendida en el número 63 y reimpresa durante los siguientes años para conservar el nombre. Reeditada por medio del número Giant Size X-Men #1, Len Wein delegó las labores del guión a un joven aspirante a escritor, Chris Claremont. A diferencia de sus pares, este adoptó un estilo metódico para adaptar las reacciones de los personajes ante las situaciones que encontraban e introdujo "información encriptada" en sus adaptaciones que sirvieron de base para guionistas que lo sucedieron. Las sagas más famosas de X-Men corrieron bajo su cargo de la serie y esto dejó una marca indeleble en la forma en que se trata el género de superhéroes y su impacto en el mundo que los rodea, sea en el papel o el físico. 

Watchmen es un punto de inflexión para el cómic, su punto más alto y hermoso. En su deconstrucción del héroe Alan Moore hizo soñar a muchos que el género podía ser algo más. Lástima lo que sucedió después.

1980-1989. Watchmen (Septiembre 1986 - Octubre 1987)

Watchmen

"Moore presenta esta perspectiva como una verdad simple y sin barnizar para deconstruir la motivación última del héroe, es decir, proporcionar una salvación secular y alcanzar así una inmortalidad mortal".
Iain Thomson, filósofo.
Watchmen esta tan bien hecha que ni siquiera Zack Snyder pudo arruinar su adaptación. Aleluya!

Alan Moore ya era un escritor y guionista reconocido a mediados de los años 80, que nos trajo la aclamada adaptación para Superman de "For the Man Who Has Everything". Así que con carta libre, este quiso disponer de los héroes de Charlton Comics para crear una historia policial de misterio. El problema es que DC Comics no quería disponer de uno de estos personajes (Captain Atom), así que entre broma y broma el autor creó un nuevo equipo de personajes. Lo que comenzó como una adaptación de una novela negra, Watchmen se transformó en una de las máximas expresiones a lo que un cómic puede aspirar. En sus doce entregas esta deconstruye el modelo de los superhéroes en una sociedad anárquica y distópica de mediados de los ochenta. ¿Qué es necesario para conservar la paz en nuestros tiempos? La respuesta en Watchmen pone a héroes y villanos contra las cuerdas, destruye el género y de paso cambia las reglas del cómic para siempre.

Visto de esta forma, Rob Liefield no parecería tan mal dibujante, ¿verdad?

1990-1999. The New Mutants #87 (Marzo 1990)

Cable

"Rob es una de las personas más enérgicas y encantadoras que he conocido, no puedes evitarlo, y en sus primeros trabajos mostró un gran potencial. Pero el éxito le vino demasiado rápido y fácil, y nunca sintió la necesidad de desarrollar ese potencial. Lo que es realmente muy malo, porque si lo hubiese hecho, estoy seguro de que habría dejado una marca muy diferente en la industria."
Karl Kesel, entintador y escritor.
Aunque no lo parezca, todos ellos son leyenda vivientes del cómic. Los fundadores originales de Image en su 20 aniversario. De izquierda a derecha, arriba Whilce Portacio, Jim Lee y Erick Larsen; abajo Marc Silvestri, Jim Valentino, Todd McFarlane, Rob Liefield.

Entrar al mundo del cómic y tener éxito no tiene que ver con el talento, muchas veces tiene que ver con la suerte. Cuando Rob Liefield recibió el encargo de crear un nuevo personaje para The New Mutants que se viera malo, groso y venoso, este creó al primer ejemplo del gran pecado de los noventa, Cable. El éxito que tuvo este mercenario del futuro cargado de armas, bandoleras y músculos propicio una nueva serie y nuevos encargos para este joven dibujante que se abría paso en este mundo. Pero cuando tuvo una discusión con sus jefes por derechos, este convenció a otros para abandonar el barco de Marvel y trabajar por su cuenta. La importancia de Cable en el presente del cómic es que provocó la serie de eventos que culminó con la fundación de Image, la tercera editorial de cómics de Estados Unidos; pero también fue una de las razones que produjo la crisis del cómic de los 90, un retroceso en las ventas del cual no se ha recuperado. Shame! Shame! Shame!

Hubiese querido ver algo así de impresionante en la película.

2000-2009. Kick-Ass (Febrero 2008)

Kick-Ass

"Vamos, sé honesto contigo mismo. En algún momento de nuestras vidas, todos queríamos ser un superhéroe."
Dave Lizewski, personaje de ficción.
También esto.

El cambio del milenio trajo un fenómeno sin precedentes en cómics. Las editoriales no sólo intentaban recuperar la cuota de mercado que habían perdido la década pasada, también trataban de sobrevivir la despiadada competencia por lo que quedaba. En todas partes las series de superhéroes se imprimían y salían del mercado con una rapidez asombrosa. Las pocas series sobrevivientes mostraban más de lo mismo. En una década con una copiosa oferta, del renacimiento de Image gracias a The Walking Dead y de otros muchos esfuerzos; los reconocidos artistas Mark Millar y John Romita Jr. vinieron a través de la marca Icon con la historia de un superhéroe de la vida real. Disparatada, loca y brutal; Kick-Ass tuvo un gran éxito y aceptación en el público, cansado de lo mismo que ofrecía el género. Porque lo dicho por Dave refleja no sólo el sentir de sus autores sino de todos los que hemos estado involucrados en el mundo del cómic, ¡si Dave! ¡Todos queríamos ser superhéroes!

Spider-Gwen refleja una tendencia de los nuevos personajes en este milenio. Gráficamente impactantes, populares por un tiempo y luchando por sobrevivir el siguiente.

2010- Spider-Gwen (Febrero 2015)

Spider-Gwen

"Spider-Gwen es uno de los cómics más consistentes en circulación. Gracias a que la serie existe en su propio universo, cada decisión de Gwen Stacy tiene un gran impacto en el mundo. Spider-Gwen es una excitante experiencia de lectura que te hace esperar lo que suceda a continuación."
Kevin Lainez, Comic Book Revolution blog.
Marvel tratan de enmendar su error en Renew Your Vows, la continuación de la historia del matrimonio de Peter Parker con Mary Jane Watson. Poster por J. Scott Campbell.

A pesar de ser una de sus series más exitosas, el Hombre Araña está pasando por una "crisis de mediana edad". Luego de la controversial serie "One More Day" en que se destruye el matrimonio de Mary Jane Watson con Peter Parker, las ventas de todas las series del Amigable Vecino se desplomaron de forma sostenida. Esto combinado con el hecho de que los derechos de las películas siguen en manos de la Sony puso a la casa de las ideas en busca de la pomada canaria para reactivar la serie. Los "remedios" incluyeron la aparición de un Spider-Man afroamericano (Miles Morales que ha sido regurgitado en todas las adaptaciones y crossover durante todo este lustro), la "muerte" de Peter Parker, la cancelación de la revista The Amazing Spider Man, la creación de Superior Spider Man, el salto multimillonario de Peter Parker al mundo de los negocios, una nueva adaptación de multiversos con el Spider-Verse, la aparición de una miriada de Spider Women (incluyendo la exitosa Silk)... ¿Un momento, como fue que esa revista vendió 250.000 ejemplares en su primer número?

Una combinación matadora, Spider-Gwen y Miles Morales haciendo equipo para vender por el equipo araña.

Spider-Gwen cuenta la historia arácnida con un giro, fue Gwen Stacy quien fue mordida por la araña y Peter Parker fue víctima de las circunstancias de su esfuerzo para combatir el crimen. A pesar de que las ventas de la serie han bajado mucho (pero continúa vendiendo lo suficiente para justificar su existencia); las grandes ventajas de la Radioactiva Spider-Gwen en la Tierra-65 es el diseño de su traje, la popularidad de Emma Stone como Gwen Stacy en las adaptaciones de Spider-Man de Mark Webber y el giro narrativo de los personajes conocidos en el mundo de Marvel (muchos héroes son villanos en este universo, Gwen no es inteligente como Peter pero conoce mejor el trabajo detectivesco gracias a su padre policía). Con dos apariciones en series de televisión (al igual que Miles Morales), ella es el ejemplo de que con una buena campaña de mercadeo, un dibujo sencillo pero impactante y con sacar provecho a las oportunidades se puede crear un personaje memorable que se adueñe del corazón del público, aunque sea brevemente.


¿Y qué pasó con Batman?

Aunque es innegable que Batman es una de las figuras icónicas del cómic moderno, venir segundo ha pesado mucho en esta lista. No sólo nació como respuesta a la aparición de Superman, su impacto en el cómic ha sido progresivo a lo largo del tiempo. The Killing Joke y el número de Batman #428-#429 ocurrieron en la misma década que Watchmen, al igual que The Dark Knight Returns de Frank Miller. Si Batman Inc. le hubiesen permitido más, tal vez la hubiese elegido en lugar de Kick-Ass y en este momento de superioridad la realidad es que la serie está gozando de la popularidad de sus personajes y el renacimiento de DC. Así que quieran o no, el pobre no está en la lista.


Aunque la lista no es definitiva, a mi parecer cada uno de los representantes contiene un la representación del cómic americano desde la aparición de Superman en los años 30. Y aunque dudo mucho que Spider-Gwen, Silk o Miles Morales sobrevivan la década, de despedida les dejo una imagen impactante. Porque para que un arácnido sea considerado canon por Marvel, debe ver al simbionte al menos una vez en su vida. Bienvenida, Gwenom.

martes, agosto 01, 2017

martes, agosto 01, 2017

[Reseña Cine] Spider-Man Homecoming

Si hay un superhéroe que ha estado en boca de muchos porque pareciera que no saben muy bien que hacer con él, es Spider-Man. Empezando con la trilogía de Sam Raimi, que perdió el rumbo en la tercera; pasando por las entregas Amazing que buscaban abarcar una trama más compleja; ahora tenemos la tercera encarnación de este personaje tan querido. Con su propia película después de ver la luz en Captain America: Civil War. ¿Será que esta nueva encarnación del trepamuros se ganará un lugar o quedará en el olvido?


Ficha técnica
Nombre: Spider-Man Homecoming
Director: Jon Watts
Guionista: John Francis Daley, Jonathan Goldstein, Jon Watts, Christopher Ford, Chris McKenna y Erik Sommers
Productor: Kevin Feige y Amy Pascal
Música: Michael Glacchino
Productora: Columbia Pictures, Marvel Studios y Pascal Pictures
Distribuidor: Sony Pictures
Estreno: 6 de julio del 2017 en México y Colombia; 7 de julio del 2017 en Estados Unidos; y 28 de julio del 2017 en España


¿De qué trata Spider-Man Homecoming?


Después de ayudar a Iron Man durante el enfrentamiento contra el Capitán America, Peter Parker obtiene un nuevo traje y una meta personal: sorprender a Tony Stark para ser reclutado en los Vengadores. Para lograr ser tomado en cuenta buscará ayudar en todo problema que se le ponga en frente. Lo que no tiene en cuenta es que hay un sujeto que usa tecnología robada de las peleas para fabricar armas. Spider-Man intentará usar todo esto a su favor para demostrar de lo que es capaz, aunque puede ser demasiado para una persona.

Un Spider-Man que parece salirse del molde


Para empezar, se debe mencionar que las películas anteriores de Spider-Man se saltaban su época de adolescente, en Amazing Spider-Man nos muestran un poco, pero su actitud no lo demostraba del todo (se veía muy serio, aunque se puede entender la razón). En esta ocasión tenemos a un adolescente en toda la expresión de la palabra. Lo veremos siendo ansioso, torpe e impulsivo, a tal grado que piensa dejar la preparatoria para ser un héroe, sin embargo, logra mantener, hasta cierto punto, la esencia original del personaje, sobretodo al ayudar a cualquier persona en sus patrullajes. Para enfatizar su lado adolescente lo vemos buscando la aprobación de alguien de mayor autoridad, desconfiar de sus habilidades volviéndolo dependiente de su traje y haciendo que se de cuenta de su verdadero lugar como héroe. Es cierto que se podría considerar como el menos "Spider-Man" de los que hemos visto, no obstante, podemos empatizar con él de forma más cercana porque los problemas de adolescente por los que pasa pueden ser identificables al no ser un drama romántico.


En este caso también nos mostrarán a un superhéroe que es completamente nuevo con sus poderes y lo demostrará constantemente. Una cosa es mostrar el proceso de aprendizaje (como lo hicieron las primeras entregas de las anteriores sagas) y otra es mostrar como el héroe lo pone en práctica, los anteriores parecían que se convirtieron en expertos por practicar un día, se entiende porque se hace esto. Aquí su torpeza tiene consistencia con la imagen de adolescente que apenas se está acostumbrando, es capaz de hacer bastante sin tener un control total, aunque sigue siendo un novato. Lo veremos tropezar, golpearse, romper propiedad ajena, quedar en ridículo y hasta meter la pata en varias ocasiones por no tener dominadas sus habilidades y su inexperiencia al hacer las cosas, ejemplo de esto último fue cuando intentó interrogar a una persona, terminando en un momento de pena ajena. Parte del crecimiento dominando sus poderes lo veremos en la falta de su sentido arácnido, el director ya declaró que se está desarrollando, así que esperemos encontrarlo en alguna futura entrega. No estamos viendo a alguien que lo puede todo sino un superhéroe que apenas va comenzando y, posiblemente, veremos avanzar con el paso del tiempo. Esto va más allá de mostrarlo rompiendo cosas o golpeándose con un letrero, ahora pareciera que nos mostrarán un cambio visible en sus habilidades.

Uno de los aspectos que conserva para considerarlo el trepamuros es su habilidad innata de llegar tarde o no hacerlo. Por desgracia, este aspecto no es del todo retratado, aunque es fácil darse una idea con los pocos momentos que presentaron sigue siendo superficial. Para nada podríamos considerar que se pierde esta característica tan marcada, pero la relevancia de este problema disminuyó significativamente, es decir, su puntualidad realmente no le genera algo negativo y eso si es un problema. Otra cosa a mencionar -y agradezco a mi amigo Jezkova por hacerme notar esto en su reseña (si te gustan los cómics te invito a ver su canal)- es que la vida de Peter Parker es la definición de tragicomedia. Tenemos la comedia (aunque hablaremos de eso después), no obstante, en este caso en lugar de tragedia tenemos drama, perdiendo uno de los factores más característicos del arácnido, una lástima. Ciertamente varias cosas fueron dejadas de lado, algunas más relevantes que otras, sin embargo, lo que añadieron no es para tirarle piedras. Al ser una adaptación las diferencias son algo constante, hasta comprensibles y esta no es la excepción, solo que uno tiene que entender que las cosas no serán exactamente iguales, lo importarte es mantener la esencia y este Spider-Man lo logra aun con sus cambios.


Spider-Man Homecoming y sus decisiones polémicas


Lo que más causó polémica fue que en lugar de encontrar al tío Ben tenemos a Tony Stark como el guía y mentor. Es bastante cuestionable este cambio, pero entendible debido a que el tío Ben no encajaría en el contexto. ¿Por qué sucede esto? Ben Parker es el detonador para que Peter Parker decida como usará sus poderes siendo Spider-Man, sin embargo, esta no es una película sobre él poniendo en duda su responsabilidad, el tema de la película se enfoca en él encontrando su lugar para ayudar a su manera. Él ya sabe que tiene una responsabilidad, la cumple, ayuda hasta en el más mínimo detalle que puede (como se puede ver al principio de la película), la idea principal de Spider-Man (un gran poder conlleva una gran responsabilidad) ya está inculcada en el personaje (algo que se demostró desde Capitán America: Civil War). Es cierto, se sintió la falta, no obstante, Iron Man funciona como la figura que busca impresionar y hace un buen trabajo siendo su guía sin ocupar mucho tiempo en pantalla.

El siguiente párrafo es más una conjetura y se debe tomar como algo ajeno a la reseña, lo pongo porque la idea me parece interesante de compartir.

Iron Man funciona bien como guía pues estamos hablando de un hombre que sabe lo que vale sin su traje, como demostró en Avengers donde sin vacilar responde lo que es sin su armadura. Por eso este tipo de mentor encaja bien, porque Spider-Man se vuelve dependiente de su traje. Es un mentor que le enseña sobre valorar sus capacidades sin depender de algo externo creando un complemento perfecto para sus carencias -aunque personalmente siento que esto quedó de forma accidental y solo pusieron a Robert Downey Jr para seguir aprovechando su personaje, no obstante, sin importar las razones les funcionó usarlo, solo espero que haya sido intencional-.


Otra decisión cuestionable es sobre la elección del casting. Mientras que Tom Holland hace un buen trabajo, los otros entran en la moda de Marvel sobre la inclusión. Siendo sinceros, no importa si cambian los rasgos físicos de un personaje, es decir, no tiene relevancia si Flash Thompson es negro, asiático, ruso, mulato, mexicano, musulmán, árabe, etc siempre que siga siendo el abusador que le hace la vida imposible a Peter. Con esto en mente, podemos decir que Tony Revolori no es Flash Thompson o, siendo amables, es la peor versión de él. En lugar de ser el abusador que golpea constantemente y que puede molestar tanto a alguien a tal punto de causarle depresión, es un burlón sin gracia que tiene envidia en lugar de un fuerte conflicto de inseguridad, hasta parece que quisieron poner bullying políticamente correcto pues son raras las ocasiones donde siquiera lo toca. Es una decepción y una molestia constante de ver por ser un payaso en lugar de un temido bravucón.

Desgraciadamente, los secundarios igualmente quedaron mucho a deber a la película. Liz Allan (Laura Harrier) no muestra algo que la haga interesante, solo se presenta como el interés amoroso, para que al final sirva para enlazar los últimos acontecimientos. Por otro lado, tenemos a Ned (Jacob Batalon) amigo de Peter y el centro de la comedia para hacer la narrativa más amena o al menos eso se supone que hace. Varios de sus chistes no tienen gracia, muchas veces pasan sin pena ni gloria, es probable que moleste a muchos por su constante tiempo en pantalla para ser el gracioso de la película, es un intento de comedia que pudo salir mejor. De secundarios también encontramos a Michelle (Zendaya), quien por alguna razón tiene cierto enfoque en varias escenas y también intenta aportar comedia a base del sarcasmo, pero termina siendo una molesta adolescente sabelotodo cuyo enfoque en pantalla es solo para trolear a la audiencia al final (no se preocupen ya se confirmó que no es quien parece ser) convirtiéndola en una molestia peor que Ned.


Sorprendentemente el villano de esta entrega no es un payaso con cara de malo (aunque no es algo que debamos celebrar en primer lugar). Adrian Toomes/Vulture (Michael Keaton) es alguien que deja claro sus motivos desde el inicio de la película, pueden ser cuestionables, pero se aprecia un mayor esfuerzo para hacer a alguien más completo. Su presencia no genera risa ni pena ajena, se ve el respeto que tiene su gente hacia él y cuando se vuelve serio genera una atmósfera tensa que lo hacen ganarse un buen lugar entre los mejores del UCM (no es que el estándar sea alto en primer lugar). Es un villano que no se siente innecesario, incluso pareciera que da paso a algo más grande.

Algo diferente a lo acostumbrado


Spider-Man Homecoming es una película que se sale del molde en mucho de lo que es el personaje. Obviamente esto le parecerá negativo a muchas personas (sobretodo a quienes no entienden que conlleva una adaptación), pero no se puede negar el buen trabajo que hicieron con el arácnido -por más que les duela-. Este es un adolescente que si se siente como tal, tiene sus conflictos, su personalidad, al final aprende una lección sobre su lugar como superhéroe y que todavía le falta para aceptar una responsabilidad mayor -algo que espero no sea tirado por Infinity War-. Si vas con una mentalidad abierta (no para aceptar todo lo que te dan, sino para comprender que el personaje puede ser presentado de diferentes formas) podrás apreciar sus grandes aciertos en el manejo de Spider-Man y Peter Parker, sin embargo, si al mirarla todavía tienes en mente todos los aspectos del cómic y/o el logro que fue Spider-Man 2 del 2004, entonces no te sorprendas si encuentras problemas en cada escena.

Calificación: