Breaking

jueves, enero 04, 2018

Comic: Excelsior! Stan Lee y las 10 cosas se no quiere que sepas!

Stan Lee! La leyenda viviente o el estafador supremo


Todos los que estamos en el ambiente geek sabemos o tenemos idea de quien es Stan Lee, después de todo el señor se ha encargado de hacernos saber de su existencia a lo largo de los últimos quince años. Sea en entrevistas, apariciones repentinas en películas del Universo Marvel, en convenciones o en lo que sea que desee aparecer, él se ha encargado de convertirse en una figura eterna de todos los que amamos los cómics. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Detrás de la magnífica historia de éxito que este artista del noveno arte nos ha contado a lo largo de estas cuatro décadas (si, viene hablando de ella desde los setenta); existe una historia de fracasos, frustración y errores que hoy en día afectan a Marvel Entertainment y que ha obligado a Disney a buscar los medios de reparar a costa de billones de dolares en acciones, títulos y efectivo. ¿Pero cómo puede ser posible eso? Aquí están las diez cosas que Stan Lee no quiere que sepas, la base de su leyenda, de sus éxitos y fracasos.

1) Stan Lee es judío

Superman tiene raíces en mitos abrahámicos, más de lo que nos imaginamos.

Se que suena antisemita, pero no es el caso. Stanley Martin Lieber fue uno de muchos niños judíos que le tocó vivir en la ruina de la Gran Depresión de los años treinta. Tanto él como Jacob Kurtzberg (Jack Kirby), Hymen Simon (Joe Simon), Jerome Siegel (Jerry Siegel), Joseph (Joe) Shuster y Julius Schwartz vivieron tiempos difíciles donde el mundo parecía haberse vuelto en contra de ellos, tanto en Europa como en Estados Unidos. La frustración y la impotencia que les producía ver como sus derechos les eran retirados y de que no encontraban forma de prosperar en un ámbito de gente anglosajona blanca (WASP) produjo en todos estos jóvenes el deseo de ventilarlo a través de mecanismos de fuga con fuertes raíces en la mitología abrahamica. Es imposible separar a Superman de sus raíces judías, pero es mucho más sorprendente que otros personajes de cómics se hayan basado en dichas mitologías para formar una que es la base de una industria millonaria en la actualidad.

Obligado a trabajar desde joven, Stanley, quien deseaba ser escritor, se introdujo de lleno al ámbito del cómic en la revista Timely Comics dirigida por Martin Goodman (sorpresa, era judío). Como ayudante de edición el supervisó dicha revista durante los años turbulentos de la Segunda Guerra Mundial y la Autoridad del Código de Cómics, que casi destruyen la industria. A pesar de esto, por los siguientes veinte años, Stan Lee no alcanzó ni el nivel de éxito que ambicionaba ni la satisfacción en su trabajo, hasta que a principios de los sesenta vino su gran oportunidad.

2) Stan Lee alcanzó el éxito a la mediana edad


La versión del inicio del éxito de Stan Lee es muy turbulenta. Jack Kirby afirmó hasta su muerte que cuando fue a visitar Timely Comics encontró que se llevaban los muebles y a nuestro amado editor llorando en los pasillos. Por supuesto, Stan Lee dice que un ultimátum de Martin Goodman, un casual juego de golf donde salió a relucir Justice League y las palabras de aliento de su dulce esposa lo inspiraron a hacer algo diferente. Cualquiera que sea la verdad (Stan Lee y Jack Kirby se separaron en muy malos términos más de una vez), el punto fue que The Fantastic Four inició la revolución del Sistema Marvel, y fueron ambos quienes trabajaron en que esto fuese una realidad.

La "Revolución Marvel", que creo más de un centenar de personajes y animó las ventas de cómics durante la "Edad de Plata", marcó un antes y un después en la historia del cómic, con historias vibrantes y reales que atraían a los jóvenes y sus millones. Todos felices y contentos. ¿O no?

3) Stan Lee no era un editor, era un conductor de un tanque de ideas

Mejores tiempos.
Gracias al éxito de la colaboración entre ambos, Stan Lee como editor de Marvel dio inicio al famoso "Sistema Marvel", en donde el editor esboza una serie de ideas para que el dibujante aporte su talento creativo y llene las páginas de acuerdo a sus propios tiempos. Con la introducción de un sistema de cuotas creativas (los créditos de las páginas iniciales), un grupo de fans que envía correos más inventado que él mismo y la capacidad de atraer a jóvenes dibujantes en busca de un mejor futuro (la primera generación de quienes vivieron con cómics ya era adulta para esa era).

Lo que sucedió después ha estado en disputa por más de cincuenta años. Debido a su edad y a su exposición, Stan Lee asumió el manto de TODAS sus creaciones de ese período, aunque la realidad es que mucho de su éxito se debió a sus dibujantes (Jack Kirby con Fantastic Four y Avengers, Steve Ditko con Spider Man). Tal como dice el dicho, ¡no puedes ser amado por millones sin unos cuantos enemigos! Vaya enemigos.

4) Stan Lee se ha peleado con (casi) todos los dibujantes con los que ha trabajado 

Si quieren saber como Steve Ditko se imaginaba a Stan Lee, esta es una buena aproximación.

Si todos eran tan felices en Marvel, ¿por qué se fueron eventualmente? Stan Lee siempre ha gozado de la atención de los medios, sea merecida o no, a costa de su equipo creativo. En el caso de Jack Kirby, una entrevista en donde él fue expuesto como un gruñón antisocial dedicado al dibujo fue la gota que derramó el vaso (luego de promesas vacías de Goodman y roces con Lee). Su (primera) renuncia vino poco tiempo después, para luego trasladarse a DC y crear The New Gods, un fracaso de cómic que como único punto bueno tuvo al imponente villano Darkseid. Luego de dar tumbos en la vida, luego de su muerte la esposa de Jack es quien continúa defendiendo la integridad creativa de su esposo y como Stan Lee le robó su legado y su futuro. Bueno, eso es cuestionable pero algo tiene de cierto.

El caso más triste es el de Steve Ditko. En realidad se puede decir con toda certeza que él es el co-creador (diríamos que un 70%) de Spider Man. Luego de salir de Marvel este dibujante pasó por varias revistas independientes (Charlton Comics la más destacada) para luego retirarse totalmente del ambiente en 1998. Su aislamiento es tal que no concede entrevistas ni recibe personas, para saber su punto de vista es necesario pagarle a un abogado para tener acceso al correo personal que ha mantenido con él, donde despotrica a Stan Lee por haberle robado su creación. Por cierto, si quieren saber lo que pensaba Ditko de su editor, J. Jonah Jameson es la representación de Stan Lee como editor en esa época. ¡Qué miedo! 

5) Stan Lee nunca creó, siempre reaccionó...

Doom Patrol vrs. X-Men. Caramba, que coincidencia.
En artículos que aparecen en la red entre los superhéroes entre DC y Marvel uno puede encontrar una tendencia inquietante, generalmente DC ha creado sus superhéroes primero y Marvel ha reaccionado haciendo su versión. Sólo Namor The Submariner y Human Torch (el original) son personajes que le plagiaron a Marvel en algún momento de su historia, y ni siquiera eran originalmente de la casa de las ideas. La pregunta que le queda a uno es, si ninguno de los héroes de Marvel es original, ¿qué es lo que resulta diferente en Marvel? La verdad es que nada.

Como editor, escritor y guionista, Stan Lee estuvo bajo mucha presión por todos los frentes para emular los éxitos de otros. Ya sea los Cuatro Fantásticos (reacción a Justice League), Thor y Hércules (reacción a Wonder Woman), Ultron (obvio plagio de Brainiac), Quicksilver (Flash)... y muchos otros; Stan Lee siempre ha reaccionado a lo que otros han hecho anteriormente. En este aspecto ni siquiera se salvan los queridos X-Men, los cuales aparecieron seis meses después que el Doom Patrol. Si no creen las coincidencias, ambas organizaciones poseen un profesor calvo en silla de ruedas y combaten a la Hermandad del Mal. ¡Caramba, que coincidencia!

6) Stan Lee quiso ser un Mogul de Hollywood (y casi pierde todos los derechos de Marvel)

¿Quién se acuerda del Increíble Hulk y David Banner?

Vamos a ver... ¿Por dónde comenzamos? Después de una exitosa relación comercial con la ABC que le permitió animar varias series de superhéroes, Stan Lee decidió ya como editor en jefe y responsable de Marvel de dar el paso a las series de acción a mediados de los setenta. Por esta razón el puso a la disposición de productores de televisión como Frank Price (Hulk) y Daniel Goodman (Spider Man) algo de su repertorio. Lamentablemente para él, con el pasar del tiempo ambas franquicias quedaron en manos de Universal y Sony respectivamente y con el pasar del tiempo recuperar ambas ha sido una labor de relaciones públicas realmente titánicas.

¿Aprendió alguien la lección de sus errores en los 70's? Por supuesto que no. Con el pasar del tiempo, un acuerdo con la Fox para animar X-Men le permitió a dicha productora de cine adaptar a los mutantes favoritos más o menos a espaldas de Marvel. Por si fuera poco, la venta a Neue Constantine de los Cuatro Fantásticos sólo intensifico el grado de migración de la franquicia. En este momento Disney está PAGANDO en grande por recuperar los derechos de toda la cartera de Marvel (y de paso invirtiendo en su sueño de tener su propio canal web estilo Netflix), así que si quieren saber porque no hay más películas de Hulk o porque los mejores arcos de Marvel no pueden ser adaptados, la culpa es de Stan Lee y de los ejecutivos de Marvel de los noventa por sus pésimas decisiones de negocios.

7) Stan Lee salvó Marvel de la bancarrota

El cover de X-Men de Jim Lee, el inicio de la burbuja coleccionista que casi destruye a Marvel.

Bueno, eso esa es una expresión demasiado portentosa, pero a mediados de los noventa una serie de crisis golpearon a la Marvel de forma constante. La partida de su mejor equipo creativo (los fundadores de Image), el bajón de ventas de los cómics, la ausencia de calidad en las historias y las malas decisiones corporativas (hacer seis portadas para la misma revista por motivos de colección NUNCA ES BUENA IDEA) pusieron a Marvel Comics y Marvel Studios al borde de la bancarrota. 

Aquí fue donde la imagen de Stan Lee sirvió para darle firmeza al nombre Marvel, que se ahogaba en deudas. Nombrado presidente honorario, él hizo de todo para salvar a su querida compañía, asistió a cuanta convención existía, sugirió vías de acción y permitió que la compañía sobreviviera por esos años amargos hasta que finalmente bajo la administración de Avi Arad se comenzó a vender con éxito a los personajes de la empresa para su producción en cine, con el actual éxito del MCU. A través de tres presidentes y un mar picado en la junta directiva, lo único seguro en Marvel durante esa década fue "El Hombre", y eso nadie se lo puede negar.

8) Stan Lee recibe un pago anual por aparecer en películas de Marvel

The Amazing Spider Man, el cameo más largo de Stan Lee a la fecha.

Así es! Esto no es un rumor ni ficción, es verídico. Aunque Stan Lee no es multimillonario debido a que desde los años setenta ya no está involucrado en el quehacer de Marvel, él recibe un millón de dolares al año por aparecer como figura representativa de la marca. Esto por supuesto incluye visitar convenciones, atender fans y hacer uno que otro regular cameo en las diferentes películas para las cuales él fue editor y escritor. Eso es muy bueno para llegar al final de la vida, no les parece.

9) Stan Lee se ha visto implicado en crímenes y fracasos desde su salida de Marvel

Con la voz de Pamela Anderson, Stripperella despegó a la fama y se estrelló en ella.

Una de las pocas cosas que puede uno admitir que es cierta en Stan Lee como persona y como marca es que no es buen administrador. Ya como cabeza ejecutiva de Marvel, él fue quien dejó ir franquicias lucrativas para que fuesen adaptadas y la lucha de los derechos continúa hasta hoy. Fuera de Marvel, sus otros proyectos tampoco han tenido un final feliz.

Stan Lee Media, una aventura conjunta con el inversor Peter Paul, resultó en un masivo escándalo debido a la manipulación de acciones y de estado de resultados de la empresa, que llevó a la cárcel al inversor y al mismo Stan con una mano adelante y otra atrás. Su siguiente aventura, POW Entertainment, comenzó con la adaptación de Stripperella para Spike, pero con el tiempo no ha podido colocar ni productos de calidad ni éxitos que garantizaran su permanencia en el imaginario popular, aunque la aventura sigue en manos de inversores chinos.

10) Stan Lee va a terminar contando la historia del cómic

Stan Lee, The Watcher.

Lamentablemente, este es el aspecto más triste y más feliz de la historia de Marvel contada por Stan Lee, él es el último que está quedando en la cuadra. Su mayor detractor, Jack Kirby, murió hace dos décadas y su legado aunque firme ha sido ensombrecido por las constantes declaraciones de Stan Lee. La gran mayoría de los editores, dibujantes, entintadores y equipo que hizo de Marvel un éxito durante la Edad de Plata (así como sus competidores) se los ha ido llevando la muerte, pero a sus 95 años Stan Lee parece que no le hace daño el tiempo, todavía lúcido, en capacidad de dar entrevistas y actuaciones. Toda una leyenda viviente.

El mayor problema con esto es que conforme se acerca su última hora, para bien o para mal de todos los fans de cómics, Stan Lee será el último que ría. Su historia será la que se quede, la de un mogul del cómic que hizo un gigante de la nada y construyó tres universos que se han tornado en franquicias multimillonarias por derecho propio (X-Men, Spider Man y MCU). Cuando al final se seque la tinta, él será la leyenda, él será el recordado y todos los que no pudieron ni quisieron decir nada en su contra se los llevará el viento como al polvo. Es el trágico final de como los cómics moldearon el mundo en que vivimos, con un hombre espectáculo abarcando todas las luminarias, sea que las merezca o no. ¡Qué pena!

4 comentarios:

  1. Cuando era adolescente pensaba que Stan Lee era alguna especie de genio, luego conociendo más su historia y con la experiencia de la vida, entendí que solo es una de esas personas que tienen la habilidad de saber apalancarse en el talento de otros y barnizar su imagen con buenas capacidades sociales y carisma. De esos me he topado a menudo en la vida.

    Quizás su mayor aporte a los superhéroes fue el "humanizarlos", aunque creo que eso fue un efecto indirecto de sus limitaciones creativas, que saltan a la vista cuando ha intentado crear nuevos superhéroes por si mismo (como los penosos resultados de "Mosaic" y "The Condor" por ejemplo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las "grandes cabezas" del comic tiene pies de barro, en eso concuerdo. La combinación de habilidad entre Kirby y Lee cambiaron la historia del cómic para siempre, pero por separado no hicieron mucho. Tal vez ha sido su mayor fallo.

      Eliminar
  2. BIMAGO DEL NEOVERSO, te has topado con muchos y no has aprendido nada, cerebro de humo.

    ResponderEliminar
  3. Nunca aprendi a robarme el talento de otros, tienes razon!

    ResponderEliminar