Todd McFarlane; el rey de las figuras.



Los años 90 fueron la peor década para la transmisión del cómic al cine. Ya para esas fechas se había hecho público el doble fiasco de la adaptación del guión de Robocop hecho por Frank Miller (gracias a lo cual el brillante y resentido guionista nos llevaría a su decadente universo de Sin City). Al mismo tiempo, películas de bajó presupuesto incursionaban con héroes fuera del género tales como Barb Wire (Pamela Anderson y sus siliconas para siempre), Steel (quien le dijo a Shaquillle O'Neil que actuaba) y Blade (la única cosa medio decente de la década con Wesley Snipes a la cabeza). Pero la más horrible, asquerosa y repugnante de todas fue la película de Spawn. Con un John Leguizamo como un olvidable clown, la película fue la epitome de la mediocridad y el bajo presupuesto, dejando a los fans de la historia molestos y sorprendidos. Y si, todo eso fue culpa de un hombre, su autor, Todd McFarlane.

Todd McFarlane nace el Calgary, Canada el 16 de marzo de 1991. Desde muy pequeño el mostró una gran afición por los cómics, recibiendo la influencia de grandes artistas como Jack Kirby, John Byrne, George Pérez y el escritor Allan Moore. Sin embargo su principal pasión era el béisbol. Su habilidad le permitió conseguir una beca en la Universidad del Este de Washington. Pero sus sueños de convertirse en profesional fueron hechos trizas por una lesión en su tobillo que acabo con su carrera. Por esta razón el tuvo que tomar un trabajo en una tienda de cómics, dibujar y compartir apartamento para poder pagar su educación universitaria. 


Los primeros pasos de su carrera fueron accidentados, con más de 700 envíos a las editoriales para su consideración, que terminaron la mitad sin respuesta y la mitad en rechazo. Sin embargo, Sal Almendola le envió un borrador del guion de un cómic, que el convirtió en Coyote, su primera publicación. De allí, el se convirtió en un dibujante en reserva entre la DC y la Marvel, colaborando con Batman:Year Two, Incredible Hulk e Infinity Inc


A partir de 1988 el se establece como la fuerza creativa de Spiderman, durante la cual el se ve involucrado en la mejora del personaje así como muchas de sus polémicas. El redefinio la red araña del héroe, fue el creador de Eddie Brock (así como según sus palabras el fue la fuerza creativa detrás de Venom). Su trabajo provoco que le dieran su primer título propio, Spider Man, una revista orientada a los coleccionistas, en la cual trabajo hasta el número 16, para abandonarla por diferencias creativas con su editor Danny Fingeroth. No fue coincidencia que su reemplazo fuese Erick Larsen, uno de sus futuros compañeros en Image.


El fue uno de los seis disidentes que formo la compañía Image. Al igual que ellos, formo su propia compañía editorial, Todd McFarlane Studios, y uso un personaje de su invención que había diseñado a los 16 años y que reunía toda su experiencia del pasado, Spawn. Con un tema sobrenatural y macabro, Al Simmons es asesinado traición por Chapel (en uno de los muchos crossover de compañías que tendría Image, y la colaboración de Rob Liefield). Luego de hacer un pacto demoníaco, este regresa al mundo de los vivos en la forma del Engendro (Spawn), el cual anhela regresar con su familia pero se debate entre su obligación con sus gestores, su propia moralidad y las fuerzas que desean destruirlo. Al principio uno de los caballos de batalla de la Image, la historia fue muy popular en la década de los 90, con millones de ventas. Pero su experiencia como artista tuvo que dar paso a la de empresario, durante la cual cometió errores y tuvo que dejar tanto el dibujo como la escritura de su obra a partir de 1994, al cual ha vuelto de forma esporádica desde esas fechas.


Pero lo que fue perdida para unos fue ganancia para otros. Lo que comenzó como un acompañamiento para su línea de Spawn, Todd McFarlane Toys se transformo en un gigante de la industria de la creación de muñecas y figuras de acción, con licencias de deportes de Estados Unidos, así como franquicias exitosas de la última década (incluyendo Terminator y The Matrix). A la vez, funda Todd McFarlane Entertaimment, la cual luego de la horrorosa película del 97 se ha dedicado a la producción de la serie animada de HBO The Spawn, así como numerosos vídeos musicales. En la actualidad, en su papel de empresario, filántropo y admirador del deporte (sigue amando el béisbol), poco queda en este exitoso y talentoso artista del dibujante de cómics que nos entrego tantos personajes y fomento una industria de la nada. Esperemos algún día que vuelva a la corriente, pero mientras tanto bien hecho.

Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

0 Comentarios:

Post a Comment

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...