[Top] Akira Toriyama, y los Clonadores del Shonen

Escrito por : Carlos Molina | Fecha : martes, abril 04, 2017 | Etiquetas :

Akira Toriyama cambió el género shonen para siempre.

(Y no para bien)

Este dibujo de Amistrated refleja la influencia de Toriyama en el shonen desde Dragon Ball. Cuatro series populares por más de una década poseen personajes y tramas derivadas de su historia.

Hablar sobre la influencia que Akira Toriyama ha tenido sobre el manga y el anime es como admitir que el agua tibia existe. A pesar de que se dejó de publicar hace veinte años, Dragon Ball es uno de los manga más popular de todos los tiempos (con One Piece haciendo fuerza desde su primer merecido lugar), influyó en numerosos autores que en la actualidad se aprovecha de la fórmula que dejó a su estela. ¿Pero qué existía antes de esto que provocó semejante impacto en la industria? Lamentablemente, el ser humano es muy dado a olvidar el pasado y creer que lo que se vive en el presente es el estado natural de las cosas. La realidad es más complicada que la ficción, esto porque en el pasado el género shonen era mucho más violento y sexualmente explícito que en la actualidad.


Quien creo el género del manga, el shonen y su futura orientación fue Osamu Tezuka (Astro Boy, Kimba the White Lion y Black Jack). Hace 75 años (que viejos somos), este ilustrador y caricaturista propuso una combinación de ideas que fue un éxito entre los jóvenes de su generación y definiría el camino del shonen desde entonces. Caracteres con ojos grandes, una trama orientada a la ciencia ficción, personajes principales con moral sólida y personajes secundarios que van ganando protagonismo; fueron y serían las principales características del género de cómic juvenil-adolescente japonés por los siguientes treinta años.


Durante es tiempo aparecieron autores que transgredieron, retaron y cambiaron el género como Go Nagai, que introdujo mechas, ultraviolencia, desnudos y situaciones picantes con sus series Harenchi Gauken, Mazinger Z y Violence Jack; Masami Kurumada, que introdujo la primera serie de deportes exitosa del manga con Ring ni Kakero (si no les suena es el autor de Saint Seiya/Caballeros del Zodiaco); y Akira Toriyama, que introdujo la comedia ridícula sobre un marco de ciencia ficción con Dr. Slump. Pero, si Akira está en esta primera lista, ¿qué fue lo que cambió para volver al shonen tan popular y volverse una leyenda viviente? El punto de inflexión del shonen como género se presentó con la segunda parte de su segunda obra, casualmente títulada Dragon Ball. A continuación enumeraré los hechos que hicieron grande esta obra y que le dieron un carácter imperecedero en el tiempo. Dicho esto acompáñenme, a ver si estamos de acuerdo.

1) Si el río suena, monos trae...


Uno de los grandes aciertos de Akira Toriyama como autor fue “inspirarse” en El Viaje al Oeste para hacer Dragon Ball. Considerada una de las obras clásicas de la literatura china (y como todos sabemos cuando fuimos estudiantes los clásicos eran lectura obligatoria en el colegio), esto le permitió a muchos adolescentes identificar a los héroes con personajes literarios, especialmente a Son Goku, que está inspirado en el Rey Mono, uno de los personajes más populares del relato clásico. En gran parte la popularidad inicial de Dragon Ball era descubrir en quien estaban inspirados los personajes, algo que continuó durante toda la obra e incluso fue imitado por autores posteriores (Masashi Kishimoto se inspiró en el relato clásico japones Jiraiya Gōketsu Monogatari para Naruto).

La familia de Naruto es el ejemplo clásico de que la vida continúa (y las aventuras).

2) La vida no es estática


Aunque existe una forma mágica de remediar la muerte (por lo cual la otra vida se transforma en una broma en si misma), uno de los fuertes de Dragon Ball es que muestra la vida. En el transcurso de la obra, tres de sus protagonistas principales (Bulma, Krillin y Son Goku) se transforman en padres de familia y jefes de hogar, con hijos que por su cuenta llegan a endulzar, complicar o enfrentar los problemas de sus padres. Esta transformación incluye por supuesto el hecho de enfrentar la vejez, la mortalidad y el final de su ciclo. Hasta ahora sólo uno de los autores “clones” de Toriyama ha seguido esa tendencia (otra vez Masashi Kishimoto con Naruto), que aunque no parece significativa es importante porque la vida le brinda realismo a personajes de ficción.

La sorpresiva derrota de Yamcha por los Saibamen se ha transformado en un meme popular de los personajes de relleno que sirven para denotar el peligro del rival. Cabe recordar que él no fue el primero en morir en Dragon Ball.

3) Borrón y cuenta (no tan) nueva


Akira Toriyama no fue el primero en introducir un casting enorme en sus series, pero fue uno de los que se percató de que “lo que no sirve que no estorbe”. Desde la Saga del Rey Picoro (donde sólo quedaron Yamcha y Tenshinhan), pasando por la Saga de Frieza (Krillin y Son Gohan fueron los únicos Guerreros Z en Nameku las dos temporadas que duró) y llegando a Majin-Bu (Son Goku y Vegetta fueron los únicos sobrevivientes del holocausto); al autor no le ha temblado el pulso para sacar de la ecuación lo que no sirve, aunque sea temporalmente. La medida le permitió concentrar el relato en los personajes importantes, que movieran la acción sin distracciones y guiaran al espectador al desenlace esperado. Y si van a venir con alegatos les recuerdo que la mayoría del entrenamiento de los guerreros Z con Kaio-sama fue relleno. Esto ha sido imitado también por otros autores inspirados, especialmente por Tite Kubo en Bleach (Ichigo se los garcha a todos).

Transformaciones y evoluciones. Un mundo de transformaciones. Pero la principal adivinen donde está.

4) Los personajes evolucionan (y de qué manera)


Cuando el shonen de acción comenzó a orientarse en las proesas marciales de sus protagonistas (gracias al boom de ese género de los 70s y 80s), los héroes eran torres musculosas todapoderosas que habían nacido con el don de estallar a sus rivales con una combinación de golpes. Es tradicional (y ridícula) la expresión de Kenshiro en The Fist of the North Star de comentarle a un rival que está muerto luego de haberle aplicado una combinación de golpes hacía un rato. Con el advenimiento de la censura (fue aplicada primero para escenas gore en los ochentas), la solución que encontraron autores como Toriyama es que el personaje debía evolucionar. Son Goku y sus amigos obtienen beneficios a través del entrenamiento que el espectador OBSERVA. Conforme los rivales se vuelven más fuertes, “romper el límite” se vuelve el objetivo principal, ocurren transformaciones físicas (las fases Super Saiyan) y esto a su vez se transforma en una lucha “por no quedarse rezagados”. Quien se resigna pasa a engrozar la lista de “víctimas” tratadas con anterioridad, para quien no lo hace el infinito es el límite. Este detalle es explotado con más detalle por todos los admiradores por igual, especialmente entre TODOS sus imitadores (Kubo, Kishimoto, Machima y Oda).

La aparición de Porunga fue la culminación de mitad de la tercera temporada de DBZ, y si que resultó grande.

5) Nameku/Frieza, un arco de múltiples temporadas


Si uno observa con atención Dragon Ball Z, como espectador descubre que los primeros arcos de la serie (Radix/Saiyan/Vegetta) pasan realmente rápido. Pero al introducir un giro de la trama inocuo (que Picoro es un extraterrestre del planeta Nameku), nadie esperaba que eso se transformaría en una saga cuyo alcance aún repercute 25 años después. La batalla por las esferas del dragón de Nameku se transformó en 7 volúmenes y 67 episodios de televisión que mantuvo a los espectadores literalmente sentados en sus asientos (o esperando con ansia el siguiente capítulo la próxima semana o el próximo mes dependiendo del caso). La popularidad de la serie estalló gracias a este megaevento, lo que vino después fue la publicación de otros dos enormes arcos (Cell y Majin-bu) con los que culminó la primera serie. Todo autor futuro tomaría nota de este como “el evento que hay que superar”, pocos lo han logrado y menos han salido ilesos del intento (Tite Kubo con Bleach pagó los platos rotos).

El equipo de Goku en el torneo de Dragon Ball Super contiene a los tres villanos que ha perdonado en su vida; Piccoro, Vegetta y Majin-Bu. Una evolución clásica de villano a heroe, anti-heroe y figura cómica.

6) ¿Redimir o revivir al villano?


Esa es una de las grandes preguntas de Dragon Ball a lo largo de su ciclo como historia. A lo largo de su historia, tres grandes villanos de la serie (Piccoro, Vegetta y Majin-bu) se han redimido por el contacto y la amistad con Son Goku o sus amigos (o porque eran populares con el público :p). Por otro lado, de los villanos más recalcitrantes al menos uno ha resucitado (Freezer), otro se ha transformado (Oob) o han evolucionado a formas más allá de su cuerpo. Con las esferas del dragón la muerte no es un estado permanente y la facilidad de acceso de todos a este recurso abre la puerta para que viejos enemigos regresen para interferir con los héroes, incluso los que aparecen en películas no canónicas y rellenos (Garlik Jr.). ¿No les suena esto conocido? (Oroshimaru de Naruto).

Ulquiorra Cifer es el ejemplo del villano que superó al héroe. A diferencia de los otros Arrancar, su indiferencia y frialdad se introdujo en el corazón de los fans, tanto que Tite Kubo hubo de matarlo

7) El villano es la quintaesencia del anti-héroe


Una de las constantes de la serie es que Goku o su familia debe ganar la pelea. Pero algo gracioso sucede luego de la victoria, por más vicioso y peligroso que sea el enemigo, cuando Goku ha perdonado a su rival este se ha transformado en un aliado, aunque para esto pasa mucho tiempo. Para ser sinceros Piccoro requirió de una temporada y Vegetta de cuatro para ser considerados “amigos”. Pero aunque Piccoro suavizó mucho su modo de ser (por la influencia de sus dos fusiones), Vegetta ha seguido recalcitrante, orgullos y despecitvo con respecto a la gente que lo rodea y sus habilidades (o carencia de ellas). Esto es algo que ha reconocido Toriyama en Dragon Ball Super al permitirle al enorme rival acompañar a Goku en sus aventuras. Por supuesto que esta clase de “amistades” les debe resultar conocidas (Naruto/Sasuke. Ulquiorra, ajem).

La serie todavía se llama Dragon Ball por algo y es por estas siete.

8) Un anillo (esfera) que los une a todos


Dragon Ball no lleva el nombre de su protagonista sino del objeto que ha servido para unir a los diferentes personajes. Fueron las esferas del dragón las que unieron a Bulma, Son Goku y Yamcha por primera vez, las mismas esferas le permitieron conocer al Maestro Roshi y eventualmente a Krillin. Las esferas del dragón han servido para relacionar y unir a todos los personajes, ya sea para corregir un mal en el mundo, para revivir a amigos perdidos o enfrentar rivales imposibles. Este McGuffin es un elemento permanente de esta historia en cualquiera de sus iteraciones (incluyendo GT) y sin ellos no hubiese existido la historia. Esto es algo que reconoció Eiichiro Oda reconoce y usa en su obra One Piece (por si no lo saben, One Piece es el tesoro del Pirata Morgan que se encuentra más allá de la Gran Línea, quien lo posea podrá llamarse a si mismo El Rey de los Piratas).

9) Cuando el protagonista/antagonista es una organización


En Japón existe una gran tradición corporativa en la forma de Zaibatsus. Algo que todavía se ve poco en occidente es que una compañía como Mitsubishi además de producir vehículos posea uno de los bancos más grandes de Japón y construya barcos junto con maquinaria pesada (si han visto la serie Evangelion se darán una idea). De la misma forma, Toriyama combina ese espíritu corporativo en héroes y villanos a lo largo de su serie. Ya sea la Corporación Capsula (de la cual Bulma es heredera), el Ejército de la Banda Roja (Red Ribbon Army al principio la organización era un inmenso grupo mercenario con contactos por todo el mundo en numerosos intereses) o la Corporación de Frieza (que vendía planetas y hacía negocios por todo el Universo), existe un mundo corporativo organizado en el mundo de Toriyama que ayuda o enfrenta a los héroes, lo que significa también que no existe anarquía. Esto es algo que todos quienes se han inspirado en Dragon Ball han tomado en cuenta, ya sea mágica (Fairy Tail es un gremio de magos, como muchos otros), ninjas (los clanes se organizan en Kages que responden a señores feudales) o piratas (los piratas están integrados en organizaciones y son perseguidos por el gobierno). No importa como esté el mundo, siempre existe orden y ley.

Dato curioso. Entre Ranma 1/2 e Inu Yasha apenas se reúne la tercera parte de lo que ha conseguido Dragon Ball en ventas. Lo que hace a Rumiko Takahashi una de las millonarias más grandes de Japón es que conservo los derechos de sus obras.

10) La fama no trae la gloria (ni el dinero)


Dada la inmensa popularidad de Dragon Ball Z en el mundo, cualquiera imaginaría que Akira Toriyama está nadando en una piscina de millones. A pesar de que no se muere de hambre, la situación de este famoso mangaka no es acomodada. Es más, de todos los autores populares del shonen de estos tiempo (Akira Toriyama-Dragon Ball, Tite Kubo-Bleach, Hiro Mashima-Fairy Tail y Eiichiro Oda-One Piece) sólo Masashi Kishimoto-Naruto aparece como uno de los mangaka que más gana por año, en sexto lugar; mientras que Rumiko Takahashi (Ranma ½, Inu Yasha) está segunda. Una mangaka que sólo publica una vez al mes y que no llega actualmente ni a las cinco decenas de miles de copias por mes. ¿Alguien puede explicar que diablos pasa aquí?

En lugar de alegrarnos por Dragon Ball Super, deberíamos sentir tristeza. Toriyama hace esto no por sus fans sino por dinero, ya que sobre esto si tiene el control y los derechos.

La respuesta se encuentra en los derechos. Rumiko Takahashi invirtió sus ingresos en adquirir los derechos de autor de sus obras, de sus personajes y controlar celosamente cualquier producción relacionada; Akira Toriyama así como la mayoría de sus colegas confío demasiado en la buena voluntad de la editorial y producción. Cuando llegó el final del ciclo de Dragon Ball, él cedió los derechos a la Toei Animation durante una década a cambio de un monto en metálico, esta hizo millones comercializando la serie en occidente (junto con su engendro Dragon Ball GT) y la fortuna de Toriyama no ha “mejorado”. Dragon Ball Super es la respuesta que ha encontrado para cambiar esto, pero este proceso puede llevar una que otra década si es que el público no se aburre de su constante "falta de creatividad". Los demás mangakas han pecado de confiados con empresarios que en el mejor de los casos les han dado lo justo por sus ideas y un poco más.

Una transformación de leyenda. Aunque ahora ha sido superada, la primera transformación en Super Sayan marcó una evolución no sólo en Dragon Ball sino en el shonen en general.


De esta forma, en otro onomástico de este famoso mangaka, ¿qué es lo que podemos sacar de experiencia para nosotros? Si se juntan las estrellas de forma prodigiosa y logramos tener suerte con alguna obra, no sean como Akira Toriyama. Si quieren vivir una vida de adoración pública sin dinero para ostentar, ese es su modo de vida. Pero la verdad es que el dinero y la permanencia se consiguen con maniobras empresariales, como conservar los derechos de autor y velar por ellos. La diferencia entre un mangaka que entra en un cómodo semi-retiro a los cuarenta años (Masashi Kishimoto) y uno que sigue trabajando a los sesenta son las decisiones que tomó en su juventud. Así que, si lo que quieren es fama y dinero, no sean como Akira Toriyama y no hagan lo mismo que hizo con Dragon Ball.

El primer beso de Sasuke. Al final Kishimoto como alumno superó a su maestro con sólo tener control de su obra.


google+

linkedin

8 Comentarios

Publicar Comentarios
avatar
Anónimo
Admin
abril 04, 2017 10:51 p.m.

Picha, qué buen artículo, los felicito.

Algún día me gustaría ver en estas mismas palabras todo el drama que supuso Dragon Ball Gt I una comparación de por qué en Japón aman tanto a One Piece y no tanto a Dragon Ball.

Pero volviendo al artículo, excelente!

Reply
avatar
abril 05, 2017 5:18 a.m.

Muchas gracias por el comentario. El análisis de este artículo nace justamente del interés y algunos comentarios que han hecho en la página. Ya después analizaré la obra de los otros artistas shonen y su impacto, incluyendo Eiichiro Oda. Por todo gracias.

Reply
avatar
Letcher
Admin
abril 06, 2017 7:01 a.m.

Gran articulo. Me hubiera gustado algo mas del porque su exito masivo en occidente y cual es la recepcion japonesa en gral.

Reply
avatar
abril 21, 2017 5:41 a.m.

Eso será para otro artículo, Letcher. La razón del éxito de Toriyama en Occidente requiere analizar lo que existía en el mercado antes más el impacto icónico que Goku ya poseía en Japón (fue serializado posterior a otras series famosas), pero no es simple de explicar. Su personaje es tan popular que en las peleas lo enfrentan contra Superman, que es el ícono de Occidente. Pero es demasiado material para un sólo artículo. Espero eventualmente volver sobre estos datos y darte respuesta. Gracias por el comentario.

Reply
avatar
Anónimo
Admin
mayo 01, 2017 1:34 p.m.

Muy interesante articulo,ahora dragobaallsuper tiene sentido del porque el viejo la decidio hacer,hey y no podes hacer un articulo porque el creador de saint seiya decidio hacer next dimension si es casi la misma cosa que la saga doce casas sera por dinero tambien. por cierto yo recuerdo que en mi tiempos dragon ball era un dibujito que los padres no permitian ver por la violencia,entonces haciendo una extrapolacion por que sera que todo aquello que viene a romper con lo socialmente aceptable de una epoca posterior tiende a volverse luego aceptable,es el caso por ejemplo de la evolucion de la musica,tambien podria ser,que japon en esos años estaba con un fuerte crecimiento econocmico y buscaba exportar sus productos,otra cuestion podria ser en que occidente tambien colabora en popoularizar cosas con potencial economico o cultural yo recuerdo por ejemplo que el gangan style no entendia el exito monumental de esa cancion pero mi hermana que ve doramas me dijo que habia oido esa cancion en un dorama donde estaban los personajes en una discoteca y el dorama era mas viejo que el 2012 que fue el año del boom de esa cancion.hoy en dia con la generacion milenial y todo eso tambien es muy molesto ver cosas que son muy populares mediaticamente aunque sean basura y otros que apelan al sentimentalismo de sus viejos fans para sacar mas basur..billete
postdata el unico shounen despues de dragon ball que se merece su popularidad es one punch man.
saludos.

Reply
avatar
mayo 02, 2017 9:44 a.m.

Con un poco de análisis todo tiene sentido. Akira Toriyama falló en guardar sus derechos, igual que Masami Kurumada y otros grandes artistas mangas, porque ganaban mucho y creyeron que nada iba a pasar en el futuro. Ninguno vio a futuro hasta que sus nuevas series se estancaron, no encontraron la aceptación o no tuvieron éxito. Cuando las empresas japonesas comenzaron a vender los derechos a Occidente a mediados de los 90 fue que vieron la mina de oro que dejaron ir.

Y hablando del calvo favorito de todos, One-Punch Man es un retorno a la era del superpoderoso personaje estilo Kenshiro (Hokuro no Ken), combinado con mucha parodia. Es un interesante cambio y un regreso a las bases que construyeron el shonen (incluso Shingeki no Kyojin tiene algo de eso). Pero eso lo abordaré en otro análisis. Gracias por comentar.

Reply

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail