Breaking

Mostrando las entradas con la etiqueta nintendo. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta nintendo. Mostrar todas las entradas

domingo, junio 25, 2017

domingo, junio 25, 2017

[Reseña Gamer] Arms

En el 2015 Nintendo optó por sacar una nueva IP del genero shooter que la gente recibió con los brazos abiertos. Al parecer, la gran N se dio cuenta que era buena idea experimentar con nuevas franquicias para diversificar sus juegos y poder usar más personajes, los inklings en Mario Kart son ejemplo de esto, dando una idea de como quiere implementar sus nuevas franquicias. Para muestra de eso tenemos su más reciente juego, Arms, veamos si el experimento le salió bien de nuevo.


Ficha técnica
Nombre: Arms
Desarrollador: Nintendo EPD
Distribuidor: Nintendo
Genero: Peleas
Jugadores: 4
Plataforma: Nintendo Switch
Fecha de lanzamiento: 16 de junio del 2017


Controles básicos, pero con profundidad


Arms se puede jugar de dos formas distintas: de la forma tradicional o con los controles de movimiento. En la primera, tendremos la palanca para movernos y al oprimirla nos defendemos; la "Y" para esquivar; un salto con "X" y golpes con el guante izquierdo y derecho con "B" y "A" respectivamente (también se pueden usar los gatillos), aparte, si los oprimes al mismo tiempo harás un agarre. Por el otro lado, para los controles de movimiento tendremos que agarrar los joy-con, uno en cada mano. Cada vez que hagamos los brazos hacia adelante los personajes lanzarán un golpe dependiendo si fue el derecho o izquierdo y juntos será para hacer un agarre. Para movernos debemos inclinar ambos hacia donde queramos ir; si los ponemos en forma de "V" invertida pondremos defensa; con los botones de "R" y "L" saltaremos y nos deslizaremos respectivamente. Los controles son cómodos y se pueden aprender intuitivamente sin tener que complicarnos sobre que hace cada uno, quizá lo único cuestionable sería el oprimir la palanca para la defensa, sobretodo para quienes están acostumbrado a hacer hacia atrás para defenderse, pero no va más allá de acostumbrarse. De forma increíble los controles de movimientos no se sienten como un anexo innecesario, no hay duda que para algunos puede resultar agradable, o hasta preferible, jugar de esta forma. Al no ser complicados de aprender cualquier persona puede agarrarlos e inmediatamente divertirse sin tener que consultar el manual.


Lo interesante del gameplay viene cuando vemos las técnicas que tenemos a nuestra disposición. Desde lo básico como un dash en el aire para aumentar la movilidad de los personajes, pasando por lanzar un golpe para detener los agarres y, lo que más caracteriza al juego, poder desviar los golpes cuando los lanzas. Esta última viene con un problema, sobretodo para los principiantes, consiste en que los puñetazos son desviados con la misma palanca con la que te mueves, así que si intentas moverte para evitar un ataque al mismo tiempo que quieres contraatacar lo más seguro es que falles el puñetazo. Esta situación se puede evitar con la práctica, pero no se puede negar que muchos se pueden frustrar por este inconveniente. Fuera de eso, también tendremos el movimiento especial que se activa cuando llenas un medidor mientras más golpes acierten o te den, al usarlo podrás lanzar una ráfaga de puñetazos para causar un enorme daño al contrincante, el único inconveniente sería que es igual para todos los personajes y guantes, quitándole una posible variedad más. Arms ofrece un juego "fácil de agarrar y difícil de dominar", puede dar paso a momentos tensos característicos de este genero, incluso se podría decir que se puede jugar a nivel profesional y tener un lugar en el EVO, todo depende de que tanto interés le ponga la comunidad.

Una gran variedad para los jugadores


Para darle diversidad a los combates nos encontramos con diversos peleadores. Cada uno tendrá su propia característica que los definirá, desde cosas simples como aumentar su fuerza con poca vida, un cuádruple salto, hasta otras algo complejas como lo son el estirar el cuerpo, flotar y desaparecer después de bloquear un ataque. No hay clones por lo que todos tienen su propia identidad a la hora de pelear, haciendo a cada pelea única. Si existiera un detalle negativo es que solo son 10 personajes, por ahora, aunque se ha anunciado que llegará otro con el paso del tiempo (si es que no ha llegado ahora), así que podemos intuir que el roster puede ir aumentando conforme pasen los meses, de forma similar que pasó con Splatoon. La gran variedad entre cada peleador abre un abanico para que cada jugador decida el estilo que más se le acomode.


Otro incentivo para buscar tu estilo son la variedad de los guantes. Hay muchos de estos y tienen lo positivo de que ningún peleador tiene guantes únicos, es decir, todos pueden usar el guante que quieran. Hay desde los estándar, hasta algunos más locos como una gran bola metálica: discos giratorios que pueden tener un gran efecto para alcanzar al rival; cabezas de dragón que disparan un rayo; torpedos que buscan al contrincante; entre otras locuras. Otra característica que tienen es que cada uno tendrá un efecto especial, como explotar al impactar; electrocutar a tu oponente para evitar que use sus guantes; un remolino de viento que los avienta lejos; para dar ejemplos. Para dar variedad podrás encontrarte con guantes repetidos, pero con otro efecto especial, lo cual da más posibilidades para buscar tu estilo de pelea. El único problema es como se desbloquean, tienes que pagar (con puntos dentro del juego) para entrar a un minijuego donde aparecerán al azar, así que puedes tardar un poco en tener el que buscas para cierto personaje. Los guantes son otro apartado que dan identidad para diferenciarse de otros juegos de pelea, cada uno te invita a experimentar y pensar de diferente forma dependiendo de cual uses y a cual te enfrentes, si solo hubiera un mejor método para conseguirlos entonces este apartado hubiera sido perfecto.

Diversidad en los modos de juego


Algo que llamó la atención de Arms desde su Global Testpunch fueron los modos de juego que tiene. Tiene el clásico modo Arcade donde enfrentas a 10 adversarios para ganar el torneo y el modo de versus para jugar solo o con hasta 3 amigos más. En el versus tenemos peleas 1 vs 1, 2 vs 2 y todos contra todos con 3 o 4 peleadores. Entre los que son sorpresivos están el baloncesto, donde tienes que encestar a tus oponentes con agarres o lanzándolos con golpes fuertes; voleibol, aquí debes golpear una pelota para que le explote a tus rivales (este se puede jugar solo o por equipos); tres jugadores enfrentando a Hedlok (un monstruo de seis brazos); un tiro al blanco donde destruir dianas y golpear a tus oponentes te dan puntos (igual se puede jugar solo o en parejas); y un modo para un jugador donde enfrentas 100 adversarios. Con los modos de pelea encontramos que los escenarios no son la gran cosa, se entiende su propósito de no querer estorbar (es más, si este se vuelve un juego profesional la mayoría de los escenarios se podrían usar por no ser tan invasivos), pero no se puede negar que pudieron ser mejores. Los modos menos convencionales son divertidos e ingeniosos, a tal grado que cambian tu forma de abordarlos al ser tan diferentes de las peleas. No duden que pueden agarrarle un gusto por la diversión que pueden conseguir, especialmente jugando con amigos.


Una de las más grandes preguntas sobre este tipo de juegos es como funciona el online, sobretodo viendo que es de Nintendo. Aquí funciona decentemente, durante los enfrentamientos rara vez tendrá lag (Nintendo hizo un truco para hacer los combates fluidos suprimiendo el lag durante los golpes), aunque eso no lo salva de las desconexiones. No son tan constantes como uno pensaría, pero si tienes una no dudes que te puede pasar otra en poco tiempo. Al entrar en este modo de forma casual estaremos en un lobby con otros jugadores esperando que el juego nos de una partida en algún modo (estarán todos excepto el de 100 adversarios) elegido al azar. Esto último es lo molesto de este apartado, si quieres jugar un modo en especial tendrás que tener suerte para que el juego se digne en ponerlo, algo semejante a lo que pasa con Splatoon al no poder escoger el mapa, esta sería su versión para un juego de peleas, sin embargo, a diferencia del juego de calamares, no es tan molesto porque las partidas son rápidas y no hay restricciones en los modos que puedes jugar. Semejante a Super Smash Bros for Wii U, también tendremos un modo donde se toma el juego seriamente, aquí incluso iremos subiendo de rango para demostrar quien es el mejor. El modo online se mantiene estable y sus modos van desde lo casual o por diversión hasta lo serio para quienes buscan un mayor reto, sus problemas de desconexión no son tan constantes, así que no hay problema para disfrutarlo con una conexión decente.

Narrativamente pobre con excelente apartado técnico


Decir que este juego tiene una historia o personajes con personalidad es hacerle un favor. El modo Arcade es un torneo donde solo nos da presentaciones de cada peleador para tener un poco más contexto sobre lo que son y su estilo de pelea. De la misma forma, los participantes no tienen frases o cinemas donde los desarrollen más allá de una característica. Ambos apartados son pobres en el mejor de los casos, la única razón por la que uno simpatizaría con algún peleador es que tanto te gusta manejarlo. Podría parecer que esto está bien porque los juegos de pelea no necesitan una historia sobresaliente, pero Mortal Kombat e Injustice son el ejemplo perfecto de que estos es posible y enriquecedor para el juego, por eso este se siente tan escueto en este apartado.


Donde si merece elogios es con el apartado gráfico y con la música. En el primero veremos que cada personaje se ve único en relación con los otros, incluso el genérico tiene lo suyo para ser sobresaliente con su estilo. Con una viva paleta de colores da un sentimiento de fiesta y diversión, incluso los escenarios de noche transmiten un sentimiento alegre. Al mismo tiempo, la música hace un gran trabajo ambientando las peleas y la sensación del gran torneo que es Arms. Aunque durante las enfrentamientos es posible que no la escuches por los sonidos de la pelea o por estar concentrado en esta, es algo natural de este genero, pero cuando la llegas a escuchar es increíble. Ambos apartados combinados dan una gran sensación de competencia que da paso a grandes momentos con los amigos por la emoción.

Un excelente exponente del genero


Arms llegó como otro intento de Nintendo para entregarnos una nueva franquicia y les quedó bien. Tiene elementos para ganarse una identidad, su gameplay es simple, pero con una gran estrategia de cuando atacar, defender y agarrar debido a la diversidad en sus peleadores y guantes. Tiene un par de puntos negativos, el roster es uno de ellos por solo tener 10 personajes, parece que pasará por el mismo camino de Splatoon, con el tiempo tendremos DLC (esperemos que gratuito) para que el juego se vaya completando. Es una muy buena propuesta para todo poseedor de un Switch, no es una revelación o revolución del genero (como algunos creen), solo es una buena aportación para este y que probablemente gustará a los fanáticos. Esperemos que la escena competitiva se mantenga presente porque tiene mucho potencial, sin olvidar que cualquiera puede simplemente agarrarlo y divertirse sin problemas.


domingo, junio 04, 2017

domingo, junio 04, 2017

[Gamer] Impresiones de Arms Global Testpunch

Raro son los momentos cuando Nintendo decide sacar una serie nueva. Cuando se anunció Splatoon mucha gente perdió la cabeza por ser una propiedad intelectual nunca antes vista. No hace falta recordar el éxito que representó para la gran N. Quizá por eso se aventuraron a probar nuevamente con un título nunca antes visto. Antes de su salida nos dan una pequeña probada y de esa forma sacar el juego lo más pulido posible, estas son las impresiones del Arms Global Testpunch.


Primero hablaremos de los controles, los cuales en términos rápidos podemos decir que son simples. Usas la palanca izquierda para moverte por el escenario y si la oprimes pones defensa; el botón X sirve para saltar y el Y para esquivar, puedes presionarlos en ese orden para tener un impulso en el aire; los botones B y A sirven para dar golpes con el brazo izquierdo y derecho respectivamente y si los oprimes al mismo tiempo haces un agarre. Agréguenle que puedes desviar el curso de un brazo al mover la misma palanca que usas para moverte, lo cual genera un pequeño problema pues si quieres golpear a tu enemigo que está a la derecha al mismo tiempo que quieres moverte a la izquierda lo más seguro es que falles el golpe o te muevas a donde no quieres. A pesar de lo molesto que suena solo es cuestión de acostumbrarse aunque puedes tardar un poco en hacerlo. El como esta la repartición de botones con la práctica puede volverse intuitivo y no presenta dificultades para aprenderte que hace cada uno. Aunque si lo prefieres puedes usar los controles de movimiento, estos presentan el mismo problema de movilidad y golpe que con los botones, lo bueno es que no se necesita estirar el brazo violentamente para que hacer una acción. No es molesto y se puede prestar para hacer más divertido al juego, hasta cierto punto. Este juego es como los demás que Nintendo hace, puede ser disfrutado tan pronto agarras el control, pero se puede poner a otro nivel si te lo tomas en serio.

Mostrando su variedad e imaginación, Arms nos pone distintos personajes tanto en diseño como en control. Cada uno se siente diferente del otro y no solo por sus guantes. Para dar un ejemplo, Spring Boy es el estándar para los principiantes; Ribbon Girl tiene un cuádruple salto que la vuelven acrobatica y difícil de golpear; Ninjara puede desaparecer al esquivar para desorientar al adversario; Min Min puede golpear al esquivar en el aire aparte de tener una gran agilidad, y esos son solo algunos de los personajes disponibles. A lo anterior se le agregan los pequeños detalles de un juego de peleas, como el tiempo de recuperación y caída, que muchos pueden dejarlos pasar, pero son necesarios si quieres mejorar. También tenemos los diferentes tipos de guantes para darle todavía más variedad a los combates, hay guantes que no tienen ningún tipo de modificación mientras que otros tienen aros para dar vueltas más pronunciadas, dragones para lanzar un pequeño rayo, bolas de metal para hacer más daño, etc. Todo esto le da una gran variedad a Arms, haciendo que cualquiera pueda encontrar su propio estilo y que cada partida se sienta única por las grandes posibilidades que ofrece.


Hablando de partidas, estas no se quedan atrás con la diversidad que el juego ofrece. Estarán los combates normales de uno contra uno, hasta batallas por equipos de dos contra dos. Lo interesante de este último es que la pareja estará unida por una cuerda, provocando que tengan un limite en cuanto se pueden separar y si uno es lanzado por un golpe arrastre al otro haciendo que a los combates más estratégicos. Lo que sobresale son los otros modos menos convencionales, hay uno de voleibol donde a través de golpes debes anotar; uno de baloncesto donde haces una anotación automática con cada agarre o golpe que mande a volar al adversario; un modo donde te unes a otros dos para pelear con una criatura de seis brazos; otro donde el ganador será quien rompa más dianas y los que posiblemente faltan por agregar cuando salga el juego. Es sorprendente la creatividad que tuvieron los desarrolladores para dar suficientes opciones a los jugadores para encontrar el que más prefieran.

En general la beta funcionó bien la mayoría del tiempo. Los días que estuvo la repartición de los tipos de partidas se sintieron equilibradas, las peleas corrían bien aunque rara vez llegaba el lag. Lo que un día si llegó a ser algo constante fueron las desconexiones, esperemos que esto sea por su naturaleza de beta y en la versión final se han inexistentes o, por lo menos, mínimas (conociendo a Nintendo lo más seguro es que sea esta última). Se puede decir que Arms es un juego divertido sin lugar a dudas, su gameplay es el clásico fácil de agarrar, pero difícil de dominar. Por ser solo una probada y que todavía falte para su lanzamiento no se puede recomendar a completamente, sin embargo, no se puede negar que nos ofrecen algo divertido e interesante.

¿Qué les pareció a ustedes?


miércoles, agosto 24, 2016

miércoles, agosto 24, 2016

[Reseña Manga] Metroid Origins, descubriendo a una heroína (con link para leer online)

No es raro ver que una historia sea adaptada a otros medios, ya sea para presentarla de diferente forma, mostrar acontecimientos que no se vieron en el material original o para mostrar otra visión de la historia. Mientras que algunos pasan sin que supiéramos del material original, otros ni siquiera nos enteramos de su existencia, sobretodo porque nunca salieron de su país de origen. Este manga sufrió este fenómeno y todos la pagamos caro, al no poder ver por completo a uno de los personajes más característicos de los videojuegos, Samus Aran, a quien podemos encontrar en su manga Metroid.


Ficha técnica
Nombre: Metroid
Escritor: Kouji Tazawa
Dibujante: Kenji Ishikawa
Editorial: Magazine Z
Capítulos: 16
Publicación: noviembre del 2003 a marzo del 2004


¿De qué trata?


La historia nos ubica en los primeros años de vida de Samus, mostrándonos su pasado y los eventos antes del primer juego. Haciendo énfasis en como se convirtió en la cazarrecompensas que todos conocemos.


Conociendo a la verdadera Samus Aran


La trama nos revela el pasado de Samus, sus primeros años, porque fue adoptada por los Chozo, cómo consiguió su Power Suit y sobre el origen de los Metroid. Al salir después del año 2000 introduce elementos de varios juegos de la franquicia como Metroid Fusion y Super Metroid para darle más sentido a la línea de tiempo. Enlaza las cosas de forma natural sin darle muchas vueltas o sentirlas forzadas, desde la creación de los Metroid, hasta la existencia de Mother Brain y su control sobre los piratas espaciales. En general la historia es concisa, da un excelente contexto a los acontecimientos del primer juego y aunque el final es predecible, pues termina en una parte del primer juego, es un punto de partida que podrá darte ganas de volver a jugarlo (ya sea el original o el Zero Mission) o si no eres adepto a la franquicia, es probable que quieras ver el desenlace.

En cuanto a personajes ocurre algo interesante con Samus. Ella logra sentirse más humana de lo que muchos pensarían con la primera impresión que deja. Ponen diversas situaciones para demostrar sus diferentes facetas y emociones, mostrando más de una dimensión (que desde el segundo juego nos venían insinuando). Muchos se quejan que en Metroid: Other M la pusieron muy sentimental (hasta llorona), pero este manga salió en el 2003 y podemos apreciar que siempre se pensó que tuviera esa personalidad, Team Ninja solo la sacó a la luz. La cazarrecompensas está bien trabajada, sus dudas, temores, decisiones y valor están justificadas con un argumento solido, mostrando que ella es en efecto humana y no un simple Avatar.


En cambio, el resto del reparto no podría considerarse como completamente necesario. Es cierto que varios ayudan en algunos acontecimientos, pero son unidimensionales y llegan al olvido fácilmente, siendo el más o menos rescatable Adam Malkovich, porque se nos ha mencionado en varias ocasiones, aquí su participación es escasa, aunque no es que importe pues ya tenemos un juego donde se profundiza en él. También está el ligero inconveniente de que los enemigos se sienten caricaturizados, siendo el mayor exponente Ridley. Este villano se puede mostrar sanguinario en algunas ocasiones, pero varias veces se le contrasta mostrándose tonto, no un tonto con puro músculo, sino payaso. Se agradece que cuando lo requiere logra verse imponente y siniestro, sin embargo, en las demás ocasiones podría llegar a causar hasta disgusto por parte de los fans; para empeorar las cosas, la unidimensión que también tiene no le ayuda, convirtiéndolo en alguien que es malo porque sí. Esto último se aplica de igual manera con Mother Brain, quien sigue el arquetipo de maquina con la conclusión de que la vida debe ser dirigida por ella porque no comete errores. Los secundarios son olvidables, están por relleno para que Samus no vaya sola, mientras que los enemigos solo representan una amenaza, más no el respeto. A pesar de todo lo anterior, no cae en lo abismalmente malo, llegando apenas a estar en el promedio.

Dibujo con detalles buenos y malos


Con respecto al dibujo tiene un trabajo dispar. Cuenta con un excelente detalle cuando se trata de mostrar el Power Suit en distintas posiciones, en cambio, los rostros no muestran el mismo esfuerzo. Las caras se siente simples y lisas, no es del todo malo, pero si no fuera por las diferentes razas de extraterrestres se sentiría repetitivo. Por obvias razones, Samus es la más trabajada, sobretodo a la hora de diferencias entre su niñez, adolescencia, juventud y adultez. Los otros con una gran atención a los detalles son los monstruos, tanto Ridley como los piratas espaciales en algunos momentos llegarán a tener un trabajo de sombras para mostrarlos siniestros y amenazantes (cuando no estén comportando de forma risible).


Los fondos y ambientación son llamativos, aunque siendo sinceros no se siente mucha variedad entre ellos. Los personajes viajan a otros planetas, lo cual debería ayudar a sentir cada lugar diferente y único, pero no pasa así. Los escenarios se reducen en montañas, laboratorio, espacio y el planeta de la federación, todos los eventos, aunque en diferentes ubicaciones, ocurrirán en algunos de estos lugares. Para ser una aventura de ciencia ficción espacial deja mucho que desear con respecto a la variedad. Por otro lado las escenas de acción son vistosas, rápidas, con acción y movimiento constante, sin mencionar una sucesión de viñetas fluida. El dibujo puede tener sus altas y bajas, pero no es desechable, ni arruina la experiencia.

Un manga para fans y para los que desean conocerla


Es una lástima lo poco conocido que es este manga, porque, a diferencia de los de Zelda, este sí es oficial. Para todo fanático de la saga es una obligación su lectura, pues te dan contexto con varios juegos y la actitud de Samus en estos. Si no has jugado muchos Metroid o no te sientes un fan de la saga, sería una buena idea leerlo para conocer más a su protagonista, es probable que hasta te den ganas de probar más de sus juegos. Sin dudas puede ser una gran sorpresa para los que busquen expandir sus conocimientos de ese universo. Recomendado sin lugar a dudas.

Si quieren leerlo en español pueden entrar al siguiente link: http://bit.ly/2bzhhz4
No olviden leer el tributo a Metroid por sus 30 años, dando click aquí o en la imagen



sábado, julio 11, 2015

sábado, julio 11, 2015

[Reseña Gamer] Splatoon: Buen juego, mala ejecución

Buen juego, mala ejecución

Si hablamos sobre Nintendo se pueden encontrar opiniones diversas, desde positivas hasta las completamente destructivas. La más común de estas últimas es que siempre saca las mismas franquicias, principalmente de Mario y Zelda. Aunque esto es en parte cierto también lo es que sus consolas han tenido juegos exclusivos desarrollados por ellos que son buenos en cuanto a videojuegos se refiere. Para muestra un botón, bienvenido a la reseña de su nueva IP: Splatoon.

Ficha técnica

Nombre: Splatoon
Desarrollador: Nintendo
Director(es): Yusuke Amano y Tsubasa Sakaguchi
Plataforma: Wii U
Género: Third Person Shooter

Un shooter ¿único?

Splatoon es un shooter en primera persona donde la principal munición es la tinta. Al principio creas a tu inkling eligiendo sexo y color de piel para después pasar al tutorial. Ahí te explican las mecánicas básicas; tienes un botón para disparar, otro para saltar y otro para lanzar granadas, con la palanca izquierda te mueves mientras que con la derecha mueves la cámara para apuntar (también hay controles por movimiento del gamepad pero esto es en extremo molesto y solo lo usaras al principio, luego lo cambiaras para no volver a tocarlo). La habilidad que da identidad es el poder convertirte en calamar para viajar por las partes que has entintado permitiéndote huir del peligro, avanzar velozmente por el mapa y recargar munición. Tiene controles simples por lo que es fácil acostumbrarse pero dominarlo si tiene su chiste.

Después de aprender los controles pasaremos a la plaza principal de Inkopolis. En esta es donde se encontraran los modos de juego. El primordial y el que te invitan a probar primero, es la modalidad online, el cual tiene dos modos, batalla regular y ranqueada. La primera consiste en enfrentamientos de 4 contra 4 donde se tiene que llenar todo el suelo posible de tu color, el equipo con mayor superficie pintada gana. Un punto a favor es que no es necesario matar a tus oponentes para ganar, con solo ir disparando y entintando el suelo (porque las paredes no cuentan) estarás ayudando a tu equipo, esto ayuda a que los novatos disfruten la experiencia pues contribuyen sin tener que enfrentarse directamente con gente más experimentada.

La segunda forma igual consiste en batallas por equipo de 4 contra 4 y es cuando todo se pone más intenso. Consiste en un control de zona o zonas, donde el equipo que la(s) mantenga pintada(s) durante el tiempo indicado gana, aquí se desata un completo caos debido a que todo el combate está concentrado en un solo lugar junto con el hecho de que la experiencia y dinero ganado es mayor hace que las cosas se pongan más serias. Ambos son divertidos y pueden ponerse muy frenéticos, además que es muy estable, puede que de vez en cuando se desconecte o haya lag pero no es muy seguido. El problema con el online es que, hasta ahora, sólo hay como 6 mapas los cuales se van rotando de dos en dos (es decir, durante cierto tiempo solo se podrá jugar en dos mapas hasta que se les ocurra cambiarlos por otros del repertorio) aparte de la falta del chat por voz que podría ayudar a la organización del equipo y que para entrar en las batallas ranqueadas necesitas alcanzar el nivel 10, lo cual puede ser tardado si no te gustó el único modo que tienes al inicio.


El juego también tiene una campaña donde tienes que enfrentarte a los pulpos del espacio para salvar al Zapfish, quien le da energía a toda la ciudad. Es divertida pero tiene un gran problema, dura a lo mucho 3 horas, bien podría ser el tutorial pero ni eso puede ser porque te ponen cosas que no verás en el multiplayer online. Son 5 etapas donde al final de cada una te enfrentarás a un jefe, estos podrían ser la salvación sino fuera porque son estúpidamente fáciles de matar tan pronto descubres su patrón y punto débil, excepto el jefe final, ese si esta difícil y divertido de vencer. No sorprende que este modo haya quedado tan simple pues el enfoque de Nintendo siempre fue el multiplayer pero si iban a ponerle una experiencia de un solo jugador se hubieran esforzado un poco más para que no quedara como algo olvidable o incluso molesto.

También tiene un multiplayer local, solo para dos jugadores que se siente muy simplón y aburrido, e interacción con los Amiibos de Inkling boy, Inkling girl e Inkling, los cuales solo te harán pasar misiones de la campaña con un arma diferente o con límite de tiempo. No son nada del otro mundo, si no los tocas no te afectará en nada, sobre todo el de los Amiibos porque estos son especialmente conocidos por aumentar su precio exageradamente. Se sienten que están en el juego por compromiso que para mejorar la experiencia del mismo.


Las armas son un punto clave pues la diversidad de estas son las que le darán vida por períodos largos de tiempo, por suerte la hay. Tenemos las ametralladoras normales que disparan ráfagas constantes de pintura a una distancia decente, sus variaciones solo cambian la potencia, alcance, gasto y precisión; al principio puede no llegar a sentirse una gran diferencia pero conforme se juega se nota mucho como afectan estos elementos en las partidas. Después tenemos los que serían considerados los rifles del juego, los cuales compensan lo poco que pintan con un gran alcance y potencia. Pasamos por los rodillos, antes se creía que estos romperían el juego... nada más alejado de la realidad, es cierto que pueden pintar una gran zona de forma rápida matando todo lo que se le ponga en frente pero la misma arma no protege de un daño a distancia aparte de que gasta una cantidad considerable de tinta. Las últimas serían las brochas quienes son muy peligrosas cuerpo a cuerpo y pueden pintar rápidamente las superficies pero, al igual que el rodillo, su alcance le juega en contra.

Cuando compras cualquiera de estas no vienen solas pues incluyen un tipo de granada y un ataque especial, las primeras van de la clásica explosiva, hasta las que se pegan en las paredes y las que van avanzando para toparse con algo como una pared o contrincante, y explotar, con los segundos es donde se pone interesante porque consisten en ataques aéreos, ataques sónicos, lanzar granadas ilimitadas por un periodo de tiempo, una bazooka, entre otros. La variedad es buena, ayuda a que las partidas se sientan frenéticas y divertidas, lo que es cuestionable son los paquetes ya que estos no pueden ser cambiados, es decir, si encuentras un arma con la que te acomodes pero no con sus granadas o ataque especial tendrás que aguantarte o resignarte a usar otra cosa. Se entiende que sin esto el juego probablemente estaría roto pero el hecho de que se van desbloqueando al subir de nivel no ayuda a mantener el gusto.


Las cosas que se pueden equipar a tu personaje se dividen en tres: superior (cabeza), medio (torso) e inferior (pies). Todos te dan bonos a la hora del combate, uno principal, cuyo efecto será total y de uno a tres secundarios, los cuales necesitan por lo menos tres iguales para tener el mismo efecto que el principal y se van desbloqueando a través de la experiencia ganada en las partidas online. Las puedes ir comprando en las tiendas de la plaza, solo te venderán los mejores equipos entre mayor nivel seas y se irán resurtiendo cada cierto tiempo, también puedes encargárselas al mercado negro de la ciudad pero están tan caras que solo es opción cuando estás muy desesperado por algo, aunque igual tardan un día en llegar así que vendría siendo lo mismo que esperar por equipo nuevo. No hay queja con estos más allá de que tienes que esperar para tener más o mejores y que los bonos secundarios son al azar, fuera de eso incluso pueden hacer que tu personaje tenga más estilo.

Aspectos narrativos

Parece ser que Nintendo sigue la ideología impuesta por Shigeru Miyamoto, primero deben encargarse que el juego sea divertido, después va todo lo demás y esta no es la excepción. La historia apenas funciona como excusa para la campaña, es cierto que hay pequeños papeles donde te cuentan sobre su mundo, el problema es que son cosas muy mundanas que funcionan más como datos curiosos. Peor ocurre con los personajes que son pocos (por no decir inexistentes) y sin chiste. No está mal que se quieran enfocar primordialmente en el gameplay pero en está ocasión si dejaron muy escueto estos dos apartados.


Por suerte, la música tiene un ritmo fiestero que va muy bien con el ambiente de las partidas. Su estilo punk le da un aire divertido. Quizá no haya muchas pero van bien con el juego así que por más repetitivas que puedan llegar a ser no presentan un problema muy grave.

Los gráficos es lo que se espera, es decir, llamativo, colorido y lleno de vida. Los juegos de la gran N no necesitan tener gráficas realistas, con el estilo que siempre han manejado siguen siendo un regalo para los ojos.

Detalles que pueden molestar bastante

Por un largo tiempo Splatoon dará mucho de que hablar, de entre todo simplemente podemos decir que es divertido. Sin embargo, viéndolo de una manera más profunda, tiene varios problemas que lo vuelven difícil de recomendar. El ir cambiando los mapas regularmente es una molestia que no se entiende porque existe, la cosa no se detiene ahí pues anexaron un modo de control de torre quitando el control de zona(s), al parecer su plan es ir rotando también los modos de juego. Tiene buenas y cuestionables propuestas. Con el tiempo estarán añadiendo cosas para mantener el interés como armas, mapas, el splat fest, entre otras cosas aunque si no corrigen los problemas que tiene entonces no importará de nada las cosas extra que metan. No se puede decir que lo compren o no, solo que hacerlo es un tiro de moneda, tanto puede gustarte como no o puede que te aburra al par de días. Por su precio elevado lo más favorable sería rentarlo. Es un aire fresco para el género shooter, pero es opacado por las malas decisiones que se tomaron en torno a él.

¿Ustedes que piensan?, ¿lo comprarían?