Breaking

Mostrando las entradas con la etiqueta Oscar Sierra. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Oscar Sierra. Mostrar todas las entradas

sábado, febrero 25, 2012

sábado, febrero 25, 2012

Caricatura y comic en el FIA 2012


Este año el Festival Internacional de las Artes incluye una grata sorpresa para los amantes del cómic con la participación de importantes figuras del género tanto nacionales como internacionales. Gracias a la participación de La Pluma Cómic tendremos a dos excelentes exponentes del cómic argentino: Joé Massaroli y Juan Matías Loseau, quienes junto a Oscar Sierra Quintero, Rónald Díaz y María Pérez Yglesias disertarán en la charla "La caricatura y la historieta en la construcción de los imaginarios colectivos" en el  Insittuto de México.


En este encuentro  se debatirá sobre la importancia de la historieta y la caricatura tanto en su dimensión de arte de vanguardia como en su papel de medio de comunicación en la construcción de los diversos imaginarios; se analizará la relación del cómic con el arte cinematográfico y se discutirá sobre los grandes artistas del género, su trascendencia y la vinculación que estos géneros (historieta y caricatura) tienen hoy día con el diseño gráfico y la animación digital.

Además se presentará la exposición Aventura a través de la caricatura costarricense: un recorrido a través de cincuenta láminas acerca del desarrollo de la historieta mundial, así como de la historieta y la caricatura en Costa Rica.

Exponentes de la charla.

Óscar Sierra Quintero
Reseña del autor: Profesional de la comunicación visual con amplia trayectoria como diseñador gráfico, caricaturista, historietista, editor, guionista, organizador de grupos y asociaciones en el campo de la caricatura, la historieta y el diseño gráfico. En su país natal, Colombia, colaboró con los periódicos El Espectador, El Heraldo y Diario del Caribe y para las revistas Cromos y As Deportes, además de la publicación humorística El Ratón. Participó con sus hermanos en la producción de una biografía historietada de Simón Bolívar, editada en dos volúmenes por la Editorial Pluma, de Bogotá, en el año de 1983. Fundador y presidente-coordinador de la asociación de caricaturistas, humoristas gráficos e historietistas La Pluma Sonriente Internacional (y su división, La Pluma Cómic).
Ronald Díaz “Rodicab”
Reseña del autor: Dibujante autodidacta, especializado en el cómic o novela gráfica. También se desenvuelve en el campo de la pintura y del dibujo artístico. Es miembro activo de la Pluma Cómic, división de la Pluma Sonriente, con la cual llevó a cabo La semana de la historieta, en Liberia (2001), de donde es oriundo. Participa con La Pluma Cómic en la primera muestra internacional de su obra en la exposición colectiva Historieta costarricense contemporánea (2003), llevada a cabo en la ciudad de Milán, Italia y meses después en México D.F.; además, publica el volumen de su autoría “Desafíos” (2004) y la historieta “Leyendas de un Sabanero” (2005). Posteriormente, sale su historieta “El dueño del monte” junto con “Galoxi” de Óscar Sierra en el libro “Perspectivas 8” (2009), publicación estadounidense.

María Pérez Yglesias (moderadora)
Reseña del autor: Académica y catedrática de la Universidad de Costa Rica  desde  1970,  estudia Filología, Lingüística y Literatura (UCR) y realiza un Doctorado en Comunicación Social  en la  Universidad Católica de Lovaina, Bélgica (1982).  Investigadora y profesora  en  diferentes escuelas y sedes universitarias, es co-fundadora del Centro de Cultura e Identidad Latinoamericanas, dirige  la Maestría en Literatura, el Decanato del Sistema de Estudios de Posgrado (1996-2004) y  la Vicerrectoría de Acción Social (2004-2012).


José Massaroli
País de procedencia: Argentina
Reseña del autor: Dibujante y guionista de historietas y animaciones. Sus primeros estudios los realizó en el instituto de Directores de Arte, en la ciudad de Buenos Aires. En 1973 publicó su primera historieta “La mujer del pasado”. Entre muchas otras actividades, desde 1983 participa en la animación de numerosas series de televisión (“Timón y Pumba”, “Scooby Doo”, “Los Pitufos”, “Los Supersónicos”, “Los Picapiedras” y “La Pantera Rosa”); asimismo, se dedica a partir de 1991 a ilustrar comics de los personajes de Walt Disney, mientras que para Marvel ilustró “Punisher”. Además, ha publicado tres libros, “Orquídeo Maidana un guapo del 2000” (1997), “¡¡Juan Moreira!!” (2000) y “Fusilen a… ¡¡Dorrego!!” (2011). En el 2011, colabora para la editorial norteamericana KaBoom!, para quienes ilustra la historieta “Duck Tales”.

Juan Matías Loiseau “Tute”
País de procedencia: Argentina
Reseña del autor: Estudió un poco de diseño gráfico, de humorismo y de cine. Desde 1999 publica en el diario La Nación y en su revista dominical. En 2008 comenzó a aparecer su tira diaria Batu. Y desde 2010, realiza un cuadro de humor en Adn Cultura, suplemento cultural del mismo matutino. Publicó los libros de humor “Tute” (2007), “Tute de bolsillo” (2007), “Araca, corazón!” (2008), “Batu 1” (2009), “Batu 2” (2010) y “Batu 3” (2011). En España, “Planeta Tute” (2010) y “Batu 1” y “Batu 2” (2010) en español y en catalán. Los mismos también se publicaron en Francia (2010) y en Brasil (2010). Actualmente prepara “Tuterapia” y “Batu 4”. En poesía publicó: “El destino, esa sombra” (1999) y “El libro de la noche” (2000). Y en el terreno del cine realizó dos cortometrajes: “El Ángel de Dorotea” (18 min., 2005), premiado en festivales de Argentina y España; y “Abismos” (25 min., 2006) premiada en Argentina y Chile. Actualmente se encuentra trabajando para llevar a Batu a la TV, en una serie de 22 cortometrajes para la televisión argentina.

--
Info: Página oficial del FIA

domingo, octubre 09, 2011

domingo, octubre 09, 2011

Asterix - Nacido para triunfar


El pasado 26 de setiembre se publicó la noticia del inminente retiro del artista Albert Uderzo, ilustrador y guionista de la serie Asterix el Galo. Uderzo ha cumplido 52 años de trabajo como dibujante de la serie, y 34 como redactor de los guiones desde 1977, cuando murió su socio, René Goscinny, el guionista original.

Sin embargo, como veremos, la serie no terminará con su retiro pues Uderzo ha tomado las previsiones para que el pequeño galo y sus amigos lo sobrevivan.

Asterix ha pasado aventuras como personaje antiguo, pero también las ha sufrido la edición de sus libros. Así, en 1993, al lado de Albert Uderzo, el imaginario guerrero de la Galia afrontó una de sus más duras batallas.

El “enemigo” no fue esa vez el poderoso ejército romano, sino la editorial Dargaud, que hasta entonces había publicado sus millones ejemplares de circulación mundial.
René Goscinny (1926-1977)

Tras la muerte de Goscinny, Uderzo asumió la realización de los álbumes subsiguientes y decidió fundar su propia compañía (Éditions Albert-René) para continuar con un floreciente negocio que había vendido, a comienzos de los años 80, unos 250 millones de ejemplares de sus 29 álbumenes, traducidos a 41 idiomas.

Para Dargaud, el retiro de Asterix el Galo significó un golpe muy duro por cuanto esa historieta representaba el 40% de sus ventas. Por ello, el litigio con el autor sobreviviente llegó hasta los tribunales de París. Al final, los jueces retiraron a la editorial los derechos de publicación sobre Asterix para dárselos a la nueva empresa de Uderzo, pero Dargaud conservó la gestión de los fondos ya existentes.

Icono del ‘comic’ mundial.
El 29 de octubre de 1959 se lanzó en Francia la revista de historietas Pilote. Su cofundador fue el dibujante y escritor René Goscinny, quien ya había realizado los guiones de historietas, como Lucky Lucke y Tin Tin.

En el primer número de Pilote, Goscinny incluyó una nueva historieta de su creación, en asocio con el dibujante Albert Uderzo, llamada Astérix le Gaulois.

Entonces, el cine y el comic recurrían al western americano como fórmula segura hacia el éxito. Sin embargo, con Asterix, Goscinny y Uderzo dieron un giro de 180 grados y se remitieron a un tema netamente francés y dirigido solo al público de Francia.

Las aventuras se ubican en la aldea de Armórica, en el norte de la Galia (actual Francia), en el año 50 a. C., cuando Roma, mediante Julio César, dominaba toda esa región europea. Sin embargo, César no puede someter a la aldea de Asterix debido a la enorme fuerza con la que el guerrero de grandes bigotes y su fortachón amigo Obelix rechazan a las tropas romanas.

La fuerza sobrenatural de Asterix se deriva de una poción mágica que le prepara el sacerdote druida Panoramix. Los acompaña en sus aventuras un perrito llamado Idefix. La historieta fue acogida casi de inmediato por el público francés y experimentó un éxito creciente.

Consagración.
Un año después de su lanzamiento, Pilote sufrió problemas económicos; fue adquirida por la editorial de Georges Dargaud, que la relanzó en 1964. Para entonces, y dado el éxito de Asterix, la editorial Dargaud había publicado (en 1962) el primer libro de este personaje: Asterix el Galo, pero con una modesta tirada de 6.000 ejemplares, que se vendieron solo en Francia.

No obstante, en 1964, la ya famosa bande desinée superaba cifras a pasos agigantados con su cuarto libro, Asterix Gladiador, impreso en 150.000 ejemplares. Al año siguiente (1965) se duplicó esa cifra (300.000 ejemplares) con el quinto libro: Vuelta a la Galia.


Evolución del personaje desde su creación hasta el presente.

También en 1965, Goscinny y Uderzo lograron la fama mundial con el lanzamiento del primer satélite francés, el 26 de noviembre, bautizado con el nombre de Asterix. A partir de entonces, el éxito de la bande desinée fue imparable y su fama trascendió las fronteras francesas. En 1967, la edición alemana superó a la edición francesa, que fue de 1.200.000 ejemplares.

Hasta hoy se han vendido 350 millones de ejemplares de los libros de Asterix, y se los ha traducido a 107 idiomas y dialectos (incluido el esperanto). Esta publicación se ha convertido en un importante producto de exportación cultural de Francia. Asterix cuenta con su propio parque de atracciones, ubicado en Plauylli (provincia de Oise).

Herencia.
Ni los mismos autores lograron explicarse el éxito internacional de esta serie pues la crearon para el público francés. Muchos atribuyen esa amplia difusión a su humor, basado en juegos de palabras, y a la extrapolación hasta la antigua Galia de inventos y costumbres de los tiempos actuales.

Otra razón del éxito internacional de Asterix podría ser la minuciosa documentación histórica que presenta la serie, con detalles de edificios, fondos, instrumentos y vestimentas de la época en la que se sitúa la historia.

Albert Uderzo, de 84 años, había manifestado últimamente sentirse “cansado”, por lo cual se ha acogido a una merecida jubilación, no si antes buscar a tres sustitutos que continuarán la saga: los hermanos Frédéric y Thierry Mébarki se encargarán de dibujar y colorear cada álbum, y Jean-Yves Ferri escribirá los guiones. Los Mébarki trabajan con Uderzo desde 1996.

Cesar Maurel, profesor francés radicado en Costa Rica, dijo sobre Asterix que fue un personaje que nació el mismo año que él. Por esto vio crecer y evolucionar a este personaje, y conoció su gran popularidad, que lo llevó a convertirse en un símbolo de Francia.

Según Maurel, profesor de arte, el éxito de Asterix proviene en gran medida de la forma ingeniosa en la que René Goscinny satirizaba los problemas de Francia.

Maurel también cree que el aislamiento de la aldea de Asterix, asediada por las tropas romanas, simboliza el individualismo del pueblo francés: su resistencia al nazismo, su posición frente a los Estados Unidos y su distancia de la OTAN por decisiones del presidente Charles de De Gaulle.

A diferencia del argentino Quino, quien acabó definitivamente con su personaje Mafalda (como hizo el belga Hergé con Tin Tin), Uderzo ha manifestado su deseo de que Asterix siga publicándose después de su muerte.

Ese es quizás el destino que le espera al valiente guerrero galo eternamente fortalecido con una pócima mágica que, a fin de cuentas, lo convertirá en un héroe inmortal, por generaciones de generaciones.

Artículo por Oscar Sierra Quintero - El autor es director de los movimientos artísticos La Pluma Sonriente y La Pluma Comic
Vía: La Nacion

jueves, agosto 18, 2011

jueves, agosto 18, 2011

Leyendas costarricenses en Novela Grafica


Unos meses atrás,durante una charla de cafetería con don Oscar Sierra Quintero, tuve la fortuna de poder observar los originales de esta obra y desde entonces ansiaba verla publicada. Leyendas Costarricenses en Novela Gráfica es la obra que crean en conjunto Óscar Sierra (Oki) y Rónal Díaz (Rodicab) que compila los mitos tradicionales de Costa Rica en más de 100 páginas de cómic.

Este libro editado por La Pluma Cómic (otro proyectos de la consolidada agrupación La Pluma Sonriente) esta respaldado en una profunda investigación del tema tratado, misma que le valió el premio de la categoría Educación de la Herencia Cultural de la Fundación Ford Motors.

Les recomiendo tambié leer la nota que presenta el periódico la Nación sobre esta obra y de una vez aprovechen para solicitar su copia en la  tienda virtual de la Universidad de Costa Rica. ¡Nos leémos!

domingo, julio 18, 2010

domingo, julio 18, 2010

Oscar Sierra en el Comic Party 2010

Como parte de los artistas invitados a este magno evento del cómic costarricense, tenemos el honor de recibir al señor Oscar Sierra Quintero como charlista en el COMIC PARTY 2010.

Don Oscar Sierra ("Oki") es director de La Pluma Sonriente Internacional, la más antigua organización de caricaturistas e historietistas gráficos de Costa Rica y la América Central. Fundada en 1980, instituye en Costa Rica la tradición de las exposiciones colectivas de caricatura e historieta, que hoy llevan a cabo otras organizaciones homónimas surgidas de su seno.
 La Pluma Sonriente Internacional tiene como objetivos principales el desarrollo y la proyección nacional e internacional de la caricatura y la historieta gráfica costarricense y la promoción, tanto de los jóvenes valores, como el reconocimiento y el rescate de la obra de los maestros pioneros que, desde finales del siglo XIX, sentaron las bases, en la nación costarricense, de estas modernas disciplinas de las artes visuales.

Desde 1980, La Pluma Sonriente Internacional ha realizado en Costa Rica decenas de exposiciones anuales colectivas de historieta, humor gráfico y caricatura, con obras de artistas costarricenses e invitados del exterior. Ha realizado muestras de intercambio con organizaciones similares en Brasil, Cuba, Colombia, España, Panamá, Portugal y Venezuela. Ha participado en certámenes internacionales de humor gráfico, historieta y caricatura en Bogotá, La Habana, Madrid, Quito y Río de Janeiro. 

Como medios de difusión a la labor de sus miembros, en 1982 y en asociación con el Instituto del Libro del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, se editó el libro Antología Humorística en el cual se recopilaban los trabajos expuestos en su primer Salón Anual de la Caricatura. Posteriormente, entre años 1985 y 1989 se publicaron las revistas de humor De oreja a Oreja y La Cabra en Patines.

La Pluma Sonriente Internacional es una organización cultural sin fines de lucro totalmente independiente, que no posee vínculos con ningún movimiento político, ideológico, religioso o económico. Las temáticas de sus exposiciones se basan en mensajes universalistas, siempre en la defensa de los más altos valores humanísticos y en favor de la ecología, la defensa de la vida sobre el planeta y la unión de la gran familia humana.
 
Además de todo esto, Don Oscar Sierra es un reconocido investigador del fenómeno ovni con imporantes colaboraciones tanto dentro del país como en el exterior, en países como Argentina, Cuba y España. 
 
Con  tan impresionante currículo sin duda será una gran experiencia disfrutar de su participación en este evento.

martes, julio 06, 2010

martes, julio 06, 2010

Frank Frazetta: Genio del arte fantástico



Trazo depurado El artista Frank Frazetta elevó la ilustración de libros y 'comics' a una nueva altura

A mediados de los años 40, Ralph Mayo, director de la revista Standard, reprochó su pobre dominio de la anatomía a Franklin Frazetta, joven asistente de arte. Poniendo un libro de figuras humanas en sus manos, le dijo: “Tu trabajo está muy bien, pero debes aprender algo de anatomía”.

El joven de 18 años tomó la observación de su jefe como un desafío. Fue así como pasó toda la noche copiando uno a uno los dibujos del libro. Al día siguiente se lo entregó a Mayo y le dijo: “Muchas gracias. Ya he aprendido anatomía”.


Esta denodada actitud ante las dificultades definía el genio y la figura de quien más tarde llegaría a convertirse en uno de los máximos artistas plásticos del siglo XX, especialmente de la ilustración. Portadista por excelencia y destacado cultor de comic, la obra de Frank Frazetta terminaría por ser objeto de culto en todo el planeta.

Nace un genio. Casi se diría que Franklin nació tocado por los dioses. Talentoso en el arte desde su infancia, poseía además un gran porte atlético (en mas de una ocasión fue su propio modelo) y un rostro digno de un galán del cine.



Franklin Frazetta nació, de padres italianos, en Brooklyn, Nueva York, el 9 de febrero de 1928. Grafista nato, a los 3 años vendió su primer dibujo a su abuela por un centavo, y a los seis ya realizaba sus primeros comics a color. Su talento artístico era tan notable desde esos primeros años, que uno de sus profesores tuvo la idea de llevarlo a estudiar Bellas Artes a Italia.

El profesor murió antes de realizar su propósito, lo que evitó que Frank se convirtiera en un gran pintor, pero esto facilitó que la ilustración y el comic de vanguardia ganase a uno de sus maestros.

Su destino como genio de la ilustración peligró cuando, a los 17 años, se le ofreció una plaza en los cadetes de los Giants con la tentadora posibilidad de jugar en las grandes ligas de beisbol (otra de sus pasiones).

Al final, el artista venció al atleta, y Frank encaminó sus pasos por la ruta de las plumas y los pinceles. A los 18 hizo su primer trabajo en el mundo del comic para la revista Standard y después para Prize Publications, D. S. Publishing Magazine Enterpirses y National (después D. C. Comics). A inicios de los 50 publicó su historieta Johnny Comet y realizó portadas para EC, Toby Press y Prize Publications.

En 1952 conoció a Eleanor Nelly, la mujer que sería su esposa cuatro años después. Ella se convirtió en la más importante aliada.

En 1953, el dibujante de tiras Al Capp contrató a Frank para que trabajase en su serie Lil’Abner. Luego de pasar ocho años con ese dibujante, Frazetta sintió que su trabajo con Lil’Abner había quitado la espontaneidad a su dibujo y abandonó esta labor.

El ascenso definitivo. En 1962, su amigo Roy Krenkell estaba agobiado de trabajo y pidió a Frank que lo ayudase. Krenkell presentó al joven a los editores de Acer Paperbacks y los persuadió de que él realizase las portadas de las novelas del escritor Edgar Rice Burroughs.

Al firmar ese contrato, Frazetta abandonó el trabajo de dibujos en blanco y negro y en acuarela y se dedicó a la labor de pintor. Entonces vino el éxito definitivo.

Cada libro con una portada realizada por Frazetta se convirtió en un éxito de ventas, y las cartas de los fans llegaron por cientos a la editorial. No obstante esta gran acogida, algo molestaba al artista: el editor Donald Wolheim no le devolvía los originales, sino los vendía en las convenciones de ciencia ficción o los destruía.



Entonces, el editor James Warren ofreció a Frazetta la misma paga, pero con la ventaja de devolverle los originales. Además, le garantizó el derecho de realizar a su gusto los temas de las portadas de su nueva revista, Creepy.

Poco después, Frazetta ejecutó espectaculares trabajos para revistas de la misma empresa: Eerie, Vampirella y Blazing Combat, hasta el punto de que se convirtieron en el “sello de fábrica” de la editorial Famous Monsters of Filmland.

Los renovados bríos creativos que este nuevo contrato dio a Frank Frazetta, lo definen como uno de los más aplaudidos ilustradores de ciencia ficción de todos los tiempos; pero la gloria apenas empezaba para el gran genio de Brooklyn.

Conan el Cimerio. La editorial neoyorquina Lancer Books había comprado los derechos de los libros de Robert E. Howard sobre Conan el Cimerio. Sus editores ofrecieron al artista el doble de lo que ya ganaba por ilustrar las portadas del bárbaro, con la opción de recuperar los originales. Ante tal estímulo, Frank se planteó formas más depuradas de realizar su trabajo.

En 1966 se publicó su primera portada de Conan, y el nuevo trabajo de Frazetta resultó demoledor para la comunidad de ilustradores y del mundo editorial. Nacía de esta forma el “dios Frazetta” cuyo vigoroso y original estilo terminaría por crear una nueva escuela entre los dibujantes de la fantaciencia mundial; pero el destino le reservaba mayores privilegios a este virtuoso del arte gráfico.

En 1967, la United Artist contrató a Frazetta para realizar el cartel de la comedia What’s new Pussycat?, protagonizada por Peter Seller, Peter O’Toole y Woody Allen. Los honorarios que el artista percibió por este trabajo igualaron a lo que recibía en todo un año de labor con las editoriales.

Comenzó así su participación en el cine, codeándose con las grandes estrellas del celuloide, como Clint Eastwood. Entre los años 1981 y 1983, el realizador Raph Bakshi buscó la colaboración de Frazetta para la película de animación Fire & Ice, algo que marcó un nuevo hito en la carrera del artista.

Se apaga una estrella. Resulta difícil resumir en breve espacio la vasta obra de un genio de la envergadura de Frazetta y la influencia que ejerció sobre la cultura popular de los años 60. Su libro El arte fantástico de Frank Frazetta vendió 400.000 ejemplares en seis ediciones, y los realizadores de la película Las crónicas de Narnia (2005) copiaron descaradamente el trineo halado por osos polares que aparece en una de las obras de Frazetta.



Afectado de una grave enfermedad que limitó el uso de su mano derecha a partir de 1986, Frazetta sufrió varios infartos, y el 10 de mayo del 2010 falleció víctima de un derrame cerebral, a los 82 años de edad.
-----
EL AUTOR, OSCAR SIERRA QUINTERO, ES DIRECTOR DE LOS MOVIMIENTOS ARTÍSTICOS LA PLUMA SONRIENTE Y LA PLUMA CÓMIC
Vía: La Nación.