Breaking

Mostrando las entradas con la etiqueta Comic Peruano. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Comic Peruano. Mostrar todas las entradas

martes, julio 28, 2015

martes, julio 28, 2015

[Comic] 3 apariciones curiosas del Perú en las historietas.

Ya es 28 de julio. Aniversario patrio por estas latitudes. Y ocasión perfecta para explorar un tema que siempre he querido abordar en esta bitácora, considerando que soy un colaborador de otro país. Se trata ni más ni menos, de algunas apariciones de mi natal país en emblemáticas publicaciones del noveno arte. Del cómo ven a este lejano país sudamericano a través de guionistas y artistas, y por qué no, de la idiosincrasia del país de estos. Para tal efecto tomaré 3 publicaciones sobre las que he podido conseguir documentación con respecto a esta fecha, aunque no descarto la posibilidad de ampliarlo en posteriores posts.

No se trata por supuesto, de simples menciones en un globo de texto o viñeta. No, aquí hablamos de escenarios, personajes, historias que toman lugar en Perú. Sin más, pues, pasemos a exponer quienes fueron los aventureros intrépidos del tebeo cuya travesía los llevó a las lejanas tierras del Sol.

Primera aparición: Donald viaja a los andes.


O el cómic que me hizo pensar que Para leer al Pato Donald de Ariel Dorfman, tiene razón. Aunque para ser justos, esta aventura se me hace menos aberrante atroz simplista que la de "En busca de un elefante de jade".

Creada por Carl Branks en 1949, el N° 223 del Pato Donald, Lost in the Andes fue una curiosa entrega en la cual el personaje se embarca en una aventura científico-comercial junto con sus sobrinos, luego de hacer un hallazgo casual pero no por ello menos sensacional: mientras trabajaba como conserje en el museo de Patolandia, al quebrar accidentalmente unas pequeñas piedras procedentes del Perú, descubre que son en realidad huevos cúbicos, que naturalmente llaman la atención del mercado estadounidense de Patolandia.

Y así, es que arriban al puerto del Callao y comienzan su ascenso a los andes, en busca de la ciudad perdida de Plain Awful ("Simplemente Horrible", SIC) lo cual es una clara parodia del descubrimiento de Machi Picchu para el mundo que hizo Hiram Bingham en 1911. En el camino se encuentran con un campesino –retratado en ese estilo que yo califico como “proto-furry”- que intenta estafarles ofreciéndole dados en vez de los codiciados huevos cúbicos.

Finalmente encuentran la ciudad, poblada de agresivas gallinas de forma geométrica. Los habitantes del lugar tiene por norma no hacer nada curvo, y los globos de chicle de los sobrino de Donald son una clara violación a dicha norma… la cual burlan al enseñar a las gallinas a masticar globos en forma cúbica. Con ello son perdonados y se les permite llevarse huevos y algunos ejemplares.

La aventura sin embargo no terminaría bien para el pato sin pantalones porque resulta que se llevó dos machos,  resultando en un fiasco la expedición y volviendo a su condición de sub-empleado. Y como yo detesto la biopiratería, sólo puedo concluir con un MENECHO.

Habría posteriormente una secuela llamada Return to Plain Awful, publicada en 1989 como parte del cuadragésimo aniversario de la comentada publicación, ésta vez de la mano de Don Hugo Rosa, quien es considerado por muchos, el sucesor de Carl Barks en todo el sentido de la palabra.

Por cierto Donald, te pudiste haber ahorrado todo esto con este simple adminículo:




Segunda aparición: Tintin brinda con pisco peruano

Publicado entre 1946 y 1948, y reeditado en forma de álbum en 1949, Tintin en el templo del Sol, con ilustración y guión de Georges Remi alias Hergé, quien en esta aventura manda al incansable reportero belga a las remotas tierras de los incas.


 Planteada como continuación de Las siete bolas de cristal, Tintin parte en busca de su amigo el profesor Tornasol, quien fuera secuestrado a bordo del vapor “Pachacámac”, con destino a Perú. Una vez ahí, la misión de rescate los lleva a la selva peruana, donde alejados de todo contacto con el resto de la humanidad, y hostiles a nuevos visitantes, vive la última comunidad de incas,

Nada más llegar a un ficticio puerto del Callao (donde las montañas de los Andes se alzan directamente desde la costa), son recibidos por un jefe policial, quien convida a los recién llegados con nada menos que pisco, el famoso aguardiente local a la salud de Tornasol; propuesta que naturalmente es bien recibida por el borrachín capitán Haddock.


Son guiados al corazón de la selva por un indígena de nombre Zorrino, al cual rescatan de ser maltratado por sus patrones. Resulta que Tornasol había sido condenado al sacrificio por haber profanado una momia sagrada al querer ingenuamente usar una de sus prendas… cuando todo parece indicar que Tintin y sus amigos, incluyendo a su reciente aliado Zorrino están por correr con la misma suerte de Tornasol, Tintin se vale de una argucia para salvar la vida, haciéndoles creer a los incas que puede ordenar un eclipse en el preciso momento que toma lugar el sacrificio.

Qué suerte tuviste Tintin que estos incas no fueran como los mayas de Fontanarrosa.
Tuvo una adaptación en formato de película animada, Los prisioneros del Sol de 1969, que sigue fielmente la trama de la historieta: brutal la parte donde critican a Dupond y Dupont por disfrazarse de apaches queriendo pasar desapercibidos entre los indígenas peruanos; como también lo es el confundir al dios del sol, INTI, con Pachacámac, el dios de los temblores. Sin duda, una joya de aquellas épocas de historietas de aventuras que nos dio la posguerra.

Tercera aparición: Cable vs Sendero Luminoso.


No es la primera vez que éste sanguinario grupo terrorista es mencionado en esta bitácora. Al margen de si esto es bueno o malo (¿tráfico es tráfico después de todo?) lo que viene a cuento en esta ocasión es el reseñar brevemente la delirante pero no por ello menos electrizante versión de unos historietistas gringos sobre este episodio de la historia reciente.


De la casa Marvel en esta ocasión, nos llega CABLE. VOLUMEN I: THE SHINING PATH, publicado en 2002, escrito por David Tischman, e ilustrado por Igor Kordey. Y es que Nathan Summers -hijo nada menos que de Cíclope y Jean Grey -, quien en mi opinión es uno de los mutantes más injustamente infravalorados, decide que una de sus aventuras tomará lugar en nada menos que un ucrónico Perú del S. XXI.

Digo ucrónico porque pese a que supuestamente toma lugar entre los años 2001 y 2002, el escenario montado es diametralmente opuesto al que vivimos. Mientras por esos años nos recuperábamos de una dictadura cívico-militar con un gobierno de transición, en la historieta el escenario es atroz: el otrora derrotado grupo subversivo Sendero Luminoso, siempre según el guión, ha resurgido con fuerza y amenaza con tomar el poder. No sólo eso, en esta ocasión cuentan con apoyo popular… y ¡mutantes! Así es, resulta que había mutantes en sus filas, algo que les hubiera venido mejor que coches bomba en su demencial lucha armada.


Un escuadrón de dichas mutantes, lideradas por la camarada Inza, irrumpe en la prisión y libera a un tal Ernesto Sanz, que es como aquí llaman a Abimael Guzmán, el líder terrorista encarcelado.



Una vez libre, con el caos sembrado a lo largo y ancho del país, y con el gobierno tambaleándose, Sanz decide hacerse con el poder... por la vía corporativa. Pues como él mismo diría: “Si no podemos tomar al Perú por la Revolución, lo compraremos”. Y efectivamente, para convertirse en el CEO del Perú, decide comprar la deuda externa del país, usando para ello nada menos que las pingües ganancias producidas por el narcotráfico, que tanto en la ficción como en la vida es la principal fuente de financiación del grupo subversivo. Afortunadamente para nosotros, Cable llega a tiempo para desbaratar la conspiración y devolver la paz al país… bueno, ya sabrán que odio el intervencionismo pero creo que esta vez se lo merecían.

En líneas generales la idea es genial… aunque a ojos de los peruanos nos puede parecer rocambolesca y hasta irreverente, pero la historia en sí es entretenida y hasta se diría que cuenta con cierto trabajo de documentación… aunque sigue flaqueando en lo referente al realismo topográfico.

Como la plaza San Martín, que luce pletórica de árboles.
Cuando en realidad se ve así.

Por cierto brutal el cartel de Pilsen (marca de cerveza local) en un bar del Callao, justito al frente de la Base Naval de la Marina de Guerra, que es donde tanto en el cómic como en la vida real, está recluido el líder terrorista.

Y estas han sido las 3 apariciones del Perú en cómics extranjeros que quizás no muchos conocían, y que a través de este espacio he decidido compartir con Uds. Como mencioné anteriormente, seguramente existen MUCHAS más, y serán motivo de una reseña igualmente.

A continuación, coloco las fuentes que me han permitido redactar este post:

- Issuu de la Revista Velaverde: Año 1, N° 11. 13 de mayo de 2013. Págs. 54-59.
- Blog La Nuez: Cable vs Sendero Luminoso.

lunes, julio 21, 2014

lunes, julio 21, 2014

UN-AMERICAN CHRONICLES


Siempre me da gusto reseñar el esfuerzo de compatriotas peruanos en el mundo del comic, anteriormente dedique unas líneas a Panóptica y Fashionman 79 siendo ahora el turno de Arcadio Bolaños, un prolífico autor y dibujante del que pueden seguir sus primeras publicaciones en la editorial GrayHaven y ahora con sello propio en Comixology.


A menos de un dolar en COMIXOLOGY

Pueden también visitar su concurrido blog “Arion’s Archaic Art” escrito tanto en inglés como en español donde Arcadio rescata con bastante acierto los comic con mejor contenido y arte que publican las grandes editoriales americanas así como las de sellos independientes, es también un referente en cuanto a cine y arte del que muchas veces me valgo para salirme un poco del mainstream, Arcadio sabe de lo habla (o mejor dicho escribe) y siempre es un gusto leerlo.


Todo lo que cae a sus manos tiene su reseña... aquí con su pull list del mes

Pero este artículo está basado en su más reciente trabajo titulado “Un-American Chronicles”, una compilación de historias que juegan con nuestro lado más mórbido o nos retratan escenas cotidianas de una sociedad no necesariamente en decadencia pero envuelta en una vorágine en la que los valores morales o las diferencias entre unos y otros se desvanecen al trascurrir las páginas.


Como reza su slogan "By Creators, For Creators!"

La primera de ellas se titula “The outsider” donde tres adolescente encuentran a una mujer pidiendo ayuda para salir de un pozo, pronto descubren que es una buscada criminal de la zona y se ven en la encrucijada moral de ayudarla o dejarla a su suerte.  Es curioso que este comic me haya traído rápidamente a mi mente (y también llevado un poco por el morbo) una escena de la película Deadgirl(2008) donde unos adolescentes encuentran abandonado en un deposito el cuerpo desnudo de una hermosa mujer y deciden quedársela para ellos en vez de informar a las autoridades, claro que en la peli ella es un zombie y la de nuestra historia es una criminal pero esas jugadas da el cerebro de vez en cuando.




La segunda está inspirada en las torres gemelas vista desde los ojos de un adolescente, aquí tanto Arcadio Bolaños como Juan Alarcón se lucen para retratar en pocas páginas un drama sobrecogedor que inicia en las tardes de escuela y termina como una herida abierta que siempre estará allí para recordarnos lo absurdo que es la vida.




La última avizora un poco las historias de las próximas compilaciones dado que es más urbano y porque no un poco sucio, donde la reglas de “se mira pero no se toca” o los descubrimientos sexuales de jóvenes parejas auguran un plano más íntimo que de seguro Arcadio plasmara con maestría.





Así que dense una vuelta por Comixology o el blog de Arcadio para conocer más de estas historias.

martes, noviembre 19, 2013

martes, noviembre 19, 2013

PANÓPTICA: Los últimos días del futuro


Para los afortunados que estuvieron en el Lima Comic desarrollado el pasado fin de semana, tendrán en sus manos un ejemplar de “PANÓPTICA: los últimos días del futuro” un buen ejemplo de ciencia ficción en los comics. Esta publicación inaugura el sello editorial DOGMA que busca ser una nueva ventana para los autores latinoamericanos y para muestra de ello acoge al historietista mexicano Francisco Lagos que nos ofrece “V - The Tower” en sus tres próximos números.




Para disfrutar una u otra historia uno solo tiene que darle la vuelta a la revista, dado que es formato “Flip-Book” donde ambas tienen su portada individual terminando justo a la mitad de la publicación, este agregado no hace que se sientan inconexas si no que nos permiten centrarnos rápidamente en ambas con solo voltear la historieta. Un ejemplo reciente de ello lo tenemos en “Trillium” de Jeff Lemire que aplica este formato para contarnos una historia romántica donde ambos personajes están conectados pese a que se llevan miles de años de distancia.




“Panoptica” se centra en un futuro post-apocalíptico donde los personajes tienen que afrontar las consecuencias de vivir en un mundo contaminado, sus cuerpos necesitan adaptarse mediante dosis de “vitabots” (que suena tan cruel como se escribe) a una vegetación que se lo traga todo a su paso; esto da lugar a una historia familiar de sobrevivencia donde las “reglas de casa” dejan de serlo para ser “reglas para seguir con vida”. 




El dibujo impecable y un guión que se suma a la acción hacen que al llegar a la mitad le demos tres vueltas a la historieta para encontrar otro vestigio de la trama y es que el jugar con las sombras le da una característica peculiar a los espacios y los personajes. Cualquiera pensaría que son los matices negros o la oscuridad que se cierne sobre la jungla a lo que teme el lector pero no es así, es cuando esta se ilumina que la crueldad se apodera de la página solo para volverse apagar y generar otro cuadro de esperanza o aflicción.


“V - The Tower” no se queda atrás, si bien es una historia muda, la franqueza de los gestos y la limpieza de las secuencias hace que hablen por si solas, me agrada la simbología empleada y la forma como Francisco desintegra y recrea a sus personajes con lo que tenga a mano.




From Fineas55's deviantART Gallery

Panóptica es fruto de César Santivañez en guión y Hugo Espinoza en el arte, ambos editores jóvenes que cada dos meses (edición bimestral) nos prometen buenas historias arrancadas de sueños o pesadillas pero que uno no puede dejar pasar. 

HEstudio - Gallery



Se espera grandes cosas de Dogma editorial, visiten su Facebook para mayor información ver adelantos exclusivos de sus próximos números, recomendaciones de lecturas, datos del cine y comic, en suma un gran referente para cultivar nuestra afición.




lunes, octubre 14, 2013

lunes, octubre 14, 2013

Fashionman 79: entra en su mundo


En esta oportunidad voy alejarme del comic mainstream para adentrarme en los demonios interiores de Juan Carlos Delgado, autor peruano que puede ser explorado en su totalidad en su página web. Aquí encontraran para descarga gratuita tres novelas gráficas (además de otros trabajos) que desentrañan su mundo interior: "Fashionman 79", "Mil caras" & "El autor".




Siempre me han dado grata sorpresa aquellos comics que hablan con el lector, algunos lo entienden como la cuarta pared esa en la que el personaje se da cuenta que pertenece a un mundo imaginado por otro. Quizás el más gracioso sea Deadpool siempre mandando indirectas a su creador o amenazándolo de muerte; otro ejemplo más clásico es Animal Man quien debate con su creador (Morrison) la crueldad de su pluma.






En el caso de Fashionman 79 sucede de forma distinta son los personajes que entran y salen en escena como si de un sueño se tratase pero esta realidad onírica tiende a diluirse cuando "fashionman", "lachicadelasmilcaras" o "R" interrumpen al autor y le piden explicaciones porque no se sienten del todo identificados con la historia: una terapia de grupo en la mesa creativa.




Es por ello que no hay una bitácora predefinida, por un rato "el autor" puede sentirse metafísico (fashionman) o más humano y carnal (milcaras...) o sucumbir a su lado salvaje y desenfrenado (R). Sea el rumbo que tome la historia, nos dejará con retazos del pasado real o imaginario del autor.




Si a esto agregamos la eterna pregunta pero ¿adónde lleva todo esto? ¿cómo es posible que el autor no ponga en regla a todo el mundo? nos daremos con la existencia de un ente superior que son los "Ancestros": seres superiores que existieron en armonía con la naturaleza y esta conexión especial les permitía viajar por el tiempo y espacio hasta que uno de ellos murió y aterrado condeno al resto a darse cuenta del terror al vacío, a la nada a su propia y efímera mortalidad, de la carcasa de estos seres nació la humanidad.




Como bien sabemos no nos fue muy bien y hay multitud de obras que explican mejor la crueldad del hombre pero siempre hay excepciones aquellos que renunciaron a esa maldad para vivir en armonía con la naturaleza solo para ser destruidos con más saña por sus propios semejantes. Los pocos ancestros que quedaban solo tenían una solución para tanta destrucción, la creación de una "máscara" aquella que oculte nuestro verdadero ser ante los demás.

Estas máscaras hay por miles, están en nuestra vida diaria nosotros las usamos sin pensarlo de acuerdo al tiempo o lugar pero siempre cumpliendo su finalidad: la posibilidad de ser otro.




Hay más mensajes encerrados en estas tres historias pero este es el que encontré para mí, un viaje interior en la que el autor desnuda sus temores mediante múltiples personajes hasta que tiene que decir adiós, un final forzoso en la que una de sus creaciones (no les diré cual) decide liberarse no por miedo o por cansancio sino porque nadie puede vivir en dos mundos sin el temor de desdibujarse a sí mismo.

Les invito a explorar a "el autor" en todas sus facetas, pueden leerla de un tirón o por pedazos pero una cosa es cierta siempre les quedará "algo" que los acompañara por siempre y eso por más pequeño que sea merece ser aplaudido y recordado en el tiempo.