[Reseña Gamer] Arms

Escrito por : Enrique Mozqueda | Fecha : domingo, junio 25, 2017 | Etiquetas :
En el 2015 Nintendo optó por sacar una nueva IP del genero shooter que la gente recibió con los brazos abiertos. Al parecer, la gran N se dio cuenta que era buena idea experimentar con nuevas franquicias para diversificar sus juegos y poder usar más personajes, los inklings en Mario Kart son ejemplo de esto, dando una idea de como quiere implementar sus nuevas franquicias. Para muestra de eso tenemos su más reciente juego, Arms, veamos si el experimento le salió bien de nuevo.


Ficha técnica
Nombre: Arms
Desarrollador: Nintendo EPD
Distribuidor: Nintendo
Genero: Peleas
Jugadores: 4
Plataforma: Nintendo Switch
Fecha de lanzamiento: 16 de junio del 2017


Controles básicos, pero con profundidad


Arms se puede jugar de dos formas distintas: de la forma tradicional o con los controles de movimiento. En la primera, tendremos la palanca para movernos y al oprimirla nos defendemos; la "Y" para esquivar; un salto con "X" y golpes con el guante izquierdo y derecho con "B" y "A" respectivamente (también se pueden usar los gatillos), aparte, si los oprimes al mismo tiempo harás un agarre. Por el otro lado, para los controles de movimiento tendremos que agarrar los joy-con, uno en cada mano. Cada vez que hagamos los brazos hacia adelante los personajes lanzarán un golpe dependiendo si fue el derecho o izquierdo y juntos será para hacer un agarre. Para movernos debemos inclinar ambos hacia donde queramos ir; si los ponemos en forma de "V" invertida pondremos defensa; con los botones de "R" y "L" saltaremos y nos deslizaremos respectivamente. Los controles son cómodos y se pueden aprender intuitivamente sin tener que complicarnos sobre que hace cada uno, quizá lo único cuestionable sería el oprimir la palanca para la defensa, sobretodo para quienes están acostumbrado a hacer hacia atrás para defenderse, pero no va más allá de acostumbrarse. De forma increíble los controles de movimientos no se sienten como un anexo innecesario, no hay duda que para algunos puede resultar agradable, o hasta preferible, jugar de esta forma. Al no ser complicados de aprender cualquier persona puede agarrarlos e inmediatamente divertirse sin tener que consultar el manual.


Lo interesante del gameplay viene cuando vemos las técnicas que tenemos a nuestra disposición. Desde lo básico como un dash en el aire para aumentar la movilidad de los personajes, pasando por lanzar un golpe para detener los agarres y, lo que más caracteriza al juego, poder desviar los golpes cuando los lanzas. Esta última viene con un problema, sobretodo para los principiantes, consiste en que los puñetazos son desviados con la misma palanca con la que te mueves, así que si intentas moverte para evitar un ataque al mismo tiempo que quieres contraatacar lo más seguro es que falles el puñetazo. Esta situación se puede evitar con la práctica, pero no se puede negar que muchos se pueden frustrar por este inconveniente. Fuera de eso, también tendremos el movimiento especial que se activa cuando llenas un medidor mientras más golpes acierten o te den, al usarlo podrás lanzar una ráfaga de puñetazos para causar un enorme daño al contrincante, el único inconveniente sería que es igual para todos los personajes y guantes, quitándole una posible variedad más. Arms ofrece un juego "fácil de agarrar y difícil de dominar", puede dar paso a momentos tensos característicos de este genero, incluso se podría decir que se puede jugar a nivel profesional y tener un lugar en el EVO, todo depende de que tanto interés le ponga la comunidad.

Una gran variedad para los jugadores


Para darle diversidad a los combates nos encontramos con diversos peleadores. Cada uno tendrá su propia característica que los definirá, desde cosas simples como aumentar su fuerza con poca vida, un cuádruple salto, hasta otras algo complejas como lo son el estirar el cuerpo, flotar y desaparecer después de bloquear un ataque. No hay clones por lo que todos tienen su propia identidad a la hora de pelear, haciendo a cada pelea única. Si existiera un detalle negativo es que solo son 10 personajes, por ahora, aunque se ha anunciado que llegará otro con el paso del tiempo (si es que no ha llegado ahora), así que podemos intuir que el roster puede ir aumentando conforme pasen los meses, de forma similar que pasó con Splatoon. La gran variedad entre cada peleador abre un abanico para que cada jugador decida el estilo que más se le acomode.


Otro incentivo para buscar tu estilo son la variedad de los guantes. Hay muchos de estos y tienen lo positivo de que ningún peleador tiene guantes únicos, es decir, todos pueden usar el guante que quieran. Hay desde los estándar, hasta algunos más locos como una gran bola metálica: discos giratorios que pueden tener un gran efecto para alcanzar al rival; cabezas de dragón que disparan un rayo; torpedos que buscan al contrincante; entre otras locuras. Otra característica que tienen es que cada uno tendrá un efecto especial, como explotar al impactar; electrocutar a tu oponente para evitar que use sus guantes; un remolino de viento que los avienta lejos; para dar ejemplos. Para dar variedad podrás encontrarte con guantes repetidos, pero con otro efecto especial, lo cual da más posibilidades para buscar tu estilo de pelea. El único problema es como se desbloquean, tienes que pagar (con puntos dentro del juego) para entrar a un minijuego donde aparecerán al azar, así que puedes tardar un poco en tener el que buscas para cierto personaje. Los guantes son otro apartado que dan identidad para diferenciarse de otros juegos de pelea, cada uno te invita a experimentar y pensar de diferente forma dependiendo de cual uses y a cual te enfrentes, si solo hubiera un mejor método para conseguirlos entonces este apartado hubiera sido perfecto.

Diversidad en los modos de juego


Algo que llamó la atención de Arms desde su Global Testpunch fueron los modos de juego que tiene. Tiene el clásico modo Arcade donde enfrentas a 10 adversarios para ganar el torneo y el modo de versus para jugar solo o con hasta 3 amigos más. En el versus tenemos peleas 1 vs 1, 2 vs 2 y todos contra todos con 3 o 4 peleadores. Entre los que son sorpresivos están el baloncesto, donde tienes que encestar a tus oponentes con agarres o lanzándolos con golpes fuertes; voleibol, aquí debes golpear una pelota para que le explote a tus rivales (este se puede jugar solo o por equipos); tres jugadores enfrentando a Hedlok (un monstruo de seis brazos); un tiro al blanco donde destruir dianas y golpear a tus oponentes te dan puntos (igual se puede jugar solo o en parejas); y un modo para un jugador donde enfrentas 100 adversarios. Con los modos de pelea encontramos que los escenarios no son la gran cosa, se entiende su propósito de no querer estorbar (es más, si este se vuelve un juego profesional la mayoría de los escenarios se podrían usar por no ser tan invasivos), pero no se puede negar que pudieron ser mejores. Los modos menos convencionales son divertidos e ingeniosos, a tal grado que cambian tu forma de abordarlos al ser tan diferentes de las peleas. No duden que pueden agarrarle un gusto por la diversión que pueden conseguir, especialmente jugando con amigos.


Una de las más grandes preguntas sobre este tipo de juegos es como funciona el online, sobretodo viendo que es de Nintendo. Aquí funciona decentemente, durante los enfrentamientos rara vez tendrá lag (Nintendo hizo un truco para hacer los combates fluidos suprimiendo el lag durante los golpes), aunque eso no lo salva de las desconexiones. No son tan constantes como uno pensaría, pero si tienes una no dudes que te puede pasar otra en poco tiempo. Al entrar en este modo de forma casual estaremos en un lobby con otros jugadores esperando que el juego nos de una partida en algún modo (estarán todos excepto el de 100 adversarios) elegido al azar. Esto último es lo molesto de este apartado, si quieres jugar un modo en especial tendrás que tener suerte para que el juego se digne en ponerlo, algo semejante a lo que pasa con Splatoon al no poder escoger el mapa, esta sería su versión para un juego de peleas, sin embargo, a diferencia del juego de calamares, no es tan molesto porque las partidas son rápidas y no hay restricciones en los modos que puedes jugar. Semejante a Super Smash Bros for Wii U, también tendremos un modo donde se toma el juego seriamente, aquí incluso iremos subiendo de rango para demostrar quien es el mejor. El modo online se mantiene estable y sus modos van desde lo casual o por diversión hasta lo serio para quienes buscan un mayor reto, sus problemas de desconexión no son tan constantes, así que no hay problema para disfrutarlo con una conexión decente.

Narrativamente pobre con excelente apartado técnico


Decir que este juego tiene una historia o personajes con personalidad es hacerle un favor. El modo Arcade es un torneo donde solo nos da presentaciones de cada peleador para tener un poco más contexto sobre lo que son y su estilo de pelea. De la misma forma, los participantes no tienen frases o cinemas donde los desarrollen más allá de una característica. Ambos apartados son pobres en el mejor de los casos, la única razón por la que uno simpatizaría con algún peleador es que tanto te gusta manejarlo. Podría parecer que esto está bien porque los juegos de pelea no necesitan una historia sobresaliente, pero Mortal Kombat e Injustice son el ejemplo perfecto de que estos es posible y enriquecedor para el juego, por eso este se siente tan escueto en este apartado.


Donde si merece elogios es con el apartado gráfico y con la música. En el primero veremos que cada personaje se ve único en relación con los otros, incluso el genérico tiene lo suyo para ser sobresaliente con su estilo. Con una viva paleta de colores da un sentimiento de fiesta y diversión, incluso los escenarios de noche transmiten un sentimiento alegre. Al mismo tiempo, la música hace un gran trabajo ambientando las peleas y la sensación del gran torneo que es Arms. Aunque durante las enfrentamientos es posible que no la escuches por los sonidos de la pelea o por estar concentrado en esta, es algo natural de este genero, pero cuando la llegas a escuchar es increíble. Ambos apartados combinados dan una gran sensación de competencia que da paso a grandes momentos con los amigos por la emoción.

Un excelente exponente del genero


Arms llegó como otro intento de Nintendo para entregarnos una nueva franquicia y les quedó bien. Tiene elementos para ganarse una identidad, su gameplay es simple, pero con una gran estrategia de cuando atacar, defender y agarrar debido a la diversidad en sus peleadores y guantes. Tiene un par de puntos negativos, el roster es uno de ellos por solo tener 10 personajes, parece que pasará por el mismo camino de Splatoon, con el tiempo tendremos DLC (esperemos que gratuito) para que el juego se vaya completando. Es una muy buena propuesta para todo poseedor de un Switch, no es una revelación o revolución del genero (como algunos creen), solo es una buena aportación para este y que probablemente gustará a los fanáticos. Esperemos que la escena competitiva se mantenga presente porque tiene mucho potencial, sin olvidar que cualquiera puede simplemente agarrarlo y divertirse sin problemas.


google+

linkedin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail