[Reseña_anime] La ira de Bahamut: Genesis

Protagonistas de Shingeki no Bahamut, de izquierda a derecha Favaro Leone, Amira y Kaiser Lidfald.

El Registro en el Baúl de los Recuerdos

Si me  preguntan cual sería mi anime de referencia para la fantasía clásica o la serie del género fantástico por excelencia, hubiera mencionado casi sin pensar el OVA Record of the Lodoss War. Esta fenomenal serie de los 90's basada en el juego de Calabozos y Dragones es una de las mejores series fantásticas que se han hecho en la historia del anime hasta el momento. Por encima de cualquier serie basada en juegos o en historia que haya reseñado (Ragnarok the Animation), Lodoss War cumple una serie de requisitos que considero de una serie para que tenga un mérito especial a mis ojos. Posee una inversión considerable en animación (una de las formas de saberlo es que se usa poco reciclaje), posee una historia compleja, envolvente y rica, ofrece una vista a un mundo del cual no tenemos idea (y se siente pequeño en la conciencia del espectador) y los personajes (sean héroes o villanos) son atractivos, con personalidades definidas y una biografía interesante que motiva a continuar la historia hasta su impactante final. Aunque hay series modernas que intentan aproximarse a este esfuerzo, siempre uso de referencia este anime porque es uno de los puntos más altos de la animación fantástica.


La industria del anime ha intentado repetir este enorme éxito de animación y de crítica, con diferentes niveles de éxito. Fairy Tail es uno de los shonen que se basan en fantasía de más reciente éxito, pero su cancelación presagiaba un estancamiento en la popularidad de este género en la industria de la animación. Irónicamente, fue la introducción de Shingeki no Kyojin lo que reactivó el género, con una explosión en el género fantástico como no se ha visto en el último lustro. Sea de novela ligera como de manga, sea la resurrección de Fairy Tail como la presencia de los Siete Pecados Capitales, la fantasía ha regresado a la corriente normal de la animación e impactado de forma significativa en el consciente de los espectadores, que buscan más de este género y reciben a cambio lo mejor de las casas de animación japonesa. Pero uno de estos esfuerzos tuvo una fuente de lo más improbable que uno pudiese pensar, un juego de cartas al estilo de Magic para dispositivos móviles.

Como todo estudio recién nacido, la casa de animación MAPPA (fundada por el fundador de Madhouse Masao Maruyama); encontrar material para animar puede ser un reto. Tal como lo he explicado en los artículos de P.A. Works, los estudios noveles deben recurrir a medios no tradicionales de financiamiento para sus obras. Después de producir la tercera entrega de Hajime no Ippo, se acercó a este estudio un inversionista interesado en la producción de una obra capaz de competir con la ola de fantasía que invadió al anime desde el 2013 (Funimation). El problema era conseguir la fuente, porque el material estaba garantizado para la temporada. De esta forma, a principios de este lustro los productores voltearon su vista al juego Rage of Bahamut, que poseía las características necesarias para producir una serie (material informativo, descripciones vividas, historia abierta y por supuesto bajo costo). ¿Así que por qué no? Bajo la licencia de Cygames, con la colaboración de Funimation; Shingeki no Bahamut impacta las pantallas de las cadenas de televisión independiente del área del Kanto a partir del 6 de octubre del 2014. Bajo la dirección de Keiichi Sato (Tiger & Bunny, Saint Seiya: The Legend of the Sanctuary) y escrita por Keiichi Hasegawa, esta historia de fantasía me impactó con los elementos que había buscado por tanto tiempo. Con la misma extensión que su predecesora, La Ira de Bahamut comparte muchas de las cosas que han hecho grandes a muchas series en el pasado.

Inicio! Spoilers!

Fin! Spoilers!


¿Qué ofrece Shingeki no Bahamut al público de fantasía?

Shingeki no Bahamut comparte muchas cosas con su mi obra de referencia por excelencia, el OVA de Record of Lodoss War. Para comenzar, en ambas obras son de corte fantástico, de trece capítulos, con una inversión de capital enorme, un argumento imponente y un final admirable que se aleja mucho del estándar natural  Pero hasta allí llegan las similitudes. Los tres protagonistas de la serie luchan una batalla perdida en contra de si mismos y su legado, Favaro en contra del legado de su padre que al final termina abrazando, Kaiser en busca de una venganza que ya no viene al caso y Amira en busca de una madre perdida con la que logra reconciliarse. A punta de ingenio, pensamiento rápido e improvisación ellos se van abriendo paso junto con Rita la Necromante y el Dios Baco. La combinación perfecta para el desastre.


Por supuesto, el recuento de la historia de Juana de Arco también resulta sobrecogedor, en especial por la forma en que ella pasa por todas las etapas políticas que sufrió envida (admirada líder militar, bruja acusada, demonio condenada al fuego eterno y santa católica en todo su derecho). Esto aderezado con el siempre infame y presente Giles de Rais, una figura deplorable de la historia que para desgracia de la oportunidad fue compañero de combate de la misma Juana adereza una historia con un matiz que le da un ambiente épico a todo el conjunto.


Con una animación magnífica, una banda sonora impresionante y una historia sólida (que va más allá del pequeño juego en que está basado), La Ira de Bahamut fue una refrescante experiencia que replanteó la forma en que veo el anime de esta década. Es cierto, hay mucha basura de por medio; pero existen todavía joyas y experiencias que valen la pena ser vistas. Gracias a Victor Otaku (que fue quien la recomendó) pude rememorar la experiencia de Lodoss War, con un final que quita el aliento; donde a pesar de que el bien se impone uno termina con una sensación feliz pero agridulce. Al igual que los héroes, paso la página para la siguiente obra, pero mentalmente coloco una nota al pie de esta obra para usarla de referencia. Espero que Funimation invierta más dinero en este tipo de obras, donde más que el fanservice (que no puedo negar hubo) se destaca una historia sólida que esperemos no pase al olvido. Porque para desgracia de los que aman esta clase de esfuerzos, no son muchos y nunca son bien valorados. Así que yo cruzo los dedos para esperar la continuación. ¿Me acompañan?
Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...