Breaking

Mostrando las entradas con la etiqueta Zod. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Zod. Mostrar todas las entradas

viernes, septiembre 01, 2017

viernes, septiembre 01, 2017

Superman: Guerra de los Superhombres #0.



War of the Supermen #0
Guión: James Robinson y Sterling Gates
Dibujo: Eddy Barrows
Tintas: J. P. Mayer
Color: Rob Reis
Tipografía: John J. Hill
Portada: Eddy Barrows y Rob Reis
Traduccion: Siete Soles
Maquetación: Kon-El
Fuente: La Novena Dimension

ZOD: HÉROE DE KRYPTON.

En el lado más alejado del sol, a millones de kilómetros de la Tierra, el planeta de Nuevo Krypton se encuentra. Hace un año, Superman abandonó el tercer planeta para habitar con su gente y ayudarles a prosperar. Pero los kryptonianos cometieron un error. En su miedo por los eventos acontecidos –la muerte de su líder y los sucesivos ataques humanos- buscaron a alguien fuerte, alguien que los protegiera. Una persona que representó en su tiempo para Krypton la seguridad que Superman representa para la Tierra.

Ese hombre era el General Zod.

Ahora, un enfurecido Superman irrumpe con violencia en las instalaciones del comando del gremio militar kryptoniano para encarar a Zod, pues el General ha declarado la guerra al planeta Tierra.



Ursa hiere a Superman con una cuchilla de kryptonita, pero el Hombre de Acero la destruye con su visión de calor. Al intentar acercarse a Zod, el gigantesco Non termina de someter a Superman, con la colaboración de la repuesta Ursa.

Zod se burla de Superman, recordándole que él no representa nada para el pueblo kryptoniano, que solo es un individuo más, que no hay nada “súper” en él, puesto que todos los de su raza comparten los mismos poderes y por tanto es uno más entre cien mil de su pueblo.

Además, le recuerda que el pueblo kryptoniano eligió a Zod y no a Superman, porque él sí protege a su raza. No contento aún con esto, le cuenta que la razón por la que le mantuvo dentro del gremio militar fue para sacar provecho de los años de experiencia de Superman en el manejo de los poderes kryptonianos, de modo que mejorara el entrenamiento de los soldados, para convertirlos en una fuerza militar consumada.


EL ODIO DE ZOD.


Finalmente, en la cima de su jactancia, Zod no solo demuestra tener suficientes motivos para justificar un ataque preventivo contra la Tierra, sino que no tiene reparos en admitir que también lo motiva el odio por la casa de Jor-El y promete arrasar con lo más amado por Superman.

El espíritu combativo de Clark no puede más, y aunque intenta combatir a sus captores, para su desesperación descubre que Zod solo se burla de él, ya que la orden para el ataque a la Tierra ya fue dada.

El ejército de superhombres ya puede ver el planeta Tierra.


UN DIA ANTES DE ESTO.

Lois Lane esta sola en su escritorio del Daily Planet. Es de noche y llueve a cántaros, pero no puede dejar de pensar en los últimos acontecimientos. Comienza a escribir en su ordenador..

En su artículo, resume cómo Superman llega a nuestro mundo, y como con el tiempo descubre que no es el último kryptoniano. No solo estaba Supergirl, sino que logra rescatar la ciudad embotellada de Kandor,  una población kryptoniana capturada y miniaturizada por la criatura artificial Brainiac antes que el planeta Krypton explotara.



Tras muchos años de intentarlo, finalmente se logró revertir el efecto de miniaturización de espacio y tiempo de Brainiac y los cien mil kryptonianos que aún vivían en la ciudad de Kandor se encontraron por fin libres. Todos con las mismas habilidades de Superman, pero no su carácter o su control.

La felicidad duró poco tiempo.

Las diferencias culturales y raciales entre humanos y kryptonianos llevaron a roces extremos. Por tanto, usando su tecnología superior, los kryptonianos crearon un planeta para sí mismos, lo más alejados de los humanos que pudieron, pero suficientemente cerca como para beneficiarse de la energía del sol amarillo.

Con nadie lo suficientemente fuerte para defenderlos, los kryptonianos se volvieron hacia el hombre en quien pensaban podían confiar. Un hombre que una vez fue un héroe en Krypton, pero había sido encarcelado en la Zona Fantasma por sus crímenes: el General Zod.

Conociendo a Zod como el criminal que es, Superman tomó la decisión más difícil de su vida. Sabía que Zod no era confiable. Debía tenerlo cerca de él para observarlo, así que se dirigió a Nuevo Krypton y se unió al ejército de Zod.




Pero Superman no dejó la Tierra desprotegida. Atrás quedaron héroes de su confianza: Guardián, Mon-El (el daxamita), Steel, Superboy, Krypto, Flamebird y Nightwing (los dos kryptonianos). Todos preocupados de llenar el espacio dejado mientras el gran campeón de la Tierra mantenía un ojo vigilante en el General Zod.

En ausencia de Superman, sin embargo, fuerzas terribles se organizaban contra los kryptonianos. 


PROYECTO 7734


El Proyecto 7734 fue creado como una organización ultra secreta para contrarrestar la invasión alienígena. Comenzaron reclutando operativos súper humanos altamente entrenados y peligrosos. Hombres con nombres clave como Assassin, Atlas o Reactron. Inclusive, reclutaron a su hermana, Lucy Lane, convirtiéndola en la máquina de matar kryptoniana conocida como Superwoman. El 7734 es liderado por un hombre que odia a los kryptonianos tanto como odia a Superman: el General Sam Lane padre de Lois y Lucy.

Lois concluye su artículo, exponiendo su determinación de detener las aspiraciones bélicas de su padre, a pesar de que esto puede costarle la vida a ella, tal como le pasó a su amigo el fotoperiodista Jimmy Olsen, quien fuera encontrado sin vida en el fondo del puerto de Metrópolis días antes.

En su concentración, Lois no se percata de que un hombre se aproxima a ella en la oscuridad de la habitación. El desconocido la toma por sorpresa, ofreciéndole información sobre el Proyecto 7734. Lois no puede dar crédito a lo que ven sus ojos, pues el informante se trata del supuestamente difunto Jimmy Olsen.

Jimmy explica que fue gracias a Natasha Irons –sobrina del héroe conocido como Steel- que pudo hacerse pasar por fallecido, y que gracias a ello pudo investigar a fondo con libertad dentro del Proyecto 7734 y descubrir las horripilantes cosas que el General Lane ha estado fraguando. Sin embargo, Natasha está desaparecida, probablemente por lo que averiguaron. Entonces, Jimmy le pregunta a Lois si está dispuesta a oír la verdad sobre su padre, a lo que la mujer responde con decisión:

-Absolutamente.


La guerra de los superhombres continúa en:
SUPERMAN: WAR OF THE SUPERMEN #1

viernes, agosto 11, 2017

viernes, agosto 11, 2017

[Reseña Comic] Superman: Guerra de los Superhombres #1


WAR OF THE SUPERMEN #1 

¡La guerra de los 100 minutos comienza!

Guión: Sterling Gates y James Robinson.
Dibujo: Jamal Igle.
Tinta: Jon Sibal.
Color: Blond.
Tipografía: John J. Hill.
Portada: Eddy Barrows, J. P. Mayer y Rod Reis.
Portada Variante: Aaron Lopresti,  Matt Ryan y Brad Anderson.
Traducción: Siete Soles.
Maquetación: Mon-El.
Vía: La Novena Dimensión.

LA INVASIÓN KRYPTONIANA.


Miles de soldados kryptonianos surcan el vacío del espacio en dirección a la Tierra. Muchos viajan por sus propios medios, otros viajan en naves de combate. Todos, sin embargo, llevan la decisión en su corazón de acabar con la raza terrícola.

A la humanidad le quedan menos de dos horas de existencia.

El General Zod se sigue jactando de la incapacidad de Superman para detener la guerra. Sin embargo, Clark en un arrebato de ira se deshace de sus captores y se marcha a detener el ataque, gritando que siempre hay esperanza.


Rápidamente Zod, Ursa y Non se reponen del sorpresivo ataque de Superman y se lanzan en su persecución.  El combate se reanuda en el espacio exterior, donde Superman demuestra que no es como cualquier otro kryptoniano al enfrentarse mano a mano contra los tres simultáneamente.

Entretanto, en Nuevo Krypton, la  madre de Supergirl esta torturando a Reactron, -el agente del Proyecto 7734 capturado por Supergirl- con el fin de extraerle información sobre la conspiración terrestre contra el pueblo kryptoniano. En medio de la sesión, es interrumpida por Kara, quien finalmente entiende que cuando antes de morir su padre le dijera “Cuida a tu madre” no se refería que la cuidara a ella, sino que se cuidara de ella.


EL FIN DE NUEVO KRYPTON.


Kara está furiosa, porque se siente cómplice de un crimen de guerra. Su madre se justifica, pues como líder de Nuevo Krypton debe hacer lo que sea necesario para proteger a su pueblo. Mientras discuten, Reactron las interrumpe con una risa burlona que desconcierta a las mujeres.  Al ser inquirido sobre la razón de su risa, éste responde que desde un principio, era parte del plan que él fuera capturado.

Reactron se ha convertido en una bomba viviente. Kara es puesto a salvo por su madre en una cápsula anti radiación, mientras que ella se encierra con el atacante suicida en un desesperado intento por detenerlo. Los gritos de Supergirl son acallados por el estruendo de la explosión.


En la superficie de Nuevo Krypton sus habitantes pasean despreocupados o se ocupan de sus labores cotidianas. Repentinamente, el suelo erupciona violentas columnas de energía que desgarran la faz del planeta.

En el espacio, Superman, Zod y los otros dejan de combatir y atestiguan con horror e impotencia lo que acontece en su hogar. Las ráfagas de energía se expanden,  desintegrando a personas que huyen inútilmente, destruyendo los magníficos edificios, hasta que finalmente la reacción en cadena culmina en la majestuosa explosión de Nuevo Krypton.



MIENTRAS TANTO, EN LA TIERRA

Lois Lane y Jimmy Olsen se han reunido en un callejón apartado con los héroes Guardián, Steel, Superboy, Krypto, Flamebird y Nightwing. Allí les ponen al tanto de los descubrimientos que Jimmy y Natasha Irons lograron hacer sobre las actividades del General Lane, orientadas al exterminio de la raza kryptoniana.

No obstante, sin que lo sepan, están siendo vigilados a distancia por Superwoman, quien con sus súper sentidos los escucha y observa atentamente, mientras sonríe de forma malévola.

De vuelta en el espacio, Superman vuela entre los miles de escombros de la explosión de Nuevo Krypton.  Busca sobrevivientes, pero solo hay cuerpos mutilados flotando en el vacío.  Su visión capta algo entre las rocas, al acercarse descubre que se trata de Kara, quien flota en posición fetal, abandonada al dolor de perder a su madre y su hogar.

Al encontrarse con Superman, la chica se arroja a sus brazos, llorando desconsoladamente. En el vacío del espacio, las palabras no pueden escucharse, pero las emociones no necesitan palabras para transmitirse. De súbito, la mirada de Supergirl enfoca el casco de Reactron flotando entre los escombros, y al instante la pena cede paso a la sed de venganza.


LA IRA DE SUPERGIRL.

Con la ira distorsionando su bello rostro, Kara recuerda las palabras de burla y de despedida de Reactron antes de explotar, y toma con determinación el estandarte de Nuevo Krypton, volando llena de furia. Al otro lado del sistema solar, el General Zod se enorgullece de su ejército, pues ante la noticia de la destrucción de su hogar y sus seres amados, no se han decaído, sino que se mantienen en firme, resueltos a ganar la guerra.


La guerra de los superhombres  continúa en:  
SUPERMAN: WAR OF THE SUPERMEN #2 – LA BATALLA POR MARTE.