[Reseña Anime] Somos los miembros del consejo estudiantil


¿Quién daría todo por ser un flotador con forma de delfín?

Demografía, la mejor excusa para un instituto mixto.

La demografía en Japón es algo que se debe tomar realmente en serio. Tal como lo relate en los niños lobos Ame y Yuki; la tasa de natalidad en el Imperio del Sol Naciente está haciendo estragos en sus ciudadanos y su forma de vida. El campo se está despoblando de forma alarmante, hasta el punto que pequeñas comunidades hacen campaña y ofrecen dinero para que las personas vayan a vivir a sus pueblos. Lentamente los ciudadanos japoneses están perdiendo la batalla y esta se ha trasladado a las ciudades de formas como nadie las pudo imaginar. Esto se ha hecho especialmente manifiesto en el sistema educativo. Porque en la actualidad, numerosos centros educativos a lo largo de todo Japón están cerrando por la falta de estudiantes.


Esta crisis se trata mucho en el manga, series shonen como Ace of Diamond recalcan este tema como el motivo que obliga al héroe a buscar su destino en otros sitios (a diferencia de Supercampeones donde el héroe se queda en su comunidad para llevarla al campeonato). Pero lo más singular es cuando una serie de comedia debe su origen a este problema. Tozen Ujie, un mangaka que activo desde el 2001 tomó este problema en sus manos e hizo una sugestiva pregunta. ¿Qué sucedería si a causa de la reducción demográfica un instituto sólo para muchachas comenzase aceptase chicos? Seikotai Yakuindomo (Somos los Miembros del Consejo Estudiantil) responde a esta pregunta de forma irreverente y divertida, donde la prestigiosa Academia Osai se vuelve mixta y recibe a sus primeros estudiantes masculinos.

Preludio para el desastre


Takatoshi Tsuda es un estudiante promedio inicia su vida de colegio en la Academia Osai debido a que queda cerca de su casa. Sin embargo, desde su entrada se percata que le va a costar integrarse, debido a que la gran mayoría de las estudiantes son mujeres. En sus primeros pasos a clases es interceptado por la Presidenta del Consejo Estudiantil, que lo obliga a arreglarse el uniforme. En el lapso que le toma conocer al resto de los integrantes del Consejo llega tarde, así que como castigo la Presidenta lo obliga a integrarse a dicho cuerpo estudiantil, donde pasará el siguiente año de locura.

Personajes

Takatoshi Tsuda

Nuestro héroe recibiendo una "eterna" patada voladora cortesía de Suzu.
El héroe "trágico" de la historia. El Vicepresidente obligado del Consejo Estudiantil, es el típico estudiante japones; servicial, serio, estudiante regular pero con un corazón de oro. Como figura seria sirve de contraposición a los delirios sexuales de Shino Amakusa y Aria Shichijo. Como hombre su gran defecto es no poder decir que no y ser lo suficientemente ingenuo para caer constantemente en las bromas sexuales de sus compañeras. Lamentablemente, con el tiempo se acostumbra hasta echar de menos sus ocurrencias.

Shino Amakusa


La Presidenta del Consejo Estudiantil de la Academia Osai, estudiante popular, brillante, diligente y popular. El problema es que posee un lado pervertido que no puede evitar que salga a relucir a la menor oportunidad. A pesar de ser atractiva ella tiene senos pequeños, lo cual la acompleja cuando se compara con su compañera Aria. Le tiene temor a las alturas y a los insectos, y con el tiempo se ha hecho muy dependiente de Tsuda, hasta el punto de andar junto con él a la menor oportunidad.

Aria Shichijo

¡Venezuela!
La Secretaria del Consejo Estudiantil; una de las más hermosas estudiantes de la Academia Osai. Proveniente de una familia adinerada, sus orígenes la hacen comportarse como una cabeza hueca en muchas ocasiones (como esperar al frente de una puerta para que se abra sola). A pesar de este defecto ella es una estudiante brillante (compite en notas con Shino) y posee una cierta madurez con la que supera a su amiga. Lamentablemente, ella posee el mismo lado pervertido que la Presidenta, participando de sus juegos de palabras e inuendos. Sus padres están al tanto de esto, por eso la obligan a usar un cinturón de cstidad.

Suzu Hagimura


La Tesorera del Consejo Estudiantil, una genio dada su edad (asegura tener un IQ de 180, hablar varios idiomas y poder realizar operaciones de diez dígitos con facilidad). Aunque tiene 16 años tiene la estatura de una estudiante de escuela, algo de lo que ella es muy sensible. Constantemente la historia debe recalcar por medio de letreros su presencia, la cual pasa desapaercibida de adultos y compañeras.

Naruko Yokohima


Es la profesora de inglés de la Academia Osai, es encargada por el cuerpo docente de supervisar al Consejo Estudiantil debido a ser la novata. Es aún más pervertida que Aria y Shino con respecto a los inuendos sexuales, hasta el punto de acosar a los pocos estudiantes masculinos que le parecen guapos. Ella es un fracaso como educadora (pone lecturas eróticas en inglés para que sus estudiantes practiquen), desconsiderada e irresponsable.

Kaede Higarashi


Es la encargada de la Conducta en la Academia Osai. Una estudiante modelo con un gran sentido de justicia y un deseo por hacer cumplir las normas, lamentablemente le tiene un temor irracional a los muchachos. Justamente su paso a la Academia Osai fue porque era un colegio exclusivamente femenino hasta su transformación.

Kotomi Tsuda

¿Te gustan grandes y gruesos, verdad?

Hermana menor de Takatoshi, la quintaesencia de la hermana menor japonesa. Estudiante de preparatoria, desea ingresar a la Academia Osai por razones similares a las de su hermano. A pesar de su poca edad, la pubertad la ha golpeado con fuerza, es tan pervertida como las compañeras de su hermano, hasta el punto de hacer parecer en sus expresiones que tiene relaciones incestuosas con él. A pesar de todo se lleva muy bien con todas las amigas de su hermano, que la ayudan en todo lo que pueden.

Ranko Hata

Una pregunta indiscreta de Hata. ¿Acaso usas a la presidenta para...

La presidenta del periódico de la Academia. Fiel a su labor en el tabloide, anda perennemente con una cámara atada al cuello en busca de la siguiente noticia que se le aparezca. Gusta mucho de enredar sus preguntas para que las respuestas suenen pervertidas. También aprovecha la menor oportunidad para sacar fotos comprometedoras, que vende a buen precio por la Academia.

Mutsumi Mitsuba


La presidenta del recién formado Club de Judo, uno de los primeros que se forma bajo la supervisión de Takatoshi. Ella es muy buena en artes marciales, pero su sueño a futuro es convertirse en una novia. Su inocencia le impide darse cuenta de los comentarios picantes de quienes la rodean, lo cual resulta en situaciones hilarantes.

Sayaka Dejima

Dejima es la guardiana de la llave de los secretos.

La dedicada sirvienta personal de Aria Shichijo. Ella es su guardiana (literalmente tiene las llaves de su cinturón de castidad); aunque es un tanto distraída con respecto a direcciones y ubicaciones. Posee un fetiche enfermizo por todas las cosas que ha tocado su ama, en especial su ropa interior sucia.

Nene Todoroki

Aquí Nene nos enseña el resultado de sus últimas investigaciones en robótica consoladora.
La última personaje secundaria (apareció en el último episodio), la presidenta del Club de Robótica. Su amor por los autómatas nació por su deseo de incrementar el ritmo de su vibrador personal. Ella nunca está lejos de sus consoladores y posee una mente tan pervertida como las otras chicas.

Conclusiones refrescantes

¿Quién dijo yuri? ¡Yo!

En la tradición de B. Gata H. Kai; Seitokai Yakuindomo aborda con buen humor un problema bastante serio en la población japonesa en general, la baja tasa de natalidad. Desde este punto de vista, el anime (con una gran complicidad de su creador) explota un cliché tradicional en el medio, que en un entorno de un mismo sexo, su miembros se vuelven más pervertidos. La ausencia del sexo opuesto no sólo provoca esta reacción, sino que entorpece la interacción social de sus integrantes. De esta forma, los miembros del Consejo Estudiantil enfrentan con una divertida torpeza al sexo opuesto, ladran más de lo que pueden morder e intentan continuar con sus vidas ante esta nueva realidad.

Nada mejor que una conversación animada en toallas (mojadas)
Porque una cosa que hay que admitir de esta serie es que es realmente vulgar. A pesar de la excelencia académica de la presidenta y la secretaria, ellas son realmente cochambrosas, tanto en sus reflexiones, a la hora de enfrentar las situaciones diarias y en la de interactuar con sus restantes compañeras, Pero es tal el nivel de perversión que sus dos colegas (la Tesorera y el Vicepresidente) se sienten realmente extraños al no escuchar sus innuendos. La situación, combinada con la inseguridad de Suzu y la seriedad de Takatoshi garantizan el desastre.

Aria mira dentro de su corazón.
Con un elenco mayoritariamente femenino, Seitokai Yakuindomo (incluyendo sus OVA's) explota con humor un año y medio de vida en una academia. Aunque como obra de ficción es evidente su intención de explotar la vena sexual, la sugestiva picardía de las muchachas combinada con la seriedad de Tsuda le da una tensión sexual a la obra que es difícil de superar. Orientada a un público juvenil (sus beeps son un testimonio claro de su censura), este anime es un punto de referencia para la comedia de esta década, testimonio de esto es su segunda temporada y sus OVAS. Sin embargo, tal como en Azumanga Daioh, es necesario un conocimiento básico del japones para entender varios de sus chistes. Aún así no dudo que disfrutarán el humor picante de la serie. Por eso brindo y exclamó a viva voz, ¡Venezuela!
Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...