Azumanga Daioh. Locura y amistad en 3 años.

Escrito por : Carlos Molina | Fecha : viernes, enero 04, 2013 | Etiquetas :

¿Quien recuerda la secundaria? Para quienes hemos pasado por ese proceso, es un año de reminicencias, de juventud, de torpeza y de una gran libertad. Nunca me he caracterizado por ser discreto, hablo lo que pienso, aunque a veces se callar. Como hijo y nieto de educadoras suelo preguntar mucho acerca de la vida de los demás, y mi apetito por conocimiento me hizo difícil la vida en dicha institución. Ser un adolescente excéntrico, taciturno y sin habilidades sociales me privó de la amistad de mucha de mi generación (hasta el punto que no deseo encontrarme con ella de nuevo). Sin embargo, en lugar de ver con odio esa temporada la recuerdo con cierto deleite e inocencia; porque no volverá a pasar. Por eso es que Azumanga Daioh es una de esas series que ocasionaron un gran impacto en cuanto la presencie.


Azumanga Daioh (que técnicamente se podría traducir como el manga definitivo de Azuma) es la obra de Kiyohiko Azuma, que trabajó en un estilo inusual esta entretenida recopilación de historias de colegio. Esta vio la primera luz en 1999 en la revista shonen Dengeki Daioh, subsidiaria de Media Works (actualmente conocida como ASCII Media Works). Al igual que las caricaturas occidentales que se ponen en las páginas internas de los periódicos en occidente, la obra es publicada en cuadros que se leen de arriba hacia abajo, en una distribución de cuatro viñetas por turno. Con este formato, tal como ha sucedido con Mafalda, Archie, Buggie, Dilbert o Pepita, la historia nos presenta un chascarrillo o una situación gráfica rápida que debe derivar al final en una reflexión o en una sonrisa en el espectador.

Staff de Azumanga Daioh, de izquierda a derecha Ozaka, Chiyo, Kagura, Sakaki, Kaorin, Yukari, Nyamo, Tomo y Yomi.
Debido a la gracia y popularidad de la serie escrita, la casa de publicación encargó un pequeño anime original para la red en el 2001 para descarga por paga chara-ani.com. La intención era llevar a cabo una pequeña serie de cinco minutos para ser descargada en línea con la intención de sacar provecho del boom de la tecnología de ese momento. Lo que nadie pudo predecir fue la popularidad de la serie. La demanda de descargas fue tal que de inmediato despertó la oportunidad para una serie animada completa. Producida por J.C. Staff, Azumanga Daioh: The Animation salió al aire el 8 de abril del 2002. Tal como en las series de Cartoon Network, esta se dividió en 130 segmentos de 5 minutos, que se transmitían los fines de semana por TV Tokyo, TV Asashi, TV Osaka y AT-X. ¿Pero, por qué esta serie fue tan popular? ¿Y por qué ahora se encuentra relativamente en el olvido?


Azumanga Daioh como la mayoría de los trabajos de Kiyohiko Azuma trata sobre las excentricidades de un grupo de muchachas reunidas debido a su afinidad y constante asistencia a la misma institución educativa. La líder y protagonista principal es Chiyo-chan (Chiyo Mihama, niña genio que a sus 10 años ingresa al primer año de educación secundaria japonesa, dominada por compañeras 5 años mayores que ella). Durante los primeros episodios contemplamos su lucha para adaptarse a su nuevo ambiente y hacer amigas, las primeras de las cuales son Tomo (Tomo Takino, la hiperactiva del grupo, que carece de cualquier clase de prudencia o autocontrol, elementos que caracterizan a la niña perfecta japonesa), Yomi (Koyomi Mizuhara, compañera y amiga de Tomo desde la escuela, una joven con mucho control sobre si misma excepto cuando le hablan de comida) y Osaka (Ayumu Kasuga, una joven lenta y poco flexible, con una naturaleza imaginativa, poca disposición al estudio pero una gran habilidad para el juego de palabras).


La historia también observa la vida de las maestras de este excéntrico cuarteto durante los primeros episodios. La guía del grupo Yukari Tanizaki (hiperactiva, violenta, impulsiva, una versión adulta de Tomo) se caracteriza por llegar tarde a clases, ofrecer poca o casi nulo apoyo y obrar por interés propio la mayor parte del tiempo, sin mencionar que es una pésima conductora. La otra integrante del cuerpo docente es Nyamo (Minamo Kurosawa, la mejor amiga de Yukari, compañeras desde la escuela, centrada pero preocupada con la edad) es amada por todos los estudiantes debido a su disposición abierta, al apoyo que brinda y su natural amabilidad. Para culminar con el equipo, el profesor Kimura (el pervertido del equipo, que padece de efebofilia, la atracción de un adulto hacia los jóvenes) que añade perversión a la serie.


Durante el transcurso del primer año, se añaden tres jóvenes (dos de planta) al inusual equipo cómico. Sakaki (una extremadamente tímida y callada muchacha, lo cual todos consideran como su mejor rasgo, que odia su cuerpo bien desarrollado, enamorada eterna de los gatos que la odian y las cosas lindas), Kaori (una joven estudiante que siente un caso extremadamente fuerte de amor platónico hacia Sakaki) y Kagura (una atlética y competitiva joven, de poca inteligencia, hiperactiva y marimacha). En conjunto las jóvenes transitan durante los tres años obligatorios que dura le educación japonesa; lo cual nos permite conocer sus personalidades, sus temores, sus preferencias y sus capacidades.


En la forma de cortos, la serie nos va llenando de sorpresas agradables mientras arranca risas esporádicas debido al tipo de humor expresado. Porque una de las grandes habilidades del autor fue la de combinarlo de forma variada y distintiva. De esta forma, se puede encontrar humor físico (hay muchos golpes que van y vienen entre Tomo y Kagura), comedia de situación (los viajes en el destartalado carro de la profesora Yukari), humor narrativo (situaciones en que los protagonistas enfrentan reacciones inesperadas de sus pares), chistes y chascarrillos propios de la cultura japonesa (los juegos de palabras de Osaka) y situaciones adultas (como cuando Nyamo introduce a la sexualidad a todas las jóvenes en una noche de copas en el verano).


A pesar de que es extremadamente graciosa, irreverente y divertida, la serie padece dos problemas fundamentales que no le ha permitido pasar a la posteridad o ser reconocida en occidente. El primero (el más importante) es que para poder entender la serie se ocupa tener conocimiento sobre la cultura japonesa (mucho). Los chistes de doble sentido, los juegos de palabras exquisitos y las referencias constantes a la cultura tornan pesada la historia en algunos lapsos (detener el video para leer los comentarios). Esto provoca contrariedad en la mayoría del público meta y no le permite identificarse bien con la obra. El segundo gran problema de la obra es su duración. A pesar de su éxito, Kiyohiko Azuma la concluyó junto con el final del tercer año de las muchachas. Tal como sucede en la vida, luego de las despedidas la serie quedó en el aire, con muchas más preguntas que responder que respuestas. Pero desde ese punto de vista (o tal vez por esto) es que apoyo a la serie. También la apoyaron millones de fans que votaron para darle el segundo lugar en el Anime Grand Prix del 2002 de la revista de televisión Animage.


Si están cansados de encontrarse en una eterna disputa por rescatar el Universo, en el glorioso autosacrificio para conseguir la meta o en como la amistad se sobrepone a todo; esta serie nos ofrece en cambio LA VIDA, relatada de forma graciosa e irónica. Nos habla de la vida que todos hemos tenido alguna vez, o que recorremos en la actualidad, sólo que de forma artística con una pluma graciosa y desbocada. Por eso, si quieren recordar con nostalgia momentos más felices, si les gusta la comedia, si quieren conocer otra cultura, y disfrutar de su (escaso) fanservice les recomiendo que si pueden conseguirla le den un repaso. Creo que no se van a arrepentir.

google+

linkedin

2 Comentarios

Publicar Comentarios
avatar
John Doe
Admin
enero 06, 2013 10:50 p.m.

En verdad deberian ver esta serie, es demasiado divertida

Reply
avatar
enero 07, 2013 6:53 a.m.

No podría estar más de acuerdo. Lol!

Reply

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail