[Reseña Gamer] Final Fantasy Type-0 HD: No dejes que su cara te impida ver su corazón

El legado de Final Fantasy 

Final Fantasy es, posiblemente, la mejor o la más reconocida saga de RPGs en la historia de los videojuegos, con tantos títulos en su repertorio que solo puede ser comparada con las franquicias de Super Mario, Megaman y The Legend of Zelda. Las consolas, sean portátiles o caseras, donde no hay al menos uno de estos juegos se pueden contar con los dedos de una mano, incluso se pueden encontrar en smarthphones, tanto iOS como Android. A pesar de su popularidad es curioso ver que un Final Fantasy no haya llegado a occidente; dejar a los fans con la imposibilidad de jugarlo, a estas alturas, donde la distribución y traducción es notoriamente más fácil, accesible y conveniente que antes, debería ser un pecado para cualquier compañía de videojuegos de renombre. Cuatro años han pasado desde que salió y, al parecer, Square Enix (la empresa desarrolladora) termino escuchando a quienes lo pedían, para que en la nueva generación de consolas podamos disfrutar de aquel que no dejo el nido, por fin tendremos la posibilidad de jugar: Final Fantasy Type-0 HD.

Ficha técnica

Nombre: Final Fantasy Type-0 HD
Director: Hajime Tabata
Desarrollador: Square Enix
Distribuidor: Square Enix
Plataforma: Playstation 4 y Xbox One. Originalmente para el PSP
Género: RPG
Modo de juego: Un jugador
Fecha de lanzamiento: 17 de Marzo del 2015. Originalmente el 27 de Octubre del 2011.

Gameplay

Final Fantasy Type-0 HD es un RPG cuyo combate se realiza en tiempo real, para pelear tienes las acciones típicas, ataques físicos, magia y esquivar. También se añaden dos tipos de ataque el Break Sight y el Kill Sight, el primero lo podrás hacer cuando apuntes al enemigo y veas que sale un circulo amarillo si logras atacar en el momento que aparece le harás un daño considerable, el segundo es semejante solo que con un círculo rojo y cuando conecta el ataque matas automáticamente al enemigo. Si todo lo demás falla siempre podrás invocar a los Eidolons, para llamarlos necesitaras sacrificar a un personaje cuando esto pase te darán el control de un monstruo muy fuerte con el que podrás limpiar un escenario de enemigos, por desgracia a los jefes no les provocaras mucho daño. Todo lo anterior mencionado ayuda a hacer del combate algo divertido y adictivo en muchas ocasiones, incluso puede llegar a ser frustrante, en el buen sentido, debido a la alta dificultad que pueden tener varias misiones, no es imposible pero no te sorprendas si pierdes varias veces en una zona específica, el juego castiga si te confías, así que deberás ponerte abusado.


Las misiones serán donde se explotará más el combate del juego, se nos dará un total de 14 personajes pero durante las misiones y la exploración tendrás que hacer un equipo con solo 3 de los cuales solo manejarás a uno pero podrás ir alternando a tu gusto, si uno cae en batalla no podrás volver a usarlo hasta pasar la misión pero podrás cambiarlo por cualquiera que tengas en reserva. Todos tienen un estilo diferente así que es buena idea experimentar tanto individualmente como con los diversos equipos que puedes hacer, aunque es preferible que siempre tengas a uno que ataque cuerpo a cuerpo, otro que se enfoque en los ataques a distancia y uno que tenga facilidad para curar. La diversidad de los personajes es grande, ninguno se sentirá semejante a otro, permitiéndote descubrir con cual te sientes más cómodo.

La progresión se maneja de manera simple, con cada nivel que subas te darán puntos que podrás intercambiar por habilidades, movimientos o ataques especiales. Por suerte cada personaje obtiene sus propios puntos al subir de nivel por lo tanto puedes concentrarte completamente en uno y dejar a otros de lado, aunque esto no es recomendable porque sin importar que tan fuertes sean, siempre existirá la gran posibilidad de que los maten, así que es preferible mantenerlos a todos en el mismo nivel. Las magias se mejoran con el Phantoma el cual se consigue quitándoselo a los enemigos cuando los vences, las mejoras van desde que tanto daño hacen, que tanto mana usan y su alcance. Lo anterior no suena complicado porque no lo es, simplemente te puede llevar algo de tiempo pensar en que sería más recomendable mejorar o tener.


El lugar donde pasaras la mayoría de tu tiempo es en la academia de Rubrum, donde podrás luchar para subir de nivel, conseguir misiones secundarias y hablar con los alumnos de las otras clases. Se te dará cierto tiempo el cual decidirás como administrarlo, cuando se acabe tendrás que ir irremediablemente a la misión de la historia. Durante tu tiempo libre también podrás explorar el resto del mundo, para viajar de una ciudad a otra pasaras a una vista continental y en tu trayecto te encontraras con combates aleatorios, puedes visitar ciudades en las que podrás comprar objetos que te ayudarán en los combates y hacer más misiones secundarias. El mapa es lo bastante grande como para perderte explorando, las ciudades están a una distancia considerable, no es aburrido viajar de una a otra o explorar el mapa para descubrir sus secretos pero si no te sientes con ganas siempre puedes usar un Chocobo para evitar combates aleatorios y moverte más rápido.

Aspectos narrativos

La trama nos sitúa en el mundo ficticio de Orience, que está dividido en cuatro naciones llamadas Rubrum, Milites, Anaze y Kogai cada uno con su respectivo cristal. El juego empieza con Milites (la nación de la tecnología) invadiendo Rubrum (la nación de la magia) después de haber conquistado las otras dos naciones. Durante la invasión el cristal de Rubrum es atacado haciendo que todos los habitantes pierdan su capacidad de hacer magia. Es en este momento donde aparecen los estudiantes de la clase cero los únicos que son capaces de usar magia sin la ayuda del cristal haciéndolos la última esperanza. La historia es interesante pero se siente muy densa por los largos diálogos llenos de tecnicismos mágico fantásticos, muy comunes en estos juegos. Incluso puede sentirse que no avanza o que solo determinados momentos son relevantes con respecto a la trama principal. No es mala solo está llena de cosas que pudieron ser omitidas para hacerla más diluida y disfrutable. 


Como es un remake de un juego que salió originalmente en PSP, obviamente se ve mucho mejor pero de lejos, porque cuando te acercas a las estructuras y paredes se aprecia las feas gráficas, Los personajes pueden estar mejor trabajados pero durante las conversaciones se ven como si estuvieran hechos de plástico y su movimiento de boca al hablar parece el de un títere, los principales pueden ser más expresivos y su nivel de detalle es mejor pero no termina de salvar al juego de verse feo. Lo que se lleva las palmas son los cinemas especiales porque están realizados con mucho detalle, son un deleite para la pupila aunque no son muchos, los que salen son increíbles. El paso de una consola portátil a un PS4 o un Xbox One es grande por lo tanto era de esperarse que no todo quedara perfecto. Los gráficos no arruinan la experiencia del gameplay pero hacen todavía más cansadas las conversaciones, tanto de la trama como las opcionales. Para lo que las consolas de nueva generación pueden hacer este apartado se siente como algo muy descuidado y desperdiciado.


La clase cero cuenta con 14 alumnos cada uno con su propia personalidad, a veces estereotipada, por desgracia la historia principal solo desarrolla 2 o 3 personajes haciendo que solo conozcas a los demás en las conversaciones regadas por toda la academia, aunque esto tampoco ayuda mucho porque son muy pocas, de hecho, el único momento donde empecé a tener simpatía por los personajes principales es al final del juego. Esto hace que solo los aprecies si te acomoda su estilo de combate o si son útiles durante las misiones. Los personajes no son malos pero tampoco se puede decir que sean buenos porque no los llegas a conocer del todo.

El soundtrack está lleno de canciones diversas y memorables que ayudan a mejorar la experiencia enfatizando momentos importantes de la trama, durante el gameplay es donde saca sus mejores trabajos haciéndolo sobresalir. Es, sencillamente, uno de los puntos más fuertes que tiene. Si el juego no te interesa por lo menos te recomiendo escucharlo.

Conclusión 

Después de varios años de espera nos dieron un juego con una calidad muy dispar en sus elementos, por un lado el apartado gráfico deja MUCHO que desear (para ser un juego de consolas de nueva generación), mientras que por el otro lado el sistema de combate puede llegar a ser muy adictivo. Quizá su duración no sea del agrado de muchos, me tomo unas 27 horas terminarlo pero aunque me desviaba varias veces a hacer otras cosas todavía me quedaron misiones secundarias por hacer y lugares que descubrir, aparte el juego cuenta con tres dificultades y al terminarlo por primera vez se desbloquea otra, todo para que al final sea algo que pueda darte horas de diversión con una historia interesante pero que podría ser más disfrutable. Final Fantasy Type-0 HD es un buen juego mal pulido (gráficamente), pero aunque tenga cosas buenas su atractivo dependerá enteramente de tu dedicación.
Compartir:
ESCRITO POR Enrique Mozqueda

Enrique Mozqueda se identica como un amante de las buenas historias de cualquier medio. Esta en Neoverso para enfocarse en la sección de videojuegos pero eso no le impide aportar también en las otras áreas. Nos escribe desde México, y puedes leer más de sus artículos aquí; , y contactarlo en su cuenta de Facebook.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...