[Reseña_anime] School Rumble, una hilarante comedia de enredos


Las chicas de School Rumble en la playa; de izquierda a derecha Akira TakanoMikoto SuouYakumo TsukamotoEri Sawachika y Tenma Tsukamoto.

La comedia no es un género universal

La comedia es uno de los grandes factores divisores de la humanidad. Los chistes que pueden traer la alegría a una persona pueden provocar el efecto contrario en un público receptivo. Para que una comedia funcione debe ser universal, esto tal como lo vivió el humorista y ventrílocuo  "Coco" es un desentuerto. La realidad es que cada sociedad fue formada de acuerdo a diferentes condiciones históricas, sociales y ambientales; que formaron una conciencia común que no es similar a la otra. En Costa Rica son comunes los chistes de nicaragüenses en donde los ponemos en el mismo nivel que los regiomontanos de México o los indígenas en el sur de américa. La búsqueda del estándar del humor es el santo grial de los comediantes, donde el éxito y el fracaso depende no sólo de hacer reír a tus seguidores sino de hacer reír a TODOS.

No te preocupes, nadie se da cuenta que eres tú Kenji (digo Tenma)
Para entender el humor japones (porque a veces es muy denso) uno debe volver sobre las bases que definieron la sociedad que existe en la actualidad en la Isla del Sol Naciente. Durante más de 2000 años la nación japonesa vivió ante una realidad que nadie cuestionaba, la estratificación social. Existía el emperador, los nobles que le servían y estos nobles empleaban toda clases de empleados para mantener el orden en sus tierras (el samurai a grandes rasgos es un policía pagado por un señor feudal para mantener el orden). De pronto llegó la derrota de 1945 y la ocupación americana de Japón hasta finales de los años 50. En un solo movimiento de pluma las clases sociales desaparecieron, todos eran iguales, se entregó tierra a los campesinos, desapareció la estratificación social de forma física; pero nunca desapareció de la mente japonesa. Términos como sempai, dono, san, kun hablan de este pasado y están vigentes en la actualidad. Esto combinado con el respeto hipócrita de terciopelo se combina para que la sociedad sea tímida y se convierta en material para la comedia.


Nunca había leído el trabajo de Jin Kobayashi (y como no leo manga no lo voy a entender), pero durante el proceso de arqueología anime me tropecé con School Rumble. Basado en un manga exitoso (que duró 6 años y 22 volúmenes), TV Tokyo comisionó esta ambiciosa obra (participaron las casas de animación Studio CometMarvelous Entertainment Sotsu) para la temporada de otoño del 2004. Bajo la magistral dirección de Shinji Takamatsu, esta comedia comienza su emisión el 5 de octubre de ese año. Aunque yo la vi casi una década después, no pude evitar morirme de risa con todos los enredos en que se veían envueltos su abanico de personajes.

Inicio! Spoilers!


Fin! Spoilers!


Personajes de School Rumble, conforme a las manecillas del reloj Oji Karasuma (9 en punto). Akira TakanoKaren IchigoYakumo TsukomotoMikoto SuouSara Adiemus Harima Kenji (arriba), Eri Sawachika Tenma Tsukamoto.

Los tres pilares cómicos de School Rumble

School Rumble yo la calificaría como una comedia de capas, porque no existe una forma de definirla correctamente. La mayor parte de su humor proviene de la comedia de situación, especialmente entre la relación de los tres héroes principales de la historia. El hecho de que Tenma Tsukamoto este enamorada de Oji Karasuma pero ignore el cariño de su amigo Kenji Harima es la fuente de donde proviene la mayor parte del humor de la historia. Desde este punto de vista el humor entre los muchachos es lineal, porque todos están en la misma sección y en el mismo año. La incapacidad de Tenma de expresar sus sentimientos y de percibirlos contrasta con su creencia de que ella tiene la capacidad de comprender las relaciones de su hermana y sus amigas. Esto se combina con el surrealismo propio de la obra (que Kenji Karasuma sean ambos artistas de mangas los vuelven de protagonistas no confiables de la obra) para poner al espectador contra las cuerdas, sacando carcajadas con las tonterías y sin sentidos que la obra expone a cada rato.



La segunda fuerte de humor es directamente en las relaciones interpersonales. Conforme va adquiriendo personajes y se va complicando, la relaciones se van tornando complejas y la sociedad japonesa comienza a imponerse sobre la base de la obra. De esta forma Eri Sawachika va encontrándole el gusto a Kenji Harima, porque a pesar de haber comenzado con el pie izquierdo ella se siente atraída por su físico y su bondad inherente (dado que ella siempre da la apariencia de conservar el control sobre si misma). En cambio, Yakumo Kenji inician una relación comercial que no ha dado el paso a una romántica, pero aún así ella sabe perfectamente que el dibujante manga está enamorado de su hermana y en cambio Tenma piensa que ambos están saliendo. Conforme los rumores y los estratos se combinan con todos los personajes de la escuela, Tenma Kenji comienzan a ganar amigos y conocidos, lo que debilita la figura de Karasuma cuyo silencio y desaparición se vuelve cada vez más evidente hasta el final.



La tercera característica de School Rumble es el total surrealismo. Hay que admitirlo en cuanto uno mira el primer capítulo y es algo que se preserva a lo largo del manga y el anime. Desde el hecho de que detrás de un tipo duro y desagradable como Kenji Harima (con el comportamiento de salvaje motociclista americano estereotipo de muchas otras obras) que oculta el corazón sensible de un mangaka, pasando por los poderes extrasensoriales de Yakumo el misterio que ronda en torno de Karasuma; todo en esta serie nos indica que nada es lo que parece. Si uno admite esto puede gozar con carcaradas hilarantes de cada ocurrencia que el autor expone. Extraterrestres, mangakas exitosos, poderes extrasensoriales, muchachas que aspiran a ser luchadoras libres en el futuro, un puñado de alumnos de intercambio extranjeros (incluyendo a Harry McKenzie que suena como Harima Kenji); la locura de esta serie no tiene ningún límite (al igual que su hilaridad).


Como obra, School Rumble es un manifiesto del porque el anime y el manga de nuestra actualidad se basa en situaciones del colegio. El público meta de los autores siempre son los jóvenes adolescente que consumen este producto, por lo tanto al espectador hay que darle lo que quiere. Pero a pesar de que no se ve el punto de vista de adultos en la historia, tanto en expresión como en comportamiento uno puede notar en la obra los diferentes estratos sociales de los personajes. En poco más de seis meses (de primavera a otoño de ese año), los personajes ya veteranos se relacionan con alumnos de cursos inferiores. Por sociedad los personajes de la edad de Yakumo conservan un respeto hacia los estudiantes superiores, lo que pone a la pobre niña en problemas con su "enamorado". Con personajes bien definidos y buenas situaciones, lo que le ha hace falta más a esta obra es tiempo para desarrollar a cada uno de ellos. Por esto es que las siguientes temporadas ayudarán a profundizar las relaciones y a resolver el misterio de ¿cómo terminará este enredo escolar? Mientras tanto disfrutemos de la estupidez y la torpeza de estos estudiantes, conforme avanzan para crecer y desarrollarse como adultos. Salud!


Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Arte en Portada (34) Artes (105) Artes de Bimago (40) Articulo por Alberto Córdova (52) Articulo por Angela Merici (8) Artículo por Ariell Kiryuu (7) Articulo por Bimago (41) Articulo por Blue Manga (2) Articulo por Carlos Molina (371) Articulo por DMon (1) Articulo por Enrique Mozqueda (73) Artículo por Eric Polanco (1) Articulo por Exelion (2) Articulo por Fancomplx (82) Artículo por Félix Josué Montero (5) Articulo por Fonso (4) Articulo por Frank Privette (1) Artículo por Gastón Elian Ocariz (2) Articulo por Jack Dark Templar (57) Articulo por Jan-Hellsing (20) Articulo por JimmyGA (64) articulo por Joel Lopez (1) Artículo por Joel López (7) Articulo por Josue Montero (34) Articulo por Juan Antonio (8) Articulo por Kraycer Opk (1) Articulo por Max Drakken (1) Articulo por Mega (2) Articulo por Mel (6) Articulo por Mesias (1) Articulo por Mr.Corbata (8) Articulo por Mxx (1) Artículo por Nivelaz (2) Articulo por Nolan Campo Ortega Enriquez (3) Articulo por Osmar (58) Artículo por Osmar (5) Artículo por Raúl Aguilar (9) Articulo por RaXo (1) Articulo por Rebeca Vargas (2) Artículo por Saul (2) Articulo por Sergio Cespedes (5) Articulo por Tenchou (7) Articulo por Volverine (140) Articulo por Warrior (43) Articulo por YNAD009 (37) Articulos Cosplay (22) Artículos Cosplay (2) Autoeditado (7) Comic (598) Cómic (3) Comic Argentino (6) Comic Boliviano (1) Comic Chileno (1) Comic Costarricense (118) Comic Español (1) Comic Frances (2) Comic Italiano (1) Comic Mexicano (9) Comic Motion (1) Comic Party (33) Comic Peruano (4) Cómic. (3) comics (7) Conoce tu medio (6) Convenciones (15) Cosplay (231) Descargar Cómic (77) Descargar Cómic/Manga (33) Descargar Manga (35) Descargar Software (5) Descargas (123) Eventos (189) Ganar Dinero (3) Guionismo (21) lo mas odioso del universo (9) Maestros del comic (43) Recomendacion (17) Recomendacion Anime (37) recomendacion comic (21) Recomendación de la semana (4) Recomendacion Manga (18) Recomendacion Manwha (1) reseña (15) Reseña Cine (11) Reseña Literaria (35) Reseña Manhwa (1) Reseña serie gringa (3) Reseña_anime (228) Reseña_Comic (146) Reseña_Gamer (24) reseña_manga (9) Reseña_Película (2) Reseña_TV (6) Reseña. Cine (6) Reseñas (9)

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...