[Reseña Anime] Grenadier: La Iluminada Sonriente

Escrito por : Carlos Molina | Fecha : lunes, noviembre 03, 2014 | Etiquetas :

La década de los senos

La primera década del siglo XXI fue la del inicio de los excesos en el anime. Con una población demográfica cambiante que exigía nuevo material fresco a diferencia de la honda espacial, las historias de luchadores marciales y las historias de final del mundo de principios de siglo; a partir del inicio de este siglo se inicio una tendencia que fue apoderándose del anime, las tetas. No importa si la historia es buena, mala, regular; si tiene futuro o no, entre más grandes sean los melones era mejor. Ni siquiera nos estamos refiriendo a la tendencia ecchi que iba a apoderarse de la siguiente década salvo algunas reacciones tímidas de autores rebeldes que buscan su nicho de mercado. Las tetas aparecían en todas las historias, el estereotipo aparecía en todas partes. Tanto que la talla se duplico para el primer lustro del siglo y se volvió a duplicar para la segunda mitad del siglo. Esto se debió más que todo por la venida de autores hentai al género serio del manga, que buscaban hacerse un nombre entre los muchos autores que rotaban el mercado con lo que había en sus mentes (cochambrosas). Esto guió la carrera de muchos artistas, algunos lograron sobresalir y otros fueron "flor de un día".


Kaise Sosuke es uno de esos artistas mangas que intenta conseguir trabajo en un medio saturado de soñadores. Plagado de numerosos one-shots que no han tenido éxito, finalmente en el 2001 logró colocar uno de sus sueños despiertos para la vista de todos. ¿Porque quién no desearía despertar entre los enormes senos de una rubia ligera de ropa (y de mente) que no tiene ningún arrebato en abrazarte, sea quien seas? Sólo tiene un pequeño defecto. Grenadier como manga sale regularmente por parte de la compañía Kadokawa Shoten en el 2003, es tal su éxito (o más bien su nivel de colocación en un nicho) que de inmediato es transformada en anime. No sin sorpresa, este vino y desapareció con la década salvo por dos pequeños grandes detalles.


Ficha del Anime

Grenadier

Director: Hiroshi Kojina
Concepto original: Sosuke Kaise
Guión: Akira Okeya
Música: Yasunori Iwasaki
Estudio: Studio Live, Group TAC
12 episodios
Octubre 2004 - Enero 2005

Inicio! Spoilers!

Si quieres adentrarte en la trama de este animé, puedes entrar a mi artículo: [Spoilers] Grenadier. ¡Allí te cuento todo lo que acontece en este animé, léase con precaución! 

Fin! Spoilers!



Lo que queda a simple vista

No hay mucho que se pueda decir de este manga y de este anime. Esta saturado de generosidad en las escenas pasadas de tono pero escaso en escenas "fuertes" (completos desnudos frontales); la calidad deja mucho que desear, el tema es tan profundo como una piscina para niños en un balneario familiar y la trama esta plagada de personajes unidimensionales estacionados en el eterno cliché. Como muchas obras de su era, el equipo es de tres personas con un mentor que los sigue, existe un triángulo amoroso del que no se habla pero queda claro y los enemigos poseen habilidades similares a los protagonistas, lo que vuelve la lucha final un reto para ellos donde no se sabía si vivirían y morirían al final de la historia. 


Sin embargo me agradó mucho la obra por dos o tres pequeños detalles. Lo primero es que la pareja dentro del triángulo amoroso está bien definida, es sexualmente activa y ambos saben lo que sienten el uno con el otro. La tensión sexual la ofrece Mikan, la niña que los acompaña, que posee un amor platónico sobre Yajiro que no reconoce, por lo que de forma inconsciente trata de dejar a Rushuna de lado ya sea por medio de su vestimenta o desviando su atención. El hecho de que la pareja protagonista tenga en claro sus sentimientos provoca que el autor deba enfocarse en otras razones para desarrollar la obra (el odio irracional de Yajiro hacia los Tenshi). Con esto cambian 25 años de la forma de desarrollar una historia para darle un giro que le brinda una sensación extraña al espectador.


Para bien o para mal, Grenadier no logró pasar la prueba del tiempo, a sus diez años ha sido olvidada (aunque se lo merecía) debido a sus pocos capítulos, a lo poco que duró su obra base y la falta de profundidad tanto en la trama como en las características para atraer el interés (excepto las obvias) y el uso de la luz como censura. A pesar de las pequeñas cosas que aportaban sabor a la obra, estas no fueron suficiente cuando se trata de conseguir la permanencia en la mente del espectador. Esta es una batalla que la mayor parte de las veces se pierde. En la víspera del final de una obra contemporánea a esta, es bueno recordar lo que se requiere para continuar en la mente del espectador, ya sea para bien o para mal. Porque no hay nada peor que el olvido; supera al amor, al fanatismo y al odio con  la total indiferencia.


google+

linkedin

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail