[RESEÑA ANIMÉ] Valvrave the Liberator, la guerra corta al cliché.

Conforme la serie fue ganando oscuridad, nadie podía presentirlo nadie podía saber exactamente quien era la siguiente persona en la lista de la guillotina (aunque dejaban pistas). Con una cuota de cuatro personajes muertos hasta la Conferencia, y ocho durante los últimos cuatro capítulos (además del montón de estudiantes y el protagonista con una muerte sin gracia como cualquier soldado en una guerra); la serie dio un paso valiente fuera de la dirección del fanservice hacia una autocomplacencia narrativa que permitió cerrar un ciclo.

Hace mucho tiempo, aproximadamente más de treinta años, salió una película al cine japonés para terminar una serie que fue cortada por los productores faltando un tercio de transmisión. La serie, que trataba de unos naufragos en el espacio, contaba sus vivencias mientras eran perseguidos incesantemente por un poder militar superior al de ellos. La única forma de sobrevivir que tenían era un robot gigante que se armaba por medio de tres vehículos entrelazados. Pero había un secreto oculto detrás de este aparato, una energía que lentamente se alimentaba de la desesperación y el peligro sobre los niños que componían el equipo de náufragos, volviéndose cada vez más poderosa, hasta casi convertirse en un Dios. Conforme perdían personal a lo largo de las batallas, el ambiente se volvía más depresivo hasta que todo acabó con la conclusión más lógica. Porque el final al enfrentar al arma más poderosa del Universo es la destrucción del Universo.


¿Por qué comienzo con esta reflexión sobre Space Runaways Ideon? Porque Valvrave comenzó igual. Como una serie de mechas, esto resulto un pastiche de cliches para conseguir el agrado del público. Obligado por la ausencia injustificada de Manuel Martin (si voy a señalar con dedos), el equipo de Stratos no Fansub tuvo que venir a traducir esta serie. Dando inicio con Frank Vidal, yo tomé el relevo a partir del segundo quinto de la segunda temporada. Y lo que vi al principio me sorprendió, porque no era natural en nada que yo haya visto. Valvrave the Liberator, tal como muchas series de mecha, nace de la mano de la multinacional Sunrise, que siempre se ha caracterizado por dominar este mercado. Bajo la dirección del director Ko Matsuo (un novato cuya inexperiencia se siente en todos los episodios), la historia original para televisión de Ichiro Okouchi contó con el apoyo musical de Akira Kenjou y el equipo del tanque de ideas de Sunrise. Con tal de conseguir hacerla atractiva para toda demografía (como sucedió con Code Geass cinco años atrás), la serie hizo todos los esfuerzos posibles para agradar al público en general. Pero fracaso en su intento.

Inicio! Spoilers!


En un día tranquilo en el Academia Sakimori en el interior del módulo 77, Haruto Tokishima llevarse a su amiga de infancia y amor secreto Shoko Sashinami para confesarle sus sentimientos. Lamentablemente, esto coincide con el ataque simultáneo de Dorssia a la nación de JIOR a la cual pertenece el módulo y la academia. Cuando un disparo accidental alcanza en lugar donde había quedado Shoko, Haruto pierde el control. Es allí cuando ve salir mágicamente un robot gigante, el cual tripula para enfrentar a las fuerzas de Dorssia en combate. Sin embargo, la unidad no reacciona sin antes contestar una pregunta “¿Estás dispuesto a dejar de ser humano?”. Luego de un intenso debate mental, Haruto contesta que si, la unidad realiza una incisión en su cuello que lo transforma y le permite operar la unidad para enfrentar y repeler a los enemigos de Dorssia. Gracias a una misteriosa estudiante, las imágenes son transmitidas en vivo y este se convierte en un héroe mediático.

Ojo! Spoilers!


Al mismo tiempo, cinco infiltrados de Dorssia que visten uniformes de la academia se logran abrir paso hasta los refugios subterráneos. Allí, con la guía de L-11 (L-Elf en alemán), el equipo localiza uno de los robots en los que los militares de JIOR han estado trabajando. Para su desgracia, uno de los científicos logra expulsar el modelo a la superficie (el cual encuentra mágicamente Haruto). Debido a esto, el equipo de infiltrados decide rastrear el modelo, siendo L-11 el primero que lo encuentra. Cuando Haruto le ofrece ayudarlo a sentirse más cómodo en la academia (pensando que es un estudiante de intercambio), L-11 le dispara repetidas veces y lo da por muerto. Sólo para que Haruto despierte y lo muerda como un vampiro.

Ojo! Spoilers!

Equipos Especiales de Dorssia a cargo del Capitán Caín, de izquierda a derecha, X-1, H-9, A-3, L-11 y Q-4.

Los compañeros de Haruto (entre los que se encuentran Aina Sakurai y Rukino Saki) encuentran los dos cuerpos al mismo tiempo que los infiltrados de Dorssia. Para sorpresa de sus compañeros, L-11 se despierta y le dispara a sus antiguos colegas, hiriendo a su mejor amigo A-3 (A-Drei). Luego de un extenso tiroteo, los Dorssianos se repliegan y Haruto puede volver a su cuerpo, capturando a L-11 en el interior del Valvrave. Durante el combate en el espacio se descubren dos de las propiedades básicas del Valvrave, que cuando el medidor de calor llega a 100 se detiene en seco, pero cuando el indicador pasa el 666, activa un ataque especial que debido a su naturaleza (introduce una espada a través de su núcleo expuesto) es llamado la Espada Harakiri. Este puede destruir todo lo que se encuentra a su paso en un área bastante extensa. Ante tal poder de fuego, Dorssia se repliega para estudiar la forma de enfrentarse a este nuevo reto.

Ojo! Spoilers!


Felizmente, Haruto se reencuentra con Shoko, que sobrevivió a la explosión gracias a que quedó encerrada en un carro con Takumi Kibukawa, uno de los profesores de física. Debido a que el módulo fue evacuado a excepción de los muchachos, ARUS envía una nave y equipos de apoyo para tratar de ayudar a los estudiantes, pero L-11 intenta por su cuenta capturar el arma Valvrave. Lamentablemente, él no puede operarla. De esta forma, intenta obligar a Haruto a entregarla y ayudarle en su lucha. Pero con un movimiento sutil de parte de Shoko, el módulo se declara independiente y se separa del bloque de JIOR. De esta forma, los estudiantes obligan a la nación de ARUS a protegerlos, a cambio de la tecnología que ellos poseen.

Ojo! Spoilers!


Durante los siguientes días, los muchachos lloran a sus muertos y comienzan el proceso para fundar un país. Llamándose a si mismos nuevo JIOR, ellos se dan cuenta a duras penas de que carecen tanto de entrenamiento militar como de capacidad de defensa en contra de posibles ataques. La muerte de Aina despierta a todos, lo que combinado con el descubrimiento de más Valvraves (del cual uno se apropia Rukino Saki, la ídolo, al que denomina Carmilla) obliga a establecer una milicia improvisada en las manos de L-11. Otros dos pilotos, Kyuma Inuzuka (el japonés responsable y sacrificado que reacciona por la muerte de su amor) y Raizo Yamada (el rebelde sin causa que solo quiere vengar a su amigo muerto) se unen a la lucha, durante la cual Dorssia de forma incesante va desgastando y minando las fuerzas de los muchachos y su pequeño país.

Ojo! Spoilers!


Conforme el Módulo 77 se acerca al territorio neutral de la Luna, la maestra Rion Nanami decide que debe haber un primer ministro, en cuya elección queda electa Shoko. Sin embargo, una flota de Dorssia intercepta a los jóvenes e intenta usar al antiguo Primer Ministro de JIOR como medio de intercambio por los robots y el módulo. Aunque es su padre, Shoko se traga todo lo que tiene y permite que Haruto destruya la flota frente a ellos con todo y su padre en su interior. Pero esta es una trampa. Aprovechando la distracción, un equipo guiado por A-3 y el Capitán Cain se internan en el módulo con un arma bioquímica con la cual piensan destruir la atmósfera habitable. Este plan falla porque la misteriosa hacker que pinchó la transmisión, Akira Renbokoji, supera su agorafobia con tal de salvar a Shoko (la única que conoce su estado) y en el proceso de asistirla ella descubre un modelo Valvrave enterrado en unos hangares independientes. Este contiene elementos de hackeo de sistemas, lo que le permite detener el taladro y desorganizar el ataque.

Ojo! Spoilers!


Por otro lado, el Coronel Cain junto con A-3 logran capturar tanto a Haruto como a L-11. Pero la oportuna interevención de Akira permite que ambos queden en posesión de la cabina del Valvrave. Debido a este giro de los acontecimientos, Cain vuela hacia la zona de hangares, donde ante la vista de H-9 (H-Neuns) sale ileso de una ráfaga de ametralladora pesada del Valvrave 1. Luego de volar, el llega a los restos del modelo 2, donde por medio de un pequeño contenedor permite la salida de una entidad a la que llama Pru. Este activa el modelo 2, que supera por mucho el poder del modelo 1. Sin embargo, Akira y su capacidad de hackeo destruye la cohesión de las unidades así como la estrategia de combate sugerida por Cain. Este ordena la retirada y los muchachos pueden llegar a la Luna.

Ojo! Spoilers!


Luego de descubrir que períodicamente Haruto debe morder  a la gente para extraer su energía y usarla para darle energía a los Valvraves, luego de aceptar la ayuda de L-11 el equipo de cinco robots planea regresar a la Tierra para unirse a ARUS y recuperar JIOR. Sin embargo, durante el descenso una mala estrategia de combate provoca que los muchachos se salgan de su punto de ingreso y caigan directamente en territorio de Dorssia. Aterrizando muy cerca de donde fue entrenado, L-11 idea una estrategia para atraer la atención de los Dorssianos usando a Rukino y a Akira para morder a dos agentes en entrenamiento de la academia donde él fue entrenado. Rukino queda separada del equipo cuando cae en la emboscada de L-11 y es rescatada por A-3 en el cuerpo que ocupa. Por otro lado, queda al descubierto que Marie, una amiga de Shoko que acompañó al equipo, posee las mismas habilidades que Haruto y no sólo eso, fue la primera piloto de pruebas del Valvrave. L-11 obliga a Marie a pilotear el modelo Valvrave, y logra con éxito escapar de las garras de los modelos Kirschbaum (basados en la tecnología del Valvrave robado) piloteados por Q-4 (Q-Vier) y X-1 (X-Eins), así como del personal de tierra de Dorssia que los desea atrapar. Pero su escape cuesta la vida de la muchacha.

Ojo! Spoilers!


El equipo vuela hasta las inmediaciones de Grünau, donde descubrimos que desde la experiencia en la Academia Sakimori H-9 tiene muchas sospechas de las verdaderas intenciones (y verdadera identidad) de Cain. Con la ayuda de la comandante Kriemhild este logra infiltrarse al castillo de Grünau mientras el equipo de Valvraves se infiltra en el interior de la base. Allí ambos equipos descubren la misma verdad de dos fuentes diferentes (Haruto y L-11 por medio del Fantasma, H-9 confesado por el mismo Cain). Grünau es una base secreta de una organización llamada Magius, la cual ocupa extraer runas (energía vital) de los seres humanos para llevar a cabo ceremonias o rituales extraños. Descubierta la verdadera naturaleza de sus poderes, Haruto desea no volver a usarlos pero L-11 lo convence para que continúe su labor, mientras H-9 es asesinado por Caín por saber demasiado, y miente a X-1 sobre el verdadero proceder de su amigo (lo declara traidor).

Ojo! Spoilers!


La siguiente escala de los muchachos es en Dorssiana, donde reciben la ayuda de nada menos de Kriemhild, que se identifica con la causa realista. Ella le informa a L-11 que la heredera al trono de Dorssia Lieselotte se encuentra encerrada en una torre de la ciudad. Por su parte, los muchachos aseguran un transbordador espacial para salir de la Tierra y rescatan a los científicos de JIOR que están encerrados en la ciudad. Aquí es donde Haruto descubre la verdad, su padre lo diseño genéticamente para ser el espécimen humano por excelencia, a él y a todos los muchachos de la Academia (todos pueden ser pilotos). Haruto se despide en malos términos de su padre que decide quedarse en la ciudad y va a rescatar a L-11, que le pide que lleve a Lieselotte mientras procura encontrarles una ruta de escape. Durante su vuelo, la joven le explica a Haruto la naturaleza de los Magius, su historia y sus intenciones, así como la existencia del Concilio de los Ciento Uno. Cuando se abre la ruta de escape, los muchachos escapan y Haruto rescata a L-11 de último minuto. Pero cuando el Kirschbaum de Q-4 alcanza el cohete de combustible sólido del transbordador, Lieselotte se sacrifica para que ellos puedan escapar. L-11 queda devastado.

Ojo! Spoilers!


Luego de detener a una unidad Fantasma Espacial (el objetivo de que hayan vuelto al espacio tan rápido), los muchachos vuelven al módulo. Felizmente, parece que las naciones van a condenar a Dorssia debido a sus actos contra JIOR. Pero durante la ceremonia de inicio de la conferencia, el Führer Amadeus expone a Rukino Saki (la cual quedó como prisionera de guerra) y ella es ejecutada con una estocada a través del corazón. Cuando ella revive y se expone la verdad de las naves Fantasma (haciendo pasar por culpables a los chicos del instituto), el mundo les vuelve la espalda y todos son objeto de exterminio. Un pequeño grupo logra escapar en tres naves, pero en una vuelta del destino Haruto es descubierto como una de estas criaturas y entregado junto con L-11 a las autoridades de Dorssia. A pesar de que no cumplen con su trato, Inuzuka se sacrifica para rescatar a Haruto, apoyar la evacuación de los estudiantes y evitar el desastre total a costa de su vida.

Ojo! Spoilers!


Solos en la Luna, Haruto y L-11 se recriminan por lo que ha sucedido y como han terminado las cosas. Por su parte, A-3 interroga a Rukino Saki sobre la naturaleza de L-11 cuando lo atacó (estaba poseído por Haruto) y X-1 descubre la última grabación de H-9 en unos aretes diseñados para ellos. Cuando Haruto y L-11 deciden crear una patria para que Magius, la gente como Haruto y los humanos puedan vivir en armonía, logran enviar una señal de ayuda que es captada por una patrulla de Dorssia y por Rukino Saki, que ha sido liberada. X-1 enfrenta a A-3 sobre su traición, ambos descubren que tienen exactamente el mismo objetivo, la eliminación de Caín y de los que lo apoyan. L-11 se infiltra entre las fuerzas de Dorssia, y recibe el apoyo de X-1 y A-3 en su plan. Por su parte, los cuatro restantes Valvrave atacan de frente a las fuerzas combinadas e intervienen un satélite de comunicaciones. Aunque cuesta la vida a Raizo (que es destruido por un ahora enloquecido Q-4), Akira pincha el satélite justo a tiempo para que L-11 cercene el cuello de Amadeus frente a cámaras y al mundo. Cuando se regenera y recupera la conciencia, los Magius quedan descubiertos.

Ojo! Spoilers!


Cain entra al campo de combate en la Unidad Valvrave 2 fuertemente modificada con elementos de Dorssia. Su objetivo es recuperar a la hermana de Pru, Pino, que se encuentra en el Valvrave 1. Luego de detener la transmisión, una lucha de varios frentes se desata mientras las fuerzas convencionales de Dorssia y de ARUS se repliegan para digerir la noticia así como establecer el siguiente plan de acción. Haruto en el Valvrave 1 y X-1 en su Kirschbaum se enfrenta juntos a Cain, mientras que A-3 se enfrenta a Q-4 para evitar que siga con su orgia de destrucción. El Valvrave cae en el Módulo 77, donde L-11 monta la unidad (después de dejar convenientemente empalado a Amadeus en el escenario) y le permite a Haruto usar su cuerpo. X-1 muere enfrentando a Cain, pero le da tiempo al Valvrave de volver a la pelea. Por su parte, A-3 destruye la unidad de Q-4 que se va a la deriva en el espacio. Al final de la pelea, Haruto sacrifica el resto de sus runas para obtener poder suficiente para derrotar a Cain, que es destruido junto con la Unidad 2. Cuando L-11 recobra la conciencia, Haruto agoniza y amnésico se alegra de tener un amigo al final (L-11 le confiesa que lo considera su amigo).

Ojo! Spoilers!


En el desenlace, la caída de los Magius es rápida, debido a que se ha sembrado la duda en el público. El presidente de ARUS comienza una cacería de brujas en su territorio mientras en Dorssia hay un golpe de estado realista y una subsecuente guerra civil. Finalmente los Magius son localizados y destruidos. Por su parte, en el recién liberado módulo 77 la vida continúa, donde las sobrevivientes cuentan al “Príncipe” (nadie sabe de dónde salió ese niño mutación de L-11 y Haruto) la formación del Tercer Imperio Galáctico, Shoko (con el traje de piloto de la unidad 1) trata de establecer contacto con nuevas formas de vida y la unidad 1 cambió la pregunta a “¿Deseas conservar tu humanidad?” para quien desee pilotearla.

Fin! Spoilers!


Que sabor de boca me deja esta serie. Uno bueno. A pesar de ser la cuna de los cliches (diálogos rebuscados, situaciones sin mucha sorpresa, cliffhangers en cada episodio que a veces aburren, personajes estereotipos), de la introducción de fanservice masivo (la “violación” de Rukino por parte de Haruto y algunas boobies), el triángulo amoroso insinuado (las aguas tibias entre Haruto, Rukino y Shoko), las protagonistas adultas de grandes senos (la profesora Rion Nanami y Kriemhild como grandes ejemplos) y los agujeros negros en la trama (de donde salió el príncipe, como construyeron los Valvrave, como hicieron para meter Magius, como se escapó Pru, porque se dio la guerra, si los Magius son tan vivos porque no fueron tan discretos, cómo fue que se metieron al módulo para modificar el Fantasma, porque los muchachos dejaron ingresar gente armada a una cumbre de paz, etc); la serie logró superar la estupidez y el sinsentido de los productores y escritores por dos milagros que al final la hicieron desgraciada. La primera fue la caída en las ventas de DVD y BD durante el verano en Japón de la primera temporada. Esto obligo a recortar la segunda y tercera temporada, para juntarla en una sola. La segunda, consecuencia de la primera, es que el equipo creativo tuvo libertad para hacer con la serie lo que quisieran. De esta forma, el enfoque se dirigió a los horrores de la guerra, donde la muerte y el genocidio no sólo hicieron la vida de los protagonistas más miserables, sino que permitieron que los cliches que formaban a sus protagonistas brillaran con una luz diferente.


Conforme la serie fue ganando oscuridad, nadie podía presentirlo nadie podía saber exactamente quien era la siguiente persona en la lista de la guillotina (aunque dejaban pistas). Con una cuota de cuatro personajes muertos hasta la Conferencia, y ocho durante los últimos cuatro capítulos (además del montón de estudiantes y el protagonista con una muerte sin gracia como cualquier soldado en una guerra); la serie dio un paso valiente fuera de la dirección del fanservice hacia una autocomplacencia narrativa que permitió cerrar un ciclo. De esta forma, a pesar de la torpeza del equipo creativo, de la incapacidad del director o de la misma ceguera de los productores, lo que queda de esta serie es una sonrisa. ¡Porque como uno no va a poder reírse de algo que es tan malo que es bueno! Con todas sus fallas y todos sus problemas, Valvrave cumple con entretener y supera estas expectativas al ofrecernos una mirada oscura de la guerra que supera los cliches de los personajes tradicionales de mecha y animación japonesa. Por eso, de sus inicios como una serie que complace a todos, la serie termina con un tono desagradable para la mayoría del público que esperaba un final feliz. Sólo el tiempo dirá, si tal como con sus hermanas Space Runaways Ideon y VOTOMS! se convierte en un clásico de culto por ese sabor amargo, o desaparece en la ola de animación de esta generación.


PS. Aquí el opening para los que les guste.




Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

1 comment:

  1. Igual en el trio rukino fue la que se metio entre haruto y shoko, alfinal la saki admite que haruto eligio a shoko..

    ReplyDelete

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...