[Comic] Los super héroes del montón, ¡recordados y olvidados!

Escrito por : Carlos Molina | Fecha : miércoles, junio 21, 2017 | Etiquetas :
El arte de Spider-Woman por Milo Manara nos demuestra que para bien o para mal, es la mano o la mente el artista la que determina la aceptación o el rechazo de un personaje.

Por un puñado de dolares

Una de las grandes ventajas que posee él cómic como narrativa es que es viejo. Más de ochenta años de héroes, villanos, argumentos, pifias, éxitos y fracasos han visto el ascenso y caída de toda clase de franquicias a lo largo de su historia. A través de su historia ha visto toda clase de amenazas que han tratado de arrebatarle su lugar bien ganado en la cultura popular; sea el final de la Segunda Guerra Mundial, el advenimiento del “Comic Code Autorithy”, el cambio generacional de los noventa o el advenimiento de la tecnología digital; todas las ha superado a través de la adaptación al medio y el cambio. Pero uno de los aspectos que nunca ha superado el cómic es la falta de coherencia narrativa. Como todo negocio; las casas de publicación de cómic tratan de maximizar las ganancias de sus series concentrándose en contratar barato, vender mucho (o caro) y adoptar estrategias para mantener el interés de lo que ya es popular. Debido a esto, ha sucedido que héroes establecidos por años desaparecen, nuevos personajes surgen de la nada o se rescatan viejos personajes del baúl de los recuerdos para su uso.

La elección de estos cuatro suertudos para la serie Defenders no fue casualidad. Joe Quesada, quien es el productor ejecutivo y jefe creativo inició su trabajo en Marvel con Daredevil, Jessica Jones de Alias fue uno de los pilares de su división para mayores de edad Marvel NOW, que incorporó a Luke Cage (y de paso a Iron Fist).

Más de las veces, los recién llegados a una casa editorial de cómics no les toca lidiar con series o personajes reconocidos, sino que deben adoptar y rescatar personajes enterrados en el baúl de los recuerdos. Muchas veces lo logran de formas que nadie se imaginaba (como Brian Michael Bendis rescató a Luke Cage y Iron Fist a través de la serie Alias que introdujo a Jessica Jones al mundo del cómic). Pero está feliz casualidad (Joe Quesada trabajó con Daredevil e introdujo la división Marvel NOW que produjo Alias antes de ser el consultor creativo de series de Marvel que puso dichos personajes en Netflix) no se repite con regularidad. A continuación haré una recapitulación de diez casos donde los personajes no han encontrado un nicho adecuado o han dado tumbos durante sus carreras artísticas, hasta el punto que aunque ahora algunos estén en boca popular es probable que en su futuro terminen como tristes notas de pie de página en la "eterna" historia del cómic.

DC Comics

Las tres versiones de Wonder Girl, de izquierda a derecha Cassie Sandsmark, Diana Prince y Donna Troy.
Wonder Girl

Luego de que el libro de la Seducción de los Inocentes del psiquiatra Fredric Wertham casi destruyera la industria del cómic hasta el punto de imponerse una auto-censura para protegerse (en la forma de la CCA),  la DC decidió suavizar a muchos de sus personajes principales. Para el caso de la Mujer Maravilla, tomaron la decisión de rejuvenecer a la madre de Diana y de crear una serie de historias adolescentes de este mismo personaje. Para los sesenta, reciclando el nombre de Wonder Gir, aparece la segunda versión en la forma de Donna Troy que entra en la edad de plata a los Teen Titans. Esta versión logró sobrevivir por unos veinte años de forma intermitente (junto a una aparición en la serie Wonder Woman de los 70’s) y su lugar fue tomado por una tercera versión en la forma de Cassie Sandsmark (con unas curvas más adaptadas a los noventa y rubia). Después One-Year Later las versiones de Wonder Girl están flotando en el limbo de “¿qué vamos a hacer con ellas que nos deje dinero?” Milagrosamente, ninguna de ellas está muerta (por ahora).

Aunque no fue la mejor serie, The Batman introdujo a una de las Catwoman más populares de la franquicia, uno de los pocos villanos que Batman no pudo detener. ¿Por qué sería?

Catwoman

La historia de Selina Kyle y de Catwoman es una de las más tristes del cómic, no en su historia sino por todo lo que ha sufrido el personaje. Lo que inició como una travesura de una mujer al estilo Jean Harlowe para burlar y encantar a Batman se transformó con el tiempo en una villana y anti-heroína que ha debido hacer de todo para sobrevivir como personaje. Su mejor época se dio durante los noventa, donde el personaje renació gracias al esfuerzo del Diniverso (Universo DCAU) y la memorable actuación de Michelle Pfeiffer, pero todo este esfuerzo de una década se vio sepultado por los cambios a lo interno de DC, una pobre película independiente (valiente pero torpe Halle Berry) y la intervención de Grant Morrison en el Universo de Batman. Durante el último lustro, el sueño mojado de todo prepuberto amante de cómics ha vuelto a las andadas con su serie propia y esperemos que su intervención en Gotham City Sirens la devuelva a los medios de donde nunca debió haber salido (si la versión The Dark Knight Rise no se llamo Catwoman, no lo es).

La vida brinda segundas oportunidades, que lo diga Brandon Routh interpretando a otro héroe de DC después de la pifia de Superman Returns. Una década tarde pero se hace la fuerza.

Atom

Es bien sabido que Ray Palmer es Atom, ¿o no? La verdad es que el personaje es uno de los claros ejemplos de lo que sufre un personaje en manos de diferentes guionistas e ilustradores. Media docena de adaptaciones diferentes, de la cual Ray Palmer es la más popular, que incluyen una mujer y un villano anti-héroe; Atom es el vivo ejemplo de la “popularidad” de los personajes que pueden modificar su masa corporal. Con su incorporación en el Arrowverso en manos de Brandon Routh (el actor que tuvo la desgracia de ser Superman en el adefesio de Bryan Singer Superman Returns) parecería que el personaje debería tener el futuro asegurado, pero como parte de un equipo mucho de su poder se diluye entre sus compañeros, eso si tuvo alguno para convencer al público de consumirlo. Eso sí, puedo decir sin lugar a duda que si quieren destruir o resucitar alguno de los multiversos, este es el super héroe indicado.

Tres compañías después, Blue Beetle sigue esforzándose por entrar en el corazón de los fans.

Blue Beetle

Blue Beetle es uno de esos personajes que ha sufrido mal el paso del tiempo y las luchas editoriales. A lo largo de sus tres adaptaciones para distintas editoriales (Fox Comics, Carlton Comics y DC Comics), el personaje ha sufrido desde el más inusitado éxito hasta el más doloroso fracaso pasando por numerosos olvidos. Sin embargo, a principios del siglo XXI el personaje ha sufrido un renacimiento en las series animadas debido a que su tercera encarnación es un latino políticamente correcto (Jaime Reyes) y porque al no ser tan popular no entra en problemas con los héroes más establecidos de DC. Lamentablemente, su “éxito” ha sido la causa de que no haya pasado a live-action, porque siempre está en la mira para “otras cosas”. DC lamentablemente no aprende nunca de sus celos reserva personajes y arruina posibilidades infinitas con sus personajes.

Esta imagen dice más que mil palabras. ¿Quién ocupa más argumentos?

Booster Gold

¿Qué tiene de bueno un descarado auto-promotor de imagen con tecnología futurista robada tratando de hacer del siglo XX un lugar mejor aunque nadie se lo pida? Cuando creo al personaje a mediados de los ochenta, Dan Jurgens diseño una parodia de lo que quisiera ser un superhéroe contra lo que de verdad es. Lo cierto es que desde su aparición, “Buster” ha sido el blanco de chistes, parodias y malos ojos de sus veteranos compañeros superheróicos. Lamentablemente, conforme avanzaba el tiempo y se esperaba que el bocón de los superhéroes hiciera algo mejor con su vida, su creador avanzó con su vida y poca gente ha visto en concreto que hacer para sacarlo de su rol de apoyo. Por supuesto los esfuerzos de ponerlo en pantalla chica o grande nos ha dado “breves” apariciones de un héroe que bajo otras circunstancias sería muy interesante.

Ya se sabe quien es la que manda en esta pareja.

Mister Miracle and Big Barda

Cuando uno habla de los inicios del cómic y su influencia en el mundo, uno de los nombres que sale a relucir es el de Jack Kirby. Su habilidad para dotar de expresión a personajes inanimados, sus comentados problemas de perspectiva y su soltura como dibujante dio vida a una miríada de personajes que lo puso en el altar de la mayoría de los ilustradores de cómic profesionales y aficionados en la actualidad, tanto que se niegan a ver sus fracasos. No existió fracaso más sonoro para él que la serie New Gods de DC, un berrinche caprichoso de un dibujante por crear algo superior a lo que había hecho para Marvel. Lo que ha rescatado a este esfuerzo es Darkseid, un villano a la altura de cualquier Liga de la Justicia (los enfrentamientos individuales contra él siempre han salido mal). Dos de los “productos residuales” que han estado coleteando desde su creación en los setenta son la pareja de Mister Miracle y Big Barda. Dioses, superhumanos, integrantes irregulares de la Liga de la Justicia y constantes exiliados, sus devenires han resultado en una muerte (con resurrección incluida) para ella y un retiro forzado para él. Con el advenimiento de la ola feminista Big Barda ha visto lugar en algunos de los esfuerzos animados de DC por atraer al público femenino, pero por lo demás son personajes que ya deberían descansar el sueño de los justos.

Marvel

Esta imagen de los setenta demuestra el punto expuesto, dos héroes de tendencias populares juntando fuerzas para sobrevivir. Tan real en papel como en la vida.

Power Man and Iron Fist

¿Cómo pueden estar estos dos en la lista? ¿No es que ellos tienen series exitosas en Netflix? Bueno, si quieren saber porque ambos están en la lista vamos a sus orígenes. Tanto Luke Cage como Iron Fist nacieron como respuesta a tendencias populares de los setenta (Blacksplotation y el boom del Kung-Fu), ambos se desvanecieron junto con sus tendencias y con tal de salvarlos Marvel no encontró nada mejor que hacer que reunirlos en su propia serie (la cual sobrevivió 10 años). Luego, Brian Michael Bendis hizo uso de ellos para resaltar a la niña de sus ojos (Jessica Jones), y de rebote cayeron en Netflix. Dados los problemas de la adaptación de Iron Fist, es probable que veamos un patrón repetitivo cuando los dos héroes se unan para patalear y sobrevivir, donde quiera que se encuentren.

Aunque les deseamos lo mejor, si escogieron a estos héroes para una serie es porque no tenían nada que perder.

Cloak and Dagger

Osmar, un antiguo colaborador en Neoverso solía decir “Un superhéroe no vale nada si participó en Maximum Carnage”. Esto aplica perfectamente para Cloak and Dagger, pareja de superhéroes que combaten las drogas, los cuales han visto cierta fama y no mucho menos infortunio durante su tenura en las páginas de cómics. La realidad es que como son susceptibles a los caprichos de los encargados de Spider-Man en turno y jamás han logrado colocarse por sus propios medios en el Universo Marvel por mucho tiempo, son los perfectos conejillos de indias para la nueva serie de Marvel para Disney/ABC con una exalumna de Disney en el elenco. ¿Alguien más puede ver dónde está el error en lo que acabo de escribir?

La esperanza de Ant-Man en cine reside en la segunda generación, con Scott Lang y Hope van Dyne (Pym) al mando.

Ant-Man and the Wasp

Aunque las diferentes iteraciones de estos héroes han frecuentado tanto el cómic, la televisión y recientemente el cine, no se dejen engañar. La saga de la familia Pym (que incluye al ladronzuelo Scott Lang) no sólo ha sido culebrón de telenovelas en trama, ha sido una historia mixta de amor y rechazo entre los numerosos artistas de Marvel que han tenido a su cargo a los Avengers. ¿En qué me baso para decir eso? ¡Hank Pym fue el verdadero creador de Ultron! Así como en DC el personaje de Atom sufre destellos de popularidad, su versión en Marvel nunca ha podido superar el hecho de ser los eternos integrantes de los Avengers sin serie propia. Incluso con sus películas han enfrentado problemas. ¿Qué podemos esperar para el futuro de los héroes que cambian tamaño en Marvel? Aunque Ant-Man and the Wasp funcione, no esperemos mucho o vamos a esperar sentados.

La versión de White Tiger en Ultimate Spider-Man. nos muestra la figurita de jade que le da su poder. Diablos, como desearía desaparecer K'un L'un para siempre. 

White Tiger

Lamentablemente Maximum Carnage no es el único parámetro de Spider-Man para superhéroes en el abandono. La serie animada Ultimate Spider-Man se caracterizó por la introducción de personajes irrelevantes para darles nueva vida en donde fuera. Además de introducir a la primera sensual y juvenil Tía May (lo siento, Marissa Tomei no fue la primera); esta introdujo a un grupo de compañeros superhéroes que incluyen a Luke Cage, Iron Fist (caramba, que coincidencia), Nova y la quinta encarnación de White Tiger (Ava Ayala). Siendo la hermana del primer White Tiger (Hector Ayala), sus poderes se originaron del mismo sitio de donde salió Iron Fist (ojala le cayera una bomba nuclear a K’un L’un para que desaparezca de la mente de los perdedores setentosos que se regaban con series de kung-fu) que incrementan sus habilidades físicas. Obviamente por la cantidad de versiones del héroe podemos afirmar que no ha pegado una. ¡Que penita!

Julia Carpenter fue la primera Spider-Woman que conocí debido a su participación en la serie de Iron-Man de los 90's. Después vomite con Jessica Drew de su serie animada.

Spider-Woman

El caso de esta superheroina es muy triste y extraño, todo por culpa de los delirios de Stan Lee por convertirse en gurú de Hollywood. Luego del éxito de la serie El Hombre Increíble (The Incredible Hulk por Lou Ferrigno), Marvel decidió ceder los derechos de Spider-Man a la CBS, el movimiento más estúpido que haya hecho jamás esta casa en toda su historia. La serie de televisión resultó ser un horrible remedo de lo que el héroe podía ser y la CBS retuvo los derechos de Hulk y Spider-Man por veinte años. Para proteger derechos de imagen, Stan Lee creo dos personajes que se hicieron populares con el tiempo, She-Hulk y Spider-Woman. A diferencia de la prima de Bruce Banner, Spider-Woman se ha caracterizado por ser confite de numerosos artistas, que han cambiado a su protagonista varias veces. Las dos más populares han sido Jessica Drew (la del traje rojo con amarillo) y Julia Carpenter (la del traje negro). Lamentablemente para ambas, su permanencia en las páginas de cómic ha dependido de los desvaríos de los equipos de artistas, yo por mi parte me quedo con Julia, pero al final quien sabe con cual terminaremos con el pasar del tiempo.

Me pregunto, ¿por qué no será popular entre los artistas? Psylocke tiene todo para ganar (y matar).

Psylocke

Tal como lo mencioné en el artículo From Hero to Zero, Psylocke es uno de los casos más tristes de la muerte por desinterés de artistas. Su pico alto fue a principios de los noventa, de la mano de Jim Lee y gracias a lo cual apareció en numerosos juegos de video. Pero la partida del artista para fundar Image, su no integración en la serie de X-Men de la Fox y el ritmo que Scott Lobdell le dio al personaje a final de la década provocó que muriera, resucitara un lustro después (todo gracias a su creador Cris Claremont) y desde entonces ha divagado por los X-Men como alma en pena tratando de encontrar su lugar entre los mutantes. Diablos, ¿cómo una kunoichi en licra diminuta y botas de cuero PUEDE ESTAR DIVAGANDO sin un lugar donde quedarse? ¡Una que es favorita de los fans! Incluso la interpretación de Olivia Munn en X-Men Apocalypse estuvo carente de desarrollo de personaje para que se pudiera acomodar en el corazón de los directivos. Dadas estas circunstancias, perfectamente pasará otra década antes de que Betsy Bradock y Kwannon encuentren la forma de enamorar a una nueva generación de aficionados.

El equipo de Iron-Man de la serie de los noventa. Mejor pasemos la hoja.

La presente es sólo una pequeña lista de los super héroes que han dado valientemente su vida para que otros que generan más dinero o son más interesante puedan sobrevivir. Técnicamente en los casos expuestos, todos han aparecido en varios medios, pero ninguno ha podido encontrar un lugar independiente de las “vacas sagradas” para las cuales sirven. Quien sabe que es lo que depara el futuro pero de algo estoy seguro, su intermitencia es por una buena razón. Así que dada la evidencia dejemos que el tiempo hable y diga cual de ellos podrá sobreponerse, avanzar y desarrollarse como sus creadores esperaban que lo hiciera.

google+

linkedin

2 Comentarios

Publicar Comentarios
avatar
junio 26, 2017 7:47 p.m.

Es irónico que Wonder Woman incluso pasa varias décadas en un limbo indefinido, probando fórmulas sin afianzarse del todo. Hasta hace unos años se le comenzó a dar el papel que merece.

Reply
avatar
junio 27, 2017 11:00 a.m.

El problema con Wonder Woman es que hasta que llegó la primera Ola de la Liberación Femenina de los 70's ella se pudo librar de varios estereotipos nocivos. Antes de eso, su pase como "espía sensual" sacada de Bond y su tipificación fueron tragos difíciles de pasar. Pero con Wonder Girl el problema ha sido las adaptaciones que han hecho de la superheroína, casi que ninguna ha calado por más intento de los escritores o dibujantes de seguir revolviendo la receta para conseguir algo.

Reply

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail