[Reseña Anime] Boys Be; Shonen y Shojo del nuevo milenio

Ecos de una era distante

El manga y el anime han sido una dualidad constante en la cultura japonesa desde el éxito de Astro Boy durante los años 50. La relación de amor y odio entre las empresas editoriales, las casas animadoras y las televisoras nos han dado historias memorables que continúan en nuestra imaginación; sazonada con dosis generosas de "esto no me llama la atención" y tragos amargos de "¿a quién diablos se le ocurrió hacer esto?" 

Los héroes de Boys Be; de izquierda a derecha Makoto Kurumizawa, Kyoichi Kanzaki y Yoshihiko Kenjo.
Por supuesto, en un principio la relación entre el manga y el anime era una de hostil cordialidad. Para que una historia en manga fuese considerada para ser en una serie de televisión esta debía tener al menos un éxito probado de más de dos años o haber terminado. Estamos hablando de los tiempos en que las series debían durar al menos dos temporadas, debido a la forma en que se trabajaban los contratos con las empresas animadoras y las formulas empresariales.

Las heroínas de Boys Be; de izquierda a derecha Aki Mizutani, Yumi Kazama y Chiharu Nitta.
Sin embargo, con el cambio de siglo, numerosas series del género romántico recibieron la oportunidad por una temporada (de trece episodios). Cuando la segunda parte de Boys Be de Masahiro Itabashi e ilustrado Hiroyuki Tamakoshi finalizó; la Kodansha recibió una oferta inusual por su manga para que sirviera de relleno para la temporada. De esta forma, aunque la historia fue realmente popular (había sido hechos más de 52 volúmenes hasta el momento), sólo nos quedó una breve animación para recordarlo. 

Ficha del Anime

Boys Be

Manga:   Guión de Masahiro Itabashi, Ilustración de Hiroyuki Tamakoshi
Director: Masami Shimoda
Música:
Estudio: Hal Film Maker
Transmitido: WOWOW
13 episodios

Inicio! Spoilers!


Si quieres adentrarte en la trama de este animé, puedes entrar a mi artículo: [Spoilers] Boys Be. ¡Allí te cuento todo lo que acontece en este animé, léase con precaución! 


Fin! Spoilers!


¿Boys Be, Shojo o Shonen?

Una de las cosas que más me sorprendió de esta historia es que fuera definida como Shonen (para jóvenes adolescentes). Así es, parece Shojo (para muchachas adolescentes) pero la realidad su éxito se dio en revistas shonen, orientadas a jóvenes adolescentes entre 12 a 20 años. ¿Por qué una historia de amor estaría catalogado en un género de golpes y porrazos? Para comenzar, este manga convertido en anime tiene u na aproximación diferente; el punto de vista de tres muchachos y tres muchachas durante un año de sus vidas. A pesar de las escenas picantes y de los innuendos, los elementos clásicos del shojo (triángulos amorosos, relación relamida de pareja, el amor lo puede todo contra la adversidad) no existen. En esta historia los chicos son de similares clases sociales y de todos los estratos de los jóvenes de su era. Por esta razón no vemos góticos, ni emos, ni tendencias extrañas que se hicieron moda con el cambio de siglo.


Boys Be en cambio muestra algo que es muy radical aún para esa era, su orientación masculina. Los muchachos son los héroes, cuando están libres salen con mujeres, las mujeres son las que dudan, las que toman la iniciativa de mover la relación; ellas son quienes terminan en relaciones o las rompen. De esta forma, aunque reside en las mujeres la decisión de proseguir con el cortejo el punto de vista es muy masculino, por lo tanto los hombres cometen pocos errores y recae muchas veces en la mujer la cantidad y la calidad de las torpezas que puede cometer.


Con un origen muy peculiar para el nombre de este anime ("Boys, be ambitious!" de William S. Clark, una frase popular en Japón); Boys Be sirve tanto como un anime de vida diaria, como uno romántico y una moraleja moral. La adolescencia es el período más inestable de la vida, es decisión de cada persona durante esta etapa decidir que será del resto de su vida. Así que durante el año que cubre este relato; las traiciones, los celos, la soledad y el abandono trastornan la vida de sus protagonistas. Sólo a través del perdón y la reconciliación es que se puede continuar adelante, para dar vuelta a la rueda del destino y proseguir con el camino que se nos abre frente a nosotros, aunque no sepamos que nos depara el destino. Así que muchachos, a seguir adelante.

Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...