[Reseña_anime] Ladies versus Butlers; reciclaje del anime en esta década.

Protagonistas de Ladies versus Butlers; de izquierda a derecha Selenia Iori Flamehart, Hino Akiharu (arriba) y Tomomi Saikyo. Por supuesto, acompañados de la profundidad de su trama, if you know what I mean!

Existe una noble palabra entre los ingenieros que resume el espíritu del ser humano que nos ha acompañado desde los tiempos de las cavernas. Esto es que cuando vemos un pedazo de código que funciona y este se encuentra mal puesto, lo incorporamos a nuestras necesidades de acuerdo a nuestro gusto. Lo que solemos llamar "reingenería" otros lo pueden denominar "croñar" (derivado del comportamiento de los Cro-Magnon, nuestros ancestros humanos si crees que eso de que Dios nos hizo de barro es cuento de hadas), copiar, derivar o en el peor de los casos "robo de propiedad intelectual". Es que el ser humano posee una nobleza en el arte de copiar lo que ya funciona. Pero nadie lo hace mejor que los productores de series para la televisión. Para ellos, si la fórmula funciona se copia indefinidamente hasta que deje de funcionar, se le deja descansar un par de años, se mete en la licuadora con otros productos y se produce algo que si es exitoso se vuelve a copiar indefinidamente. Así hasta el infinito.


Es que no se necesita ser realmente un genio para saber de donde extrajo Kosuki Tsukasa todos los elementos para su "inspirada" novela ligera Ladies versus Butlers. Con la moda de las criadas a la vuelta de la esquina (Maid, Kaichou Maid-sama!), con un personaje principal "peligroso" con corazón de oro (Toradora!, School Rumble), una protagonista que es el ejemplo de todo lo hermoso que puede ofrecer la sociedad pero con una personalidad fuerte (Akane, Ranma 1/2) y otra que es un espejo inverso de todo lo que podría ser (Nabiki, Ranma 1/2), es una fórmula ganadora. ¡Y olvidaba las tetas, las lolis y los trasgenero! Publicada a partir de Setiembre del 2006, por supuesto que tuvo suficiente éxito para que la animaran. De parte del estudio Xebec y bajo la dirección de Yamada Yasunori nos viene esta obra para la congestión nasal de los pervertidos a partir del 1 de enero del 2010. Y por supuesto, a un lustro de su mayor triunfo la pregunta es por qué terminó?

Inicio! Spoilers!


Hino Akiharu es un joven estudiante de intercambio que esta por iniciar su día en la Academia Hakureiryo, el único problema que posee es que su expresión y una cicatriz en la ceja hace pensar a todo el personal estudiantil que es un delincuente peligroso. Esto empeora debido a que por una serie de coincidencias el termina metiendo su mano, su cara y hasta su entrepierna en cada parte prohibida de sus futuras compañeras de clases. Esto es particularmente sensible para la representante principal del grupo de estudiantes de alta sociedad, Selenia Iori Flamehart, una educada señorita con modales occidentales que se escandaliza cuando este vasallo le restriega las tetas contra el suelo, le pone el apodo de "taladro" y la trata como si fuese cualquier cosa. Para la dicha de Hino se tropieza en un instituto con una ex-compañera de escuela, Tomomi Saikyo, que ayuda a aclarar el malentendido (pero con la cual tiene una deuda de burlas de su tierna infancia).

Ojo! Spoilers!


A pesar del duro comienzo, Hino va conociendo las personalidades de cada uno de sus compañeros y de los de alta clase. Su compañero de cuarto Kaoru Daichi es tímido y retraído, realmente lo odia. Tiene mejor suerte con una compañera en su clase de sirvientes, Sanae Shikikagami, que a pesar de que es realmente torpe es bien intencionada y dispuesta a muchas cosas. Así mismo por una broma de Tomomi termina de sirviente de Mimina Osawa (una delicada e infantil estudiante que tiene una habilidad enorme para el dibujo). Lamentablemente todo esto se viene abajo cuando por accidente ve cambiarse a una estudiante de intercambio del medio oriente, Ayse Khadim. Gracias a una ley de su sociedad, su guardaespaldas Hedyeh se esfuerza ya sea por matarlo o por "convencerlo" de casarse con su ama. Es gracias a su ex-compañera que logra superar el malentendido no sin que antes la voluptuosa extranjera le declarara su amor para esperar su respuesta.

Ojo! Spoilers!


Lamentablemente el sistema de agua del instituto se descompone, por lo que todos los estudiantes deben usar los baños termales. Mientras Selenia y Tomomi aclaran sus diferencias (ambas son las mejores estudiantes del instituto, Tomomi se destaca en notas y Selenia se destaca en gracia y belleza); descubrimos sin intención el gran problema que padece Kaoru Daichi. Resulta ser que este mayordomo es una muchacha travestida que intenta graduarse del instituto por orden de su padre. Para un baile del colegio la directora propone el juego de hacer cosplay transgenero entre los sirvientes; lo que le da la oportunidad a Daichi de brillar como mujer en una noche especial. Lo peor del caso es que a pesar de haberla visto desnuda, por su completa falta de tetas Hino la sigue viendo como hombre.

Ojo! Spoilers!



Después de conocer (y ayudar) a la princesa Pino Esformklan Estoh a llevar a cabo su sueño de un calendario cosplay (lo que permite que Pino y Mimina hagan amistad); el joven es atrapado por Selenia que durante las vacaciones de verano se lo lleva a la casa de verano de su familia para que le sirva en el lugar. Entre celosa y confundida, Tomomi lo sigue a casa de Selenia con Daichi en cola. Pero como este salva a Selenia de ahogarse, esta le agradece con un casto beso que presencia a escondidas la misma Tomomi. Con el deseo de conocer sus verdaderos sentimientos, Tomomi obliga (literalmente lo chantajea de contarle a todo el colegio sobre la vez que en un ensayo proclamó que quería ser una digna novia cuando fuera grande) a Hino a tener una cita con ella el fin de semana. Selenia los sigue de cerca durante todo el día, pero los termina perdiendo. Cuando regresan al instituto Hino le confiesa a su amiga que la razón de decir eso era porque quería ser su pareja, lo cual perturba a la joven.

Ojo! Spoilers!


Ambas jóvenes quedan con sus sentimientos encontrados hacia el mismo hombre; es gracias a un consejo que el mismo Hino le da a Daichi que ambas deciden aclarar su amor. Pero Pino le ofrece un objeto de discordia al muchacho en la forma de dos tiquetes para un acuario. Ambas deciden competir por el tiquete extra en el primer festival deportivo de la Academia (idea de la directora aficionada a los eroge). Tras una serie de extrañas competencias todo se decide en la competencia de caballos; donde Selenia queda de ganadora con su equipo contra Tomomi. Hino entrega la entrada a Selenia, pero termina entregando la suya a Tomomi, conmovido por su esfuerzo. Ambas se dan cuenta lo ignorante que es su figura de amor en cuestiones del amor, así que la serie queda con dos bofetadas bien propinadas y una rivalidad entre ambas que no tiene fin.

Fin! Spoilers!


¿Qué es lo que pienso de la serie? Sólo existe un par de palabras que la definen a la perfección, basura divertida. Las situaciones graciosas no son tantas como uno desearía (el humor muchas veces es forzado y guiado por el sonido de taladro cada vez que se enoja Selenia), no existe una profundidad narrativa variada (claro que estar viendo como se forma un harem no requiere habilidad para escribir); pero eso lo compensa con generosas dosis de senos al aire casi sin censura (eso sobra por mucho). Con una combinación para todos los gustos (entre exótico, tetas grandes, lolis y cosplay); la obra divaga entre las tradiciones y costumbres de Japón, junto con una academia de mayordomos sirve a una comunidad de gente de la alta sociedad (anacrónico).


Aunque parezca romántico, este tipo de premisa refleja algo que Japón no ha olvidado después de que los Estados Unidos se lo arrebató en la Segunda Guerra Mundial. Si, Japón es un Imperio, Japón tenía una nobleza establecida y la estructura de su idioma refleja la diferencia de clases aún en nuestros días. Por lo tanto, en Ladies versus Butlers se puede leer la necesidad inherente de una sociedad de conectarse con su pasado en tiempos modernos. Esta es una lección que conocemos nosotros los americanos, que no tenemos ni historia ni pasado. Pero por mi está bien, sin nada que me ata al pasado puedo forjarme el futuro que deseo. Así que como excusa para ver tetas, esta novela ligera pretende demasiado para tan poca cosa. Una pena.


Quieres leer más sobre buenos animes, visita nuestra sección Reseña Anime

Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...