Chäos;Head. Ciencia-ficción, surrealismo y psicología se dan la mano.

Staff de Chaos;Head; de izquierda a derecha, abajo hacia arriba; Ayase Kishimoto, Konue Orihara, Rimi Sakihata, Nanami Nishiho, Takumi Nishiho, Yua Kusunoki y Sena Aoi.

Facebook ha sido una de las grandes revelaciones de mi vida. Introducido por mi hermano (el es el que explora las nuevas tecnologías mientras yo soy conservador), entre a sus páginas como otro idiota de Farm Ville, despreciando tiempo, vida y dinero (así como arriesgando mi antiguo trabajo) por mantener bien cultivada la parcela. Varias sanciones y un firewall después se bajó mi necesidad de continuar esas necedades. Pero corría el 2011, y de casualidad vi un top con las locas de pelo rosado más destacadas del anime. Reconocí de inmediato a Sakura (Naruto), conocí por primera vez a Lucy (Elfen Lied) y a Yuno (Mirai Nikki), pero no conocí a las restantes 4 del juego de eliminación. Guarde la imagen y seguí con mi vida. En el transcurso del año los rostros fueron adquiriendo nombre, hasta que finalmente pregunte a mi mismo, ¿quién putas es Rimi?


Chaos;Head es una novela visual producida en conjunto por 5pb y Nitroplus en abril del 2008. De inmediato se convirtió en un éxito de popularidad de los amantes de esta clase de juegos. Como parte de la estrategia de esa época (me remito a Valkyria Chronicles como ejemplo), ASCII Media Works y Madhouse se aproximaron a los desarrolladores para producir si respectivo manga y anime en el transcurso del mismo año. Bajo la dirección de Ishiyami Takaaki y la mano de Inoue Toshiki, el anime comienza su emisión a partir de 9 de octubre del 2008. Y en sus 13 capítulos inicia un vibrante giro sin control de la trama que deja al espectador casual boquiabierto, no por todas las razones correctas sino por lo contrario.

Inicio! Spoilers!
Fin! Spoilers!



Bueno. Que se puede decir de esta obra? Que no es para cualquiera. Pecando de arrogante y soberbio, Chaos;Head no es ni para la mente ni el gusto del espectador otaku promedio. Con una gran cantidad de teoría científica actual como respaldo de su ciencia ficción (teorías de matera-antimateria así como su manejo con el uso de la Teoría del Mar de Dirac), combinado con teoría de sueños como base de su trasfondo psicológico (los personajes pueden darle forma a objetos imaginarios en la forma de deluciones e incluso hacer extensiones de sí mismos), sasonado con una dosis de misterio policial (el fenomeno de la Nueva Generacion) y crecimiento espiritual (en la forma de la obtención del Di-Sword de Yua y Takumi), la obra es compleja y enredada, doblando el contrato de verosimilitud sin romperlo. Esto provoca para un espectador preparado un delicioso viaje de auto descubrimiento del subconsciente, mientras transita por la incertidumbre de todos los protagonistas que intentan descubrir la verdad. Pero para otros, la obra puede provocar confusión y rechazo debido a estos factores (exceso de tecnoblabla en muchos puntos).



Por mi parte yo exhorto al extenuado lector de esta reseña a verla. No la recomiendo pero tampoco la condeno. Porque mi breve reseña (para todo lo que pasa en esos trece episodios esto es breve) no le hace justicia a la complejidad extrema y riqueza en trama de la obra. Porque tal como en Matrix queda planteada la pregunta, la vida es un sueño? No lo se, pero quisiera pensar que si, porque sino que aburrida sería nuestra no vida.
Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

0 Comentarios:

Post a Comment

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...