Read or Die, o como ser lector sin morir en el intento


¿Cuál es la diferencia entre el trabajo y la pasión? Nai Wong, un buen amigo, una vez me comentó que su sueño era trabajar para Wizards of the Coast (supongo que ahora preferiría trabajar para Pathfinder después de la debacle que ha sufrido esta empresa por la Cuarta Edición de Calabozos y Dragones). Yo también desearía que se me pagara algo por trabajar haciendo los comentarios en este blog. Pero eso es imposible. Dios nos maldijo como castigo a nuestro deseo de conocer la diferencia entre el bien y el mal, y como hombre debo ganarme el pan con el sudor de mi frente. Y si sudas, no estás disfrutando lo que haces. Pero a veces, uno puede disfrutar mucho lo que está haciendo, como cuando servía como proveedor semioficial de Animanía. Por allá de los años 2000, me tropecé con esta serie por puro accidente mientras bajaba series para su exposición. En lo único que pensé con esa velocidad de transmisión y los escasos recursos que tenía a mi disposición fue nada más en bajarla lo más rápido que pudiera. Después de todo era una serie, tenía acción pero era increíblemente ilógica. Después de todo, como puede un avión de papel gigante derrotar a un planeador capaz de derribar jets de última tecnología.


Read or Die es la obra homónima de Hideyuki Kurata publicada a partir del año 2000. Perteneciente al inicio de la popularización del género de la novela ligera en Japón, esta circunstancia combinada con lo económico que resulta comprar los derechos movió a Studio Deen a su adquisición. Sin embargo, debido a la expiración de los derechos, ellos decidieron sacar un OVA diferente a la primera de las historias de esta serie. Bajo el cargo de Koji Masunari, Read or Die sale al público el 23 de mayo del 2001 ante el público japones y bajo Manga Entertainment en el 2003; con un argumento diferente pero inspirado en la obra. La verdad, al principio no me llamó la atención, ¿pero valdría la pena verla? ¿Más después de todos los problemas de producción por los que paso?

Inicio! Spoilers!


Yomiko Readman es una descuidada, joven, torpe y olvidadiza gusano de libros que gasta su poco salario y presupuesto en comprar más papel. Durante una de sus cacerías de libros más reciente ella se encuentra "die Unsterbliche Liebe", o "La Amada Inmortal", que se supone que es una recopilación de cartas de Bethoveen a su amada eterna. Lamentablemente para ella mientras está saliendo de la librería especializada es atacada por un insecto mecánico controlado por nada menos que el clon de John Henry Fabre (destacado entomologo). Durante la pelea con este sujeto descubrimos que ella posee la habilidad de manipular papel a su antojo, así como que es agente de la Biblioteca Británica. Luego de derrotarlo, ella es llevada por el agente conocido como Joker a las oficinas centrales donde luego de ponerse a la disposición del líder se une al equipo investigador.

Ojo! Spoilers!


Luego del repentino ataque a la Casa Blanca por el samurai Gennai Hiraga (que tenía como blanco la Biblioteca del Congreso) ella se une al agente Drake, los cuales investigan el sitio. Allí ellos son atacados por Otto Lilienthal (pionero de la aviación y fundador del planeo moderno) en un planeador bastante especial. A pesar de que roba su libro, ella descubre al tercer agente en la misión, Nancy Makuhari, que responde al nombre clave de "Miss Deep". Durante la persecusión de Lilienthal en Nueva York (en la cual destruye a buena parte de la Guardia Nacional de forma arcaica y anacrónica), los agentes son derribados. Pero combinando habilidades, Nancy y Yomiko logran hacer que el mítico aviador se estrelle contra la Estatua de la Libertad, recuperar el libro y terminar la misión con éxito.

Ojo! Spoilers!


La investigación se traslada a la India, donde los agentes tratan de averiguar el secreto detrás de los I-Jin (grandes hombres) que están tras los atentados. Sin embargo, estos son atacados por el clon de Genjo Sanzo (El Viaje al Oeste), que divide el océano en dos, escupe fuego por la boca, vuela en una nube voladora y escupe fuego (algún parecido con Son Goku de Dragon Ball Z es mera coincidencia). Se requiere un gran esfuerzo de Nancy y de Yomiko para ponerlo fuera de combate, pero debido a las heridas de la primera la segunda pierde el libro en manos de los I-Jin. 

Ojo! Spoilers!


Con el libro asegurado en sus manos, una transmisión misteriosa revela al maestro detrás del plan, Ikkyu Soujoun (poeta y monje budista de Japón). También, en un giro interesante de la trama, Joker descubre de boca de Wendy Earhart (su secretaria personal) que la verdadera Nancy Makuhari lleva dos años muerta. La que ha acompañado a los agentes no es nada menos que el clon de Mata Hari (famosa espía), que en honor a su capacidad como espía e infiltradora deshabilita a los agentes y escapa de la nave.

Ojo! Spoilers!


En una clara señal de desafío, Ikkyu reta a los agentes de la Librería Británica a que lo traten de detener en su base secreta. A pesar de un inicio pesado (en el cual Yomiko es puesta en una situación precaria y observa como el clon con el que tuvo contacto es asesinado por otro idéntico) ella es dejada a morir en un gran cuarto de balastro. Pero gracias a sus habilidades (junto con un detalle dejado por el clon que conocía) ella logra cortar sus cadenas. Mientras tanto en la agencia se descubre que lo que pretende Ikkyu es enviar una señal suicida escondida en las sinfonías de Bethoveen para acabar con toda la humanidad, para eso él tiene planeado escapar a la estratosfera en un cohete y transmitir al mundo entero esta pieza.

Ojo! Spoilers!


Luego de derrotar a Gennai Hiraga, Yomiko enfrenta al clon de Mata Hari, pero para su sorpresa la que había sido su contacto sobrevive su intento de asesinato y pelea con su igual. Mientras tanto ella alcanza a Ikkyu, que se ha lanzado a la órbita baja de la Tierra, a pesar de los mejores esfuerzos del agente Drake por detenerlo. Aún con el peso de sus habilidades, ella no puede derrotar a Ikkyu, que ordena al clon de Bethoveen iniciar su sinfonía mortal. A este se le une Mata Hari, que le dispara a Yomiko y celebra con él su triunfo. Pero es una trampa, con su capacidad para atravesar la materia ella literalmente le exprime el corazón (y la vida) a su sorprendido amante. Ellas logran salvar al mundo.

Ojo! Spoilers!


Luego de convencer a su amiga de usar el libro de Bethoveen como paracaídas, Mata Hari decide quedarse en el cohete para expiar las culpas y sufrir el mismo destino que su amante. Yomiko, triste y en llanto, confirma el éxito de la misión. Varios meses después, ella visita un hospital bajo la custodia de la Biblioteca Británica, donde tienen en observación al segundo clon de Mata Hari que rescataron de la base de los I-Jin. Lamentablemente la deprivación de oxigeno por haber permanecido sumergida bajo el agua la ha dejado con daño cerebral masivo y la joven ahora tiene una personalidad infantil. Al final, fiel a la última voluntad de Nancy, ella le cuenta sobre su "hermana mayor", la cual desinteresadamente salvó al mundo.

Fin! Spoilers!


Esta es el tipo de obras donde lo exagerado de la premisa obliga al espectador a admitir una cosa antes de verla, esta es una obra de ficción fantástica que va a ser imposible de creer bajo los parámetros normales. Después de todo, una mujer que maneja el papel como si fuera plástico o metal, clones de personalidades famosas que aparecen como margaritas en medio del universo, tecnologías arcaicas que resultan invencibles contra lo mejor que posee la raza humana en este momento. Por favor, ¿quien creería esto posible? Bueno, es lo mismo que creer que un ninja puede tener encerrado el espíritu de las nueve colas, que un ángel de la muerte es un muchacho maleducado con una espada hijadeputa, o que pasaron cientos de años en que la humanidad fue extinguida por enormes criaturas gigantes que en verdad son humanos. Lo más duro de aceptar en Read or Die es el hecho que dobla la realidad moderna hasta puntos casi risibles, los cuales impiden aceptar el Contrato de Verosimilitud para aceptar, menos creer esta realidad.

A pesar de esto, como obra de ficción esta fue un gran salto adelante a principios de los años 2000. El uso de computadora, la animación y la acción trepidante mantienen al aficionado que aceptó sus defectos pegado al asiento por todo lo que sucede. Debido a su forma de OVA, hay poco desperdicio de espacio, pero debido a esto deja muchas cosas sin explicar. Esta es la gran validez de esta obra de ficción, no su trama ni la forma en que enfrenta las situaciones, porque en la tónica de la Liga de Caballeros Extraordinarios sólo quien tiene un conocimiento profundo sobre literatura o historia del mundo podría disfrutar a plenitud esta obra.

Por eso debo admitir (y tal vez los sorprenda) que la obra lo que me hizo desear verla fue la serie de televisión hecha posteriormente, o especificamente su final. Porque en Read or Die (TV Series), en combinación con el autor y con mucho más presupuesto para guión; la historia es mucho más profunda, oscura, intrigante y oscura de lo que pudo haber soñado esta primera entrega. Fue su final, sus tres minutos de pelea ardua encapsulados en el diálogo sobre la necesidad de tener un sueño propio en contra del deseo de los demás por controlar la vida de las personas, lo que terminó comprándome y trayéndome de regreso a esta serie. Vuelta a ver en el 2013, no me arrepiento, aunque me cuesta mucho todavía comprar su relato. Así que queda en ustedes si la ven o no. Una cosa es segura, van a disfrutar mucho de Nancy.


Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

1 comment:

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...