Joe Madureira; ¿lápices que son un juego?


Estábamos a mitad del año 1997, en la planeación para la primera salida de la revista Camaleón. Giovanni Amigetti había reunido a un joven grupo de talentos en su casa para una de las muchas reuniones, cuando para la segunda reunión que asisto aparece uno de los nombres que sólo los mortales del área del cómic reconocen con cierta reverencia, Roberto Guillen. Salvadoreño importado, uno de los dibujantes más disciplinados, trabajadores y brutales que existe. Aunque hay muchas cosas que al principio no me gustaron (incluyendo los 15 guiones en tres meses que tuve que hacer para probar un punto), para este momento de la vida reconozco que él es una de las grandes figuras de este ambiente, con una empresa que descubre promesas que se destacan posteriormente como Francine Delgado, Carlos "Cali" Eduarte, Alex Monzón y muchos otros que me perdonarán que no los mencione. La verdad es que lo que ha hecho este dibujante, guionista y empresario por el ambiente gráfico nacional no tiene precio. No hay forma en que pueda agradecerle lo que ha hecho, ni la ayuda que le ha brindado a mucha gente.


Bueno, volviendo a los negocios, que tiene que ver el infame Tinbetto con el sujeto de arriba. Todo. Porque en una de las conversaciones de mesa que teníamos para ese momento, él comentó sobre los orígenes de la adoración de Cali, Joe Madureira. Que comenzó como un chiquillo de ayudante de Marvel, que es lo mejor que le ha pasado a la historia del cómic desde  Jack Kirby (cough, cough, cough), que es una bestia que puede hacer lo que sea y que no hay forma de que un monstruo como ese caiga. Todavía en este momento cada vez que escuchan el nombre MAD escucho los estridentes sonidos de excitación de muchos dibujantes nacionales. Pero yo, que soy guionista, siempre me he preguntado, ¿se lo merece? Yo creo que no.


Joe Madureira nace el 3 de diciembre de 1974. Así como lo dijo Roberto (aunque no tan corto), mientras estudiaba en el Colegio de Artes y Diseño de Manhattan él ingresa a trabajar a Marvel como interno para el editor Danny Fingeroth. Luego, para sus 20 años, él se convirtió en el sucesor de Jim Lee en Uncanny X-Men, la cual llevo a un nivel completamente diferente. Durante su paso por esta revista, él dibujo la que se considera una de las más impresionantes sagas desde el punto de vista gráfico de Marvel, Age of Apocalipsis


Para 1997, atraído en parte por el sentido de independencia y porque Uncanny X-Men estaba tomando "un rumbo demasiado oscura", Madureira salta del barco para formar con J. Scott Campbell y Humberto Ramos la publicación Cliffhanger, auspiciada por Jim Lee desde Wildstorm. Desde allí el público para el deleite de todo el mundo Battle Chasers, una aventura de espada y hechicería con la cual trató de capturar al público y a los admiradores con una historia diferente a las que había tratado. Lamentablemente, con sólo nueve números en cuatro años, así como el constante desinterés que mostraba hacia el dibujo (en palabras del mismo Roberto le había ganado el gusto por el Play), la serie tanto como su compañía quedó en el olvido; quedando la primera en hiatus y la segunda absorbida por la Wildstorm para el 2000.


De allí, Madureira incursionó en el mundo de los videojuegos. Después de varios arranques fallidos, el contribuyó como creador y diseñador del juego Darksiders para la THQ, en compañía de Joe Kelly en el guión. Después de esto, él regresó a la Marvel, donde ha colaborado en números de The Ultimates 3, Avenging Spider-Man y Savage Wolverine. Además de esto, ha contribuido como genio creativo y creador de portadas para juegos como la misma Darksiders, Marvel Super Heroes y Gekido: Urban Fighters.


Qué podemos sacar de la carrera de Madureira. Lo bueno es que él fue uno de los que introdujo la fusión del manga con el cómic americano. La integración de estos aspectos gráficos definieron la carrera de muchos de los dibujantes de la actualidad, gracias a su dinamismo, su fuerza y la capacidad de transmitir gráficamente un poder en la acción que difícilmente se había visto (una de las críticas de Jim Lee es que es muy forzado a la hora de dibujar). Pero todo eso quedó de lado debido al mal que plaga a todo dibujante y que lo ahogó en el semi-retiro legendario en que vive ahora. Porque un editor es muy estricto con los tiempos de entrega, y MADureira siempre se retrasa. Eso es tan seguro como que la Torre Eiffel está en París y que Jack Kirby es uno de los grandes representantes del cómic americano. Esta es la razón por la cual, aunque sigue en el corazón de fans que van a reclamar por mi frase de cierra, Madureira está condenado a un lento olvido, a una nota de pie de página en la historia del cómic, no por los artistas sino por la gente con la que trabajó, sus editores. Así que esperando lo contrario, o que algún día siente cabeza, esperemos que vuelva a hacerle mérito a la capacidad que mostró durante el inicio de su carrera. Porque lo que deja un artista tras de si es su obra, nada más. Y lo que él ha dejado es muy poco. Una vista más abajo en la bibliografía. :p


Biografía

Excalibur # 57-58 (Marvel Comics, 1992)
Deadpool: The Chase Circle # 1-4 (Marvel Comics, 1993)
Uncanny X-Men # 312-313, 316-317, 325-326, 328-330, 332, 334-338, 340-343, 345-348, 350 (Marvel Comics, 1994-1997)
Astonishing X-Men # 1-4 (Marvel Comics, 1995)
Battle Chasers # 0, # 1-9 (Cliffhanger, Image Comics, 1998-2001)
Ultimates 3 ​​# 1-5 (Marvel Comics, 2008)
Avenging Spider-Man # 1-3 (Marvel Comics, 2011-2012)
Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

1 comment:

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...