Breaking

Mostrando las entradas con la etiqueta Otaku. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Otaku. Mostrar todas las entradas

miércoles, abril 01, 2015

miércoles, abril 01, 2015

[Reseña_Anime] Copa B, Estilo H; ¡por qué Japón es más viejo cada año!

Aquí Yamada nos muestra una verdad del mundo, Chicas y Armas venden.

¿Sabían que Japón se hace más viejo cada año?

En la película anime Oookami Kodomo no Abe to Yuki se refleja uno de los problemas más graves que sufre la sociedad japonesa en los últimos tiempos, la disminución de su población. Esto es especialmente grave en el área rural, cerca de las montañas; donde cada año sus habitantes de mayor edad se van quedando solos mientras los jóvenes viajan a la ciudad. De forma constante el arte animado japones nos expone a una realidad a la que somos ajenos pero que ya comienza a sentirse con claridad en el Japón moderno, simplemente no hay suficientes jóvenes para sustituir a la población que nació luego de la Segunda Guerra. Buena parte de la culpa de esto es por el hedonismo de la Generación Y (60's y 70's), que prefirió vivir de los réditos de sus padres. Parte de la culpa la tiene el fracaso de la Generación NEET (la adaptación japonesa del "NiNi", ni estudia ni trabaja nacida entre los 80's y los 90's). Pero la culpa principal esta en la cultura japonesa, donde a pesar de vivir con una cierta liberalidad sexual la sociedad reprime a sus miembros para que no puedan establecer relaciones normales, incluso desde la secundaria. (la impotencia de los personajes masculinos de las novelas ligeras DxD y Kanokon no es mera coincidencia).

Por esta razón, este manga de Yoko Sanri fue una revelación para mis ojos y no desde el punto de vista cochambroso. Publicado en la Weekly Shonen Jump del 2004 al 2011 y con 9 volúmenes a su haber, B Gata H Kei es un grito desesperado a la inutilidad sexual durante la adolescencia y la temprana edad adulta. Por supuesto, con el inicio de la era ecchi a la vuelta de la esquina, la serie sufrió exactamente por el mismo proceso creativo que la mayoría de estas obras. De bajo presupuesto, animada por una compañía pequeña (Hal Film Maker que ahora es la TYO Animations) y con un director desconocido (Yusuke Yamamoto), la serie fue emitida por la cadena KBS a partir del 2 de abril del 2010. Sinceramente, no esperaba mucho de ella cuando comencé a verlo. Por eso me alegré sinceramente cuando no pude dejar de reír ni una sola vez con las ocurrencias de los personajes de este anime.

Inicio! Spoilers!


Fin! Spoilers!


Las chicas de B Gata H Kei, conforme a las manecillas del reloj Kyoka KanejoMami Misato y Aoi Katase (abrazadas), Mayu Miyano (anteojos), Chiaka YamadaMiharu Takeshita Yamada (la protagonista)
Algo que he aprendido en el tiempo es que los americanos no son muy bueno titulando animes. Este es el caso con esta historia. Conocida como Yamada's First Time en el mercado de habla inglesa, este nombre describe perfectamente la situación presente a lo largo del anime, pero no la intención de la obra. Esto debido a que B Gata H Kei literalmente describe lo que es Yamada, una chica que usa Copa B de sostén, pero tiene un Estilo H (por Hentai, pervertido). Sucia, lasciva, mal pensada y contenta por serlo, el sueño de Yamada es ser la reina sexual por excelencia. Pero el hecho de ser sumamente selectiva con su primera vez y su propia torpeza (junto con la de su "deseada" pareja) hace imposible hasta el momento que ella lleve el acto sexual a término.

Mami Misato, compañera de Yamada; nos enseña la forma (in)correcta y (mal)educada de conseguir esposo. Aquí sujeta con sus muslos a Keiichi Kanojo (y júrenlo, no lo va a soltar).

Lo irónico de la obra es que su mejor amiga Miharu TUVO relaciones sexuales con su novio cuando salió de la preparatoria (probablemente no tenía más de 16 años). A pesar de ser la objetora de conciencia  y de sufrir con sus locuras, como mujer es mucho más completa que Yamada (senos más grandes, ya ha tenido relaciones, tiene un novio maduro que estudia en la Universidad y no le gusta ser objeto de las locuras de su amiga), pero aún así conserva un nivel de pudor que le impide vanagloriarse de todos sus "logros" ante sus compañeras. Esta diferencia marca la obra, el fracaso del exuberante deseo contra el éxito en la búsqueda de estabilidad emocional (en una pareja estable). A este punto es al que lentamente se dirige Yamada, aunque con numerosos tropiezos.



Desde este punto de vista, tomando los personajes y su forma de ser, B Gata H Kei resulta ser más una parábola moral que una comedia romántica en el Japón moderno. Porque en sus pocos capítulos la obra expresa uno de los problemas que el país del Sol Naciente ha padecido desde hace mucho tiempo; la disminución de la población. La misma ideosincracia de la sociedad japonesa nos ha llevado a este punto, donde por un lado existen mujeres deseosas pero hombres que no pueden ir a la par de esta necesidad, mujeres torpes que no pueden expresar sus emociones. Son pocos los casos en que las parejas son lo suficientemente maduras para continuar con una relación estable al futuro. Esta misma premisa se ha usado en todas las comedias románticas ecchis de este siglo, donde el hombre es un inútil en manos de mujeres independientes y seguras que tampoco han sabido dar el paso.

¿Por qué será que el Dios Sexual de Takashi Kosuda se encuentra entre sus piernas? ¡Hombres!

Entre las cosas más positivas que nos deja esta serie es que un personaje femenino no necesita ser una zorra para poder hacer valer sus deseos más oscuros. A pesar de las ilusiones de Yamada, ella jamás llega al punto de restregarse "accidentalmente" con Takashi (todos los encuentros son a propósito). Con un humor fino y no forzado (hay muy pocos accidentes penosos), con personajes femeninos establecidos y creíbles (guiados por una confundida pero vibrante Yamada), con dioses sexuales complicados (reflejo inequívoco del enfoque que hombres y mujeres tienen sobre este tema) y mucha carne en el asador; B Gata H Kei es un respiro previo a la inundación ecchi que dio inicio a mitad de la década pasada. Una comedia inteligente que combina la perversión, la exposición y las situaciones confusas para sacar al espectador hilarantes carcajadas con las tonterías que envuelven a todos los personajes. Porque no hay nada más genial en la comedia romántica que tu peor enemiga esté usando tu cama y tu casa para hacer el amor con otro sujeto. ¡Y no dejar de ver por curiosidad! Esta es la gran fortaleza de esta serie, lo que le da su tono irreverente, su independencia y la saca del montón aunque no lo parezca. Y por supuesto, los Condones del Demonio, que son un clásico.



lunes, marzo 23, 2015

lunes, marzo 23, 2015

[Reseña_anime] Detroit Metal City, sueño y pesadilla (con Death Metal)

Nada es lo que parece

Chaim Witz era un chico judío que había emigrado a los Estados Unidos en los años 50. Como todo buen niño judío, el fue parte de los estudios del Talmud y la Torah en la comunidad Yeshiva Torah Vodaas en Brooklyn durante la infancia. Fue un niño bueno pero algo rebelde, pero tenía un sueño, quería llegar a construir la mejor banda de rock de la historia de la humanidad. Mientras hacía realidad este sueño, buena parte de los 60 y 70 él hizo trabajos varios, tipografía para la revista Vogue, fue maestro de sexto grado en el Upper West Side; todo eso antes de que en 1974 decidiera cambiarse el nombre, ponerse algo de maquillaje y cantar "¡Fui hecho para amarte, nena!" a grito pelado para convencer a infinitas generaciones que de verdad era el Rey del Rock. Ahora posicionado como Gene Simmons, líder de la banda Kiss, este casi septuagenario disfruta del reconocimiento que buscó en la vida y los millones con los cuales pensionarse dignamente. Esa pequeña reseña es una muestra de que muchas veces para alcanzar sus sueños uno debe comer barro. Pero cuando este no llega uno debe adaptar el sueño para la nueva realidad. Por esta razón es que Detroit Metal City impactó tan profundo, es una oda viviente al fracaso y la impotencia de no conseguir el sueño de tu vida.


Soy sincero, no me interesó que este seinen de Kiminori Wakasugi tuviese diez volúmenes y estuviese en el mercado por cinco años entre el 2005 al 2010. No me interesa su música (aunque debo confesar que tengo una espina por el Death Metal bien clavada). La razón por la cual me atreví a echarle un vistazo al OVA "duro, sucio, groso y venoso" fue por su director. Si, porque Hiroshi Nagahama se hizo infame en el 2012 con su adaptación sui géneris del manga Aku No Hana, de la cual muchos amigos y conocidos se han rasgado las vestiduras (hasta decir que no es anime). Este director polémico se ha caracterizado por su excentricidad y sus proyectos extraños, así que decidí darle una oportunidad a esta obra anime. De parte de Studio 4°C, este OVA se puso a la venta a partir del 8 de agosto del 2008 como parte de la promoción de la película de la misma obra. Y sinceramente tocó una fibra en mi, porque no paré de reír con cada ocurrencia que me mostraron sus protagonistas.




Inicio! Spoilers!


Soichi Negishi es un muchacho campesino de la localidad de Inukai. De buenos modales, educado y se podría decir que afeminado, ha viajado a Tokyo para hacer realidad su sueño, cantar. Esto lo ha conseguido de una forma muy inusual como Johannes Krauser II, el demonio necrófago violador y asesino serial que sirve como líder de la banda DMC (Detroit Metal City). Apasionado del pop sueco y de las bandas de música ligera, el pobre muchacho vive atormentado por la dicotomía en la que vive, en donde en su vida diaria compite (y a veces se cruza desafortunadamente) su personalidad en el escenario con su verdadero ser. En nada de esto ayuda la ninfómana representante de la banda (la Presidenta), el obsceno baterista Terumichi Nishida (Cadmus) y el servil bajista Masayuki Wada (en la persona de Alexander Jagi). Tal es el grado de integración entre ambas personalidades que se mete constantemente en problemas con la ley, los medios y el público general de la ciudad.

Ojo! Spoilers!

Krauser-sama sabe!

Desafortunadamente, durante una visita a una tienda de discos se encuentra con su excompañera Yuri Aikawa. Una amable columnista de la revista Amour Amour, ella odia a profundidad el exhibicionismo obsceno y la deplorable personalidad de DMC, en especial de su vocalista Krauser (sin saber que es el alterego de Negishi). De esta forma, su encuentro casual en la tienda termina con una confesión reveladora ("¡Te voy a violar maldita puerca!"), aunque se reconcilian su siguiente salida al karaoke termina con un escupitajo (disimulado con ganas de vomitar de borracho) y ella asiste a un concierto de DMC que termina con Krauser levantándole la falda ("Esta es la parte inferior de esta puerca"), y cuando luego de ser presentado (y rechazado) por un destacado representante de la moda pop este escribe una canción horrible donde manda a su novia al mismísimo infierno (para que luego ella lo apoyara con su música).

Ojo! Spoilers!



Krauser también tiene sus aventuras gracias a la frustración del mismo Negishi. Cuando es rechazado y superado por imitadores de la banda él aparece en su persona de escenario, donde por accidente ataca a un policía y asalta a una mujer policía en media calle. Después, cuando el Cerdo Capitalista desea impresionar a una madre soltera, él le da la oportunidad en el escenario sólo para que Krauser le hunda el micrófono en la boca y este se revierta a su antigua forma. Para empeorar las cosas, la representante desea endurecer a Negishi, así que lo introduce a una noche de orgías, fiestas y drogas con la que termina de pervertir al dueño de sus apartamentos. Cuando se encuentra con un amigo del colegio, líder de una banda que se aproxima más a sus gustos (Tetrapot Melon Tea) él se acerca para dar consejos. Pero cuando son invitados junto con esta banda a una entrevista televisiva, en su persona de Krauser el asalta a los jóvenes y los hace quedar en ridículo en televisión nacional. Por último, en su visita a casa encuentra que su hermano se ha hecho aficionado a la música de su banda, así que debe intentar por todos los medios usar la persona de Krauser para regresarlo al buen camino.

Ojo! Spoilers!


El éxito de DMC les trae una serie de críticos, tanto de su música como de su exposición pública. Un grupo punk femenino, Kintana Girls, es especialmente ácido con su nueva canción DMC (Dumbass Motherfucker Cherry Boys). La presidenta no tolera semejante insulto y le ordena a Negishi que destruya a ese grupo. Sin embargo, Nina, la vocalista del grupo, está insatisfecha por la forma en que se ha comercializado su música y traicionado al ambiente punk. Viendo en Negishi a la encarnación de Sid Vicious (en un intento inútil por presenciar el concierto), ella decide destruir a DMC bajo sus propias reglas en una guerra de bandas. Los chicos de Detroit Metal City se sobreponen quemando el escenario (cuando Jagi trata de complacer a la presidenta con más fuego en el escenario), sus admiradores se excitan al ver el miembro erecto de Krauser (Negi sin peluca). Finalmente el fuego es tan grave que Krauser salva a Nina (lo cual el público confunde con la intención de violarla mientras le daba respiración boca a boca) y Cadmus se queda decidido a terminar su interpretación de batería a pesar del fuego.

Ojo! Spoilers!



La imagen de Krauser le está pasando una alta factura a Negishi. Por un malentendido Krauser debe hacerse presentarse para cogerse la Torre de Tokyo, humilla públicamente al representante que se burlo de él (en medio de una presentación de Power Rangers), el rockero visita a un fan antes de una operación de vida y muerte (una circuncisión) y corre por todas partes para cumplir con la presentación del disco y el cumpleaños de Aikawa (lo que termina la cita diciéndole que es una mujer con cara de clítoris por una espinilla). Después Krauser es invitado a una película del afamado director Sawai Spellman Takeshi (un director de películas independientes que es gran admirador de la banda) donde en su persona de Krauser humilla a sus dos actores favoritos en cámara (que demandan a la productora por lo grotesco de la escena). Esto marca un punto de inflexión en Negishi, que deja la banda justo momentos antes de un gran concierto. Pero cuando la presidenta trae a un caribeño cantante de calipso a suplantarlo, este no aguanta y lo humilla en público en su persona de Krauser, para establecer su dominio y control del ambiente metalero de Japón.

Ojo! Spoilers!



La siguiente amenaza de DMC viene de la forma de Kiva, un rapero japones criado en las oscuras calles de Nueva York. Sin embargo, Negishi descubre que este es en realidad su amigo de colegio Kibayashi Susumu, el cual está más comprometido que él con su persona fuera del escenario. Negishi tiene que esforzarse para evitar una pelea entre un boxeador semiprofesional que es admirador de DMC y los raperos, pero en el esfuerzo termina retando a su amigUo a una guerra de bandas. En una presentación de Kiba, Krauser se presenta y los amigos usan sus mejores improvisaciones para hacerse daño. Kiba descubre que Krauser es su amigo Negishi, pero este lo humilla en público, lo que le permite a DMC tomar el escenario completo de la música independiente de Japón.

Ojo! Spoilers!



La tranquilidad no puede durar en la vida. Jack ill Dark desea retirarse del ambiente metalero. Este "duro, sucio, groso y venoso" veterano del black metal ha humillado a cada banda del mundo en su gira de retiro y su siguiente blanco es DMC. Por lo similar de sus biografías, Negishi supone que el metalero es su alma afín, pero cuando le va a presentar sus respetos se percata de su error, Jack es igual de horrible tanto dentro como fuera del escenario. Atacado, vejado y humillado, Negi busca vengarse en la forma de Krauser. Este supera a Jack en su entrada a escenario (aunque Jack se automutila la entrada del demonio es más impresionante porque al preparar su equipo de seguridad por accidente lo puso sobre su cuello e ingresó ahorcado), le gana en la contienda de la palabra Fuck (Negi gana por media palabra gracias a haber hiperventilado), y cuando Jack llama a su búfalo de metal Negi lo somete gracias a su conocimiento adquirido en la granja de su familia. Humillado al ver a sus serpientes como baquetas de batería, Jack es atacado sexualmente por Krauser, que lo deja humillado frente al público.

Ojo! Spoilers!



Jack se sorprende al ver que Krauser es el chiquillo que llegó a presentarse, y acepta su regalo en esta ocasión. Luego, por respeto le entrega la Legendaria Guitarra de Karth Murder. Se rumora que la guitarra contiene el alma de un demonio que se alimenta de la sangre de los sacrificios en el escenario. Con este gesto Negishi se transforma en el Emperador del Metal; pero cuando sale a la calle a tocar sus canciones, asusta a los transeúntes debido a lo tétrico de su instrumento.

Jack Ill Dark cumpliendo la segunda regla de su credo.

Fin! Spoilers!

El recuento de los daños


¿Qué nos queda después de ver esta obra llena de suciedad y malas palabras? ¡Que los sueños no pagan las cuentas! Es una verdad infinita de la cual soy testigo. En mi amistad con varios escritores del país algo que es constante en ellos es que a pesar de sus sueños la gran mayoría trabaja en algo diferente a escribir. Lo mismo sucede con los empresarios de actividades, lo mismo sucede con quienes escribimos en este blog y soñamos con algo mejor. La gran tragedia de esta obra es que Negishi posee una innegable habilidad nata que le permitiría adueñarse de cualquier escenario (domina la guitarra, posee una imponente presencia escénica y una voz que llama la atención), pero no puede expresarla en sus sueños. Sus canciones pop son estúpidas y sentimentaloides, él como cantante callejero no tiene la capacidad ni siquiera de imponerse a los admiradores de su alterego. Negishi vive sus sueños, pero no como quiere sino en una forma que desprecia y aborrece. Amenazado por la presidenta, rodeado por un servil y un otaku degenerado, el muchacho se encuentra en un círculo vicioso, porque ama el escenario pero odia conseguirla en la forma de Krauser II.

El legendario Gene Simmons como Jack ill Dark, Detroit Metal City.

Lo que es una obra intensamente vulgar y cargada de ironía, el director Kiminori Wakasugi la transformó en una brillante oda a la frustración y la falta de reconocimiento. No hay nada peor que ver tu sueño transformado en una pesadilla para terminar con cualquier artista. En este caso, Negishi sirve como el reflejo de una sociedad que se divide entre un sueño y la vida diaria, muy pocas veces se pueden tener ambas en la vida. La excepción a la regla es Gene Simmons, porque nuestro niño judío se consiguió una hermosa Playmate, tuvo dos hijos y se transformó en un imperio multimillonario basado en su éxito de los años 70's y 80's. Hasta tal punto que él mismo representa al macabro Jack ill Dark en la película japonesa DMC. Así que como sinónimo del sueño este pasa la estafeta a nuestro héroe y nos anima a continuar con nuestros sueños (esperando que alguna vez se hagan realidad).





lunes, marzo 16, 2015

lunes, marzo 16, 2015

[Reseña_anime] Beck, reflejo del sueño adolescente japones

Deconstruyendo un sueño

¿Quién no está harto de las series anime ambientadas en colegios japoneses? Yo sinceramente estoy algo cansado, pero todavía puedo aguantar mi dosis del sueño hecho realidad para el adolescente (japones) promedio. Es irrelevante lo que pensemos en occidente sobre este entuerto, el dinero detrás de las producciones busca a su mercado más fructífero, el mercado adolescente. La mayoría de ellos está en el colegio, así que hay que darle al público lo que quiere. ¿O en realidad no lo quiere? Formulado de acuerdo al modelo americano de educación (no, antes de la Segunda Guerra Mundial no había colegios como los conocemos en el anime), el colegio se ha transformado en una institución monolítica de la animación japonesa, donde todos los sueños se hacen realidad. 

Así como lo he escrito, todos los sueños. Durante la década de los ochenta y noventa, la mayoría de los héroes que recordamos (Saint Seiya tiene 14 años, Sailor Moon entre 15 y 16, Ranma Saotome y Akane Tendo son ambos colegiales, Ozora Tsubasa/Oliver Aton consiguió tres campeonatos en preparatoria) eran adolescentes de colegio. Lo más patético es que todos estos adolescentes consiguieron sus sueños, salvaron al mundo o siguieron enredados en sus problemas de colegio eternamente. Con el cambio de siglo la vista del colegio se convirtió de un eje a un personaje secundario en la trama, pero el sueño no ha cambiado.


Luego de una tertulia con Jack DarkTemplar (donde expresó con certeza que Beck no trata del colegio), reconozco que ambos tenemos razón y ambos estamos equivocados. El manga de Harold Sakuichi es la quintaescencia de los adolescentes obteniendo el éxito que tanto anhelan. Ambientada en los años de colegio de tres de sus personajes principales (que resultan ser miembros de una banda de rock), este es el reflejo de los sueños (frustrados tal vez) de un autor que intenta transmitirlos a los adolescentes que se mueven en ese submundo. Esto tal vez explica su enorme aceptación en la Montly Shonen Magazine, suficiente para que la serie fuera animada. Bajo la dirección de Osamu Kobayashi, por parte del estudio Madhouse nos llega la adaptación de este exitoso manga, que en sus 26 episodios resume tanto el triunfo como el fracaso en el panorama musical durante la era de la implosión de la industria de la música.

Inicio! Spoilers!


Si desea leer el resumen de la obra, presione aquí!

Fin! Spoilers!

Una fotografía de una década perdida


Beck como obra nos plantea una falacia de la cual el arte japones no puede escapar, la personalización de un sueño. Aunque en la obra el autor nos advierte claramente que no todos pueden alcanzar el sueño (la gran pregunta de Koyuki de porque el vendedor de guitarras si es tan bueno no consiguió el éxito con su banda), en el caso de los protagonistas este sueño comienza a tomar forma al final con la gira por los Estados Unidos. Este éxito es la base de la transferencia del imaginario a la vida diaria, donde el espectador se apropia de los éxitos y fracasos de la banda, se identifica con los protagonistas y desea eso para si mismo. Esto explica el éxito de ventas de esta serie, que se extendió por casi diez años en el manga, una película live-action y numerosos soundtracks.



Pero a diferencias de las series de los ochentas y los noventas (insertar caso de Lynn Minmay como Cenicienta Super-Espacial en Macross); el reconocimiento no llega sin esfuerzo, sufrimiento ni enemigos. La separación de la primera banda de Kyusuke tiene repercusiones a lo largo de la obra (continúa en el manga), donde Eiji y Kyusuke sufren sus respectivas cuotas de éxito y fracaso. Es dicho conflicto la causa de la pobre cobertura de la banda en Japón, que los obliga a buscar el mercado internacional para exponer su obra. Esta enemistad se extiende a la vida personal de Kyusuke y es una de las cosas que define para mi toda la obra. Esto combinado con la corrupta presencia de Leon Sykes (basado sin duda en promotores corruptos del mercado del hip-hop americano como Suge Knight) entorpeciendo el ambiente musical, nos muestra una era donde las casas disqueras eran todapoderosas, poco antes de la implosión de todo el mercado musical de la segunda mitad de la década pasada. 


Beck como anime es un reflejo de un mundo que desapareció hace una década, uno de música (fantástico en mi opinión), porque rompe con el silencio del manga para formar parte del imaginario del espectador. Como vehículo funciona mejor como una guía para soñar, a través del sueño de sus protagonistas es que vemos que a través del sacrificio y el trabajo duro se consiguen las cosas. Es cierto, se cometan errores y torpezas durante el camino, pero el objetivo es no rendirse y continuar hasta alcanzar el reconocimiento deseado. La realidad es que el éxito es elusivo, la meta es lejana y muchas veces inalcanzable. Es en esos momentos en donde uno debe plantearse mejor los hechos sin ignorar el objetivo primordial de una historia. Un relato es un medio para llegar a un fin, transmitir una historia que encante a una audiencia. Muchas veces esta no llega a su destino, pero cuando lo consigue puede dar mucha fama y la ansiada inmortalidad a quien la lleva a cabo, aunque esta sólo dure una década (ver el caso de Dan Brown). Así que recuerden, el éxito y la notoriedad llegan, lo difícil es mantenerlos.

lunes, marzo 09, 2015

lunes, marzo 09, 2015

[Reseña_anime] School Rumble, una hilarante comedia de enredos


Las chicas de School Rumble en la playa; de izquierda a derecha Akira TakanoMikoto SuouYakumo TsukamotoEri Sawachika y Tenma Tsukamoto.

La comedia no es un género universal

La comedia es uno de los grandes factores divisores de la humanidad. Los chistes que pueden traer la alegría a una persona pueden provocar el efecto contrario en un público receptivo. Para que una comedia funcione debe ser universal, esto tal como lo vivió el humorista y ventrílocuo  "Coco" es un desentuerto. La realidad es que cada sociedad fue formada de acuerdo a diferentes condiciones históricas, sociales y ambientales; que formaron una conciencia común que no es similar a la otra. En Costa Rica son comunes los chistes de nicaragüenses en donde los ponemos en el mismo nivel que los regiomontanos de México o los indígenas en el sur de américa. La búsqueda del estándar del humor es el santo grial de los comediantes, donde el éxito y el fracaso depende no sólo de hacer reír a tus seguidores sino de hacer reír a TODOS.

No te preocupes, nadie se da cuenta que eres tú Kenji (digo Tenma)
Para entender el humor japones (porque a veces es muy denso) uno debe volver sobre las bases que definieron la sociedad que existe en la actualidad en la Isla del Sol Naciente. Durante más de 2000 años la nación japonesa vivió ante una realidad que nadie cuestionaba, la estratificación social. Existía el emperador, los nobles que le servían y estos nobles empleaban toda clases de empleados para mantener el orden en sus tierras (el samurai a grandes rasgos es un policía pagado por un señor feudal para mantener el orden). De pronto llegó la derrota de 1945 y la ocupación americana de Japón hasta finales de los años 50. En un solo movimiento de pluma las clases sociales desaparecieron, todos eran iguales, se entregó tierra a los campesinos, desapareció la estratificación social de forma física; pero nunca desapareció de la mente japonesa. Términos como sempai, dono, san, kun hablan de este pasado y están vigentes en la actualidad. Esto combinado con el respeto hipócrita de terciopelo se combina para que la sociedad sea tímida y se convierta en material para la comedia.


Nunca había leído el trabajo de Jin Kobayashi (y como no leo manga no lo voy a entender), pero durante el proceso de arqueología anime me tropecé con School Rumble. Basado en un manga exitoso (que duró 6 años y 22 volúmenes), TV Tokyo comisionó esta ambiciosa obra (participaron las casas de animación Studio CometMarvelous Entertainment Sotsu) para la temporada de otoño del 2004. Bajo la magistral dirección de Shinji Takamatsu, esta comedia comienza su emisión el 5 de octubre de ese año. Aunque yo la vi casi una década después, no pude evitar morirme de risa con todos los enredos en que se veían envueltos su abanico de personajes.

Inicio! Spoilers!


Fin! Spoilers!


Personajes de School Rumble, conforme a las manecillas del reloj Oji Karasuma (9 en punto). Akira TakanoKaren IchigoYakumo TsukomotoMikoto SuouSara Adiemus Harima Kenji (arriba), Eri Sawachika Tenma Tsukamoto.

Los tres pilares cómicos de School Rumble

School Rumble yo la calificaría como una comedia de capas, porque no existe una forma de definirla correctamente. La mayor parte de su humor proviene de la comedia de situación, especialmente entre la relación de los tres héroes principales de la historia. El hecho de que Tenma Tsukamoto este enamorada de Oji Karasuma pero ignore el cariño de su amigo Kenji Harima es la fuente de donde proviene la mayor parte del humor de la historia. Desde este punto de vista el humor entre los muchachos es lineal, porque todos están en la misma sección y en el mismo año. La incapacidad de Tenma de expresar sus sentimientos y de percibirlos contrasta con su creencia de que ella tiene la capacidad de comprender las relaciones de su hermana y sus amigas. Esto se combina con el surrealismo propio de la obra (que Kenji Karasuma sean ambos artistas de mangas los vuelven de protagonistas no confiables de la obra) para poner al espectador contra las cuerdas, sacando carcajadas con las tonterías y sin sentidos que la obra expone a cada rato.



La segunda fuerte de humor es directamente en las relaciones interpersonales. Conforme va adquiriendo personajes y se va complicando, la relaciones se van tornando complejas y la sociedad japonesa comienza a imponerse sobre la base de la obra. De esta forma Eri Sawachika va encontrándole el gusto a Kenji Harima, porque a pesar de haber comenzado con el pie izquierdo ella se siente atraída por su físico y su bondad inherente (dado que ella siempre da la apariencia de conservar el control sobre si misma). En cambio, Yakumo Kenji inician una relación comercial que no ha dado el paso a una romántica, pero aún así ella sabe perfectamente que el dibujante manga está enamorado de su hermana y en cambio Tenma piensa que ambos están saliendo. Conforme los rumores y los estratos se combinan con todos los personajes de la escuela, Tenma Kenji comienzan a ganar amigos y conocidos, lo que debilita la figura de Karasuma cuyo silencio y desaparición se vuelve cada vez más evidente hasta el final.



La tercera característica de School Rumble es el total surrealismo. Hay que admitirlo en cuanto uno mira el primer capítulo y es algo que se preserva a lo largo del manga y el anime. Desde el hecho de que detrás de un tipo duro y desagradable como Kenji Harima (con el comportamiento de salvaje motociclista americano estereotipo de muchas otras obras) que oculta el corazón sensible de un mangaka, pasando por los poderes extrasensoriales de Yakumo el misterio que ronda en torno de Karasuma; todo en esta serie nos indica que nada es lo que parece. Si uno admite esto puede gozar con carcaradas hilarantes de cada ocurrencia que el autor expone. Extraterrestres, mangakas exitosos, poderes extrasensoriales, muchachas que aspiran a ser luchadoras libres en el futuro, un puñado de alumnos de intercambio extranjeros (incluyendo a Harry McKenzie que suena como Harima Kenji); la locura de esta serie no tiene ningún límite (al igual que su hilaridad).


Como obra, School Rumble es un manifiesto del porque el anime y el manga de nuestra actualidad se basa en situaciones del colegio. El público meta de los autores siempre son los jóvenes adolescente que consumen este producto, por lo tanto al espectador hay que darle lo que quiere. Pero a pesar de que no se ve el punto de vista de adultos en la historia, tanto en expresión como en comportamiento uno puede notar en la obra los diferentes estratos sociales de los personajes. En poco más de seis meses (de primavera a otoño de ese año), los personajes ya veteranos se relacionan con alumnos de cursos inferiores. Por sociedad los personajes de la edad de Yakumo conservan un respeto hacia los estudiantes superiores, lo que pone a la pobre niña en problemas con su "enamorado". Con personajes bien definidos y buenas situaciones, lo que le ha hace falta más a esta obra es tiempo para desarrollar a cada uno de ellos. Por esto es que las siguientes temporadas ayudarán a profundizar las relaciones y a resolver el misterio de ¿cómo terminará este enredo escolar? Mientras tanto disfrutemos de la estupidez y la torpeza de estos estudiantes, conforme avanzan para crecer y desarrollarse como adultos. Salud!


viernes, marzo 06, 2015

viernes, marzo 06, 2015

¿Quién es Yuu Watase? Amor, sci-fi y lo oculto.

¿Quién diantres es Yuu Watase?



¿Qué es lo que conozco yo de Yuu Watase? Bueno, hasta hace poco menos de un año nada. A pesar de haber bajado y visto un episodio de Fushigi Yugi, de bajar la que había sido su opera prima hasta la década pasada; la autora no me había hecho click en mi vida. Hasta que mi entrada a Stratos no Fansub me hizo volver sobre el trabajo de esta autora. Y estamos hablando de una autora manga de grandes ventas en Japón, con tres series sumamente exitosas en su carrera. ¿Cómo es que una autora de este calibre puede pasar desapercibida en occidente? Porque ella introdujo la fantasía histórica y el harem inverso en sus historias (mucho antes de series como Inu Yasha o The Ambition of Oda Nobuna), pero apuesto que si lee mis palabras ni idea de quién es ella. Tuve ese mismo problema hasta que enfrente a su éxito más reciente, no sabía quien diablos era. ¡Suprema ignorancia, sublime bendición!


Biografía

Vamos a comenzar en orden. Yuu Watase nace 5 de marzo de 1970 en Kishiwada, Prefectura de Osaka. A diferencia de muchos mangakas, ella se graduó de la Diseño Gráfico de la Universidad de Diseño de Osaka. En 1988 ella ganó el premio como Mejor Novato del Año en el 23° Certamen de la Shogakukan con su manga debut "Ojama en Piyamas". A partir de ese momento comienza una relación exitosa de publicación con la revista Flower Comics de la Shogakukan, donde vieron luces sus series más exitosas hasta entonces. Series tales como Fushigi Yugi (un romance histórico de una mujer con numerosos pretendientes) y Ayashi no Ceres (un romance trágico sobrenatural entre la encarnación de una diosa, su hermano envidioso y su misterioso salvador) fueron sólidos éxitos de venta durante la duración de su relación con esta editorial.

Debido a una decisión estratégica (baja en ventas), ella se traslada a la revista Weekly Shonen Sunday (que irónicamente sale a la venta los miércoles) con una serie que no es natural para ella, en el género shonen. Arata Kangatari, la historia de dos Aratas que se intercambian en realidades alternas, sale a la venta a partir del 2008 y continúa hasta la fecha (con relativo éxito).


Temáticas

Uno de los grandes temas que trata en sus obras es la relación entre el mundo sobrenatural y la realidad. En su obra Yuu Watase no sólo impone el mundo sobrenatural como algo natural del motor de la realidad (inclusive en el Japón industrializado del siglo XX/XXI); sino que además la tecnología hace lo posible por mantenerse a la par con este mundo paralelo. Técnicas como clonación, ingeniería genética, inseminación in-vitro se combinan con posesión espiritual, poderes especiales y habilidades extrasensoriales. Además de esto, en sus historias el amor no nace a primera vista, sino que se va desarrollando en el tiempo entre las parejas. Los que reciben la dicha del amor lo ven florecer a través de sus muchas tribulaciones. Otro elemento importante de sus obras es que el antagonista de sus historias generalmente no es un villano del todo malo, sino que el poder que ha conseguido ha torcido su naturaleza para transformarlo en un ser al cual uno odia con todo el corazón. Esta clase de elementos es lo que le da una gran profundidad a su obra, aunque a veces se pasa de dramática.

¿Por qué desconocía a esta artista?

El gran problema que ha enfrenado Yuu Watase en sus 45 años de vida es (si se puede captar la ironía) que no ha tenido suerte con sus series animadas. Fushigi Yugi ha sido su obra más exitosa en su momento (fue abandonada a medio camino). Por su parte Arata Kagatari fue un fracaso (mal animada y con arreglos en la trama que la pervirtieron). La única obra que se conservó intacta en su mayor parte fue Ayashi no Ceres. Esto ha evitado que su obra haya trascendido a occidente, por lo que para el aficionado promedio ella es una "ilustre desconocida". Tal vez algún día su trabajo pueda causar impacto en occidente, pero hasta ese día ella tendrá que seguir su abnegada labor en el Japón de su corazón, cuna de la mayoría de su fantasía sobrenatural.


Biografía

Para la revista Watase Yuu Flower Comics

Fushigi Yûgi The Mysterious Play – 18 vol.
Fushigi Yûgi Genbu Kaiden – 12 Vols.
Fushigi Yûgi Byakko Ibun – En Planes (2015).
Shishunki Miman Okotowari – 3 Vols.
Zoku Shishunki Miman Okotowari – 3 Vols.
Shishunki Miman Okotowari Kanketsu Hen – 1 Vol.
Epotoransu! Mai – 2 Vols.
Ayashi no Ceres (Ceres, Celestial Legend) – 14 Vols.
Appare Jipangu! – 3 Vols.
Imadoki! – 5 Vols.
Alice 19th – 7 Vols.
Zettai Kareshi (Absolute Boyfriend) – 6 Vols.
Sakura Gari – 3 Vols.


Para la Shōnen Sunday Comics

Arata Kangatari (Arata: The Legend) – 22 Vols.

lunes, marzo 02, 2015

lunes, marzo 02, 2015

[Reseña_Anime] Todos somos patéticos en la Mansión Kawai.


Todo principio tiene su final...

Mi etapa en Stratos no Fansub fue una corta pero feliz. En menos de un año sacamos numerosas series, a pesar de que nos metimos con más de lo que debíamos tomar. Lamentablemente, para principios del año 2014 las cosas comenzaban a tomar un matiz que iba ir para peor. Victor Otaku es alguien que como todos debe ganarse la vida de alguna forma para sobrevivir. Eventualmente él se fue desligando de las labores del fansub, y como yo había sido convocado por su persona; a su salida no me sentí cómodo con la situación de retraso y retórica sin acción, así como la forma en que salió mi amigo. Luego de reflexionarlo, decidí salir del grupo y desligarme para siempre de una afición en la que puse mucho esfuerzo pero no conseguí nada salvo las críticas de numerosos perfeccionistas y otras pirañas que desean siempre el fracaso de los demás más que buscar el éxito propio.

Para se momento yo presentía que las cosas se iban a poner difíciles. Atado a una serie eterna (que probablemente jamás termine) y ante una severa presión (Victor movía sus fichas para tratar de ganar sus series favoritas y descubría que sin apoyo ni coordinación se puede hacer mucho avance); me vi enfrentado a escoger una nueva serie para la primavera del 2014. Luego de analizar las probabilidades, me decidí por la adaptación de un manga bastante reciente (equivalente a una serie corta de 13 episodios). Por esto, de la mano de Ruri Miyahara, bajo la dirección de Shingeyuki Miwa y el apoyo en guión de Takeshi Konuta, del estudio Brain's Base nos llega Boku wa Minna Kawaisou. Emitida a partir del 4 de abril por la cadena TBS, fue un delicioso reflejo de la vida diaria. Porque esta frase es de doble sentido. Por un lado quiere decir "Todos somos del Dormitorio Kawai", pero también quiere decir "Todos somos patéticos".

Inicio! Spoilers!



Después de una desastrosa etapa en la preparatoria, Usa Kazunari desea comenzar de nuevo en su nueva escuela. Pero en su primera visita a la biblioteca él conoce a una frágil y femenina muchacha de la cual se enamora perdidamente. Luego de una aventura con un pervertido sexual que acosa un jardín de niños, llega al complejo de apartamentos Kawaii, donde la administradora Sumiko le presenta a los inquilinos; Shirosaki (el pervertido que conoció al principio) y Ritsu Kawai (la chiquilla que conoce en la biblioteca). Uno de los inquilinos está fuera de la ciudad, así que ella les pide que busquen al que hace falta ya que llega tarde. En las escaleras frente al muelle Usa se tropieza con Mayumi Nishikino (borracha empedernida, mala para escoger novios y tetona), que es la última de las integrantes del complejo a la que debe conocer por ahora.

Ojo! Spoilers!


Durante los siguientes días los habitantes del complejo van conociendo sus fortalezas y debilidades. Cuando se integra Sayaka Watanabe (una preciosa estudiante de universidad con una capacidad para intrigar y un deseo desmedido por Mayumi) se completan los habitantes del complejo. Durante los siguientes meses todos se conocen gracias a actividades de equipo (una guerra con pistolas de agua), la defensa en contra de un pervertido que ataca el barrio (que es detenido de una forma realmente cómica), los constantes filtreos de Sayaka sobre Mayumi (a la que acorrala en una ocasión para robarle un beso) y la perversión de Shiro (el cual sólo vive para ser lastimado y humillado constantemente). Pero conforme pasan los días Usa se frustra cada vez más, porque su relación con Kawai no va a ningún lugar. Demasiado tímido para aproximarse, él desfallece ante su indiferencia y se conforma con sólo acompañarla de regreso a casa.

Ojo! Spoilers!


Conforme se acerca el verano, Shirosaki debe enfrentar por primera vez a una mujer enamorada, Chinatsu, (una chiquilla de preescolar) a la que conoce cuando le devuelve su cartera. Ella le declara su amor, pero en realidad es una excusa para evitar a sus amigas a las cuales ha lastimado. Luego de una confesión sentida entre todas las mujeres de la Mansión, Chinatsu adquiere el valor para disculparse con sus amigas y junto con Shiro construyen una máquina Golberg para hacer fideos que entretiene a todos en el complejo.

Ojo! Spoilers!


Llega el verano; Usa y compañía van a visitar el local de una amiga de Sumiko. Pero esta amiga tiene un problema, no puede controlar a los empleados a su cargo. Ambas mujeres quedan deleitadas con la precisión y control de Usa para cada una de las personalidades de la mansión por lo que le piden que se encargue de ese trabajo de verano. Este acepta a regañadientes (y con algo de convencimiento de Kawai que gusta del cosplay de época), pero en sus primeros días de trabajo unos amigos del colegio llegan con una belleza que resulta ser su vieja compañera Hayashi. En el pasado ella molestaba constantemente a Usa con visiones de fantasmas, pero para evitar ser descubierta ella traslada su culpa sobre él. Entre las constantes burlas es Kawai la que sale a defenderlo, así como las demás mujeres de la mansión. Usa sobrevive a ese día de trabajo y se convierte en un miembro asiduo de local durante el verano.

Ojo! Spoilers!


A pesar de este avance en su relación, durante el verano Usa no puede hacer nada más. Aunque Sumiko desea que él se acerque a su sobrina nieta, a pesar de que Usa comienza a leer todo lo que Kawai le ofrece y de que ambos se van acercando, la relación no va a ningún lugar. Las cosas empeora cuando la misma Hayashi llega al local a disculparse con Usa. Kawai se frustra al ver que Usa es demasiado bueno y no le guarda rencor a la gente. Una cacería de una alimaña acerca a los muchachos pero al día siguiente se vuelven a alejar (gracias a Mayumi). La relación pasa por momentos ambivalentes mientras el muchacho se desespera por entender como acercarse a su amor.

Ojo! Spoilers!


La visita de una ex-compañera de Sayaka (que expone que esta es especialista en maquillaje y que su rostro natural es horrible) y el acercamiento entre Kawaii con una compañera abre la distancia entre Usa y Kawai, que empeora cuando ella es invitada (en contra de su voluntad) a una fiesta de jóvenes haciéndola pasar por una reunión de lectores. Kawai reacciona muy mal ante el engaño y se retira furiosa, pero eso la aísla más de los compañeros de colegio. Durante la celebración del final del verano Kawai por accidente consume un licor fuerte y entre los humos de la ebriedad le dice todas las verdades a todos los habitantes de la mansión. Las muchachas aprovechan para humillar a Usa (buscar revistas sucias en su cuarto) pero allí es cuando la joven descubre el esfuerzo que el muchacho ha llevado a cabo para poder leer todo lo que ofrece. Luego de darle recomendaciones para comprender la lectura, ambos intercambian números de teléfono y con ello dar a entender el inicio de su relación.

Fin! Spoilers!


¿En realidad somos así de patéticos?

Esta serie basada en el manga del mismo nombre resultó ser todo lo que esperaba; corta, divertida, irreverente y bastante despreocupada. Sin llegar a caer en el cliché del harem, Usa tiene a su disposición el amor y odio de tres mujeres de temperamentos completamente diferentes; todas mucho mayores que él. De esta forma, mientras Sayaka lo ve como un instrumento más de sus juegos, Mayumi lo considera un estúpido chiquillo de secundaria que no tiene nada que ver con ella (aunque siente un gran cariño). Pero el corazón de Usa pertenece completamente a Ritsu Kawai, un año mayor que él y completamente despistada de lo que siente. La incapacidad de ambos de poner en claro sus sentimientos provoca la mayoría de las situaciones hilarantes; que junto con el masoquista Shirosaki provoca toda clase de carcajadas. Las ocurrencias de estos cinco locos (que recuerdan mucho lo propuesto en Friends) son el motor de toda la serie y los desastres que envuelven sus vidas son nuestra diversión.

Mayumi es una mujer que se respeta. Esta por encima de todo.
Aún así, el anime intenta con una gran animación (las partes mal animadas se hacen con propósitos de trama), con una paleta de colores que imita magistralmente el manga y una gran puesta en escena para exponer tanto la comedia como el drama de la serie, cuando lo intenta es donde fracasa de forma estrepitosa. Con un manga configurado como una secuencia de situaciones (cada episodio se divide en tres segmentos independientes que tienen relación entre si porque ocurren en la casa), estos exploran la mala suerte de Usa mientras intenta huir de su pasado y expresar sus sentimientos. Este punto dramático es donde a veces la obra tropieza, porque al buscar este tipo de trabajo uno intenta divertirse y las situaciones de vida diaria no son todas graciosas. Sin embargo, el punto de giro antes del desenlace muchas veces sobrepasa las expectativas del espectador (originando las carcajadas). Por lo tanto, estoy contento con el final (inconcluso) de la serie, porque la vida no termina sólo porque un anime o un manga termine. La vida continúa, incluso para los habitantes de esta graciosa hostería, donde la vida de todo hombre peligra cuando intenta entrar al área femenina (aunque sea por accidente) y todos los habitantes reconocen para si mismos que su vida no va a ningún lugar. Que mejor reflejo de eso es para los que no estamos contentos con lo que hemos conseguido. Porque hay que admitirlo, que gusto daría ser patético en la Mansión Kawai.