Breaking

Mostrando las entradas con la etiqueta Obra Literaria. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Obra Literaria. Mostrar todas las entradas

lunes, agosto 04, 2014

lunes, agosto 04, 2014

El informe Luczak. El Despertar de Gleeth (1/4)

“Y entonces, cuando embargado por el asco, Tsukuyomi no Mitoko asesinó a Uke Mochi;
Amaterasu no Mitoko, su hermana y esposa, lo tildo de dios malvado y lo hecho de su lado.
Desde ese día, el Sol y la Luna, el día y la noche jamás comparten el mismo cielo”.

El informe Luczak

[Inicio] [Capítulo siguiente: La Famélica Bestia de la Noche ]

Brockton, Condado de Worcester, 25 de mayo de 1895.

Sr.          Tadeo Gilowska
Comisión de Asuntos Ocultos
Cámara Baja de la República Federal

Estimado señor:

Por este medio le comunico los terribles sucesos acontecidos durante los primeros días del mes en curso, los cuales han puesto a la comunidad y a la región de Middlesex en una situación traumática, próxima al desorden civil. Como investigador y como miembro de la cámara jamás había esperado semejantes horrores, por lo que mi relato a continuación podrá parecer increíble.

Según el testimonio de los vecinos, el crimen y la delincuencia han aumentado. Aparte de los robos y actos de vandalismo, en los últimos meses los secuestros y las desapariciones han escalado. Pero lo que produce más desazón a las nobles y honradas personas eran los rumores de los rituales que se llevan a cabo en los pantanos de los alrededores. Estas noticias llegaron de boca de los cazadores y forrajeros, con relatos extraordinarios de demoniacos cantos guturales, que combinado con el hallazgo de restos humanos entre la turba confirmaron nuestros peores temores.

La gota que derramó el vaso fue el secuestro de cuatro jovencitas que daban un paseo dominical por los alrededores de Brockton. Entre ellas se encontraba Annamarie Deveraux, la hija menor de Margaretta Deveraux, viuda del infame general separatista Christian Pettersen; así como su niñera y sus amigas. Todo ocurrió a pleno día, ante la vista de los habitantes, que no hicieron nada para detener a los transgresores, los cuales montaron a sus víctimas en un vehículo y se internaron en el pantano.

El juez de paz Marcus Thompson reunió a un grupo de hombres para seguir a los criminales. Yo acompañé a este grupo de valientes sin saber los horrores que nos esperaban. A pesar de la experta guía de los cazadores el recorrido por las cenagosas aguas de ese pútrido pantano nos llevó buena parte de la tarde. Con el caer de la noche, el ímpetu del joven Stephen Thompson, el hijo del juez, se sobrepuso a nuestro deseo de descansar y nos mantuvo con sus arengas tras la pista de los malhechores. Era tarde cuando encontramos las ruinas de un templo en medio de la nada, que se encontraba adornado de la manera más grotesca. Con altares elaborados de huesos humanos, ídolos que representaban aberraciones infernales y teñidas de sangre estremecieron el corazón de todos.

Imagen promocional de La Montaña del Dios Cannibal, de Sam Peffer.
Guiados por los cánticos nos adentramos en las ruinas, donde medio centenar de criaturas, porque no existe forma de que pertenezcan al género humano, danzaba y cantaban en un idioma desconocido que se adentró en nuestros pechos. El cazador nos comentó con temor que su deidad los protegía gracias a esta ceremonia. Mientras observábamos con horror la ceremonia, pude notar los cadáveres mutilados de las personas que habían secuestrado colgando en jaulas. A pesar de mi experiencia como forense, jamás había presenciado semejante escena. También pude ver a la joven niñera, que continuaba con vida, atada a una piedra de sacrificio, donde el chaman marcaba su cuerpo con un cuchillo de obsidiana, dispuesto a concluir su macabra obra.

El joven Thompson fue el primero que disparó su rifle y cargó en contra de las criaturas. Aunque éramos menos en número, teníamos el elemento sorpresa porque ellos no esperaban que llegáramos a su guarida. La batalla sólo duro unos minutos, tras los cuales quince cultistas yacían muertos o heridos, los demás huyeron o se rindieron ante nuestras armas. Fue entonces cuando Thompson me llamó al altar, para que revisara a la niñera. Pesé que había llegado tarde, porque tenía una herida desde su costado izquierdo hasta su corazón. Pero cuando estuve cerca noté que respiraba. Descubrí con alivio que ella debe ser uno de esos extraños casos en que el corazón se desarrolla del lado derecho.

Mientras la atendía lo mejor que podía, el líder del culto exclamó unas palabras extrañas y señaló a una de las jaulas antes de morir. En su interior estaba Annemarie Deveraux, atada, con una herida en su brazo de la que brotaba una repugnante baba verde que por poco me hizo vomitar. Con la ayuda del joven Thompson llevamos a las víctimas a la carretera, la que alcanzamos al alba. Haciendo uso de su vehículo, el joven partió con ellas al hospital, mientras yo regresaba para levantar las pesquisas del caso y recopilar las pruebas correspondientes.

Los cultistas sobrevivientes fueron llevados a la comisaría de Brockton, donde descubrimos que más de la mitad no se encontraban en capacidad de enfrentar a un juicio. Ya sea por su origen mestizo o por su adicción a drogas alucinógenas, la mayoría había perdido la razón hacía mucho tiempo. Los pocos que todavía se encontraban cuerdos recibimos confesiones inesperadas. Ellos eran adoradores del Dios Ciego de la Luna. A pesar de los numerosos interrogatorios no nos fue posible conseguir más información.

Cuerpo de Jesse Washington, linchado por la población de Waco, Texas bajo sospecha de violación y asesinato. Mayo 15, 1916.
La noticia de que la joven niñera y la pequeña no sobrevivieron a sus heridas levantó a la población entera de Brockton que exigió la entrega de los malhechores. A pesar de la férrea oposición del juez Marcus, el comisario accedió a la petición y los cultistas fueron linchados en la plaza central. Ante sus cadáveres calcinados, advertencia inequívoca de que la comunidad jamás permitirá que esto vuelva a suceder, escribo este reporte. A su discreción envío embaladas las estatuillas rescatadas del horrible sitió donde se practico esta orgia de muerte, así como las transcripciones de los testimonios obtenidos de los interrogatorios. Considero que es de vital importancia analizar las figuras de esta criatura; ciega, sorda y con escamas, que representa a la Luna. Sé que la Comisión tiene acceso al original del Unaussprechlichen Kulten, por esto solicito que se investiguen las pruebas con más detalle.

Sospecho que la obra de este culto es sólo una pequeña parte de los males que han agobiado esta región desde el final de la guerra. Estas últimas víctimas han servido para que estas prácticas oscuras se den a conocer ante la gente civilizada y respetuosa de la ley. Por esto solicito que atienda esta misiva a la brevedad posible antes de que la situación salga de nuestro control.

Se despide de usted, un servidor.
          Dr. Dawid Luczak 
                      Forense de la Alcaldía de Brockton
                
[Inicio] [Capítulo siguiente: La Famélica Bestia de la Noche ]

martes, julio 29, 2014

martes, julio 29, 2014

[Patch 32 | Cap 1/12] El Accidente

Suecia 11/11/15

DÍA 0


En la mañana Laura se encontraba aún durmiendo en medio de su desordenada habitación, de repente su sueño fue interrumpido cuando la alarma sonó, Laura la apagó lentamente, aún medio dormida se sentó en el borde de la cama a pensar en la época difícil que se vendría pues ya se acercaban los exámenes, cualquiera que leyera sus pensamientos creería que estaba loca. Su madre entró a la habitación y abrió las cortinas haciendo que Laura se levantara algo cegada por los rayos del sol.


-Ah... Te he dicho que no me levantes tan temprano en la mañana, ya no soy una niña - dijo Laura un poco molesta y en tono de orgullo  característico de ella.

- Lo siento hija pero hoy es sábado y tienes el deber de asistir a la universidad, nunca te despiertas sola...- Dijo tranquilamente -¡mierda! hoy debo presentar las prácticas de laboratorio ¡debo alistarme para ir! -dijo apresurada para luego salir de la habitación y prepararse para ir a la universidad.

Tomó un baño rápido y bajo a la sala en donde su madre la esperaba para desayunar, al lado de esta estaba un joven alto que llevaba un pantalón y zapatos oscuros que combinaban perfectamente con su abrigo blanco, de complexión mediana, con cabello un poco largo y castaño, ojos oscuros y grandes que demostraron un gran brillo al ver a Laura, ese era Smith Olsson, su mejor amigo y probablemente el único. 

-Oh...buenos días hija, al parecer estás de mejor humor, te estaba esperando para desayunar- Dijo en tono amable  con  gesto de alegría que luego se vería interrumpido, pues la chica siguió su camino y salió de la casa ignorando las palabras de su madre y la presencia de su amigo, sin darse cuenta también dejó las llaves de la casa, Smith algo sorprendido salió apresurado detrás de Laura.

-Buenos días Laura- dijo alegre Smith aunque ella solo lo miró de reojo y siguió caminando, sin embargo, el actuar de Laura no desanimó a Smith y este siguió caminando junto a ella.

-¿Vas camino a la universidad?- dijo Smith observando atentamente a Laura.

-Eso no te importa- respondió Laura con un tono de voz algo alto y serio.

-¿Porque será así?- pensó suspirando el joven al oír la respuesta de Laura.

-¿Te acompaño? De todas maneras yo también voy camino hacia la universidad- dijo Smith, al parecer ya acostumbrado a decirlo.

Laura se detuvo y observó a Smith de manera fría.

-Supongo que puedes llevarme por esta vez...-  Smith,  sorprendentemente feliz, ayudó a Laura a subir a su auto, luego, rápidamente dio la vuelta al auto y se subió, encendió el auto y partieron a la universidad.
Mientras conducía Smith observaba ocasionalmente a Laura.

-Pensar que han pasado 13 años desde que nos conocimos ¿no te parece increíble?- exclamó Smith un poco nostálgico, sin embargo la chica mantuvo su mirada fija al panorama de la ciudad que observaba a través de la ventana del auto.

-Já, al parecer los cuentas, creí que habían pasado unos 2 años... Ya ni me acuerdo como nos conocimos.

- Respondió Laura tan desinteresada como siempre recostando su codo en la ventana.

-Ah sí, pues te refrescaré la memoria.

Laura y Smith se conocieron cuando tenían 7 años de edad, ese día Smith algo desanimado por un reciente regaño de su madre, salió de la casa llevando una pequeña mochila en donde llevaba algunos juguetes y crayones para dibujar, subió al auto junto a su padre y en silencio abrochó su cinturón.

-Smith, porque estas tan callado? Dijo el padre de Smith al ver su cara por el retrovisor del auto –
No es nada… Respondió Smith en tono bajo mientras dirigía su mirada hacia la ventana  -Es por el regaño de tu madre? Si es así entonces no te preocupes…que tal si pasamos por un regalo para ella cuando volvamos? – Dijo el padre de Smith sonriendo intentando animarlo, al escuchar las palabras de su padre Smith lo miro con un radiante brillo en sus ojos y respondió firmemente:
-¡sí!-

Luego de eso el padre de Smith encendió el auto y emprendieron el camino, Durante el viaje Smith estuvo asombrado observando la ciudad , pues, era la primera vez que salía de su casa para ir a un lugar que no fuera la escuela o el parque, de un momento a otro el auto se detuvo en frente de una gran empresa que tenía en lo más alto de su edificio el nombre de FairLaboratory, el padre de Smith aparcó el auto en un pequeño aparcamiento que había en frente de aquel edificio, luego se bajó y ayudó a bajar del auto a Smith, lo tomó de la mano y lo llevó a la gran puerta por la que se ingresaba al edificio, en dónde el guardia de seguridad los saludó amablemente.


-Buenos Días señor Olsson, oh…veo que hoy viene con su hijo ¿Cómo te llamas pequeño?-

Dijo el guardia de seguridad mientras revolvía un poco el cabello de Smith, el joven sorprendido respondió tímidamente:

-S-Smith…Smith Olsson –

-Bonito nombre joven Olsson, que tengas un buen día- Dijo el guardia amablemente, luego Smith y su padre siguieron caminando, al entrar Smith Observó Asombrado El lugar de lo grande que era.

-Increíble…- Dijo impresionado Smith mientras caminaba tomado de la mano de su padre

-Es más impresionante el lugar en donde trabaja tu padre- Dijo el padre de Smith con orgullo, se detuvieron en frente de la puerta del ascensor y el padre presionó el botón para llamarlo, luego subieron y el pequeño niño observó curioso como su padre presionaba el botón para subir al séptimo piso

-Padre, que hay en el lugar en donde trabajas? – Dijo Smith Curioso mientras en su cabeza pensaba en millones de locas respuestas, sin embargo, su padre disipó las dudas respondiendo: -Casi todo el piso está lleno de cubículos de oficina pero al fondo hay un laboratorio, ahí trabajo-

El ascensor se detuvo y al abrirse la puerta el Smith observó como el piso era tal como lo describió su padre, aún tomado de la mano de su padre, Smith caminò hasta que su padre se detuvo en frente de la puerta del laboratorio

-Smith, no puedes entrar al laboratorio, sòlo pueden entrar personas autorizadas por el jefe de la empresa- Dijo el padre de Smith mientras se agachaba poniéndose a la altura de Smith y mirándolo a los ojos, Smith a pesar de su corta edad entendió el hecho de que no podía entrar y suspiro decepcionado, miró a su padre a los ojos y respondió:

-Pensé que te ayudaría en el trabajo…
El padre de Smith sonrió aún mirando a Smith a los ojos, revolvió su cabello y señalo una habitación al lado del laboratorio

-Puedes entrar a jugar ahí y esperarme, es el cuarto de juegos de la hija del presidente de la empresa, pero no suele usarlo así que, te veré más tarde si?-

Smith hizo caso a su padre y se dirigió a lo que él esperaba fuera un cuarto de juegos, cuando entró a la habitación se sorprendió pues lucía prácticamente como una oficina de trabajo, simplemente con más color, había un rompecabezas en el suelo armado a la mitad, Smith no pudo contener su curiosidad  y lo empezó armar. Cuando estaba acabando Smith sintió una presencia atrás suyo y con temor se giró rápidamente para ver a una dulce niña pelirroja con unos lentes grandes y una ficha del rompecabezas en sus manos.

-¡Hola! Debes ser la hija del jefe de mi padre me llamo Smith ¿cómo es tu nombre? - emocionado preguntó Smith.

-Qué te importa, sal de mi cuarto de juegos -  respondió seria la pequeña niña.

-Oh ¡¿este es tu cuarto?! Entonces si debes ser la hija del jefe de mi padre - respondió el pequeño Smith ignorando la petición de la chica

-¿Quién eres? ¿Quién te dejo entrar? Pregunto la pequeña pelirroja suspirando

-Soy Smith, el hijo del señor Olsson, mi padre trabaja en el laboratorio del lado, me dijo que no podía entrar así que me trajo aquí.

-Bien no me importa, sal de aquí.

-Oh, ¡tienes la última ficha del rompecabezas! ¡Mira! Sólo falta esa - emocionado le exclamo Smith a la niña mientras sostenía el rompecabezas en frente de ella.

-¡¿Tú lo armaste?! Cómo es posible, toma, pongamos la última pieza – Dijo la pequeña chica intentando ocultar su evidente emoción al ver que alguien de la edad de ella lo había podido armar así que puso juntó con él la pieza faltante.

-Mi nombre es Laura…Laura Adler, no suelo ver muchos niños en esta empresa así que siempre estoy sola.

-Ya no estarás sola, estaré contigo siempre y cuando mi padre me traiga.

Contó Smith camino a la universidad, este también aprovecho el hecho de que Laura se girò al escucharlo e intento robarle un beso.

-¿Qué te pas- ¡Cuidado!- gritó Laura sorprendida y asustada al ver una camioneta del gobierno que iba a una gran velocidad y termino por chocarse de frente con ellos, el impacto provocó que el auto girara y terminara por estrellarse contra un supermercado. Después de un rato Laura despertó aún en el supermercado rodeada de personas  que la observaban preocupados, la chica se levantò sin contemplaciones  y preguntó:

-¡¿Dónde está Smith?!- dijo aún aturdida por el accidente.

-¿Te refieres al chico que venia contigo? Está por allá, está siendo atendido- respondió una persona de las que rodeaban a la Laura.

-¿Qué te pas- ¡Cuidado!-

Respondió una persona de las que rodeaban a  Laura. Sin pensarlo se acercó a Smith que se encontraba inconsciente en el suelo con una herida en su pierna izquierda hecha por la palanca de cambios, pues, al intentar cubrir a Laura del impacto resulto herido.

-¿Va a estar bien?- preguntó.

-Tranquila no te preocupes, estará bien-

Respondió uno de los paramédicos que estaba allí a Laura antes de dirigirse al hospital con ellos. Una vez en el hospital, un poco mas aliviada y después de haber sido atendida observó su reloj, el cual estaba algo deteriorado por el accidente, en ese momento notó que el accidente había retrasado su llegada a la universidad y que llegaría tarde para la práctica de laboratorio, salió rápidamente del hospital y se dirigió a la universidad, al llegar al laboratorio la esperaba allí su profesora.

-Buenas noches señorita Laura- dijo sarcásticamente

-Disculpe... Se me presentó un problema mientras venia hacia acá, es una larga historia- Dijo la chica mientras se acercaba a la profesora desajustando un poco el cuello de su camisa para mostrar la herida que tenía allí, sin embargo la profesora sólo lanzó un suspiro.

 -No me interesa, toma las llaves y termina tu experimento, déjalo en la repisa más alta- dijo seria

 -Gracias- Respondió Laura para luego ponerse en proceso de desarrollar su práctica  de laboratorio.

Consistía en extraer el ADN de dos ratones, un adulto y un feto, para alterar sus características genéticas. Así que Laura comenzó diligentemente a desarrollar su proyecto. Cuando estaba por terminar su proyecto, cometió un gran error que provocó un crecimiento de las infecciones en uno de los procesos de manejo del ADN, pero esta no lo notó y termino sin más problemas su trabajo, solo faltaba esperar los resultados, recordó que tenía que dejarlo sobre la repisa así que lo tomó y lo llevó hacia allí pero al intentar colocarlo la repisa se vino abajo junto con algunos experimentos genéticos avanzados, desarrollados por los científicos especialistas de la universidad, el error en el trabajo de Laura y la combinación con los otros experimentos salpico algunas gotas en la piel de esta, se preocupó bastante así que cerró la puerta, se lavó las manos y salió corriendo, tomó el auto bus a casa y al llegar golpeo la puerta como siempre, pero nadie abrió así que decidió abrir ella misma pero en la mañana había dejado las llaves. Llamó a su madre pero no contestaba, así que llamó a su padre y le contestó como siempre.

-Hola?...

-Papá ¿puedo ir a tu casa por hoy? Mamá no está-  dijo tímidamente.

-¿Por qué lo dices así? Claro qué puedes venir- Respondiendo emocionado.

-Te explico en casa- dijo preocupada, al ver su mano izquierda observó como uno de sus dedos se tornaba de color morado.

Conmocionada por lo que pasó tomó el metro para llegar a casa de su padre y decidió ocultar las extrañas reacciones provocadas por el accidente en el laboratorio y entró directamente al cuarto. Su padre, extrañado de que al llegar Laura no lo saludara se dirigió al cuarto de ella.

-Hija ¿estás bien?- Habló el padre de Laura mientras golpeaba la puerta.

-¡No entres papá! ¡Cosa de chicas! - gimió fingiendo lo que pasaba.

-Comprendo…- Dijo sonriendo incómodamente mientras se alejaba

Al tocar su dedo, Laura notó que se podía doblar a su antojo, en un principio la asustó bastante pero poco a poco le gustó la sensación, entro al baño y tomó un poco de agua, qué, al momento vomitó lo cual le pareció extraño, notó que extrañamente su vómito contenía sangre, poco después entró de nuevo al baño y orinó, pero no salieron más que unas simples gotas de sangre. Asustada, decidió intentar dormir pues creyó que solo era algo momentáneo.

Después de esa noche, su padre había dejado a una de las sirvientas aseando la habitación. Esta se cansó poco después y se acostó en el sofá ubicado al lado de la cama de Laura, mientras descansaba un poco llamó la atención de Margaret el hecho de que Laura se moviera entre sueños, en uno de esos movimientos que provocaban los sueños de Laura, Margaret pudo ver que un dedo De Laura se doblara extrañamente lo cual provocó que gritara y despertara a Laura, por supuesto que con la actitud de Laura eso no se iba quedar así, así que dándole un buen grito, escupió sin querer y parte de su saliva era sangre, las dos conmocionadas quedaron calladas hasta que Margaret  decidió romper el silencio.

-¿Estás bien? - preocupada preguntó.

-Em... Sí, claro... ¿Por qué lo dices? – Insinuó Laura, muy raro de ella.

-!¿estás bromeando?! ¡Escupiste sangre!- Respondió la sirvienta asustada.

-¡Es normal! Tomé una bebida energética anoche, tenía que estudiar y necesitaba cafeína en mi cuerpo...

-¿Ah sí? Entonces cómo explicas tu dedo ¡míralo! ¡Está más morado que el resto!-

-¡A ti qué te importa! ¡Sal de mi habitación! Tenía que ser una criada. – Exclamó Laura mientras echaba a Margaret de la habitación.

Laura decidió tomar un baño para meditar sobre lo que estaba pasando, miraba su dedo meñique una y otra vez, lo doblaba hasta que la piel no daba más, salió del baño para alistarse y de repente le dolió muchísimo el pecho, notó que en los senos tenia Quistes, los cuales se movían un poco, y cuando decidió  tocarlos perdió el conocimiento. Cuando despertó estaba acostada en el sofá principal de la mansión, se levantó y noto que Margaret la estaba cuidando, se asombró bastante creyendo que había notado lo que le pasaba.

-Gr...gracias - dijo Laura en tono bajo.

-Es mi deber señorita pero lo mejor será que vaya al centro médico del laboratorio de su padre- Dijo Margaret mientras volvía de nuevo a limpiar la mansión.

Más tarde ese mismo día, Laura tomó unos sedantes del botiquín de la mansión y con su libro de apuntes se dirigió a la empresa. Tomó el metro para llegar màs rápido y ademas de eso porque sí se iba caminando se mojaría por la lluvia, ya dentro del metro, su celular sonó.

-¿Hola? - Dijo Laura.

-Oh, me alegra que estés bien ¿dónde estás? - dijo Smith aliviado.

-Ah, eres tú, estoy en el me...metro - respondió Laura con un leve dolor en el pecho otra vez.

-¿Te ocurre algo? Suenas adolorida.

-No, simplemente está algo lleno el metro.

-¿En serio? Puedo notar cuando me mientes.- Dijo Smith bromeando

-¡Qué sí joder! - exclamó Laura colgando el teléfono.

En ese mismo instante volvió a sonar el teléfono, pero esta vez era otra persona

-¡¿Qué no entiendes que estoy bien?! - Gritó Laura.

-¿Amor? ¿Qué te pasa? - dijo una voz femenina.

-¿Mamá? Oh, perdona, ya sabes, acabé de recibir una llamada de Smith y  a veces  me saca de quicio... - Respondió Laura.

-Ah,  ya veo... ¿A qué horas estarás en casa?- Respondió curiosa la madre de Laura

- No sé mamá, hoy es domingo, tengo que trabajar hasta tarde en el supermercado, tal vez llegue a las 7:00 p.m.

-Qué bien, hoy tendremos visita, así que quiero que estés conmigo para la cena.

-¡¿Visita?! ¡¿Cena?!  ¿Quién irá...? – exclamó, aunque fue  interrumpida pues no logró  recibir señal al pasar debajo del puente de la estación.

Cuando se abrieron las puertas del metro Laura notó que su dedo ya estaba perfecto, sin ninguna anormalidad, aún así le preocupaba bastante.

Cuando llegó a la empresa la recibió el guardia que había estado trabajando ahí  hacía ya, más de 15 años, y con un leve suspiro nostálgico dejó pasar a Laura sin problema. Al subir al ascensor se encontró al señor Rubén, el padre de Smith.

-Oh, Laura ¿qué haces aquí? ¿Hoy no tenías que trabajar? Son las 9:00 a.m. - dijo el señor Olsson.

-Sí señor, pasaba por aquí para un tratamiento con mi doctor. - respondió Laura muy respetuosa.

-Oh, es verdad, ayer tuviste un accidente con mi hijo en el auto, no fue tan grave verdad? Saliste ilesa.

-En realidad si fue un poco grave…si salí ilesa Supongo que fue gracias a Smith.

-Laura... Él te quiere mucho, deberías darle otra oportunidad ¿no crees?

-Mis cosas con él están claras, lo que siento por él es... Oh este es mi piso, hasta luego señor Olsson - dijo salvada por las puertas del ascensor.

Cuando pasó por las oficinas todos los empleados le dieron los buenos días y ella no les dirigió ni una simple mirada.

Cuando llegó al consultorio encontró en una situación un tanto vergonzosa al doctor con una de las empleadas de servicio...

-¡Señorita Laura! No es lo que parece... - dijo empujando a la empleada.

-L-lo siento señorita Laura - dijo la empleada mientras se acomodaba la ropa y salía del consultorio.

-Qué asco me dan, sí no quieres trabajar dímelo y yo te consigo un puesto como bailarín en un club - dijo Laura muy sarcástica ante la situación.

-No volverá a pasar - dijo el Dr. Isaac.

-No importa, vengo para cosas más importantes, tengo un problema, verás - dijo Laura contándole todo lo sucedido anteriormente.

-Ok, déjame ver tu dedo... - Intentó doblarlo bruscamente pero el dedo no cedió.

-¡Doctor! ¡Me duele! - Gritó Laura.

-¿Estás segura de estar contándome la verdad? - preguntó.

-Nunca miento con cosas como esta.- Respondió seria

-De seguro... Bueno, pasa a la camilla y quítate la ropa.

Laura se desvistió y se recostó, aunque con algo de desconfianza por la situación de antes. El Dr. Isaac le tocó el estómago  y encontró algo muy extraño...

-Laura... ¿has comido últimamente?- Preguntó el doctor serio y alarmado

-Más de lo normal yo creería doctor... Ya sabes, la presión de la universidad...-

-Creo que te haré una radiografía abdominal, hay algo anormal con tu estómago.-

-¿Extraño? ¿Radiografía? - preguntó preocupada.

-Tranquila, puede ser un error mío, las mandare hacer para estar seguro, hay un 5% de probabilidades que tenga razón.- Dijo el doctor intentando tranquilizar a Laura.

El Dr. Isaac presionó el tórax de Laura provocando que vomitara sangre, impresionado decidió  hacer lo más rápido posible una radiografía de abdomen para comprobar sus dudas. Gracias a la desarrollada tecnología que poseía la empresa los resultados salieron casi que inmediatamente, al ver los resultados, el doctor pasó algo de saliva pues estaba negativamente sorprendido. Esta reacción provocó que el ambiente se tornara tenso.

-Laura, si es verdad lo que me dices es muy probable que esto sea grave, no he visto lo que te ha pasado en toda mi carrera así que te llamare lo más pronto posible cuando tenga las radiografías, ten cuidado y observa bien bajo que circunstancias estas cuando ocurren los síntomas.- Dijo el doctor mientras le recetaba algunos medicamentos que ayudarían a reducir el dolor en su pecho.

-Doctor, una última cosa ¿podríamos mantener esto entré nosotros? No quiero que se entere nadie, ni siquiera mis padres.-Dijo Laura con la mirada hacia el suelo antes de salir.

-No hay necesidad de que me lo digas, si tu mantienes mi secreto con la empleada yo mantendré firmemente el tuyo - dijo sonriendo el doctor mientras se despedía de Laura.

Laura se marchó hacia su trabajo, notó que ya no llovía y sacó su teléfono, llamó a Smith.

-Hola ¿sigues en cama? - dijo Laura.

-¡Hola! No es usual que llames... Aún estoy en cama pero simplemente me vendaran la pierna, no alcanzó a romperse, hoy me darán de alta -  Respondió Smith emocionado.

-Tengo algo que quiero contarte... - dijo Laura insinuando algo.

-Como quieras ¿te parece si me visitas mañana en las horas de la tarde?

-Ahí estaré.

Al llegar al supermercado Laura se puso el atuendo y empezó a trabajar, su jefe le asignó  la labor de organizar las bebidas refrigeradas, mientras llevaba un buena cantidad de botellas de agua una estalló pero para Laura eso era normal así que siguió caminando, de repente una de las botellas tocó uno de los quistes que tenía en el pecho haciendo que Laura dejara caer todo al suelo debido al dolor, su jefe conmocionado regaño a Laura.

-Joder, Laura, y yo que pensaba darte el empleado del mes, es la primera vez que te pasa algo así, recoge todo y veté - dijo su jefe decepcionado por la situación.

-Se...señor ¡no fue mi intención! Deme otra oportunidad, no volverá a pasar.

-Te descontaré el agua de tu sueldo, no te preoc... ¡¿Qué mierda?! ¡Sal de aquí y no vuelvas monstruo! - dijo con un gran temor después de notar uno de los quistes de Laura.

-Pero señor...

-¡No te me acerques! ¡Fuera de mi tienda!

-Sí señor, adio... - dijo mientras salía corriendo al ver que los quistes estaban llegando a su zona abdominal.

Ya eran las 5:30 y Laura llegaría un poco antes de lo acordado con su madre, cuando abrió la puerta de su casa encontró a su madre besándose con un tipo que no conocía así interrumpiendo la escena romántica...

-¡Mamá! ¿¡qué demonios haces?! - conmocionada preguntó Laura.

-¡Hija! Creí que llegarías un poco más tarde, mira, el es Joseph, estoy saliendo con él hace unos 4 meses - dijo Vanessa mientras presentaba a Joseph.

-Mucho gusto, me han contado mucho sobre ti - dijo Joseph estirando la mano para  saludar a Laura.

-¡¿Qué crees que haces?! No me toques, no tienes derecho a estar aquí - dijo Laura mientras se dirigía al su cuarto.

-Perdónala, no está acostumbrada a recibir visitas - Dijo Vanessa a Joseph mientras veían a Laura subir.
Laura se recostó en una esquina de su habitación, teniendo miles de recuerdos.

Durante la niñez de Laura, sus padres atravesaron un duro momento que finalmente llevó a su separación debido a que el señor Adler pasaba mucho tiempo en su trabajo, lo cual muchas veces produjo discusiones y peleas, este hecho preocupó al padre de Laura pues estaba perdiendo su cariño y pasaba poco tiempo con ella  así que, buscando cambiar este hecho, llevó a Laura consigo a la empresa cuando podía , con el tiempo Laura terminó por observar los experimentos realizados en la empresa y esto generó que tuviera un gran gusto por la ciencia.

Sus quistes ya habían desaparecido y sin ningún dolor decidió pensar la situación, se dio cuenta que no podía seguir así, su problema no se había encontrado en ningún otro paciente, así que investigó en internet, habían casos extremadamente raros, uno de ellos sería combustión espontánea, donde una persona común y corriente le brotaban quistes y de un momento a otro se comenzaba a quemar, de estos casos sólo se han registrado 750 en todo el mundo, los síntomas de Laura concordaban con los problemas vistos en internet, el que más se parecía sería este, pero Laura sabía que esto era mayor... Su madre entró al cuarto así interrumpiendo su búsqueda.

-Hija, entiendo como te sientes, mi padre se separó de mi madre y mi madre de mi, hay que aprender a superar los momentos difíciles, conocí a Jose...- dijo Vanessa interrumpida por Laura.

-¡Calla de una buena vez! No sabes que es difícil, no has tenido que vivir bajo la sombra de otros ¿qué no entiendes que prefiero estar sola? Los odio a ti y a mi padre, nunca me cuidaron como debían, siempre sola...- dijo Laura con tantas emociones que el ambiente se tornaba tan incómodo tanto para Laura como para Vanessa.

-Hija, no estás sola, nunca lo estarás, si tuviera que escoger entre mi vida y la tuya escogería la tuya, tu padre haría lo mismo, tienes 20 años, ya hay que superarlo, camina, tenemos que cenar, Joseph se ha ido- dijo Vanessa con una seriedad que nunca se había visto en ella.

Laura acompaño a Vanessa sin ninguna palabra, cenó y volvió a su cuarto, se acostó y durmió.

Laura se levantó a las 7:30 como usualmente lo hace, fue al trabajo y el nuevo empleado no la dejó pasar, Laura indignada recordó que Smith estaba en casa así que se dirigió a contarle lo sucedido, llego a la casa de Smith y golpeó.

-¿Laura? Oh hola, ya bajo y te abro - dijo Smith desde la ventana.

-¡Rápido! Me estoy congelando.

-Hola, pasa - dijo Smith abriendo la puerta.

-Me gustaría contarte algo, después de hacer las prácticas tuve un problema...

Continuará
Patch 32 es una novela de ciencia ficción, psicológico, seinen, futurista escrita por los jóvenes escritores colombianos Js Cerna y Charlie Brown.

martes, febrero 18, 2014

martes, febrero 18, 2014

[Cuento] Detective Joel

Era un domingo común, como todos los domingos mamá fue de compras pero en este día algo fuera de lo común pasó, mamá trajo una bolsa de caramelos para toda la familia.



Mamá guardo las compras prometiéndonos un caramelo al terminar de cenar, cerca de las tres de la tarde cuando mamá había terminado de acomodar con la ayuda de mi hermano menor Matías, de nuevo nos reunimos todos para ver la final del campeonato  un partido entre Alajuela y Heredia, que mantenía a la familia dividida en dos bandos, si bien es cierto no soy partidario del futbol es divertido pasar tiempo en familia entre risas y enojos tontos.

Termino el partido con un resultado favorable para los liguistas y papá festejó con todas las de la ley saliendo con sus amigos, mientras mamá y mi hermana mayor Andrea fueron a preparar la comida, yo me fui a leer y mi hermano se quedó jugando video juegos.

Al cabo de una hora más o menos mamá nos llamó a todos para cenar, esa noche preparo un sabroso banquete. Mamá preparo una ensalada con un aderezo avinagrado y un filete de pescado. A la mitad de la cena mi hermano accidentalmente se derramo encima el aderezo quedando completamente lleno de el sin embargo no se cambió.

Al terminar la cena mamá abrió la alacena y busco los caramelos, pero no estaban desarmo completamente la alacena que había tardado horas en ordenar y no encontró ni rastro de ellos, todos fuimos a la cama esa noche decepcionados y confundidos.

A la mañana siguiente al despertar corrí hacia la ducha para ganarle a mi hermano, aunque él siempre está bañándose cuando llego pero en esta ocasión fui yo el primero en entrar y lo más extraño fue que al salir de ella aún no había llegado.

Cuando estaba completamente listo para bajar, choque con él quien aun dormitando se disculpó y se fue dando tumbos por las paredes hasta llegar al baño, comportamiento extraño en mi hermano ya que nunca se había desvelado en 8 años de vida. Baje las escaleras y los espere abajo con su mochila lista debíamos de ir a la escuela mi hermana ya se había adelantado.
Matías tardo cerca de 30 minutos en bajar para ese entonces ya faltaba poco para que la microbús pasara por nosotros. Sin embargo él se devolvió a su habitación corriendo y bajo con un recipiente que introdujo rápidamente en su bulto iba a preguntarle que llevaba pero mi vos fue interrumpida por un claxon en la calle.

Llegados al colegio vimos a mi hermana desvanecerse en el portón que separaba la primaria de la secundaria, yo me dirigí a mi grupo la 4-2 y  mi hermano a la suya la 2-3 al cabo de una horas largas y aburridas llegue a la conclusión de buscar a mi hermana y preguntarle si sabía algo de los caramelos al fin ella estuvo con mamá preparando la cena así que en el recreo me dirigí a su salón fue difícil escapar de los profesores que nos vigilan para no pasarnos, sin embargo lo logre y llegue hasta el pabellón de décimos llegue a su salón tratando de pasar lo más desapercibido posible pero al llegar me encontré con el salón vacío y dentro de él solo dos sombras que reconocí por su voz Sofí y Yuli viejas amigas de mi hermana se conocían desde antes de que yo naciera y crecieron juntas como hermanas me acerque un poco para escuchar la conversación Sofí dijo

 –¿Quieres uno?
-Sí creo que es obvio.
- Toma pero salgamos a fuera aún es temprano como para quedarnos aquí.

Ambas salieron del salón sin notar mi presencia, logre escabullirme hasta donde estaban y encontré un envoltorio de caramelo logre alcanzarlo y recogerlo pero lo guarde de inmediato para emprender mi salida antes de ser descubierto, corrí y corrí y cuando al fin logre cruzar el portón encontré un lápiz con una marca que me parecía muy familiar lo guarde y regrese a mi salón.

Saque mi libreta de investigaciones y apunte las pistas y posibles sospechosos que tenía hasta el momento, sin embargo no pude llegar a ninguna conjetura tomando en cuenta que no sabía de donde provenía el caramelo y la única forma de comprobar si era de los nuestros era con el número de lote sin embargo sin caramelo alguno con cual compararlo podría ser cualquiera de los que se compran en la pulpería decepcionado preste atención a la clase el resto de la mañana.

A eso de las 3 de la tarde llegamos a casa fui el último en bajar debido a que iba distraído, así que cuando entre a casa mi hermana y mi hermano habían llegado a la sala escuché que discutían mi hermana fúrica dijo:

- Cómo se te ocurrió declarártele a Sofí apenas y eres un niño.
-Pero para el amor no hay edades además aceptó mis regalos.
-Lógico ella prácticamente se crió con nosotros, te ve como a un hermanito menor, pero al leer la carta que le escribiste se molestó mucho y dijo que hoy vendría a hablar contigo.
-¡No Andrea dile que no venga! (gimió asustado)
-Lo hecho hecho está.

Enseguida la escena se vio interrumpida por mamá que entro en la sala comiendo un dulce, lo deduje por las marcas de su boca el brillo pegajoso que solo un caramelo deja, ¿podría haber sido mamá la que robo los caramelos? Me vi interrumpido de mis pensamientos por mi hermana que me golpeo la espalda, refunfuñando.

-Joel me estorbas vamos a cambiarnos que vengo muerta de hambre.
-Lo siento Andrea.
-Dale apúrate de una vez y tú también Matías movete
.
Matías corrió subiendo las escaleras mientras yo intentaba no caer de los empujones que ambos me daban, al final fui el último en subir pero esto me permitió recolectar otra pista.

Ahí en la puerta de la habitación de mis padres atascado entre la alfombra encontré otro empaque de caramelo lo que avivo más mis sospechas contra mamá aunque no me parecía lógico mamá nunca ha sido egoísta con ninguno de nosotros, que la llevaría a hacerlo lo que me llevo a pensar cual otra persona además de mamá tiene libre acceso a la alacena y a la habitación.

¡Papá!, me respondí a mí mismo, claro él es una opción más viable todos sabemos que desde que dejo de fumar opto por comer caramelos cada vez que se siente tenso o estresado o simplemente le viene a la mente el deseo de fumar sale a comprar un caramelo, y para nadie en la familia es secreto que desde que se anunció el concurso para ascender a alguien en su trabajo ha estado bajo mucha presión.

Caída ya la tarde papá llego a casa agotado del trabajo se sentó a la mesa dejando su portafolio en el sofá, baje silenciosamente las gradas para revisar el portafolio, busque y busque pero no encontré nada ni una pista de caramelos ni siquiera un empaque vacío, por lo que decidí acercarme a la sala.

Papá comía rápidamente como normalmente lo hacía, hasta que mamá entro en escena y lo interrumpió diciéndole  –Toma amor, encontré esto en tu mesita de noche, y de mi lado había otro también.
Papá un poco sorprendido respondió – ¡un caramelo!



-¿Quién lo pondría ahí? creo que debemos hablar con nuestros hijos.
-Cuando termine de comer lo haremos.
-Mejor a la noche Sofí vendrá en un rato.

Deje de prestar atención a la conversación al final esta me dejo con una única sospechosa mi hermana, quien en ese momento estaba saliendo a recoger a Sofí, momento que aproveche para entrar en su cuarto a investigar busque milímetro por milímetro pero no encontré nada me concentre tanto que el tiempo pasó desapercibido, para mí solo un instante había pasado pero unos pasos alertaron la llegada de mi hermana dándome el tiempo justo para esconderme en su closet.
Entra mi hermana.

–Ya hable con él Sofí.
-Igual quiero explicarle las cosas yo misma.
- ¿Qué le dirás?
- Que es como mi hermano menor que lo siento si ha entendido mal mi amor.
¿Quieres un caramelo?
- Claro Sofí, de hecho olvide contarte lo que nos pasó ayer…

Mi hermana se vio interrumpida cuando mamá las llamo a ambas para que bajaran, mi hermana dejo la envoltura del caramelo sobre la cama y Sofí al salir cerró la puerta. ¡Uff que suerte! exclame al salir.

Tome rápidamente la envoltura y me dirigí a mi habitación, ya en mi habitación compare las tres envolturas que reuní en el transcurso del día y me topé con que las tres eran del mismo lote es decir del mismo empaque por lo tanto era muy difícil que por casualidades las envolturas salieran de lugares diferentes, además note un aroma familiar en ellas y no era el típico olor dulce de los caramelos más bien un aroma algo amargo, con una idea sencilla en la cabeza baje las gradas en busca de la ropa de mi hermano si tenía razón habría encontrado al culpable, llegue al cuarto de pilas y revolqué la ropa sucia encontré la camiseta de mi hermano y en ella la mancha que fue la pista que me llevo al final del caso con ambas pistas en mano me encamine a la sala. Ahí encontré a papá interrogando a mi hermana 

–Andrea quiero que seas muy sincera tu tomaste o sabes quién tomo los caramelos.
-¡No papá como crees!
- Te vimos comiendo uno hace poco.
- Sofí me lo regalo si quieres le preguntas.
- Y tú Matías que sabes de los caramelos.
-Papá no es justo, Joel no está aquí él también podría ser.
- No es eso lo que te pregunte además yo decido como interrogarlos a cada uno, ahora responde…
Interrumpí a papá.
-Papá no es necesario acá tengo las pruebas del  verdadero culpable y necesito que llames a Sofí para que entre a la sala.
-Sofí pasa por favor. Ahora si explícanos cómo es eso de que tienes pruebas del culpable.
-Si papá empecemos por plantearnos qué tal si los caramelos nunca llegaron a la alacena.
Mamá dijo – Imposible yo se los mostré a todos.
-Si mamá pero, ¿Tú los guardaste?
- Ahora que lo dices no lo tengo muy presente
- Volviendo al hilo de la historia recolecte estos empaques en tres diferentes lugares a tres horas diferentes del día sin embargo noten que todos comparten dos cosas en común el número de lote y el aroma avinagrado, ahora mamá y papá podrían regalarme los empaques de sus caramelos.

Hice una pausa mientras los comparaba.

-Como pueden ver estos también comparten el aroma y el número de lote ahora bien dos de estos empaques pertenecen a Sofí. Y como es imposible que ella les dejara uno a ustedes en su habitación porque siempre está bajo llave nos deja claro que alguien de la familia se los proporciono y ese fue mi hermano Matías, preguntaran como descarte a mi hermana Andrea sencillo el aroma que ustedes sienten en los empaques ¿no se les hace muy familiar? Y es porque ese es el mismo aroma que tiene el aderezo que cenamos anoche aderezo que Matías derramo en su camisa ayer por la noche.

Hice otra pausa para mostrarles la camiseta aún hedionda a vinagre.

-Matías nunca guardo los caramelos los escondió en su ropa por esa razón no se cambió hasta el final de la cena, y si se preguntan cómo llegaron a sus dormitorios sencillo el sintiéndose molesto por lo que hizo espero hasta la madrugada para dejarles un caramelo a cada uno de ustedes, eso explica el por qué hoy se levantó tarde y con tanto sueño.

Andrea me interrumpió.

-¿Pero como llegaron a manos de Sofí?
-Sencillo hoy por la mañana fui a buscarte pero solo encontré a Sofí y a Yuli que compartían caramelos en un principio sospeche de ti pero fue imposible relacionarte. Para cuando regrese al área de primaria encontré un lápiz con una marca muy familiar me costó identificarla por las marcas de dientes en él pero al cabo de analizarlo un rato vi que era un lápiz de Matías logre identificar la marca que papá les hace a nuestros útiles para que no los perdamos.

Ahora bien ¿estoy en lo correcto Sofí? Matías cruzo el portón en la mañana para llevarte los caramelos.

Sofí respondió.

-Es cierto pero yo no sabía nada de esto ni tampoco el contenido de la carta de haberlo sabido les habría dicho, Andrea no me dejara mentir.

Papá la interrumpió.

-Tranquila tú no estás en tela de dudas. Ahora bien Matías te preguntare de nuevo y espero que seas sincero ¿tú tomaste los caramelos?
-No papá lo juro además no tienen como demostrarlo.

Interrumpí de nuevo.

-Si tengo como saca las manos de tus bolsas.

Él mostró sus manos.

-Notas como están cubiertas de dulce al llegar aquí note que traías algo en tus bolsas, y cuando empecé a exponer el caso note que metiste ambas manos en los pantalones sé que acostumbras hacer eso para ocultar el sudor de tus manos pero teniendo caramelos dentro de ellos creo que  fue un gran error, además hace poco mientras le respondías a papá sé que notaste como se te pegaban las manos a la tela por eso no las descubriste para hablar con él.

¡Suficiente! Grito papá.
-Matías estás castigado un mes sin televisión y sin videojuegos. Uno no roba y mucho menos a su propia familia.

Matías pasó su mes castigado y regreso a la escuela algo resentido conmigo, parecía ser el final de mis aventuras como detective, pero por el contrario esta primer aventura solo fue un inicio.

domingo, noviembre 24, 2013

domingo, noviembre 24, 2013

Invasión. Un juicio de sangre.

Traigan al chico, alguien que derribe a un miembro del DFI1 tiene talento para la guerra”-

El fuego cesó y Tyler agotado se dejó caer sentía como su cuerpo cedía ante la presión empezó a ver borroso se sentía confundido había olvidado donde estaba su corazón latía muy rápido sabía que aquello que lo mantenía vivo lo estaba envenenando; pero como  huir como buscar tratamiento estando rodeado de soldados, confuso como se sentía, no sabía qué dirección tomar y viendo en este estado  a Tyler los soldados lo tomaron preso.

Allan que yacía en el suelo al lado de su madre cegado por la ira se incorporó y en un acto de desesperación derribo un soldado amigo quitándole su arma y arremetió contra Tyler. Pero fue inútil, su arma tenia seguro, los demás soldados sorprendidos de aquella proeza no sabían que hacer hasta que un hombre el general  Alejandro dijo- “traigan al chico, alguien que derribe a un miembro del DFI1 tiene talento para la guerra”-

El chico fue obligado a subir a la caravana junto con Tyler, y un resto del Owl mientras iban en la caravana Tyler sentía como su cuerpo desfallecía poco a poco, un médico que llego hasta él  se percató que tenía síntomas de envenenamiento por metales pesados una crisis sería, que podría matarlo en cualquier momento, decidido atravesó a los guardias y fue por tratamiento.

Mientras tanto en la nave central  Génesis corría por el puente con rumbo a la enfermería cientos de soldado con envenenamiento, pero ninguno de ellos Tyler su Tyler, -"Doctora"- grito Laura la jefe de enfermería -“doctora es imposible atender a tantos enfermos el sistema de purificación funciona de uno a la vez”- Génesis preocupada aun por la suerte de su amigo entra a una sala y saca una inyección -“Creo que deberíamos probar el prototipo del nano Q” -prosiguió a inyectarlo a un paciente pero el presidente del Gremio científico lo impidió- “Sabe usted que aún no ha sido probado si no funciona o funciona mal podría acabar con todos los nano s sometiendo a este hombre a la mortalidad y por sus graves heridas no sería bueno”- tomando al paciente corre hacia una habitación oscura con él la Dra. Génesis se somete a seguir las órdenes y tratar el envenenamiento de la forma antigua pero algo seguía molestando su mente porque de entre todos los heridos no estaba Tyler cual fue su misión porque no había llegado, donde estaría en ese momento pero una voz interrumpió su reflexión,- “Residentes les habla el Almirante Torres todos nuestros soldados volvieron con vida excepto el teniente Tyler Evans su ubicación después de ser derribado es desconocida pido disculpa a sus familiares a bordo por su perdida, se ha girado la orden de retirada hasta reorganizar la armada aquellos pacientes que fueron dados de alta preséntense en el puente y ciudadanía en general resguárdense en sus habitaciones hasta recibir órdenes”.-

 Un sentimiento de dolor e incapacidad desbordo en el corazón de Génesis quien se lanzó al suelo a llorar no podía creer lo que oía no sabía dónde estaba su amado y a la armada no le importaba Laura se arrodillo a consolarla conocía bien su dolor conocía también sus secretos -“Génesis tranquila sabes que si alguien puede sobrevivir días envenenado es Tyler recuerda que el en entrenamiento pasaba días envenenado y ni un segundo perdía la capacidad de salir adelante por su persistencia en la pruebas logro unirse a las fuerzas especiales con 3 años de carrera, y  lo estudiamos recuerda ahí se conocieron el único soldado “inmune” al veneno ten confianza estará vivo”-

Génesis aún con lágrimas en sus ojos dijo -“Pero nunca antes un soldado fue sometido a tanta presión de nanos lo viste tu misma lo graves que están estos hombres”- a lo que Laura respondió -“Tú lo has dicho estos hombre. Él  apenas y debe de empezar a sentir los síntomas sé que mi cuñado está bien y tu su enamorada deberías poder sentirlo también”.-

Aunque muy en lo profundo Laura también dudaba de que Tyler siguiera con vida.

Nota del autor: Primero que todo quería pedir disculpas por publicar meses después prometo que seré mas comprometido con las fechas de ahora en adelante, también quería platicarles de un proyecto que quise poner en practica desde este capitulo y era dibujar yo mismo las escenas importantes pero me retrase mas intentándolo hacer sin embargo no me daré por vencido y les prometo a los pocos lectores que tengo que para el final de esta serie de cuentos haré un recopilado estilo ebook con las escenas que prometí ademas de reeditar lo que he escrito hasta ahora para los que han leído los caps hasta este notaran que no he sido muy uniforme en el estilo de escribir y eso es porque no estoy muy acostumbrado a hacerlo y he intentado mejorar la calidad con cada cap al final son ustedes los que juzgaran mi material así que agradecería a cada lector que me dejara alguna sugerencia gracias y hasta la próxima semana.

miércoles, agosto 28, 2013

miércoles, agosto 28, 2013

Invasión, el infierno desciende



[Anterior: Una serie de cuentos llamada Invasión].

Un joven de al menos veinte años despierta en un camarote, enciende la luz, su tez refleja preocupación y dolor. La puerta se abre un hombre se asoma con cara seria: "Prepárate Tyler estamos a punto de atacar".

El joven se levanta es alto de tez blanca se preparo y salio al puente de la nave, todos los jóvenes soldados esperaban ordenes el joven se formo con su pelotón, pronto del centro del puente surgió una plataforma y en el centro podía verse un hombre pequeño entrado en años con un rostro frívolo y amargado cabello cano.

Todos silenciosamente observaban, hasta que el hombre interrumpido el silencio abrupta mente con vos fuerte "Señores hoy nos acercamos a nuestra meta de encontrar un nuevo hogar para la colonia, salimos con tristeza en los corazones de la tierra con esperanzas de encontrar un nuevo hogar hemos rodado por todo el universo sin suerte hasta que un mensaje de radio nos dio esperanza obtendremos este planeta a como de lugar lo haremos nuestro hogar se lo debemos a aquellos que se sacrificaron para salvarnos que se sacrificaron para enviar lo mejor de lo mejor a vivir" -una vos interrumpe desde atrás- "Qué derecho divino tenemos sobre ellos, que derecho tenemos de arrebatar les lo que dios les dio", la voz provino de una joven del gremio científico, la joven de piel morena cabello rizado ojos verdes, contextura delgada. Fue la única que se levanto y hablo-"Somos humanos aun ante todo debemos respetar la vida, mas de seres inteligentes como nosotros son seres con sentimientos y amor por la vida y en su mensaje dijo que seremos bienvenidos"

"No lo creo"-interrumpió el hombre-" Alguien del gremio científico hablando así y mencionando un dios, date cuenta que no nos darán asilo es fácil invitar pero nunca estarán de acuerdo en que nos quedemos, y es nuestra obligación sobrevivir por aquellos que se sacrificaron por nosotros".

"Sacrificaron, sacrificaron"-interrumpe un soldado en tono sarcástico-"Nosotros fuimos quienes voluntariamente nos ofrecimos a esta misión cuando el mundo caótico empezaba, y fuimos nosotros quienes tomamos la decisión de no regresar cuando nos enteramos del caós que había ocurrido, los abandonamos a su suerte dejando les soñar con esperanza de vida".

El hombre furibundo se levanto tomo su arma reglamentaria y pidió con señas que le acercaran aquel soldado, lo trajeron hasta él y le hicieron arrodillarse. "Nunca en mis años de servicio vi tal acto de traición, sírvase relevado de sus cargos, será juzgado por traición y en con los poderes que me fueron conferidos lo declaro culpable como castigo recibirá condena de muerte con efecto inmediato" -diciendo esto disparo en su cabeza y pidió que lo retiraran prosiguiendo con su discurso- "Atacaremos cuanto antes cada pelotón conoce su labor y no quiero escuchar mas basura moral somos supervivientes y debemos tomar lo que es nuestro".


Inmediatamente todo el poblado comenzó a moverse. Tyler buscó a la joven que hablo anteriormente "Dra. Génesis"-Grito para encontrarla- "Dra. me asusto por un momento no lograba encontrarla, sepa que estoy de acuerdo con usted pero por favor no hable mas al respecto no quiero perder a nadie mas en esta nave" se despidió de ella con un beso en la mejilla y se apresuro a ir su lugar respectivo.

Tyler iba reflexionando sobre lo pasado mientras ingresaba en su Owl [1], pronto se vio interrumpido en su reflexión cuando se le dieron ordenes "Tyler tu misión es simple debes tomar el sector Helios 1 para nosotros has arder esa ciudadela"-Tyler un tanto depresivo respondió- "Si señor".

Abandonando de esta forma la nave principal lanzándose hasta dicho sector en su Owl, al llegar ahi no encontró resistencia alguna. La tecnología superior le aseguraba la victoria, solamente un botón y todo se encendía, incluso el concreto se hacia cenizas ante tal poder. Veía madres llorando, hombres luchando contra el fuego,  otros se lanzaban en su contra siendo pulverizados de inmediato.

Ese terrible rayo acababa con todo no había forma que nada pasara, mas que muerte y destrucción, hasta que un hombre logró ponerse debajo de la nave y hábilmente coloco un explosivo. Saltando posteriormente dio la orden de activarlo, media ala derecha explotó y el Owl fue derribado pero al caer al suelo la gente se sorprendió ¡el avión, esa nave alien, estaba regenerándose como un ser humano!

Así comprendieron que estaban perdidos, que su libertad llegaría a su fin. Tyler elevó una vez mas el Owl para toparse con el rostro de un niño, pocos años menor que él, en la parte superior del pueblo. El junto a su amigo corrían hacia su pueblo sus hogares, pronto comprendió lo que había hecho y en ese momento fue nuevamente derribado por un avión del ejercito. Fue bombardeado de mil puntos distintos, cubierto por fuego el antes lo había hecho, no tenia miedo a la muerte, sabia que no podría hacerlo, pero su Owl fue convertido en cenizas y estando en el suelo cubierto de llamas vio a aquel niño caer frente a el y llorar mientras golpeaba el suelo junto a Tyler yacía la madre de aquel chico quien momentos antes el hubiese quemado con el acelerador en ese momento la humanidad gano un enemigo y perdió un soldado Tyler había muerto en ese momento y un nuevo soldado había nacido.

[Tercer capítulo Invasión, un juicio de sangre]
----

Nota del autor: Este es el segundo capitulo espero pronto compartir el tercero ahora lo que son definiciones como la del owl las dejare al final espero comentarios y recomendaciones.

Definiciones:

[1]: Durante el boom de viajes al espacio se creo una flotilla especializada en defensa llamados los palas que salían en defensa de los exploradores llamados Owl en honor al mochuelo de atenea al igual por su tecnología de absorción de luz
miércoles, agosto 28, 2013

Una serie de cuentos llamados Invasion

Una serie de cuentos llamados Invasion


Nos ubicamos en una habitación a media noche un joven de 14 años despierta de una terrible pesadilla de invasión alienigena, el joven exaltado no presta atención a esta y vuelve a dormir. A la mañana siguiente despierta y se prepara para ir al colegio como cualquier chico normal, al llegar se encuentra con su amigo de la infancia.

Chico-Alex buenos días no sabrás el loco sueño que tuve anoche.

Alex-Por ahora dejemos lo para mas tarde, no llegaremos a clases.

Ambos corren hasta entrar e clases y toman asiento.
La profesora entra con un manojo de libros y mapas.

Prof- Buenos días chicos hoy estudiaremos nuestro sistema solar.

La profesora coloca un mapa del sistema solar y empieza a preguntar.

Prof-  Nuestro sistema solar esta compuesto por 5 planetas a ver quien recuerda el nombre de los planetas.

Se levanta una joven hermosa de tez morena cabello rizado,

Joven- Maestra el primero es el khan el mas cercano al sol y caliente razón por la cual se llamo Khan nombre del dios de la guerra de la mitología antigua.

Joven- El segundo es Frine recibe su nombre de la diosa del amor y la lujuria en la mitología antigua.

Joven- El tercero es kongzi recibe su nombre del dios mitológico de la sabiduría y la ciencia y representa la quietud y la paz.

Joven- El cuarto es nuestro planeta el único que ostenta vida de hay su nombre vita que en la antigua mitología fue quien engendro a todos los dioses.

Joven- y el ultimo dead un planeta que llego a ostentar vida micro celular pero debido a su gran tamaño y órbita no fue capaz de mantenerla su nombre viene del dios de la mitología antigua de la muerte.

Prof- excelente Andrea como siempre la mas capaz ahora Allan háblame sobre los viajes al espacio.

Chico(allan)- en 1950 se realizo el primer viaje fue a dead y se realizo como experimento posteriormente se realizaron tres viajes mas de exploración y actualmente el proyecto de viajes esta en espera.

Prof- muy bien Alex Háblame sobre los proyecto de comunicación.

Alex- en el año 2006 llego una transición de radio de un planeta a 1200 años luz del nuestro debido a eso se comenzó con el proyecto de comunicación desde ese año hasta el día de hoy se han construido 13 antenas de alta recepción para captar los mensajes ademas se envió un mensaje de respuesta a dicho planeta con la esperanza que aun exista.

Prof- Muy bien chicos y con suerte aun existe y tendremos suerte que esa civilización exista aun.

Alex- Pero que pasan si vienen y no con ánimos de amistad.

Prof- Si llegaran acá deben ser una sociedad pacifica de lo contrario no tendrían tanta tecnología.
Suena la campana de salida, los jóvenes corren fuera y siguen hablando del tema.

Alex- Allan que pasaría si llegan con ánimos de conquistar no sabemos nada de su cultura.

Allan- Su mensaje es amistoso.

Alex-Pero fue enviado hace milenios cuanto ha cambiado.

Allan- no pienses en eso ni si quiera sabemos si existen, ¡ohhh! mira el nuevo numero de Namu.

Alex- No pienses en cómics.

Allan- Pero se resolverá el caso de los Miller.

Alex- Mira estamos al borde de uno de los caos mas grandes del planeta.

Pronto ambos se vieron sorprendidos por ver una explosión que desde su punto de vista era su barrio, sus hogares ardiendo en llamas y sin alguna explicación.

Nota del autor: Este es el primero de tal vez unos 8 capítulos no hay nada fijo y me inspire viendo algunos locomentales(porque no se les puede llamar documentales cuando se basan en puras conjeturas y testimonios poco creíbles) asi que me dije a mi mismo el blog que hice lo abandone y la verdad quizas alguien entre y no habra nada asi que decidi escribir esta miniserie de cuentos titulados Invasion espero que les guste y espero sus comentarios.