[Reseña Cine] Spider-Man Homecoming

Escrito por : Enrique Mozqueda | Fecha : martes, agosto 01, 2017 | Etiquetas :
Si hay un superhéroe que ha estado en boca de muchos porque pareciera que no saben muy bien que hacer con él, es Spider-Man. Empezando con la trilogía de Sam Raimi, que perdió el rumbo en la tercera; pasando por las entregas Amazing que buscaban abarcar una trama más compleja; ahora tenemos la tercera encarnación de este personaje tan querido. Con su propia película después de ver la luz en Captain America: Civil War. ¿Será que esta nueva encarnación del trepamuros se ganará un lugar o quedará en el olvido?


Ficha técnica
Nombre: Spider-Man Homecoming
Director: Jon Watts
Guionista: John Francis Daley, Jonathan Goldstein, Jon Watts, Christopher Ford, Chris McKenna y Erik Sommers
Productor: Kevin Feige y Amy Pascal
Música: Michael Glacchino
Productora: Columbia Pictures, Marvel Studios y Pascal Pictures
Distribuidor: Sony Pictures
Estreno: 6 de julio del 2017 en México y Colombia; 7 de julio del 2017 en Estados Unidos; y 28 de julio del 2017 en España


¿De qué trata Spider-Man Homecoming?


Después de ayudar a Iron Man durante el enfrentamiento contra el Capitán America, Peter Parker obtiene un nuevo traje y una meta personal: sorprender a Tony Stark para ser reclutado en los Vengadores. Para lograr ser tomado en cuenta buscará ayudar en todo problema que se le ponga en frente. Lo que no tiene en cuenta es que hay un sujeto que usa tecnología robada de las peleas para fabricar armas. Spider-Man intentará usar todo esto a su favor para demostrar de lo que es capaz, aunque puede ser demasiado para una persona.

Un Spider-Man que parece salirse del molde


Para empezar, se debe mencionar que las películas anteriores de Spider-Man se saltaban su época de adolescente, en Amazing Spider-Man nos muestran un poco, pero su actitud no lo demostraba del todo (se veía muy serio, aunque se puede entender la razón). En esta ocasión tenemos a un adolescente en toda la expresión de la palabra. Lo veremos siendo ansioso, torpe e impulsivo, a tal grado que piensa dejar la preparatoria para ser un héroe, sin embargo, logra mantener, hasta cierto punto, la esencia original del personaje, sobretodo al ayudar a cualquier persona en sus patrullajes. Para enfatizar su lado adolescente lo vemos buscando la aprobación de alguien de mayor autoridad, desconfiar de sus habilidades volviéndolo dependiente de su traje y haciendo que se de cuenta de su verdadero lugar como héroe. Es cierto que se podría considerar como el menos "Spider-Man" de los que hemos visto, no obstante, podemos empatizar con él de forma más cercana porque los problemas de adolescente por los que pasa pueden ser identificables al no ser un drama romántico.


En este caso también nos mostrarán a un superhéroe que es completamente nuevo con sus poderes y lo demostrará constantemente. Una cosa es mostrar el proceso de aprendizaje (como lo hicieron las primeras entregas de las anteriores sagas) y otra es mostrar como el héroe lo pone en práctica, los anteriores parecían que se convirtieron en expertos por practicar un día, se entiende porque se hace esto. Aquí su torpeza tiene consistencia con la imagen de adolescente que apenas se está acostumbrando, es capaz de hacer bastante sin tener un control total, aunque sigue siendo un novato. Lo veremos tropezar, golpearse, romper propiedad ajena, quedar en ridículo y hasta meter la pata en varias ocasiones por no tener dominadas sus habilidades y su inexperiencia al hacer las cosas, ejemplo de esto último fue cuando intentó interrogar a una persona, terminando en un momento de pena ajena. Parte del crecimiento dominando sus poderes lo veremos en la falta de su sentido arácnido, el director ya declaró que se está desarrollando, así que esperemos encontrarlo en alguna futura entrega. No estamos viendo a alguien que lo puede todo sino un superhéroe que apenas va comenzando y, posiblemente, veremos avanzar con el paso del tiempo. Esto va más allá de mostrarlo rompiendo cosas o golpeándose con un letrero, ahora pareciera que nos mostrarán un cambio visible en sus habilidades.

Uno de los aspectos que conserva para considerarlo el trepamuros es su habilidad innata de llegar tarde o no hacerlo. Por desgracia, este aspecto no es del todo retratado, aunque es fácil darse una idea con los pocos momentos que presentaron sigue siendo superficial. Para nada podríamos considerar que se pierde esta característica tan marcada, pero la relevancia de este problema disminuyó significativamente, es decir, su puntualidad realmente no le genera algo negativo y eso si es un problema. Otra cosa a mencionar -y agradezco a mi amigo Jezkova por hacerme notar esto en su reseña (si te gustan los cómics te invito a ver su canal)- es que la vida de Peter Parker es la definición de tragicomedia. Tenemos la comedia (aunque hablaremos de eso después), no obstante, en este caso en lugar de tragedia tenemos drama, perdiendo uno de los factores más característicos del arácnido, una lástima. Ciertamente varias cosas fueron dejadas de lado, algunas más relevantes que otras, sin embargo, lo que añadieron no es para tirarle piedras. Al ser una adaptación las diferencias son algo constante, hasta comprensibles y esta no es la excepción, solo que uno tiene que entender que las cosas no serán exactamente iguales, lo importarte es mantener la esencia y este Spider-Man lo logra aun con sus cambios.


Spider-Man Homecoming y sus decisiones polémicas


Lo que más causó polémica fue que en lugar de encontrar al tío Ben tenemos a Tony Stark como el guía y mentor. Es bastante cuestionable este cambio, pero entendible debido a que el tío Ben no encajaría en el contexto. ¿Por qué sucede esto? Ben Parker es el detonador para que Peter Parker decida como usará sus poderes siendo Spider-Man, sin embargo, esta no es una película sobre él poniendo en duda su responsabilidad, el tema de la película se enfoca en él encontrando su lugar para ayudar a su manera. Él ya sabe que tiene una responsabilidad, la cumple, ayuda hasta en el más mínimo detalle que puede (como se puede ver al principio de la película), la idea principal de Spider-Man (un gran poder conlleva una gran responsabilidad) ya está inculcada en el personaje (algo que se demostró desde Capitán America: Civil War). Es cierto, se sintió la falta, no obstante, Iron Man funciona como la figura que busca impresionar y hace un buen trabajo siendo su guía sin ocupar mucho tiempo en pantalla.

El siguiente párrafo es más una conjetura y se debe tomar como algo ajeno a la reseña, lo pongo porque la idea me parece interesante de compartir.

Iron Man funciona bien como guía pues estamos hablando de un hombre que sabe lo que vale sin su traje, como demostró en Avengers donde sin vacilar responde lo que es sin su armadura. Por eso este tipo de mentor encaja bien, porque Spider-Man se vuelve dependiente de su traje. Es un mentor que le enseña sobre valorar sus capacidades sin depender de algo externo creando un complemento perfecto para sus carencias -aunque personalmente siento que esto quedó de forma accidental y solo pusieron a Robert Downey Jr para seguir aprovechando su personaje, no obstante, sin importar las razones les funcionó usarlo, solo espero que haya sido intencional-.


Otra decisión cuestionable es sobre la elección del casting. Mientras que Tom Holland hace un buen trabajo, los otros entran en la moda de Marvel sobre la inclusión. Siendo sinceros, no importa si cambian los rasgos físicos de un personaje, es decir, no tiene relevancia si Flash Thompson es negro, asiático, ruso, mulato, mexicano, musulmán, árabe, etc siempre que siga siendo el abusador que le hace la vida imposible a Peter. Con esto en mente, podemos decir que Tony Revolori no es Flash Thompson o, siendo amables, es la peor versión de él. En lugar de ser el abusador que golpea constantemente y que puede molestar tanto a alguien a tal punto de causarle depresión, es un burlón sin gracia que tiene envidia en lugar de un fuerte conflicto de inseguridad, hasta parece que quisieron poner bullying políticamente correcto pues son raras las ocasiones donde siquiera lo toca. Es una decepción y una molestia constante de ver por ser un payaso en lugar de un temido bravucón.

Desgraciadamente, los secundarios igualmente quedaron mucho a deber a la película. Liz Allan (Laura Harrier) no muestra algo que la haga interesante, solo se presenta como el interés amoroso, para que al final sirva para enlazar los últimos acontecimientos. Por otro lado, tenemos a Ned (Jacob Batalon) amigo de Peter y el centro de la comedia para hacer la narrativa más amena o al menos eso se supone que hace. Varios de sus chistes no tienen gracia, muchas veces pasan sin pena ni gloria, es probable que moleste a muchos por su constante tiempo en pantalla para ser el gracioso de la película, es un intento de comedia que pudo salir mejor. De secundarios también encontramos a Michelle (Zendaya), quien por alguna razón tiene cierto enfoque en varias escenas y también intenta aportar comedia a base del sarcasmo, pero termina siendo una molesta adolescente sabelotodo cuyo enfoque en pantalla es solo para trolear a la audiencia al final (no se preocupen ya se confirmó que no es quien parece ser) convirtiéndola en una molestia peor que Ned.


Sorprendentemente el villano de esta entrega no es un payaso con cara de malo (aunque no es algo que debamos celebrar en primer lugar). Adrian Toomes/Vulture (Michael Keaton) es alguien que deja claro sus motivos desde el inicio de la película, pueden ser cuestionables, pero se aprecia un mayor esfuerzo para hacer a alguien más completo. Su presencia no genera risa ni pena ajena, se ve el respeto que tiene su gente hacia él y cuando se vuelve serio genera una atmósfera tensa que lo hacen ganarse un buen lugar entre los mejores del UCM (no es que el estándar sea alto en primer lugar). Es un villano que no se siente innecesario, incluso pareciera que da paso a algo más grande.

Algo diferente a lo acostumbrado


Spider-Man Homecoming es una película que se sale del molde en mucho de lo que es el personaje. Obviamente esto le parecerá negativo a muchas personas (sobretodo a quienes no entienden que conlleva una adaptación), pero no se puede negar el buen trabajo que hicieron con el arácnido -por más que les duela-. Este es un adolescente que si se siente como tal, tiene sus conflictos, su personalidad, al final aprende una lección sobre su lugar como superhéroe y que todavía le falta para aceptar una responsabilidad mayor -algo que espero no sea tirado por Infinity War-. Si vas con una mentalidad abierta (no para aceptar todo lo que te dan, sino para comprender que el personaje puede ser presentado de diferentes formas) podrás apreciar sus grandes aciertos en el manejo de Spider-Man y Peter Parker, sin embargo, si al mirarla todavía tienes en mente todos los aspectos del cómic y/o el logro que fue Spider-Man 2 del 2004, entonces no te sorprendas si encuentras problemas en cada escena.

Calificación:


google+

linkedin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail