[Reseña Anime] Kuragehime, los 15 minutos de Kana Hanazawa

Escrito por : Carlos Molina | Fecha : viernes, octubre 16, 2015 | Etiquetas :

¿Existe una medida para el éxito?

La respuesta a esta pregunta es una de las que cruza por la mente de muchas personas, de las cuales miles lo usan como su modo de vida (gurus de autoayuda que deberían usar sus consejos obvios para ayudarse a si mismos). Conforme avanza el “mes del horror” en Neoverso (con un problema indescifrable e indeducible que nos afecta) esta pregunta tiene más relevancia que nunca. ¿Cuál es la medida del éxito? ¿Cuál es el alcance que una decisión que ni siquiera tomarte puede tener para el resto de tu carrera? En el mundo ya establecido de la animación japonesa más de las veces sus involucrados pasan años ignorados (y lo siguen) hasta que encuentran el tiquete que los lanza a la exposición. Pero para Kana Hanazawa, el tiquete del éxito vino de una forma inusual que tuvo que ver con su decisión de educarse.


Kana ha estado en el mundo del seiyu desde su adolescencia, pero a diferencia de la mayoría que lo apuesta todo ella decidió que el tiquete del éxito estaba en la educación. Así que con esto presente, la empresa que maneja su cartera de actriz la puso en roles secundarios de series que requerían que ella participase esporádicamente. Uno de esos roles fue el protagónico para un anime basado en un manga popular para el mercado femenino, Kuragehime. La razón de esto (como todos esperaban) es que no duraría mucho (es uno de esos fenómenos que se lanzan con el material disponible y si continúa su popularidad se solicita más material al estilo Sister Princess o High School DxD). Lo que no imaginaría la jovencita es que ese se transformaría en su carta de presentación hasta el punto de proclamar que su protagonista es su personaje favorito. ¿Cómo no habría de serlo?


Ficha Técnica

Concepto: Akiko Higashimura
Director: Takahiro Omori
Studio: Brain's Base
Cadena: Fuji TV (horario Noitanima)
Emisión de Octubre a Diciembre 2010

Inicio! Spoilers!



Si quieres adentrarte en la trama de este animé, puedes entrar a mi artículo: [Spoilers] Kuragehime ¡Allí te cuento todo lo que acontece en este animé, léase con precaución!

Fin! Spoilers!

Las Amars estilizadas. De izquierda a derecha MayayaJijiTsukimi KurashitaChieko Banba.

Todas las mujeres son princesas, sólo que a algunas se les olvida...

Entre el chistoso caos y completo desorden que predomina en la obra se nota muy claramente la mano de una mujer; tanto en su historia, trazo como mensaje. Aunque cuenta la misma historia del Patito Feo que ha atormentado a nuestra sociedad durante siglos, Kuragehime no olvida su raíz y agrega su elemento personal como argumento que solidifica la trama. Porque al enamorar a los hermanos Koibuchi (Kuranosuke y Shu), inadvertidamente Tsukimi logra establecer un harem inverso y a la vez enfrentar el problema de aislamiento de la sociedad. Claro, en el proceso, su hada mágica (Kurako) es quien termina enamorándose de su vivacidad, su imaginación y su capacidad de innovación. Sin llegar a una relación, la obra explota los sentimientos de los jóvenes conforme avanzan en la vida con desafíos propios de su edad (son profesionales en busca del éxito y preocupados por su comunidad), algunos con ventajas significativas con respecto a otros.

Las Amars en todo su horror. De izquierda a derecha MayayaJijiTsukimi KurashitaChieko Banba.
Por otro lado, las Amaras (monjas) representan a un Japón que todavía existe en la actualidad, el del fracaso del milagro. Esto es algo que poco se percibe en Occidente, pero en palabras de las mismas mujeres ellas son hijas de gente exitosa que esperaba algo más de ellas pero que no las criaron para defenderse en los momentos de crisis. Incapaces de conseguir trabajos estables y amparadas todavía en el cobijo paterno, ellas representan el Japón actual desde un punto de vista otaku, uno donde la tasa de natalidad está por los suelos y su lugar de desarrollo ha sido ocupado por sus eterno rival, China. Por lo tanto, a la vista de este fracaso los problemas presentes en la obra (desarrollo urbano y corrupción sexual) son una comidilla de lo que los japoneses “de esas edades” deben enfrentar.



Siendo sinceros, Kuragehime no tuvo éxito durante su emisión, la serie en manga continúa pero no hay interés en continuar la serie en anime (sólo se ha hecho una live-action de ella). Pero no todo fue en vano, entre todo el talento de los seiyu (casi todos son de cuarenta años y veteranos de 20 años en la industria), fue Kana Hanazawa con veintiún años la que destacó de entre sus pares, lo que le valió el premio de Anime Grand Prix del 2010 como la mejor seiyu de ese año (un prestigioso galardón de popularidad estilo Teen Choice Awards de la revista Animage). Aunque todavía le faltaba un año para terminar su carrera el premio vino como un empujón que le permitió explotar su popularidad, lanzar su carrera como cantante y convertirse en una de las artistas vocales más solicitada del mercado. Tal como su homónima, el éxito le llegó a Kana a través de un evento fortuito ante una reacción que no esperaba. Así suelen suceder estas cosas. Sigh!

google+

linkedin

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail