[Reseña videojuego] Transistor, ¿los juegos indie pueden vencer a los juegos hipercomerciales?

Transistor, ¿los juegos indie pueden vencer a los juegos hipercomerciales?

Muchos videojuegos requieren de una gran empresa llena de gente, meses de trabajo (algunas veces hasta varios años) y grandes cantidades de dinero y aún con todo esto hay juegos que no terminan siendo lo que prometieron o ni siquiera son divertidos. Ante este problema están los juegos indie los cuales son desarrollados por un estudio independiente y que, mayormente, cumplen con su objetivo: ser divertidos. La siguiente reseña trata sobre un ejemplo de la calidad que pueden tener está clase de juegos: Transistor.

Ficha Técnica

Nombre: Transistor
Desarrollador: Supergiant Games
Plataforma: Playstation 4, Windows, Mac y Linux
Género: RPG de acción
Modo de juego: un solo jugador
Fecha de lanzamiento: 20 de Mayo del 2014 para PS4 y Windows, 30 de Octubre del 2014 para Mac y Linux

¿De qué trata?

El juego nos sitúa en la ciudad de Cloudbank donde controlaremos a una famosa cantante llamada Red, quien perdió su voz luego de un ataque perpetrado por un grupo de gente conocido como Camerata. Acompañada del arma que usaron en contra de ella, el TransistorRed inicia su travesía por encontrar a sus atacantes.

Gameplay

En nuestro camino para descubrir la verdad nos toparemos con unas criaturas llamadas Process quienes son usados por Camerata para atraparte y serán nuestro principal enemigo. Estos pueden variar desde las comunes que solo se enfocan en atacar, hasta otras que refuerzan o protegen a sus aliados. Para enfrentarlas debes hacer uso de los poderes del Transistor que se denominan Funciones (Functions) las cuales conseguirás al subir de nivel. Puedes llevar hasta 4 al mismo tiempo que van desde golpes y disparos hasta pequeñas explosiones o invocar un aliado para que te ayude, pero lo que hace que el juego se sienta único es el hecho de poder complementar tus habilidades principales con las que te sobren modificando su daño, alcance o efecto sobre los enemigos. Esta mecánica invita a probar todas las Funciones para determinar con cual te sientes mejor. Otra cosa que ayuda a la experimentación es cuando se acaba tu vida; naturalmente en otros juegos esto hace aparecer la pantalla de Game Over pero aquí provoca que pierdas una Función al azar, si pierdes las 4 principales, antes de poder llegar a un punto de control donde puedas reemplazarlas, es cuando te dicen adios. Gracias a esto tendrás que replantearte tu estrategia muchas veces porque es fácil perder toda la vida si no te has terminado de adaptar a su ritmo. El juego no te deja en una zona de confort, te invita y hasta obliga a probar nuevas combinaciones haciendo de la experiencia algo empírico.


Hay dos formas de atacar una es en tiempo real, la cual no recomiendo mucho a menos que a los enemigos les quede poca vida o estés completamente seguro de poder vencerlos (lo cual no es muy probable) y la otra es usando el Turn(), esto paraliza todo alrededor de Red para que pueda caminar y decidir cual Función usar, ambas cosas le consume una barra de acción, si se acaba ya no podrá hacer nada. Cuando se vuelva a la normalidad se hará todo lo preestablecido y tomará un tiempo para que la barra se llene; en ese momento de espera tampoco podremos usar las habilidades volviéndonos completamente vulnerable, por lo tanto se debe pensar donde acabar y no solo enfocarse en atacar. Este sistema de combate es adictivo y la forma como te invita a probar cosas diferentes te hace querer más. Sin duda, junto con el énfasis a la experimentación, es lo mejor que tiene el juego.

Aspectos narrativos

Como Red es una protagonista muda, no es que quiera serlo, todo dialogo recaerá en el Transistor. Él se encargará de la narración y más vale ponerle atención porque la historia puede llegar a ser confusa si no lo haces. No es que sea extremadamente complicada pero no te sorprendas si en algún momento te preguntas qué estás haciendo en algún lugar y por qué. El juego expande su mundo e historia con las Funciones gracias a que dan datos de otros cantantes que fueron atacados al igual que Red y con terminales repartidas por todo el mapa donde te cuentan más sobre la ciudad y siendo las pocas veces donde Red "habla", porque al tener un teclado le permiten comunicarse, con el Transistor. La trama es interesante si le haces caso, no recomiendo dejarla pasar porque ayuda a la ambientación, a sumergirte en el juego y tiene el plus de que el desenlace llega a ser sorpresivo.


Sobre los personajes no hay mucho que decir. Los principales son Red y el Transistor y estos solo se comunicaran en las terminales antes mencionadas, donde sus conversaciones no serán tan sobresalientes, incluso puedes llegar a ignorarlas sin temor a perderte de algo. También veremos a algunos miembros de Camerata desarrollándose pero por desgracia por más interesantes que puedan llegar a ser, son fácilmente olvidables. No son del todo malos, todo el peso puede caer sobre los principales y no habría problema con eso pues la única función de los otros es aportar a la historia, no que te intereses en ellos.

El soundtrack está lleno de canciones estilo jazz muy calmadas. No esperes escuchar algo que te aumente la adrenalina, incluso durante las peleas mantiene el ritmo tranquilo. A pesar de esto, va muy acorde con el estilo del juego. La música bien podría ser el mejor aspecto después del gameplay pero puede volverse aburrida si solo la escuchas sin jugar.

El estilo gráfico que el juego maneja es hermoso, no se le puede describir de otra forma. La ciudad de Cloudbank se siente diferente en cada sección quizá con algunas cosas en común pero no es algo que arruine la experiencia. Es fácil quedarse maravillado por la atención a los detalles que se le dio. Los modelos de los personajes igual están bien hechos haciendo único a cada uno. Simplemente no hay quejas en este apartado, puedes apreciarlo mucho tiempo y aún te seguirá sorprendiendo con cada nueva sección.

Conclusión

El juego te puede durar unas 8 horas si logras agarrarle el ritmo rápidamente pero te ofrece la opción de new game+ para poder completar el juego al 100%, así que si te gustó lo que ofrece puedes sacarle muchas horas extra. Transistor es el ejemplo perfecto de lo que un estudio de doce personas puede lograr demostrando que no se necesita ser una gran empresa para desarrollar un buen videojuego. Con un precio de 20 dólares es obligado de recomendar y comprar si te llamó la atención algo de lo antes mencionado. Si hay una forma de describir a Transistor seria con la triple B: Bueno, Bonito y Barato.
Compartir:
ESCRITO POR Enrique Mozqueda

Enrique Mozqueda se identica como un amante de las buenas historias de cualquier medio. Esta en Neoverso para enfocarse en la sección de videojuegos pero eso no le impide aportar también en las otras áreas. Nos escribe desde México, y puedes leer más de sus artículos aquí; , y contactarlo en su cuenta de Facebook.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...