Susurros del corazón - Memorable película de Studio Ghibli

"Todos tenemos una piedra preciosa en nuestro interior, debemos encontrarla y pulirla"


Poster de la película

Susurros del Corazón (Mimi wo Sumaseba) fue estrenada en 1995 y está dirigida por Yoshifumi Kondo con guión y storyboards de Hayao Miyazaki.
Esta película nos cuenta la historia de Shizuku,  una estudiante de secundaria con una gran pasión por la lectura, que un día se da cuenta que en todas los tarjetas de los libros que toma prestados de la biblioteca aparece siempre el mismo nombre: Seiji Amasawa. Desde ese momento Shizuku comienza a sentir una gran curiosidad por conocer al muchacho que lee los mismos libros que ella. 

Luego mientras Shizuku  viajaba en tren hacia la biblioteca se encuentra con un gato que, curiosamente se baja en la misma parada que ella. Sorprendida por la conducta del animal,  decide seguirlo y este la lleva a una tienda de antigüedades  donde Seiji trabaja como aprendiz en la fabricación de violines. 

Seiji y Shizuku
Seiji le cuenta a Shizuku que su gran sueño es viajar a Italia  para perfeccionarse en su arte. Shizuku se sorprende ya que hasta ese momento ella no sabe lo que quiere hacer con su vida, así que decide seguir el ejemplo de Seiji y encontrar su verdadera vocación.

Studio Ghibli nos tiene acostumbrados a historias en las que se viven grandes aventuras donde destacan personajes y mundos fantásticos, "Susurros del Corazón"en cambio es un caso particular, ya que a pesar de que abandona esta estructura logra transmitir una magia inigualable.

Esto lo consigue gracias al excelente desarrollo de sus personajes tanto protagonistas como secundarios, y a su historia que aunque a primera vista parezca sencilla en el fondo trata temas profundos como lo son la superación personal y la búsqueda del significado de la vida.
Todo esto combinado con una animación perfecta y un arte impresionante en cuanto al nivel de detalle  de cada paisaje y cada locación,  hacen de esta película una verdadera joya.




Compartir:

[SPOILER] LA NOVIA SE ALZÓ EL VELO

¡¡¡¡¡¡¡¡Alerta de super spoiler!!!!!!!!!!




Se publico en DEADPOOL THE GLAUNTLET no°4 donde se dio a conocer a la novia con la que el buen DEADPOOL sale en el altar en su numero 27.


La chica es un personaje que se llama SHIKLAH, esta mujer es nada mas ni nada menos que la prometida de DRACULA, esto no creo que le cuadre al rey de los VAMPIROS.


Asi que por fin se revelo esta gran encrucijada que tuvo al mundo del comic esperando, ojala y valga la pena.
Compartir:

Servant x Service; un ojo personal a la función pública


Burócrata. El peor insulto que puede existir para un trabajador. Pueden molestarse conmigo, pueden decir que es un discurso de odio; pueden alegar lo duro que pasan su día, los problemas que padecen, etc, etc, etc. Pero yo he trabajado como desarrollador externo para el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, doy mantenimiento a un sistema de información que tiene ya más de una década en el Teatro Nacional, trabajé con varios sistemas para varias instituciones del estado. Y he trabajado toda mi vida en la empresa privada. Puedo decirlo con toda confianza. Sólo en una ocasión he trabajado menos en la empresa privada que en el estado, cuatro meses de una asistencia para una multinacional que redirigió los esfuerzos a un equipo en Guatemala. Los trabajadores del estado SE LA TIRAN RICO. El país se encuentra de la forma en que se encuentra porque los burócratas de este país lo han convertido en un nido de víboras, para tratar de sacarle el mayor provecho que se pueda sin casi hacer esfuerzo. Y el que no se ajusta lo ajustan. El problema es que el trabajo genera la riqueza; y esta total apatía del trabajador costarricense, de los cuales puedo rescatar muy pocos ejemplos (casi todos del Teatro Nacional), es uno de los síntomas de la enfermedad que padece este país y que nos llevará a la ruina.

Staff de Servant x Service. De izqueirda a derecha; Lucy (y otros nombres) Yamagami, Yutaka Hasebe, Saya Miyoshi, Megumi Chihaya y los hermanos Taichi y Toyo Ichiyima.

El problema es esto no es sólo un mal endémico de este país. En todos los países del mundo, el burócrata es mal visto. El estigma de irresponsabilidad, irreverencia, corrupción e irrespeto al público es parte de la cultura popular de todos los países, sea en América como al otro lado de ambos océanos. Se han hecho numerosas caricaturas y cómics relacionados a esta realidad que incomoda a todos los honrados ciudadanos que pagamos el empleo de los burócratas, la mayoría en tonos que harían sonrojarse hasta al más haragán y corrupto de ellos. En Japón esto no es la excepción, donde la autora Karino Takatsu ha explotado muy bien esta vena en una serie manga. Orientada a las series relacionadas con el trabajo (es la misma autora de Wagnaria!!Working!!), con la colaboración de Square Enix ella publica Servant x Service, un manga del género seinen que nos habla de forma irreverente de las vivencias de los burócratas de una institución pública. Por supuesto, tal como muchos paquetes de publicaciones, A-1 Pictures compra los derechos y lanza una animación, una oda para los burócratas del estado. Aunque no es tan graciosa y lanzan un golpe reprimido, la verdad es que uno no puede ignorar la verdad cuando la ve, y de reír cuando se hace la referencia.

Inicio! Spoilers!


Es el primer día de trabajo, tres nuevos graduados de la universidad ingresan al servicio público (trabajan para el estado) para una agencia de bienestar social de la ciudad ficticia de Mitsuba, en la isla de Hokkaido. Estos son la señorita Yamagami, una bien intencionada, positiva, pero algo nerviosa jovencita de 23 años; Saya Miyoshi, una tímida estudiante universitaria que está haciendo sus primeras armas en el servicio público y Yutaka Hasebe, un brillante muchacho con un gran conocimiento del tejido burocrático del servicio público debido a que su familia ha estado en esto. Sin embargo, desde el principio queda claramente establecido que cada uno de los muchachos tiene un pero que los vuelve excéntricos y les dan una identidad propia. Saya es muy tímida y no puede evitar que los ancianos la envuelvan en sus historias sin fin (lo cual es un deleite para la Sra. Tanaka,  su principal cliente); Yutaka es un vago irresponsable que aprovecha hasta la más pequeña oportunidad para escaparse de sus labores y dar una vuelta. Pero el peor caso es el de la señorita Yamagami. Debido a la irresponsabilidad de un servidor público y a la indesición de sus padres, su nombre es Lucy Kimiko Akie Airi Shiori Rinne Yoshiho Ayano Tomika Chitose Sanae Mikiko Ichika... Yamagami, nombre que desprecia de todo corazón. Su sueño al convertirse en servidora pública es encarar al maldito que le puso su nombre y reclamarle por el hecho.

Ojo! Spoilers!


Conforme pasan los días, los jóvenes se integran al servicio público y conocen a sus nuevos compañeros. Su supervisor Taichi Ichimiya es un muchacho responsable y amable, frustrado por estar ocho años en el servicio y todavía ser considerado como novato. Lucy comienza a trabajar junto a Megumi Chihaya, una empleada de medio tiempo y gran amante del cosplay. Además de esto, los jóvenes deben enfrentar la acometida de la animosa, energética y temperamental Toyo Ichiyima, la hermana de Taichi y que siempre ha admirado al servicio público. Ella conduce exámenes regulares en los nuevos y queda impresionada con las habilidades (y excentricidades de cada uno), y entabla inmediata amistad con Saya Miyoshi. Además de esto, conforme se acercan a la mitad de la temporada, ellos conocen a su jefe de área, Kenzo Momoi, un padre tímido de familia que hace uso de un conejo mecánico para comunicarse con sus empleados, así como su hija Kanon.

Ojo! Spoilers!


A pesar (o debido a que) Lucy tiene enormes senos (cuando Megumi le hace el comentario de que cree que es copa F ella le contesta que no pensaba que se vieran tan pequeños, lo que indica que debe ser al menos dos tallas más grandes), la joven viste siempre con ropa poco llamativa y simple. Esto es comidilla de los empleados, pero en especial de Yutaka, que quiere salir con la joven. Luego de la salida de presentación de empleados la primera vez que conocen al jefe, Lucy muestra otro defecto que posee (es muy débil ante el alcohol) y es deber de Yutaka llevarla a casa. Pero como no hay tren para sus respectivos hogares a esa hora, él decide llevarla a un hotel, donde vive su hermana Kaoru, que también es servidora pública. Al día siguiente en la oficina se comenta el hecho de que Yutaka regreso con la misma ropa y los compañeros hablan entre si del problema de las relaciones entre compañeros de trabajo. Entre bromas que van y vienen, Megumi deja caer una bomba, ella es la novia de Taichi, lo cual desmiente al poco tiempo.

Ojo! Spoilers!


La verdad es que la joven cosplayer es la novia de Taichi desde hace años, pero ni su hermana ni Lucy logran detectar este detalle (es demasiado evidente tanto para Saya, como para Hasebe, como para Kaoru para dejarlo pasar). Con dificultad, los dos jóvenes continúan con su relación en un secreto público, mientras intentan adquirir la voluntad para confesar lo que sienten entre ambos. Pero esto es la receta para el desastre, porque Megumi tiene una personalidad fuerte (aunque tiene una forma de ser en apariencia distante) y Taichi está obsesionado con proteger a su hermana, poniéndola primero y por encima de su novia demasiadas veces.

Ojo! Spoilers!


La segunda relación de la serie comienza de la forma más extraña que podría suceder. La señora Tanaka, tal como muchas señoras mayores, intenta que Saya salga con su nieto, al cual describe como responsable, trabajador y muy simpático. Debido a la insistencia, este se presenta a la agencia (trabaja en un banco al frente). Su nombre es Joji Tanaka, pero tal como los muchachos, posee una excentricidad que lo hace sobresalir. Resulta ser que él y Yutaka eran compañeros de escuela. Joji siempre ha sido muy competitivo y ha querido derrotar a Hasebe en todo, pero este ha resultado mejor en todo, por lo tanto jamás lo ha podido superar. La enemistad llega hasta tal punto que al enterarse de que Hasebe ha salido frecuentemente con Lucy, él se la lleva jalando a una cita improvisada, donde él por efectos del alcohol (la joven intenta quitárselo de encima de esta forma) se propasa con ella. Dichosamente (lástima), Saya presenció el acto y llamo de inmediato a Yutaka, que salvó a su amiga. y su opinión sobre el joven Tanaka baja a niveles insospechados, lo cual queda manifiesto al hacer su primer reclamo a la señora Tanaka cuando va a tocar el tema.

Ojo! Spoilers!


Debido a este accidente, Lucy accede salir con Yutaka dentro de dos meses, y para comprometerla aún más en su salida el joven involucra a Megumi para que le escoja el vestido de la cita. Esto complica mucho a la joven cosplayer, porque todo coincide en estos pocos días (la decisión de confesarle a la hermana de Taichi que sale con su hermano, escoger el vestido para Lucy y escoger el vestido para su cosplay). Luego de una infructuosa salida de compras por el vestido, Megumi se lo le hace, el cual resulta ser demasiado revelador para la joven. Cuando van a reunirse en la cita, Lucy se presenta hermosa y casual, lo cual le gana un cumplido de Yutaka.

Ojo! Spoilers!


La cita transcurre con normalidad (salvo un encuentro casual con Saya y Toyo), pero una llamada obliga a Yutaka a abandonar la cita. Lamentablemente su hermana se va a casar, y su padre desea que vaya a conocer al prometido de su hermana. Cuando regresa a la oficina al día siguiente, ocurre la colisión de trenes. En una confesión de tragos, el padre de Hasebe confiesa que él fue quien consintió con el nombre de Lucy, es más, lo hizo porque estaba preocupado por la salud de Yutaka cuando era niño. Para su alivio, Lucy confiesa que al fin se ha comenzado a sentir cómoda con su nombre debido a que él lo usa. Pero en honor a una serie sin terminar, todos los personajes hacen su aparición intempestiva para arruinar el momento romántico y esperar a que haya una próxima temporada para continuar con las aventuras de estos servidores públicos.

Fin! Spoilers!


A pesar de los problemas que padece la serie, los cuales es endémico de todas las series de 13 episodios (no tiene una buena medida de tiempo con respecto a lo que puede ofrecernos); Servant x Service nos enfrenta a la realidad de la burocracia vista desde los dos puntos de vista. Por una parte, los burócratas, que deben enfrentar a un público apático y hostil en algunos casos, que creen que su trabajo es el de darles la razón porque pagan por su tiempo (por medio de impuestos), o necesitan alguien con quien hablar (la Sr. Tanaka con Saya). Las menos de las veces, el público en general recibe una atención eficiente, pronta y gentil por parte de los personajes (siempre fallan en algo), y responden con agradecimiento. Por otro lado, los burócratas son una colección de desadaptados que intentan sobrevivir en un entorno que no conocen (los novatos) o están frustrados por no escalar a una mejor posición (Taichi). Todo esto salpicado con picantes situaciones de vida entre compañeros, con amistades y enemistades formándose a través de la oficina y fuera de ella. Por supuesto con una gran dosis de humor.


Porque una de las mejores cosas de esta serie no es la veracidad de la función pública, sino la gracia con la que es plasmado. Con una variedad de personajes excéntricos, así como situaciones embarazosas y memorables que pueden ocurrir en la vida diaria; la gran virtud de Karino Takatsu es plasmar su obra de tal forma que el espectador desearía trabajar en esa oficina. A pesar de todos los problemas, situaciones y enredos constantes, uno de verdad desearía estar en la oficina, tratando de pasar el tiempo como Yutaka Hasebe, siendo aturdido por una viejta como a Saya o pasando miles de enredos como la atormentada pero inocente Lucy. Con personajes como estos, ¿quién no quisiera trabajar? La oficina y el trabajo sería una delicia.

Compartir:

Justice League War - La guerra la perdieron los fans...

El problema con JL War no es para nada su estetica visual, tanto el dibujo como la animación son espectaculares y fluidos respectivamente, el problema aquí es una falta de historia 
Por: Mr. Wait.
 

Decepción, esa palabra resume mis sentimientos después de ver la ultima película animada basada en los superheroes de DC Cómics, y es que no es para menos, Warner Bros. Animation nos tiene acostumbrados a producciones de altísima calidad, películas como "Batman: Año Uno" y "Flash Point Paradox " son de lo mejor que existe en animación 2D, tanto narrativa como técnicamente hablando.

El problema con JL War no es para nada su estetica visual, tanto el dibujo como la animación son espectaculares y fluidos respectivamente, el problema aquí es una falta de historia, de guión, de narración. Yo se que estas películas se basan en arcos argumentales de cómics, pero si ya se habían hecho cambios importantes a la historia (se substituyo a Aquaman por Shazam, tambien conocido como Capitán Marvel) también se pudo haber hecho cambios en la secuencias de acciones para que brindaran una historia... menos “atarantada”.





Esta animación dirigida por Jay Oliva, se basa en "Justice League: Origin” cómic que por cierto aún no he leído, pero si esta película es una adaptación fiel y apegada, definitivamente es uno que no leere. ¿Que otro problema hay con JL War? bueno, el desarrollo de personajes es espantoso, por lo menos a mi criterio, como les digo, no soy un lector asiduo de cómics, y no se si en los New 52 esta es la personalidad que han desarrollado en estos heroes, espero que no, pero yo no me imagino a un Superman que golpee primero y pregunte después, Clark es un persona amable y altruista, no un macho alfa que no dejara que los otros machos se acerquen a “su hembra” (la cual acaba de conocer hace 5 minutos) Wonder Woman no es más que una mujer tonta que solo sabe golpear y blandir una espada, lejos de la calculadora estratega y líder militar que he visto en películas como “Superman/Batman :Apocalypse” o en la serie animada de principios de siglo.



En resumen, no podría decir que es una película para niños, ya que toca ciertos temas adultos y la violencia es un poco cruda, pero tampoco para adultos por lo ridículo de sus personajes, osea JL: War no es ni de un lado ni de otro, solo es un producto muy muy olvidable que me hace preocuparme por el futuro de WB Animation y de su próximo proyecto: Son of Batman.


Compartir:

Una mirada no muy complaciente sobre el fandom brony: primeras aproximaciones


Siempre que existe demasiada uniformidad sobre un tema en particular, mi mente tiende a pensar que algo no está del todo bien.
No dudo que el consenso de opiniones, la unificación de criterios, y la convergencia de ideas, han producido grandes avances en el pensamiento humano y en la cultura en general, pero igualmente determinante para ese proceso, ha sido la disensión. Si no se rompieran las barreras impuestas por el pensamiento único, si no fuera por las críticas justas algunas veces, y audaces en otras, ciertamente nos habríamos quedado estancados en algún periodo de la historia. No es la discordia, sino la necesidad de aportar una perspectiva distinta la que me mueve. Pensar como la colmena da seguridad, pero arriesgarse fuera de ella sin embargo, es algo que está en la naturaleza misma del ser humano.
Dicho esto, se podrá entender porqué he considerado necesario dar una mirada diferente a lo que en estos momentos, es el fandom más numeroso (según ellos), peculiar y diríase, orgulloso de su propia condición: los bronis.
No voy a discutir el impacto que han tenido, ni  el número cuantioso que dicen tener, ni muchos otros aspectos que dicen tener. Sin embargo, a lo largo de estos recientes años, he tenido oportunidad de comprobar por mí mismo cómo es que son al interior de esta comunidad. No es mi intención satanizar ni mucho menos ensalzar personas ni colectivos, sino simplemente, dar un punto de vista que no implique una desmedida y redundante alabanza. Y por último, y no menos importante, tratar de racionalizar la postura contraria a dicho fandom, liberándola en la medida de lo posible de prejuicios, y sobre todo, cimentada en mi experiencia con miembros de dicha comunidad.
Comencemos pues, por la perspectiva de un servidor sobre el show en sí. Qué les puedo decir: no-me-gusta-My-Little-Pony (MLP en adelante). Lo he intentado de todo con este show: me vi tres temporadas completas y la película que sacaron el año pasado, pero nada de nada. No la odio: sencillamente no me llama la atención. No me atraen sus personajes, sus capítulos me parecen desprolijos, y la mitología de fondo muy desaprovechada, incluso para ser tan hechiza como ella sola. Ah y que conste que eso lo hice sólo para que luego no me vengan conque "uy, odias un show no conoces".  Listo. ¿Todo claro con eso, entonces? Espero que sí, porque en caso de duda, volver a este párrafo.



Sin embargo el fandom es otro cantar. Considero que hay mucho pan por rebanar con ellos, comenzando por la imagen que tienen sobre ellos mismos. Tomaré como un pequeño ejemplo éste artículo escrito hace mucho tiempo sobre el tema que nos ocupa (a ser posible, hagan una pausa leyendo en este post y vayan al link):

Nadie sabe exactamente cómo ni qué pasó. La nueva edición del dibujo animado My Little Pony (en adelante, MLP), originalmente lanzado en los ochenta para promover una línea de juguetes de Hasbro, tiene como público objetivo evidente a niñas pequeñas y preadolescentes. Sin embargo, según un estudio demográfico realizado por BronyStudy.com se muestra que alrededor de 86% de los fanáticos son hombres con una edad promedio de 21 años. Y ya sé lo que puedes estar pensando, así que aquí va otra cifra: 84% de los fanáticos de MLP se definen a sí mismos como heterosexuales. Entonces, ¿qué pasó? ¿Cómo es que un dibujo animado de ponis que disparan arcoíris y reciben lecciones sobre la amistad tiene una audiencia conformada principalmente por hombres (físicamente) adultos? Nadie está 100% seguro".
Vamos a ver: 84% de los fanáticos se definen como "heterosexuales". ¿A santo de qué viene recalcar su heterosexualidad? Contrario a muchos de los que juzgan negativamente My Little Pony
, yo nunca he pensado que tener semejante gusto tenga algo que ver con la orientación sexual individual. ¿Será que en el fondo, acaso siguen reconociendo los roles de género, aquellos contra los cuales irónicamente pretenden "rebelarse"?
Cabe la posibilidad de que la amplia audiencia masculina se justifique simplemente por la calidad de la serie, pero también es posible que hayamos llegado a una era postgéneros. Quizás, cada vez más miembros de las audiencias televisivas no se sientan cohibidas por la estética de un producto. Si bien siempre han existido los llamados tomboys –niñas a las que les gustan los G.I. Joes, el fútbol y jugar a la guerra–, hoy también existen hombres a los que les gustan los ponis. La temática ya no es cuestión de géneros".
AJÁ, ya decía yo. No hombre, los roles de género no se han roto ni se han convertido en una antigualla, como veremos más adelante. Es hora de admitirlo: de haber roche (peruanismo para "vergüenza") lo hay. Y si hay roche, es porque hay un reproche en asumir ciertas manifestaciones de la propia personalidad. No flota en el aire como un gas, sino que pende sobre la cabeza del individuo, cual espada de Damocles. Y es que llegados a este punto, el reproche ya no es cosa de conservadores padres o molestos amigos que le hacen bullying a uno por tener artículos del show: se trata de un prejuicio que ha sido interiorizado por el propio fan.


Pienso que para abordar esa cuestión es preciso echar una mirada sobre los demás comunidades de fans existentes: los fanáticos de Star Wars, los de Star Trek, los delEl  Señor de los anillos, los fanáticos de los mechas... todos ellos han constituido una cultura dentro de su propio colectivo, y han tenido éxito exportando elementos de la misma en el imaginario contemporáneo. Podemos ver que este proceso tiene poco que ver con lo comercial, y más con la actividad cultural, puesto que detrás de estos productos tan mercantilistas como ellos solos, existen detalles a destacar que serían reconocidos en el futuro, o mejor dicho, que hoy son reivindicados. 

Con lo cual se impone una pregunta: ¿sucede esto mismo con nuestros equinos admiradores? En otras palabras ¿cómo es que ha trascendido My Little Pony en la cultura actual? Se equivocan ciertamente los que dicen que su principal logro es el haber conseguido que cosas antes consideradas "para niñas" hoy le gusten a "hombres de pelo en pecho". No, lo único que han conseguido es que Hasbro ahora saque dinero directamente a treintañeros, y ya no a través de sus hijas (si es que las tienen, por supuesto); no se han acabado los estereotipos (DUH!), por el contrario se han creado otros tantos, y se le han dado nuevas herramientas al prejuicio. Tampoco me vengan con que lo es la asfixiante y odiosa explosión de "memes" de ponies en las redes sociales (esos que harían arrepentirse hondamente a Richard Dawkins por haber creado la palabra "meme"). Entonces, a falta de un gran y real aporte a la cultura actual, los bronis se han decantado por enarbolar una bandera moral: la del "amor y la tolerencia".

Ciertamente ningún otro fandom había asumido antes misión moralizadora alguna: Star Wars, El Señor de los Anillos y las cuantiosas obras de animé, es cierto que tenían enseñanzas morales implícitas, pero ninguno reclamaba para sí la práctica de algún valor, más allá del básico esquema de la lucha entre el bien y el mal, que es el armazón de muchas narrativas de este tipo. Cierto es que ese conflicto está presente en MLP, pero éste aparece simplificado hasta la nimiedad, al punto tal que en el grueso de los episodios, el conflicto se ve reemplazado por situaciones más bien cotidianas, que entretienen, pero no ayudan a que profundicemos en los personajes, y ya no digamos, en el mundo donde se desarrolla la serie. Además, ¿no es acaso algo tragicómico, que los valores que supuestamente ya son parte del moral de nuestra sociedad (la tolerancia y la amistad), tengan que ser inculcados (¿re-inculcados?) a adultos, con vías didácticas más bien infantiles? Dicho de otro modo: hasta antes de convertirse en fan de dicho show, ¿realmente tenía interiorizado el rollo del "amor y la tolerancia" el individuo en cuestión?
Es evidente que tiene algo de preocupante que los valores que el colectivo brony reclama como parte de su cultura interna, sean los mismos que desde chicos nos inculcan tanto padres como docentes. Es cierto, nuestra sociedad está en una crisis ética: pero no es como siempre se dice, una crisis de valores, sino en la práctica de los mismos. Y ahora, como podemos ver, lo es en la transmisión de valores. 
¿Además, de qué tolerancia hablamos? ¿La tienen con aquellos que no comparten su admiración por el show? Ojo que esto va más allá de decir "también me gustan otros show", o "tengo amigos que no les gusta el show y me llevo bien con ellos". Para comenzar, la tolerancia no significa rodearse de personas similares a uno y alrededor de ellos construir una burbuja donde la grisura sea el catalizador de todos sus miembros (esto va también para todos los demás fandom): encerrarse en la soledad de lo propio es indigno de una criatura social como es el ser humano. Porque a fin de cuentas, la tolerancia se ejerce con quien es distinto a uno, y eso es algo que no han entendido quienes dicen practicarla, no sólo ahora sino en el pasado. Afortunadamente, parece que esta vez no terminaremos ni en Cruzadas, ni en Jihads, ni en guillotinas o en gulags...



Ahora bien, ¿es todo esto tan malo y catastrófico como parece que lo estoy pintando? Quizás a fin de cuentas, no. Existen peores cosas dentro del mismo fandom (como ésto, denunciado por nada menos que una brony, dicho sea de paso) y que ciertamente contribuyen a una imagen negativa del mismo (como este otro), pero no todos participan de ellos. Pero por eso mismo, luego no se quejen, si hacen de eso su principal exportación, o prefieren mirar para otro lado.
Como conclusión, podemos decir que surge un retrato más humano sobre este colectivo: más humano que el que podríamos concebir desde una perspectiva adversa, pero también mucho menos distorsionado que la que los mismos bronis quisieran darse a sí mismos. Evidentemente, esta es una labor que no podría abarcar en un solo post, pero estoy seguro, que para bien o para mal, no será la última vez que toque este tema.


* Créditos al tumblr Bronystupidity por la mayoría de las imágenes.
Compartir:

"MEMIN PINGÜIN" DE MÉXICO PARA EL MUNDO


Guillermo Pingüin llamados Memín Pingüin es un personaje de color negro en un universo donde el es el único con rasgos exagerados lo que lo hacen diferente de cualquiera. La historia de este pequeño se basa en la vida de un niño de entre 9 y 11 años el cual cursa el tercero de primaria, la dulzura, simpatía y sinceridad con las que dice las cosas hacen que este personaje haya sido bien recibido en su debut en los 40"s.


Un cómic mexicano que marcó su época, donde los valores de amistad y familiares sobresalen en cada página y es de las pocas revistas que manejan el lenguaje "popular" mexicano en su forma más limpia. La historia de este personaje no tiene un fin definido ya que cada entrega termina con "CONTINUARA". Sus aventuras en la mayoria de sus veces son siempre al lado de sus compañeros Ernestilllo, Carlangas y Ricardo, a los cuales a veces llega a deseperar.

Doña Yolanda Vargas Dulché fue la creadora del personaje. El nombre lo tomó del apodo de su esposo, Guillermo De la Parra Loya, quien trabajaba en aquellos años en un banco y que luego sería el fundador de la Editorial Vid, a quien sus amigos le decían así, "Memín Pinguín", "porque era todo un pingo"; o sea que era muy travieso ("Memín" es el diminutivo cariñoso de Guillermo; "Pinguín" es el diminutivo cariñoso de pingo). En 1943, al iniciar doña Yolanda a escribir para la revista de historietas "Pepín", nacieron sus personajes, inspirados por personas reales que ella había conocido: su novio, que más tarde sería su esposo, y todos aquellos amigos suyos de la primaria en la colonia Guerrero, quienes se convirtieron en los compañeros de andanzas y aventuras del simpático negrito
 
Otros personajes importantes o mas relevantes son:

Eufrosina, viuda de Pingüin: Es la madre de MEMIN la cual es una lavandera la cual es como cualquier madre del mundo estricta pero cariñosa la cual ama a sus hijos.


Profesor Antonio Romero: Este es el profesor de Memín, es un maestro super comprensivo con su clase, esto nos lleva a que Memín en un alumno muy burro, lo cual hace que el personaje siempre este el lado de Memín y a la vez muestre el apoyo en su alumno.


La creadora de este personaje fue  Yolanda Vargas Dulché, pero a mi pensar el que hizo de este personaje suyo fue el maestro Sixto Valencia Burgos que es de los mejores dibujantes que ha salido de México.

La historia de este pequeñín consto de 372 capítulos que se reeditaron en el 52 para después ser reeditados una ves mas en el 61 y en el 88, esta ultima fue a color lo que la hace mas especial. Una nueva reedicion en el 2011 que constaba de 442 capítulos hizo que nuevas generaciones lo conocieran y los que ya lo conocían simplemente recordaran buenos tiempos. Dentro de este regreso se imprimieron sellos postales que en conmemoración los cuales causaron controversia con los gringos que los tomaron como un insulto racista.
El 28 de octubre del 2005, apareció Memín en 5 estampillas como parte de la serie "La caricatura en México". Estas estampillas causaron controversia al ser consideradas por parte del gobierno estadounidense como racistas por ser un estereotipo de la gente de raza negra.Entre otras consecuencias, esto provocó que las estampillas se vendieran en diversos lugares del mundo a altos precios, debido al revuelo editorial Vid decidió republicar la serie de historietas nuevamente comenzando desde el número uno. En fin este cómic es un gran representativo de la historieta en MÈXICO el cual se ha dado a conocer en todo el mundo gracias a la difusión de los valores humanos que enseña MEMIN. Tanto así que durante un tiempo en Filipinas el Ministerio de Educación hizo obligatoria su lectura en las escuelas, puesto que enaltecía los valores humanos hacia la familia y el Estado.
Compartir:

Un vistazo al live-action "Shingeki No Kyojin".


Shinji Higuchi, director de la próxima película live action "Shingeki No Kyojin" participó en la producción de un comercial para la marca de automóviles Subaru, con lo cual podemos darnos una idea de lo que pretende hacer este director. 

El comercial presenta a tres titanes, uno regular, otro de los cuales es un femenina y uno colosal. Los titanes fueron interpretados por actores que necesitaron de cuatro horas para transformarse con el maquillaje, mientras el tercero era una maqueta movida por operarios. Y por supuesto, la magia de la tecnología al servicio de la cinematografía termino de hacer que todo se convirtiera en lo que podemos llamar, un vistazo a la visión que el director buscará para esta película que se estrenará en el año 2015.







Compartir:

Michiko y Hatchin: Una mirada del animé a latinoamerica.

Pocas veces el animé muestra a personajes latinoamericanos en sus historias, en esta obra de Sayo Yamamoto vemos reflejado gran parte de la problemática social latina mediante las aventuras de esas mujeres en su lucha por sobrevivir.


Según la percepción japonesa; Latinoamérica es corrupta, decadente, atrasada e inferior a la sociedad que poseen. No debemos confundirnos; ellos son simpáticos, nos tratan muy bien y son amistosos. Pero su vista de nuestra sociedad esta enviciada por los numerosos cliches que Hollywood ofrece, así como los que ellos han gestado. Pero de verdad, quien los culparía. Si uno sale por las calles de San José a cualquier hora, en cualquiera de los hermosos boulevares que fueron diseñados durante la década pasada; si abres los ojos, los oídos y la nariz, puedes absorber la verdad de una de las ciudades más horribles de toda Latinoamérica. Porque en un día, en menos de 500 metros puedes ver a dos conjuntos de policía (Policia Normal y Municipal), conviviendo armoniosamente con traficantes de crack, proxenetas y sus prostitutas en la calle, rociado con vendedores ambulantes, mientras la clase trabajadora debe ignorar esta pacífica convivencia para dirigirse hacia el Parque Central desde el Parque de la Merced. Si el lector es de Costa Rica y no ha visto esto; nunca has caminado por San José; no sabe donde vive y cree que este país es lo más maravilloso del mundo.


Luego de la conclusión del proyecto de Samurai Champloo, el estudio Mangblobe le ofreció a Sayo Yamamoto la dirección de su siguiente proyecto. Sin embargo, ella no sabía ni tenía la inspiración para saber que era lo que iba a trabajar. Pero ella lo encontró en su viaje a vacaciones a Brazil. Intoxicada por el ambiente que encontró en la hermosa sociedad verdeamarela, la autora encontró inspiración para realizar su primera serie. Con la contribución del genial Alexandre Kassin (uno de los grandes exponentes de la música experimental en Brazil) y la producción de Shinchiro Watanabe, Michiko to Hatchin sale al público en Octubre del 2008. Por supuesto que de inmediato es un golpe para un espectador curioso de anime. Porque es una vista de Latinoamerica (Brazil con otro nombre) desde el punto de vista de una turista japonesa. Créanme, a pesar de la entrada  multicolor y psicodélica (que es imponente), su vista del tercer mundo es desagradable.

Inicio! Spoilers!


Hana Morenos es una niña de 10 años que sufre el destino de la cenicienta. Encerrada en el hogar de un sacerdote evangélico, su esposa y dos hijos, ella sólo es mantenida en su interior por los beneficios que le ofrece la seguridad social a sus padres adoptivos. Conforme pasa el tiempo y ella intenta escapar de esta realidad, ella sueña conque su padre o alguien va ayudarla a escapar de esta situación sin esperanza. Para su sorpresa, un buen día mientras escuchan las noticias, se enteran del escape de una peligrosa prófuga de la justicia, Michiko Malandros. Aunque el religioso es alertado de su llegada, esta llega de improviso y se lleva a Hana, la cual prefiere vagar con una desconocida a continuar con la familia con la que tanto ha sufrido.

Ojo! Spoilers!


Michiko, lamentablemente para Hana, tiene su propia agenda. La avezada criminal le exige a la niña saber si tiene el mismo tatuaje que ella posee en su vientre. Durante su viaje ella le cuenta su teoría, hace doce años, una joven Michiko fue inculpada de un crimen que no cometió, lo que le permitió a un criminal de poca monta conocido como Satoshi Batista deshacerse de su amigo, Hiroshi Morenos, un desertor de la agrupación criminal a la que ambos pertenecían, Monstro Preto (Monstruo Negro). Sin embargo, el atentado en que murió Hiroshi ocurrió hacía trece años, pero Hana tiene diez años (evidencia de que Hiroshi sigue vivo). Para la sorpresa de ambas, la vieja colega y amiga de Michiko, la oficial Atsuko Jackson, intenta capturarlas en la ciudad de paso en la que se encuentran (uno de sus muchos fracasos). Luego de escapar de la ley y salvar a Hana, Michiko se gana su confianza y le impone un nuevo nombre, Hatchin.

Ojo! Spoilers!


Durante su viaje en busca de Hiroshi, Michiko conoce a una bailarina exótica, Pepe Lima. Ella y su hermana eran hijas de una familia de la alta sociedad, pero a la muerte de sus padres ellas lo pierden todo y son obligadas a vivir en las favelas. Lamentablemente, la historia y el hecho disfraza que tanto Pepe y su hermana corren por una situación similar a la de Michiko y Hatchin. La hermana roba el equipaje de Michiko, buscando un documento de identidad con el que puedan moverse a través del país, pero no lo encuentran. Este movimiento no pasa desapercibido de su proxeneta, y las hermanas deben escapar de él. Por un accidente, Michiko presencia la muerte de la hermana de Pepe (se sobreentiende que no hizo nada para ayudarla) y esta misma es asesinada por los niños que dirige su proxeneta. Michiko y Hatchin escapan de la ciudad ilesas.

Ojo! Spoilers!

Conforme viajan por un país con una base similar a Brasil, Hana va descubriendo que Michiko es una mujer muy conflictiva, que ha pasado por muchas cosas en la vida. Ella tiene un conflicto pendiente con un grupo delictivo administrado por Vasily, un viejo conocido de antes de la joven. Este está relacionado con Satoshi Batista, que junto con su lacayo Shinsuke Rodriguez, intenta deshacerse de Michiko. Luego de un leve filtreo en un pueblo de río (con un hombre casado), el pasado alcanza a la joven cuando en la ciudad de Osso, Michiko se encuentra con un imitador de Monstro Preto. Esto llama la atención de Shinsuke, que decide hacer que la joven y los pretendientes sigan un juego por la ciudad, hasta que finalmente captura a la joven.

Ojo! Spoilers!


Debido a la escalada de la pelea, Hatchin decide seguir su camino y se une a un circo itinerante, donde entabla amistad de una malabarista. Por su parte, decidido a tomar el comando del grupo, Shinsuke planta un arma en Michiko y la envía a Satoshi, que trata de matarla pero se ve obligado a desistir por este hecho. Allí, acorralados por la policía y por los agentes Atsuko Jackson y Ricardo, los dos deben huir por su cuenta. Mientras Michiko intenta alcanzar al circo para salvar a Hatchin (el circo es una trata de blancas que se especializa en traficar con niños), Satoshi atropella a Shinsuke y continúa su huida para intentar retomar el poder en Monstro Preto.

Ojo! Spoilers!


Luego de una serie de aventuras (la baja de grado de Atsuko y la enfermedad de Hatchin), Shinsuke, luego de apoderarse de una de las células de Monstro Preto, paga para matar a los tres involucrados en su pena (Atsuko Jackson, Michiko Malandros y Satoshi Batista). Lamentablemente, dos de los asesinos se decidieron por el mismo blanco (Michiko), la cual por esta eventualidad escapa milagrosamente luego de destruir un camión donde iba a conseguir un nuevo motor para su motocicleta (en una de sus frecuentes descomposturas de la serie). Luego de que la reparan, ellas continúan hacia una planta de producción de tomates, en donde aparece una foto de Hiroshi. La encargada lamentablemente les informa que él ya ha partido (justo cuando sabe de la fuga de Michiko), y ella ayuda a Michiko a escapar así como le da una pista a Atsuko de donde puede encontrar a la prófuga.

Ojo! Spoilers!


Luego de un pequeño problema con los documentos de identidad (en donde unos mafiosos chinos reconocen a Michiko como la reencarnación del Dios de los Tontos), ellas llegan a Sao Paraiso en medio carnaval. Allí, Michiko se deprime al saber que Hiroshi jamás la ha mencionado a su contacto. Para que recupere su ánimo, Hatchin irrumpe en la casa de un actor reconocido, que le hace el favor de llamarla para reanimarla. Al mismo tiempo, este le enseña samba a la joven niña, mientras Atsuko y Michiko recuerdan mejores tiempos.

Ojo! Spoilers!


A continuación, las dos mujeres se dirigen a Goinia por tren en busca de Hiroshi. Sin embargo, tanto Satoshi (que busca la forma de escapar luego de matar a los mafiosos chinos que hacen tratos con Shinsuke), Atsuko (que sabe cual es el destino de Michiko), Setsuke (que sabe cual fue el tren que tomo) y Ricardo (que tiene el reconocimiento de testigos) van intercalándose con el mismo tren. Al final Shinsuke descarrila el tren, Hatchin huye con Satoshi para ir en busca de su padre y Michiko comienza a perseguirlos para alcanzarlos en la ciudad antes mencionada.

Ojo! Spoilers!


Satoshi vuelve a un pueblo que devastó 10 años atrás, donde con la ayuda de Hatchin se deshace para siempre de Shinsuke y de su facción. Mientras Michiko sigue huyendo de la policía, Satoshi llega a Goinia, donde por problemas con los mafiosos locales es asesinado. Michiko por su parte se mete en problemas (tras los cuales un policía mata a un rehén e inculpan a Michiko por esto). Hatchin logra encontrar a Hiroshi de casualidad, y Michiko salva a Hatchin de las balas de la mafia. Al final son capturadas por la policía con la intervención de Ricardo y de Atsuko. Pero Atsuko deja ir a Michiko y juntas van a la estación de tren donde logran alcanzar a Hiroshi. Con la ayuda de Michiko, padre e hija se reúnen y escapan de la ciudad en avión, y esta es la última vez que Hantchin ve a Michiko.

Ojo! Spoilers!


En el tiempo que pasa, Michiko se entrega a las autoridades y regresa a la cárcel. Hana es abandonada de nuevo por su padre menos de un año después y debe valerse por su cuenta. Ya con aproximadamente 16 años, la joven Hana es una muchacha decidida y trabajadora, con una recién nacida a cuestas. Pero a partir de cierta fecha comienza a recibir correos muy extraños en donde viene ropa y artículos varios. La mala letra del destinatario le permite saber que la correspondencia es de Michiko, que va a su encuentro. Luego de un conmovedor viaje, las dos se reúnen a las afueras de la ciudad, donde Hatchin le pregunta donde irán ahora.

Fin! Spoilers!


Esto si fue un paseo. Acostumbrado a la sociedad japonesa, a los colegios, a las adolescentes tontas y los estereotipos forzados, Michiko to Hatchin es un baldazo de agua fría directo a la cara. Porque la verdad es que Sayo Yamamoto no se guarda nada. El Brazil sin nombre que refleja en esta obra es un corrupto, atrasado, decadente y orgulloso de serlo. Una policía indiferente y complaciente (con la diferencia de Atsuko Jackson y Ricardo), una guerra constante entre las bandas criminales por conseguir hasta la más mínima oportunidad para consolidar su poder, un pueblo general sumido en la miseria y la desesperanza; donde para sobrevivir Mitchiko debe mentir, robar y ser indiferente de todo menos de lo que les importa. Esto contrasta contra el sentido de responsabilidad y ética de trabajo de Hatchin, la cual ha aprendido porque no ha tenido más remedio. En este trasfondo, la persecución van convirtiendo a Michiko y a Hatchin de una pareja improbable a una madre y una hija, que buscan en el camino el apoyo moral y el perdón por los pecados que cada una ha cometido. Aderezada de separaciones constantes, al final ninguna de las dos se encuentra completa sin su contraparte, algo que resulta prometedor pero que es extraño al final que ofrece la serie.


El Brazil y la America Latina niponizada de Sayo Yamamoto es tanto un insulto como un homenaje, la forma en que una sociedad más avanzada que la nuestra nos ve. Con una pobreza que sobrepasa el 30% de la estructura social de cada país, con un gobierno que poco le importa su pueblo hasta el momento de convocarlo, donde las drogas y la delincuencia reinan campantes de una clase alta ajena a esta realidad hasta que es muy tarde, Michiko to Hatchin es una bofetada clara para el otaku latinoamericano, porque es el reflejo de lo que muchos vivimos en la vida. Y no hay sociedad avanzada en Latinoamérica que supere las barriadas, la pobreza absoluta y la desesperanza que se ve en esta serie. Cerrar los ojos ante esta realidad es permitir que suceda, que los turistas nos vean de esta forma y no logren observar todo lo demás que nos caracteriza. Esta en nosotros cambiar esa premisa, o seguir sumidos en el conformismo y la media vida que llevamos hasta ahora, y que nos ha llevado al lugar en donde nos encontramos ahora (donde somos nada de la nada). Eso queda a criterio de cada lector.
Compartir:

Lo mejor de Febrero

[Top] Lo Mejor de febrero 2017

Hola, saludos; soy su administrador favorito: JackDarkTemplar , ok no; pero bueno, os saludo cordialmente en este nuevo artículo de Neover...

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Etiquetas

Arte en Portada (34) Artes (105) Artes de Bimago (40) Articulo por Alberto Córdova (53) Articulo por Angela Merici (8) Artículo por Ariell Kiryuu (7) Articulo por Bimago (44) Articulo por Blue Manga (2) Articulo por Carlos Molina (382) Articulo por DMon (1) Articulo por Enrique Mozqueda (82) Artículo por Eric Polanco (1) Articulo por Exelion (2) Articulo por Fancomplx (83) Artículo por Félix Josué Montero (5) Articulo por Fonso (4) Articulo por Frank Privette (1) Artículo por Gastón Elian Ocariz (7) Articulo por Jack Dark Templar (58) Articulo por Jan-Hellsing (20) Articulo por JimmyGA (73) Artículo por Joel López (9) Articulo por Josue Montero (38) Articulo por Juan Antonio (8) Articulo por Kraycer Opk (1) Articulo por Max Drakken (1) Articulo por Mega (2) Articulo por Mel (6) Articulo por Mesias (1) Articulo por Mr.Corbata (8) Articulo por Mxx (1) Artículo por Nivelaz (2) Articulo por Nolan Campo Ortega Enriquez (3) Articulo por Osmar (58) Artículo por Osmar (5) Artículo por Raúl Aguilar (9) Articulo por RaXo (1) Articulo por Rebeca Vargas (2) Artículo por Saul (3) Articulo por Sergio Cespedes (5) Articulo por Tenchou (7) Articulo por Volverine (149) Articulo por Warrior (44) Articulo por YNAD009 (37) Articulos Cosplay (22) Artículos Cosplay (2) Autoeditado (7) Comic (618) Cómic (3) Comic Argentino (5) Comic Boliviano (1) Comic Chileno (1) Comic Costarricense (118) Comic Español (2) Comic Frances (2) Comic Italiano (1) Comic Mexicano (9) Comic Motion (1) Comic Party (33) Comic Peruano (4) Cómic. (3) comics (9) Conoce tu medio (6) Convenciones (16) Cosplay (235) Descargar Cómic (77) Descargar Cómic/Manga (33) Descargar Manga (35) Descargar Software (5) Descargas (123) Eventos (192) Ganar Dinero (4) Guionismo (21) lo mas odioso del universo (9) Maestros del comic (41) Recomendacion (17) Recomendacion Anime (37) recomendacion comic (21) Recomendación de la semana (4) Recomendacion Manga (18) Recomendacion Manwha (1) reseña (15) Reseña Cine (15) Reseña Literaria (35) Reseña Manhwa (1) Reseña serie gringa (3) Reseña_anime (233) Reseña_Comic (157) Reseña_Gamer (26) reseña_manga (11) Reseña_Película (2) Reseña_TV (6) Reseña. Cine (6) Reseñas (9)

Archivo del Blog

Dicen los neoversianos...