[Reseña Gamer] The Legend of Zelda: Link Between worlds.

Soy un gran fan de los juegos de Zelda como muchos, pero he de admitir que el Skyward Sword no me gusto tanto como a otros por distintas razones, es por eso que el lanzamiento de otro juego de Zelda no me llamo tanto la atención y más porque dijeron que era la continuación de A Link to the Past -sentía que dijeron eso solo para vender- con estos dos motivos se podría decir que solo compré el juego por compromiso de fan. Mi interés era tan bajo que tarde dos semanas en jugarlo desde que salió, cuando antiguos juegos de la franquicia los jugaba el mismo día y por varias horas. Ya sin nada que hacer me dispuse, sin mucho animo, a jugarlo...

¿De qué trata?

La aventura comienza con Link despertándose -ya volvieron eso costumbre- y yendo a trabajar, por suerte esta vez la introducción no es tan larga como en otros juegos -*cof cof* wind waker *cof cof*- incluso el paso a la acción es muy rápido básicamente te dicen: "¿tienes una espada? pues en caliente, a salvar Hyrule". Como siempre sucede en la gran mayoría de estos juegos tienes que rescatar a la princesa Zelda que fue secuestrada por el antagonista en turno: Yuga, un hechicero -si se le puede decir hombre porque su estilo, frases y sonidos que hace al hablar no ayudan a su masculinidad-, que va por Hyrule convirtiendo a personas en pinturas con todo y marco. ¿Tu misión? rescatar a las personas convertidas en cuadros para que al final salves a la princesa, ya saben, lo básico para esto aparecerán dos personajes nuevos que te ayudaran la princesa Hilda y Ravio a quien explicaré más adelante.

Gameplay

Los controles son buenos, te mueves con la D-pad del 3DS y aunque no puedas rodar, Link corre -a mi parecer- un poco más rápido que en anteriores juegos portátiles, los controles son simples y sensibles, no se tiene que decir más pero el único problema que podría mencionar sería a la hora de apuntar pues puede llegar a ser algo impreciso, incluso al poner defensa, no arruina la experiencia pero si te hará maldecir de vez en cuando.

Las armas van desde el arco hasta una vara para levantar la arena en forma de grandes bloques y una rama que crea un torbellino de viento que solo te levanta en línea recta sin dañar a ningún enemigo o poder moverte mientras vas cayendo -no entiendo la razón de las últimas dos- las armas las vas alquilando en tu casa donde un nuevo personaje llamado Ravio abrirá una tienda, él te alquilara las armas por un precio accesible pero si mueres te las quitara todas y tendrás que volver a pagar por ellas, puedes alquilar todas las armas que quieras, incluso puedes alquilarlas todas desde un comienzo. Pueden llegar a preguntarse: "¿si muero constantemente de donde sacare el dinero para alquilar a cada rato las armas?", pues el juego es muy accesible en cuanto a las rupias ya que te las regala casi a morir, súmenle el hecho de que puedes llevar un máximo de 9999 rupias desde el principio -con decirles que cuando llegue al primer templo tenía 700 rupias-, la situación cambia cuando Ravio te dice que empezará a vender las armas por un precio accesible de 800 a 1200 rupias... es en ese momento cuando te das cuenta de porque el juego te daba dinero casi a morir. Todas las armas se pueden mejorar y estas mejoras van desde que el arco dispara tres flechas al mismo tiempo hasta que el martillo y la bomba solo tengan más rango de daño. El uso de todas las armas cuesta cierta cantidad de energía que es representada por una barra morada en un costado de la pantalla y cuando esta se vacía no puedes usarlas.



Cada Zelda tiene algo que lo hace único y diferente a los demás, en este la nueva modalidad que te presenta es la habilidad de pegarte a las paredes convirtiéndote en un dibujo, al principio podría sonar soso pero en realidad es el punto fuerte del juego. El usar esta habilidad tu barra de energía se ira vaciando lentamente, por eso se debe tener en cuenta cuando usas las armas y esta habilidad porque una puede evitar que hagas la otra. Está habilidad la puedes usar siempre y cuando no sobre salga un clavo de la pared, aunque se podría considerar que esta algo limitada en realidad esta bien implementada durante todo el juego.

Pasemos a los templos estos pueden ser o muy bueno o muy chafas, ya que hay algunos que tienen solamente dos pisos y un mapa mediano o pequeño, por suerte, tienes la opción de hacerlos en el orden que quieras, bueno no exactamente, porque hay algunos que te piden algo de algún otro templo para entrar pero son pocos. Los templos siguen con la característica de necesitar de un arma en especifico para poder pasarlos y un punto a favor es que sin importar que lleves todo el arsenal solo utilizaras el arma en especifico para ese templo. Al final de estos te encontraras con un jefe y con estos ocurren lo mismo que algunos pueden ser entretenidos o aburridos y simples, tanto en la forma de vencerlos como en su diseño.

El juego incorpora una nueva modalidad que podría decirse que es el modo online donde dejas una configuración de tu personaje que peleara, con las armas que le hayas puesto, contra otros Links así mismo tu podrás pelear contra otros Links que iras recibiendo a través del StreetPass estos aparecerán en algún lugar de Hyrule (puedes checar su posición en los letreros que están en Kakariko) estos oponentes tendrán la apariencia de Links oscuros y cuando te enfrentes a ellos solo podrás usar los objetos que tengas equipados, si ganas la batalla obtendrás el dinero que este marcado, entre más difícil el oponente más grande es el botín. Lo bueno de este modo es que cuando entras al combate tienes la vida completa y si pierdes o usas un hada no importara porque se te serán devueltas, básicamente no pierdes nada, es solo por diversión. Este modo es divertido y bien logrado aunque a veces los enemigos pueden llegar a ser muy fuertes solo es cuestión que pases un poco más de la historia principal y podrás estar a su altura.


Aspectos narrativos

Hyrule se siente y se ve bien, no hay mucha queja por parte de este, aunque sea el mismo que A Link to the Past con diferencias mínimas, de hecho esto hace que pierda un poco de identidad ya que te da la sensación de estar visitando el mismo reino pero con diferentes gráficos a diferencia de los otros juegos donde la gran mayoría (si no es que todos) se sentían únicos, por suerte tienes la habilidad de alternar entre dos mundos, Hyrule y Lorule, este último si muestra diferencias con el mundo oscuro presentado en A Link to the Past y la forma de llegar es muy accesible, solo tienes que convertirte en dibujo y pasar a través de una grieta que veras repartidas por todo Hyrule y Lorule, incluso tienes el plus de que cuando pasas por una de estas queda señalada en tu mapa. Los mismo acertijos que involucran el mapa se nos presentan, es decir, el tener que alternar entre ambos mundos para poder conseguir algún ítem o seguir con la historia.

La música es la clásica que todos conocemos pero con una que otra tonada nueva como el tema de Yuga .mi favorita personal-. No hay mucho que decir acerca de esta ya que las melodías de Zelda siempre han presentado calidad y este caso no es la excepción, no es sobresaliente pero eso no lo quita lo bueno.

El juego se ve bien para ser un juego de 3DS aunque los cinemas son contados están muy bien hechos y se aprecia el trabajo que se hizo para que el juego se vea decente. Aunque de seguro muchos ya sabemos que no debemos juzgar un juego por sus gráficos -*cof cof* wind waker *cof cof*-.

Conclusión

Puedo decir que este juego tuvo en mí el efecto de Wind Waker, no le tenía mucha confianza hasta que lo jugué. Puedo decir que me devolvió el gusto a esta franquicia que el Skyward Sword me había quitado y no lo digo porque sea el sentimiento de jugar A Link to the Past me refiero a jugar un Zelda en general. Puede que para muchos la dificultad no sea muy optima pero para eso esta el modo héroe, que se desbloquea después de pasarlo por primera vez, y es pasarlo de nuevo pero con enemigo más poderosos -o también podrían hacer el reto de los tres corazones, lo cual si es complicado aún en el modo normal porque hay enemigos que te matarían de un golpe-. Siento que este juego no merece el subtitulo de: "secuela de A Link to the Past", por más semejanzas que tenga con este, debe ser tomado como un juego aparte de la saga porque es divertido y lo único que tienen en común es el mapa. Recomiendo jugarlo ampliamente.
Compartir:
ESCRITO POR Enrique Mozqueda

Enrique Mozqueda se identica como un amante de las buenas historias de cualquier medio. Esta en Neoverso para enfocarse en la sección de videojuegos pero eso no le impide aportar también en las otras áreas. Nos escribe desde México, y puedes leer más de sus artículos aquí; , y contactarlo en su cuenta de Facebook.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...