[Reseña_Anime] Initial D. Extra Stage 2. Un final sin consecuencias.

¿Esperar cinco años?


Tal como la mayoría de los contratos para derechos, luego de la pausa obligada dada por la película de Studio Deen, Initial D 4th Stage comenzó su emisión para Animax durante el 2004. A pesar de ser un impulsor de animación tanto dentro y fuera de Japón, una de las cosas más desagradables que posee esa promotora es que a media temporada recicla sus series. Esto quiere decir que luego de llegar a la mitad de la serie (12 o 13 episodios) se vuelve a transmitir desde el principio para comenzar la siguiente temporada frescos. ¡Maldita sea, como odio eso! Pero la gran ventaja es que poseen el apoyo económico para culminar las series sin el riesgo de quedarse sin presupuesto (y con un final algo desagradable hasta su retransmisión como ha pasado con muchas otras).

Un spin-off singular.

Luego del final su transmisión, el grupo que trajo la Cuarta Etapa aprovechó los derechos para sacar este "entretenido" spin-off. Initial D Extra Stage 2 sale como parte de un paquete de la temporada. De parte del estudio A.C.G.T., bajo la dirección de Tsuneo Tominaga; esta serie fue emitida por completo el 3 de octubre del 2008. Y aunque como spin-off tuvo mucha relación con su anterior, lo que la terminó de salvar y hundir al final es que sirvió para cerrar un arco narrativo que había quedado abierto desde la primera etapa.

Inicio! Spoilers!

Han pasado seis meses desde la pelea contra el equipo Impact Blue de Initial D. Takumi se ha incorporado como parte integral del Proyecto D y ya ha tenido sus primeras competencias en contra de otros corredores por todo Japón (Initial D Fourth Stage). Por su parte, Mako Sato y Sayuki siguen practicando en las colinas de Usui con su Sil-80. Sin embargo, Mako no se puede concentrar adecuadamente. Por su parte, Iketani ha mejorado mucho en su conducción, aunque Takumi resalta que su punto débil es que al emocionarse pierde el control y la conciencia de la pista, atacándola a una gran velocidad y perdiendo el control. Recibiendo el consejo de su amigo, él cambia la llanta derecha de atrás de su carro porque ha perdido tracción y quedan en una amable despedida.

Ojo! Spoilers!

Como parte de la Semana de Oro de Japón (una serie de días festivos que se llevan a cabo durante la primera semana de mayo), específicamente el Memorial Day, Iketani acompaña a su madre a la visita de unos familiares para rezarle a sus antepasados. Debido a una parada técnica de su madre, Iketani tuvo que esperarla en un centro comercial en el camino. Casualmente es uno que frecuentan tanto Mako Sato como Sayuki a las que encuentra casualmente. Luego de disculparse por dejarla plantada hacía seis meses, ella le pide que lo llame para volver a salir juntos. Él acepta y entusiasmado lleva a su madre a su actividad familiar.

Ojo! Spoilers!


Luego de una carrera donde se destaca la enorme habilidad que ha ganado Mako como conductora derrotando a un par de tontos en un Toyota Altezza antes de llegar a la mítica vuelta C-191 de Usui, Iketani y Mako quedan de verse en el mismo rótulo de la infortunada cita anterior. Iketani sale para llegar con dos horas de anticipación, pero un anciano perdido que le pide el favor de llevarlo a un hotel hace que se ausente del lugar. Mako vuelve a llegar al lugar para no ver a Iketani. Desesperado el presiona a su carro para llegar, pero un bache del camino estalla la llanta izquierda trasera de su carro. Por haberle hecho caso a Takumi se ha quedado sin refracción y el destino parece que otra vez le ha dado la espalda (su celular no tiene carga y no encuentra sitio donde llamar).

Ojo! Spoilers!


Cuando ha pasado una hora y media de espera, Mako recibe una llamada de teléfono. Afortunadamente Iketani ha encontrado un teléfono y ella lo recoge. Mientras piensa como expresarle sus sentimientos, Mako le confiesa al muchacho que ha recibido la oportunidad de llevar a cabo una pasantía de un año como corredora profesional en Tokyo. Entendiendo que si se le declara la retendría en contra de su voluntad él se guarda sus sentimientos. Ambos se separan en buenos términos, Sayuki y Mako desbandan su equipo y ambos corren a la posteridad. Al final se da a entender de forma jocosa que los dos jamás vuelven a verse, con la típica consigna de que los corredores no necesitan novia.

Fin! Spoilers!




Bueno, al menos finalizó. Lamentablemente, la obra de Shuichi Shigeno específica con respecto a lo que sucedió a las Ángeles Azules de Usui (literalmente nada). Esta es la razón por la cual los animadores de Pastel como de A.C.G.T pudieron aprovechar la oportunidad para mostrarnos a las preciosas Mako y Sayuki en todo su esplendor (hasta en el baño). Lamentablemente la relación entre Mako e Iketani quedará en veremos para siempre, porque como personaje secundario es una constante en las siguientes etapas de esta obra. Pero lo gracioso es que para romper el corazón del público ellos hacen uso del cuarto muro de una forma jocosa y entretenida, tras formar una expectativa. Aunque no trajo nada nuevo para toda la serie en general, fue un final agradable que cumple con el espectador. Y esto es lo que siempre se busca de una serie. Por cierto, ahí les dejo un confite para los ojos.




Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

1 comment:

  1. jajajaja ver a venir el post y ver que el tema de la pagina era el mismo que le tenia ala mia XD
    http://www.projectotakuscr.com/

    ReplyDelete

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...