Fiction is the lie that tells the truth


Hace poco Neil Gaiman ofreció una conferencia en defensa de las bibliotecas y el verdadero sentido que la ciencia ficción forja en cada uno de nosotros, aquí algunos fragmentos:

Cuando estuve en Nueva York y escuche acerca de la construcción de prisiones –una industria en expansión en USA. Habían descubierto que una medida de predicción fácil y rápida para calcular cuanta tasa de prisioneros albergarían en los próximos años es averiguando que porcentaje de niños entre 10 y 11 no podían leer y ciertamente se referían a leer sin obligación (por placer).

Ciertamente esta correlación no es del todo acertada, uno no puede decir que una sociedad que lee es la que menos criminalidad tiene pero ciertamente hay alguna interrelación. Y pienso que una de ellas, la más simple, viene de algo bien sencillo: personas alfabetizadas leen ficción.

La ficción tiene dos usos, primero es un portal adictivo hacia la lectura, aquello que te impulsa a saber que pasará después, que te impulsa a voltear la página, la necesidad de continuar porque uno de los protagonistas está en problemas y tú tienes que saber cómo acaba… ese es el empuje que te fuerza a aprender nuevas palabras, pensar en nuevas ideas, para que sigas adelante: “Descubrir que la lectura de por si es divertida”.

El segundo uso que la ficción da es construir empatía, cuando vez la tv o una película estas mirando cosas que les pasan a otras personas. La ficción como prosa es algo que construyes con 26 letras y un puñado de signos de puntuación y tú, solamente tú, usando tú imaginación, creas un nuevo mundo que miras por los ojos de otras personas. Tu llegas a sentir lo que les pasa, visitar lugares y mundos que de otra manera no hubieras imaginado. Aprendes que cualquier otro en cualquier lugar es un yo, también. Tú has sido otro y cuando retornes a tu propio mundo, estarás ligeramente distinto.

También descubres al leer algo vital que marcará tu destino en el mundo:

“El mundo no tiene que ser así, las cosas pueden ser distintas.”


Cuando estuve en China en el 2007, en la primera convención de ciencia ficción en su historia, en determinado momento pregunte a un oficial ¿por qué la ciencia ficción había sido prohibida tanto tiempo? ¿Qué los motivo a cambiar de repente?

Es simple, me dijo. Nosotros en China somos brillantes para hacer cosas si otras personas nos dejan los diagramas o planos pero entonces no innovamos y por tanto no inventamos: simplemente no imaginamos. Así que mandamos una delegación a América, hacía sus grandes compañías (Apple, Microsoft, Google…) y descubrimos que aquellos que moldean el futuro, todos ellos habían leído ciencia ficción cuando eran niños.

La ficción puede mostrarnos mundos distintos. Puede llevarte a lugares que nunca conociste y una vez que ha visitado estos mundos nunca estarás del todo contento con el mundo que habitas. El descontento es bueno: las personas descontentas pueden modificar y mejorar sus mundos, dejarlos mejor, dejarlos distintos.

Y ya que estamos en el tema, quiero dedicar unas palabras al escapismo. He escuchado que este término está calificado como negativo que es malo, como si la ficción “escapista” fuera el opio de los tontos y que la única ficción que vale (para adultos o niños) es aquella que refleja lo peor de nuestro mundo y que estamos presos en él.

Si estuvieras atrapado en un lugar horrible, con personas que te traten mal y alguien te ofreciera una puerta de escape temporal, ¿por qué no tomarla? Si la ficción “escapista” es solo eso: una puerta que se abre, te muestra la luz a través de ella, te da un lugar en la que tú tienes el control y estar con personas con las que quieres estar (y los libros son lugares reales, no crean que estén en un error); y más importante, durante tu escape, los libros te dejan conocimiento acerca de su mundo y tus predicamentos, te da armas y una armadura: cosas reales que puedes traer de vuelta a tu prisión. Habilidades y conocimiento y herramientas que puedes usar para escapar de lo real.

Como bien dijo Tolkien, “the only people who inveigh against escape are jailers”.


Y aquí los dejo con esta primera parte, pueden encontrar la transcripción de su conferencia en este enlace. 


Compartir:
ESCRITO POR Alberto Cordova

Escapando de la formalidad de la corbata y buscando compartir esas buenas historias que nos quiten el sueño o nos den dolor de cabeza busca exorcizarlas mediante blogs que son como mensajes de botellas en el vasto mar de la información. Escribo desde Perú y puedes leer más de mis artículos aquí; , o en mi blog Descubriendo Comics y contactarme en mi cuenta de G+.

0 Comentarios:

Post a Comment

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...