The Sky Crawlers. La incongruencia entre Musas.



La primera vez que estuve en contacto con el libro Ender's Game fue en una disertación en el 2004. Durante ese tiempo, el expositor (Warner) estuvo hablando acerca de que existían libros que no podían convertirse en obras en otros géneros y puso de ejemplo esta obra de Orson Scott Card. Aunque no conozco al autor y no he tenido contacto directo con su obra, el tema me llamó la atención porque desde su aparición en 1985 se ha hecho todo lo posible por transformarla en una película de pantalla grande con todo su derecho, o una miniserie de televisión. Pero lamentablemente, la serie no ha podido ser convertida ni editada para cumplir algunos de estos preceptos. No es que nadie lo haya intentado, pero la verdad es que la obra posee una dificultad añadida en la trama que dificulta su tratamiento lineal como es en un medio de exposición de cuadros por minuto. Esto provocó que el autor fuese muy sobreprotector con su obra, la cual no liberó sino hasta el 2003 con mucha razón. Porque conforme ha avanzado la tecnología, los genios del séptimo arte han tenido las armas necesarias para llevar a cabo su visión, pero al mismo tiempo los autores han visto que sus obras pueden o pudieron ser llevadas a cabo con mayor éxito si hubiesen esperado. Este es el caso de Hiroshi Mori, que en un momento de su vida consideró que su obra The Sky Crawlers no podría ser trasladada a la pantalla plana. ¿Pero por qué?


"The Sky Crawlers" es una serie de novelas ligeras que relata las vivencias de un grupo de pilotos en una realidad alterna diferente a la humanidad que vivimos en este momento. Debido al formato en que Hiroshi Mori decidió escribir, la primera novela que le da nombre a la serie es la última en la cronología. Desde el 2001 se han publicado cinco novelas relacionadas con este tema que se extendió hasta el 2008 con bastante éxito en el mercado escrito en japones. El inusual orden cronológico fue dado a propósito, porque el autor tuvo la intención de que esto no fuese significativo en la lectura de su obra. Tal fue su éxito que provocó la aparición de un manga, una película (sobre la cual haré referencia) y un juego de video (el cual comentaré de último).


El mismo Hiroshi Mori tuvo reservas en cuanto a hacer una película o alguna serie de sus novelas. Esto porque aunque la tecnología se encontraba al día para representar las apasionantes batallas aéreas descritas en su obra, no consideraba que hubiese algún autor que pudiese estar a la par de su interpretación de la obra. Por eso cuando se enteró de que Mamoru Oshii (director de las películas de Ghost in the Shell) iba a ser el titular de la obra producida por Production I.G.; él le dio su bendición espiritual y apoyó su producción. ¿Pero, en realidad valía la pena apoyar semejante riesgo?

Ojo! Spoilers!


Nos encontramos en una realidad alterna diferente a la nuestra. La tecnología de los aviones y las batallas aéreas no han cambiado desde la Segunda Guerra Mundial que conocemos (todos los aviones son de helice) pero mucha de la tecnología se encuentra entre finales de los cincuenta y principios de los sesenta. Dos enormes multinacionales, Rostock Corporation en representación de la Unión Europea y Lautern Corporation en representación de América luchan una brutal batalla aérea por un tiempo indefinido sin un ganador aparente. Sin embargo, Lautern posee a un rival invencible, un as de combate aéreo como nadie lo ha visto en la historia, que es conocido solo como "The Teacher" por sus rivales.

Ojo! Spoilers!


Un piloto recién comisionado, Yuichi Kanami que es asignado al área 262. Este se une a su contingente de pilotos y a su renuente comandante, Suito Kusanagi, una desgastada, cínica y desilusionada oficial de combate que se nota por su dialéctica que sus mejores tiempos como piloto de combate pasaron hace mucho tiempo (aunque nadie sabe sobre su habilidad). Luego de una serie de salidas de combate con derribos positivos, al igual que varios encuentros contra la aviación de Lautern, el piloto se va empapando de los rumores, como que la comandante asesinó al oficial que reemplazaba, que la comandante tiene una hija a la que trata como hermana, así como la misteriosa capacidad de la oficial de ingenieros de poder adaptar las naves a las necesidades de los pilotos como si "ya hubiese tratado con ellos".



Ojo! Spoilers!


El derribo del ala de combate Aizu Yudagawa desata los acontecimientos que revelan la verdad de la historia. Rostock Corporation ha logrado un gran avance científico al crear una raza completa de individuos los "Kildren"; seres diseñados geneticamente para copiar su información el uno en el otro, que no envejecen y son técnicamente inmortales. De esta forma, lo que parece ser una serie de pilotos de combate se transforma para la sorpresa (y el gusto de la mayoría) en una pugna psicológica entre los protagonistas para determinar las preguntas básicas que nacen de su existencia. ¿Quienes somos? ¿Por qué estamos con vida? ¿Cuál es nuestro lugar en el mundo? Todos los pilotos de la 262, incluida la comandante Kusanagi son Kildren.



Ojo! Spoilers!


Luego de una misión de bombardeo sobre la corporación Lautern; la comandante Kusanagi se queja de los múltiples problemas que le produce su condición. Su hija pronto la alcanzará y superará en edad en algún momento. Ella explica (en los mejores términos que puede encontrar) su frustración y la de su antiguo amor Jinro Kuita, al cual ella asesinó porque se lo solicitó. También se insinúa que "The Teacher" trabajaba para Rostock y fue el mentor de la comandante Kusanagi, con el cual ella todavía continúa teniendo relaciones.

Ojo! Spoilers!


Luego de evitar dos veces que la comandante Kusanagi sucumba a sus instintos autodestructivos, de darle nuevos propósitos para su vida y de exigirle que luche; Kanami encuentra la oportunidad de una vez por todas de acabar con el Coco. Luego de tropezarse con el J-5 con la marca de leopardo en su banda (el símbolo de "The Teacher") el piloto se enfrasca en una lucha compleja y brutal en su contra. Pero en el respeto de los combates aéreos, este acaba en unos minutos. Lamentablemente para el protagonista, sus habilidades no son suficientes, es derribado y asesinado por el maestro en cuestión de segundos. Su tardanza en regresar a la base confirma su baja, tras lo que sus compañeros regresan a sus labores. Pero en un giro final de la historia; su reemplazo, Isamu Hiragi, que misteriosamente muestra similares manerismos al piloto derribado, se presenta y es recibido de forma cordial por la comandante Kusanagi (símbolo del cambio que el anterior ha gestado en ella).

Fin! Spoilers!


La obra no esta diseñada para cualquier público. Los combates aéreos generados por computadora son impresionantes, con una viveza y una realidad que pocas veces se ha podido imitar en películas (Red Tails como ejemplo) de la actualidad. Pero la trama compleja, llena de una riqueza de matices psicológicos entre los personajes, no es apta para el público acostumbrado a la violencia del Shonen. Pero es una obra de arte, de esto puede hablar perfectamente su nominación al Oscar como mejor película animada del 2008, su presentación en el 65° Festival de Venecia, donde ganó un premio como el Future Film Festival Digital Award y participó en el festival de Toronto del 2008. Esto habla mucho de su director, de la confianza depositada por su autor y la impresionante puesta en escena de la obra.


El juego de Wii, "The Sky Crawlers: Innocent Aces", muestra la historia desde el punto de vista de un piloto de Rostock que se ve envuelto en la trama y formación de los primeros Kildren. Como se llevó a cabo con la colaboración de ambos genios, la serie refuerza el concepto de estos humanos genéticamente preparados, así como sirve como una precuela de la película (el reemplazo de una de las pilotos que pelea junto con el protagonista lo llama "Teacher" con mucho respeto al final del juego). Esto representa un fiel testimonio de la humanidad en que vivimos, así como una crítica velada al capitalismo desmedido que ven todo como un negocio, incluyendo la guerra. Por eso es que quien se enfrenta a la película Sky Crawlers lo deben hacer como cuando uno observa una obra de arte. No es necesario comprenderla, eso se logra con el tiempo, pero para todos los gustos es un gesto imperecedero en el tiempo, una manifestación de sus creadores para el mundo. Por esto es recomendable su vista a todo público. Quedan invitados!
Compartir:
ESCRITO POR Carlos Molina

Carlos Molina, mejor conocido como "S0met", programador de profesión, escritor de deseo. Me gusta escribir, de lo que sea; así como compartir las ideas que rondan por mi cabeza. Disfruto de un buen libro o de un buena anime, pero el comic/manga lo deje por mi bienestar mental en los 90. Me puede encontrar en Facebook o en mis Blogs de la Guerra del Borde Interno y Kindle Promociones.

0 Comentarios:

Post a Comment

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...