El Extraño Talento de Luther Strode

Este es un cómic brutalmente sangriento, quienes los amantes de las tripas se deleitarán viendo volar miembros y entrañas en secuencias de peleas demoledoras. Basado en una secuencia de tropos argumentales reconocidos, se refugia en la comodidad de lo conocido para ofrecernos una nueva versión de una vieja historia, con un arte efectivo y efectista cuando es necesario.
El Extraño Talento de Luther Strode Portada

Autor: Justin Jordan (guión) |Tradd Moore (arte)| Felipe Sobreiro (color) | Steven Finch (tipografía)
Editorial : Image
Publicación:  Miniserie de seis números, inicia en octubre 2011.
Temas: Acoso escolar - Amor joven - Búsqueda de identidad - Familia.

Este es un cómic brutalmente sangriento, quienes los amantes de las tripas se deleitarán viendo volar miembros y entrañas en secuencias de peleas demoledoras. Basado en una secuencia de tropos argumentales reconocidos, se refugia en la comodidad de lo conocido para ofrecernos una nueva versión de una vieja historia, con un arte efectivo y efectista cuando es necesario.


Luther Strode masacra a un grupo de invididuos

Momentos:
  1. El protagonista se presenta en un futuro cercano. en medio de una orgía de sangre y violencia.
  2. Se presenta el contexto familiar y social actual del protagonista.
  3. Los antagonistas misteriosos comienzan a mostrarse.
  4. Luther despierta sus habilidades sobrehumanas.
  5. Los antagonistas se aproximan a la ciudad de Luther.
  6. Luther usa sus habilidades para vengarse del "bullying"

El Extraño Talento de Luther Strode es un cómic que nos relata la dramática transformación que vive su protagonista mientras pasa de ser un friki flacucho a  convertirse en un musculoso especimen con habilidades de asesino.

Luther Strode en entrenamiento.

La familia de Luther esta desintegrada, desde que la figura paterna resulta ser un agresor que lastima a la madre del joven, y que actualmente se encuentra tras las rejas. Luther y Pete son víctimas del abuso de un compañero del instituto, Jacobson, ante lo cual Luther ordena un manual de entrenamiento físico ("El Método Hércules") para volverse fuerte y dejar de ser una víctima.

Como muchas historias que se ubican en el contexto estudiantil de los adolescentes norteamericanos, vemos muchos lugares comunes del género que de tanto repetirse hasta son predecibles, como las escenas amorosas en los pasillos de la secundaria, las luchas de "bola quemada" en las lecciones de Educación Física, y el infaltable bravucón que acosa al protagonista.

Luther desarrolla sentidos sobrehumanos


Aunque no esta convencido en un inicio, sin percatarse de cómo, el entrenamiento comienza despertar algunas habilidades misteriosas, como el poder anticiparse a las posibles acciones que una persona va a realizar. Y más aún, desarrolla una fuerza sobrehumana, acompañada de estallidos de ira violenta. En el trasfondo del relato, se mueve un grupo misterioso de hombres que parece tener las mismas habilidades de Luther y que serán claves para el desarrollo de esta historia.


Los misteriosos enemigos

En el clímax de este primer relato, se pone de manifiesto que Luther no tiene idea del poder que ha despertado y sobre el cual posee un precario control, al golpear de forma brutal a quien fuera el abusador del instituto, preparando el escenario para el subsiguiente enfrentamiento con sus pares poderosos.

Sin grandes pretenciones, este cómic es una lectura perfecta para leer de un tirón, dada su corta extensión y su temática. Así que, a disfrutar del baño de sangre.
Compartir:
ESCRITO POR Bimago del Neoverso

Bimago es un diseñador gráfico de vocación, estudioso de los aspectos literarios y artísticos del noveno arte en sus diferentes expresiones. Amante del arte y la ciencia, puedes seguirlo en Twitter , contactarlo en Facebook y en Google Plus o leer sobre otros temas en su otro blog que publica cuando no esta administrando al Neoverso.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...