A manera introductoria...

Cuando se del proceso creativo, no siempre es tan sencillo el tratar de plantear un nuevo concepto e idea, y más cuando se sabe que cada quien capta la existencia desde su propia perspectiva. Suelen surgir mucha complicaciones y distracciones para algunos de nosotros (aún más si no somos tan devotos como debiéramos) y eso nos puede dejar en un estancamiento mental, un bloqueo artístico, que siempre nos dejará con un sentimiento de inquietud y/o zozobra.

Oh si, todos hemos estado allí en algún momento.

Pero, pese a estas dificultades, al final y al cabo somos capaces de poder brincar toda dificultad presente y así saltar esa barrera (y cualquier otro obstáculo que se nos ponga en frente), para así poder proseguir adelante logras con cualquiera que sea la labor se nos hemos asignado personalmente.

¡El éxito, en todas!

O al menos ese es el plan...

Y es aquí la parte en la que me introduzco ante ustedes. Se me conoce, y me hago llamar Mesías. Soy uno de tos tantos que escribe para el blog Templo Kaori desde sus inicios ya hace seis años, tratando variedad de temas que van desde animación hasta música, pasando por comics, manga, videojuegos, y un largo etc.
Soy alguien que sabe de todo un poco, ¿un "aprendíz de mucho, y maestro en nada" poco tal vez?
En fín, el estimado Bimago me había ofrecido el unirme a Neoverso,la cual acepté encantado, y deseo aprovechar esta oportunidad para poder escribir con mayor regularidad y también para mejorar mis escritos tanto para el Templo Kaori como para Neoverso.

Algún dia... Algún día podré hablar de esto...
Esas son 32 Pretty Cure/Precure por cierto...

Siempre es un largo y duro tramo para todo en la vida, pero la reconpenza al final lo vale. Así que espero poder entretenerlos e informarles en lo que pueda.
Compartir:

0 Comentarios:

Post a Comment

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...