Hablando de: ,

DC cómics y su tradición de tocar temas polémicos

obsidian, pareja gay, comic, green lantern, comics en la sociedad

El beso del superhéroe Alan Scott y su pareja masculina hizo que mucha gente recordara quién era el original Green Lantern. Probablemente seas uno de los que se pregunta cual es el sentido de esta "moda" de estar trayendo por los pelos la hosexualidad a estas historias que nada tienen que ver con ese tema, y mas bien lo que hacen es dañarlo y aumentar la homofobia? ¿Pero qué tiene que ver las historias de superheroés de fantasía con los problemas de las personas con distintos patrones preferenciales sexuales? 

No ha faltado quien vea en esto una movida de mercadeo para llamar la atención sobre el lanzamiento de una nueva cabecera mensual. Si bien es posible, no es para descartar tampoco la valentía de los responsables de este cómic para atreverse a tocar un tema que, en este momento, confronta a la administración del presidente Barack Obama con muchos de sus ciudadanos.

DC comics tiene una tradición en este tipo de polémicas, como ya les voy a comentar.

Los cómics en los temas sociales.

Para empezar, los cómics son hijos de su tiempo, un reflejo de la sociedad que representan. Podríamos tomar otros géneros como mejores ejemplos, pero tocaremos el género más famoso, los superhéroes.

Y especialmente, podemos señalar que las páginas de Green Lantern suelen llevar la bandera cuando se trata de tocar temas que son polémicos. 

En los tiempos del racismo, por ejemplo, mucha gente se quejó cuando DC le dió el título de Linterna Verde a un personaje de piel negra, John Stewart. ¿Acaso no hay suficientes personajes de piel blanca que puedan llevar el anillo? ¿Acaso tratan de arruinar al personaje? Eran preguntas que llegaban en los correos de la época.

Era la época de las luchas por los derechos de la población afrodescendiente y los cómics lo reflejaron. 

Aunque ya existían negros en los cómics, estos usualmente tenían que llevar el título "Black" en el nombre para ser identificados como de dicho grupo social, por ejemplo el personaje de Marvel "Black Panther" que tiene el título de ser el primer personaje de este grupo étnico en tener su propia cabecera. Otros personajes que le siguieron simplemente eran estereotipos del "Tipo Negro Rudo".

También sería llamado Green Lantern para tocar un tema polémico, cuando en las páginas de Green Lantern/Green Arrow #85 revelaban cómo un personaje querido y reconocido como Speedy arrastraba durante mucho tiempo una adicción al consumo de drogas. 

Speedy en su momento era un personaje con exposición en radio y televisión, un ícono de la juventud,  como parte del grupo de superhéroes juveniles los Teen Titans. DC siguió adelante, a pesar de las quejas airadas de muchos de los lectores, y las absurdas declaraciones de quienes afirmaban que este tipo de cómic haría que más jóvenes se interesaran en consumir drogas. Este relato contaría, sorprendentemente, con la aprobación de la Autoridad del Código del Cómic.

Saliendo de las aventuras del caballero esmeralda, no olvidemos como en los albores de la Edad de Oro del cómic, a un personaje que revolucionó el género superheroico: Wonder Woman. La primera mujer que participaba en aventuras al nivel de otros íconos superheroicos, como Superman el creador del género y su contraparte, Batman. Y por derecho propio se convirtió para muchas generaciones de mujeres en la representante de las luchas por los derechos de la mujer.

En la sociedad de los años cuarenta, un personaje que se rebelaba contra la supremacía masculina era un insulto a las buenas costumbres y la moral de la época. Además de que al atreverse a tocar temas polémicos por las preferencias ideológicas de su creador, fácilmente se le acusó de fomentar el fetichismo y la homosexualidad bajo el disfraz de su discurso feminista

No es de extrañar que este personaje fuera tan atacado por grupos cívicos, especialmente por el movimiento liderado por el psiquiatra Fredric Wertham, autor del libro Seduction of the Innocent (La seducción de los inocentes). Éste se opuso a este tipo de material en los cómics, argumentando que era dañino para los niños que constituían una gran parte de los lectores y culpando a éstos del incremento en la delincuencia.

El triunfo de este movimiento desembocó en la creación del ''Comics Code Authority'' (Autoridad del Código de Cómics, o CCA por sus sigla en inglés) y la caída del noveno arte en un vacío artístico y argumental del que le tomó varias décadas sobreponerse.

Los ejemplos anteriores nos llevan al tema de actualidad. Ahora espero que les quede claro que el que la lucha por la reivindicación de los ciudadanos homosexuales no es un "tema de moda" en el cómic, sino el reflejo de una realidad social a la que le ha llegado su momento, tal como antes llegara a pasar con el tema del racismo y los derechos de la mujer.

¿Es Alan Scott el primer superhéroe gay de DC cómics?

La respuesta no puede ser otra: no. Si bien, al menos podríamos decir que es el primer personaje de primera línea (y podríamos marcar este título entre comillas) que tiene esta identidad sexual, ya hay otros personajes que se adelantaron por muchos años.
 
Por ejemplo, Todd Rice, quien en la etapa anterior al reinicio del universo DC era hijo de Alan Scott y más conocido como el superhéroe (y algunas veces villano) Obsidian. Como personaje, fue parte importante del grupo de superhéroes Infinity Inc, el equivalente a los Teen Titans en el universo Tierra-2. 

Tras descubrir su identidad homosexual en el cómic Manhunter #18 (Marzo 2006) mantuvo una larga relación con  Damon Matthews. El caso de Obsidian es más llamativo que el de su padre, ya que estuvo mejor preparado. 

Durante tiempo se especuló sobre la identidad sexual de Todd, debido a sus complejas dificultades para establecer relaciones afectivas con mujeres, y su descubrimiento de su identidad sexual fue más progresivo. Esta seria, hasta donde conozco, la primer pareja gay de DC cómics.

Evidentemente, este cambio provocó airadas reacciones entre muchos lectores, quienes habían conocido a Obsidian a medida que seguía los pasos de su padre en el camino del héroe, y lo acompañaron mientras se curaba de la enfermedad mental que heredó de su madre. Obsidian es un perfecto ejemplo de cómo la identidad sexual de un personaje no lo define necesariamente, sino que simplemente es un complemento más de su personalidad.

Luego tenemos el caso de otro personaje polémico, Batwoman quien fuera creada en Detective Comics #233 (1956) como un interés romántico para Batman, en la época cuando el caballero oscuro era acusado de ser homosexual (era la época del Código del Cómic). Irónicamente regresa como lesbiana, tras los eventos del megaevento Crisis Infinita (2005), Kathe Kane vuelve a la continuidad en las páginas de la maxi-serie 52 (2006) como la vigilante que suplanta al cruzado encapotado durante el año sabático que este toma.

Kathe vive su identidad sexual de forma agresiva, de acuerdo con su personalidad directa y confrontativa. No duda para vestirse de smoking en una fiesta de alta clase para escandalizar a las damas de sociedad (aunque seamos sinceros, con el dinero que tiene puede hacer lo que le venga en gana). 

lesbiana, kathe kane, gay, comic, dc, batman, batwoman, baile
 
Sin embargo, aunque frecuenta fiestas y discotecas nocturnas, todo es una pantalla para ocultar su cruzada como vigilante y no tiene tiempo para relaciones románticas. Además de que, los traumas que arrastra de su infancia al ver asesinadas a su madre y hermana gemela, le imposibilitan desarrollar lazos afectivos. En fin, casi que es la contraparte perfecta de Bruce Wayne en versión femenina.

Batwoman cuenta con una galería propia de villanos, sus propias motivaciones y metas. A pesar de los paralelismos obvios con Batman, sus historias rara vez se cruzan, y bien sea dicho, perfectamente puede existir sin la necesidad de que exista el caballero oscuro. El ser gay es solamente otro elemento de su identidad como personaje, no su característica principal.

También podemos citar el caso del grupo juvenil más famoso de DC: los Teen Titans. Aunque muchos especularon de la identidad sexual de Jericho, el primer titán en declararse gay fue Hero Cruz en Superboy and the Ravers #13 (1997), si  bien, Hero no fue nunca un personaje de primera línea. Recientemente tenemos el caso del Bunker, el joven héroe creado tras el reinicio del universo DC en  The New 52. 

Bunker, superheroe gay de Teen Titans


Miguel Jose Barragan es un joven mexicano que posee el poder metahumano de crear campos de fuerza que protegen su cuerpo como si fueran bloques. De personalidad alegre y alto sentido de la moda, no por ello deja de ser un fiero combatiente cuando llega el momento. Aunque, por el contrario, al haberse creado hace poco no ha tenido mucho desarrollo del personaje aún, por lo que de momento se puede decir que en muchos aspectos, cae dentro del esterotipo gay. Habrá que esperar a ver cómo evoluciona.

Y podríamos hablar de otros personajes añadidos a la continuidad DC desde el universo Wildstorm, como la pareja homosexual Apolo y Midnighter o la hechicera bisexual Voodoo. No obstante, me parece que el argumento queda suficientemente desarrollado.

La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia si.

El que los cómics muestren personajes homosexuales en roles positivos es una señal de que la sociedad actual ha progresado lo suficiente para aceptar este tipo de representaciones, aunque sea a regañadientes en el caso de las personas homofóbicas.  Leer este tipo de material jamás va a incitar a nadie a cambiar su identidad sexual, y mas bien si ayudará a terminar con la ignorancia de muchos que ven como monstruos o enfermos a este tipo de personas. A terminar con la homofobia.  

La homosexualidad no es una enfermedad, en cambio la homofobia sí lo es. Pasa igual como cuando los negros y las mujeres lucharon por el cambio social, las personas invocan al miedo como conjuro para desestimar su lucha. "Si publican historias así, muchos niños van a crecer confundidos" dicen. Triste y paradójicamente, los que están confundidos son los adultos que piensan así.
ESCRITO POR Bimago del Neoverso

Bimago es un diseñador gráfico de vocación, estudioso de los aspectos literarios y artísticos del noveno arte en sus diferentes expresiones. Amante del arte y la ciencia, puedes seguirlo en Twitter , contactarlo en Facebook y en Google Plus o leer sobre otros temas en su otro blog que publica cuando no esta administrando al Neoverso.

© 2013 iPRESS. All rights resevered. Designed by Templateism