El planeta de Kaio-sama en realidad nunca fue un planeta.


Una de las cosas que nos deleitan como frikis es el hecho de poner la mente a imaginarse como serian los objetos de nuestras fantasías si fueran materializados en la realidad, ¿me equivoco?

Gracias al inestimable aporte de Carlos hoy aprendí que el famoso planeta del  Kaio-Sama (dios de la galaxia del norte en el animé Dragon Ball Z) en realidad nunca fue un planeta. Todo lo contrario, como lo demuestra claramente en su blog Joven pero con las ideas claras este cuerpo celestial en realidad debia tratarse del fragmento desprendido de una estrella enana negra.

¿Cómo llega Carlos a esta conclusión? Fácilmente explicado en su blog (link aquí por si no pillaste antes) al llegar Gokú a dicho planetoide, le es explicado que su gravedad es 10 veces mayor a la de la Tierra. Por tanto, siguiendo las leyes de física y con unos simples cálculos que puede realizar cualquiera, se demuestra esta conclusión.

¿O quién sabe? A la de menos algún lector encuentre una mejor explicación, pero de momento me he divertido ejercitando el cerebro un rato.

Vía: Divoblogger, Joven, pero con las ideas claras
Compartir:
ESCRITO POR Bimago del Neoverso

Bimago es un diseñador gráfico de vocación, estudioso de los aspectos literarios y artísticos del noveno arte en sus diferentes expresiones. Amante del arte y la ciencia, puedes seguirlo en Twitter , contactarlo en Facebook y en Google Plus o leer sobre otros temas en su otro blog que publica cuando no esta administrando al Neoverso.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...