8vo Combate - Baron Samedi vrs Susano-O

Octavo combate del 4to Torneo MAB. En esta ocasión se enfrentan las deidades, el Barón Samedi y Susano-o

 CS-Óscar nos presenta al Barón Samedi, un Loa del Vudú, deidad de la muerte aunque también se le atribuyen poderes en la resurrección y sexo. Vicioso y caprichoso, gusta del ron y los cigarros, capaz de curar cualquier enfermedad y resucitar a los muertos o bien convertirlos en zombies, su principal función es la de llevar a los muertos al Guinee (mundo de los muertos) y aceptarlos en el mismo. A como puede devolver almas al mundo de los vivos, las puede traer prematuramente al Guinee.

Además a diferencia de otras deidades, el busca a mujeres con mayor experiencia sexual por lo cual se le ve en compañía de prostituas en ves de vírgenes como prefieren otros dioses.


Argen  presenta a Susano-O,  hermano de Amaterasu, la diosa del Sol y de Tsukiyomi, el dios de la noche. Este dios se califica a veces de brutal y a veces de considerado. El Kojiki y el Nihonshoki tienen escrita su legendaria represión de un monstruo de serpiente llamada Yamata-no-Orochi, en el país de Izumo. Ambos
libros lo describen como un antecesor del linaje imperial. En contraste, algunos folclores lo consideran como un dios nativo o un cabeza de un pueblo de Izumo.



Puedes seguir de cerca el desarrollo de este combate en nuestro foro Neoverso.Superforo.Net.
Compartir:
ESCRITO POR Bimago del Neoverso

Bimago es un diseñador gráfico de vocación, estudioso de los aspectos literarios y artísticos del noveno arte en sus diferentes expresiones. Amante del arte y la ciencia, puedes seguirlo en Twitter , contactarlo en Facebook y en Google Plus o leer sobre otros temas en su otro blog que publica cuando no esta administrando al Neoverso.

0 Comentarios:

Post a Comment

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...