El Zarpe, nueva propuesta de comic costarricense.


Hacia rato que no me complacia tanto escribir una entrada dedicada a la actualidad del cómic costarricense. Tal pareciera que finalmente la "fiebre del manga" esta acabando entre los artistas ticos, de modo que cada vez es más común encontrar propuestas con estilo propio. Tal es el caso del colectivo de cómic costarricense del que voy a hablar, llamado "El Zarpe".

Un "zarpe" en la jerga costarricense, es el último trago apresurado que se bebe antes de dejar una fiesta. Con este concepto tan típicamente tico, un grupo de estudiantes de Artes Plásticas decidió un día que querían mostrar su talento a través del  noveno arte, así que crearon esta revista. En ella,  se sigue el formato de  relatos cortos autoconclusivos (el cual, insisto, es el formato más adecuado para el mercado tico) donde explotan su capacidad narrativa con historias con todo tipo de argumento, desde ciencia ficción, terror o romance, etc.

Antes de mostrarles el adelanto obligatorio, nada más me queda felicitar a estos chicos por el magnífico trabajo que hacen y pedirles a todos nuestros lectores que no dejen de visitar su blog elzarpecomic.blogspot.com para apoyarles (y compren su cómic por supuesto) y recordarles que pueden seguir las actividades de este colectivo en el Facebook también.

Mil gracias al compa David Agüero por avisarnos de este tema. 


Compartir:
ESCRITO POR Bimago del Neoverso

Bimago es un diseñador gráfico de vocación, estudioso de los aspectos literarios y artísticos del noveno arte en sus diferentes expresiones. Amante del arte y la ciencia, puedes seguirlo en Twitter , contactarlo en Facebook y en Google Plus o leer sobre otros temas en su otro blog que publica cuando no esta administrando al Neoverso.

0 Comentarios:

Post a Comment

Si tienes una opinión al respecto, este es el lugar para expresarla.

Recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail

Labels

Blog Archive

Articulo Destacado

[Top] Lo mejor de octubre del 2016

Se que ustedes las conocen, cochinillos. No se hagan los inocentes. A diferencia de otros octubres, este mes no fue sólo de sustos ni...